Alfa y Omega, Rollo La Divina Revelación de Dios

Alfa y Omega

Se nace buscando la Verdad; la Revelación esperada por siglos y siglos, llegó por sorpresa a la Tierra. 

Descargue Gratis los LIBROS en PDF de la Doctrina de la Ciencia Celeste.

Alfa y Omega Rollos

Alfa y Omega

Es el Autor de la Nueva Revelación. Significa Principio y Fin; el Primero y el Último. Apocalipsis 1,8

Se inicia un Nuevo Mundo con los 10 Mandamientos.

Siga el Podcast y escuche la lectura de los primeros Rollos en plataformas como Spotify, Apple y Anchor

https://anchor.fm/alfayomega

Alfa y Omega, Rollo La Divina Revelación de Dios
Alfa y Omega, Rollo La Divina Revelación de Dios

Libros en ePUB

Con un Click descargue el Libro Gratis en formato ePUB y luego añada a su Biblioteca en cualquier Lector de Libros Digitales.

Nueva Doctrina Planetaria

1. Los grandes cambios de la humanidad, siempre son precedidos por una Nueva Doctrina revelada.

Revela el Padre Eterno en los Rollos del Cordero:

Escribe ALFA Y OMEGA.-

Las divinas Escrituras toman diferentes nombres según las épocas; en el mundo antiguo se llamaron Ley Mosáica; Doctrina Cristiana; y ahora la Doctrina del Cordero de Dios; que corresponde al Gran Consolador anunciado por mi divino Hijo Primogénito; y esta Tercera Doctrina es la que reinará en la Tierra; y transformará sus costumbres; esto lo dije en la divina parábola que dice: La Tierra pasará; más mis Palabras no pasarán; porque ellas reinarán en la Tierra hasta la consumación de los siglos; y quiere decir que ninguna filosofía de concepción humana queda.-

La justicia divina está en todas partes; está latente y presente; y cuando se hace presente, nace una nueva Doctrina; que cambia las costumbres del planeta;; así ocurrió en el pasado de la Tierra; cuando el Creador del Universo, mandó a un microscópico planeta llamado Tierra, la Ley Mosáica y la Ley Cristiana; ahora les envía la Doctrina del Cordero de Dios; que también será llamada Ciencia Celeste; y corresponde a la divina promesa hecha por el Hijo Primogénito Solar Cristo: Y os enviaré un divino Consolador; quiso decir: Os enviaré una nueva Doctrina; de acuerdo a vuestro futuro evolutivo.-

Y es así que su Hijo Primogénito Solar Cristo, pidió ser el Primer Revolucionario en vuestro planeta; pidió ser el primer luchador contra toda injusticia; las jerarquías mayores llamadas padres solares, por lo general encabezan las grandes Doctrinas; que transforman las costumbres de los habitantes de todos los mundos; tal fue la misión de la Ley Mosáica y de la Doctrina Cristiana; que suavizaron costumbres bárbaras propias de vuestra imperfecta evolución; nadie puede negar que así fué; pues estáis viviendo en la transformación; sois actores vivientes de ella; en el Reino de los Cielos; conocisteis a los profetas; que os seguirían a la prueba de la vida; conversasteis con ellos; y también visteis a mi Hijo Primogénito; todo lo visteis; antes que se os impusiera el olvido de vuestro pasado; sólo quedasteis con el recuerdo de vuestras pasadas acciones en vuestro propio planeta.-

Toda filosofía que antes de crearse, que no fue meditada según mis divinos Mandamientos, de raíz serán arrancadas; la evolución humana prosigue; sin la presencia de los demonios violadores; el llorar y crujir de dientes traerá consigo la caída de un mundo y sus costumbres; así como en el pasado de la Tierra, la Ley Mosaica trajo un cambio en la espiritualidad de esa época bárbara y la siguió el Cristianismo con sus nuevas transformaciones en el pensar humano; la tercera Doctrina, es la Ciencia Celeste; Doctrina del Cordero de Dios; la humildad viviente aplastará a toda filosofía de fuerza; la fuerza no debería estar ya en la Tierra; tuvo sus épocas; desde el mismo momento en que la criatura humana conoció mis divinos Mandamientos, no debió cultivar ni probar filosofías de fuerza.-

La inocencia propia de la niñez, es la única que os conduce al Reino de los Cielos; esto significa que a partir de los doce años, se empieza a descontar el puntaje celestial por segundo de vida vivido; esta ley es para toda la generación a partir del cristianismo mismo; no es para el mundo antiguo; el mundo antiguo fue juzgado por la Ley Mosáica; el mundo contemporáneo, por la Doctrina del Cordero de Dios; la Justicia del Padre es la misma; tanto arriba como abajo; es la misma Justicia que juzgó a los malditos dioses faraones; a Sodoma y Gomorra; a la civilización de la Atlántida; y a muchas más que datan de antes de la llegada de las criaturas galácticas faraónicas; el mundo desconoce la mayor parte de su historia.-