Seleccionar página

DIVINO CÁLCULO NUMÉRICO SOLAR CONQUE SE CONSTRUYEN LOS PLATILLOS VOLADORES; COMO SURGE EL METAL PLATEADO; LOS SOLES MATERIALIZAN SUS INDIVIDUALIDADES.- 

Sí hijito; las Naves Plateadas son producto de un cálculo mental-solar; este cálculo se hace por mayor o menor conocimiento; cada mente solar está compuesta por infinitas líneas solares; todas coinciden en un sólo punto; creando así el punto-molécula por sección cuadrada; esta sección cuadrada está compuesta por un trillón de trillones de trillones de divinos querubínes mentales-solares; es un cuadrado materializado a una velocidad instantánea; este cuadrado posee trillones de moléculas de otras dimensiones; es un microcosmo dentro de otros microscosmos; el punto-molécula queda saturado por todas las vibraciones vividas por los padres solares; es la sal del conocimiento solar; esta saturación es reencarnación de alianzas entre las moléculas del espíritu y la materia; el choque de ambas en forma de líneas magnéticas, produce una materia plateada; el color plateado es la eterna influencia de la leche que cada criatura absorve en cada exsistencia; el punto-molécula es tan microscópico, que se vé a la nave saliendo de lo invisible a lo visible; no exsiste ni exsistirá instrumento terrestre alguno que pueda ver tal maravilla; hay que nacer de nuevo y poseer una ciencia más evolucionada para lograrlo; el punto-molécula también es conocido en el Reino de los Cielos, como punto geométrico solar; he aquí la causa eterna de todas las geometrías; son geometrías vivientes que se expanden creando infinitos mundos con ellas; el cálculo numérico se efectúa por magnetismo amoroso expansivo; un padre solar no necesita esforzarse en su cálculo mental; todo cálculo solar se produce por ley consecutiva; un puntito mental arrastra al que le antecede; la mente solar está compuesta también por puntitos; son microscópicos soles de la sabiduría, y según la jerarquía de cada sol, sus puntitos penetran en mayor ó menor proporción, en el microcosmo y el Macrocosmo; cada mente solar recorre lo que está subordinado a su poder magnético; puede recorrer también lo que no conoce; lo que constituye a pedir nuevos conocimientos en el Reino de los Cielos; nada se hace sin el permiso del Padre; tanto arriba como abajo, el poder mental de las lumbreras solares, es poder de fuego viviente; eternamente subordinados al divino fuego del Padre Jehova; los fuegos menores viven y se expanden alrededor del fuego mayor; que también pasó la experiencia de ser menor; ser chiquitito y humilde; y llegar a ser el más grande en el Reino de los Cielos.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Este dibujo celeste enseña como entran los fluídos solares en la construcción de un platillo volador; los fluídos solares son fuerzas magnéticas que en su propio calor llevan las ondas vibratorias de las que nace la materia; en los fluídos solares están todos los movimientos que tienen los planetas; entre otros la rotación y la traslación; lo de arriba es igual a lo de abajo; el principio de todos los movimientos que tiene un planeta, se inicia en el mismo instante en que éste surge como una microscópica chispita de los soles; todo movimiento es en su nacimiento principio de fuego; nace como temperatura; que se vá solidifícando junto con la materia del planeta; cuando se construye un platillo volador ocurre lo mismo; lo de arriba es igual a lo de abajo; las líneas magnéticas representadas por líneas negras punteadas penetran en medio de una caloría colosal, en un puntito hecho vacío; este puntito es un acuerdo entre infinitos soles que participan en la construcción del platillo; es una divina alianza donde deben encontrarse los fluídos mentales; el puntito hecho vacío también lo es; es una divina alianza entre los querubínes de la nada y los querubínes de las materializaciones; sí ellos no están de acuerdo, no se construye nada; se escoge otro puntito de vacío en el inmenso espacio; poseen como el infinito mismo, jerarquías; la construcción de éstas naves asemejan enormes bolas de fuego que se asimilan a todos los soles; exsistiendo entre la nave y los soles, un comunismo amoroso; la nave está en los soles y los soles en la nave; el todo sobre el todo; la trinidad solar está materializada en una nave celeste que será eterna y preexsístente a los mismos mundos materiales; porque fué construída por divinas criaturas cuyo magnetismo es tan inmenso, como inmenso es un sol; como inmenso es la forma viviente que poseen; las dimensiones de estas naves son sencillamente aterradoras para las proporciones humanas; causarían tal pavor, si el mundo las viera, que éste se paralizaría; en su naturaleza y en sus criaturas; porque los tres son de fuego; los platillos, el planeta y las criaturas; todos tienen un mismo orígen; materia y espíritu son salidos de una misma causa y manifestados en diferentes libres albedríos; toda forma geométrica posee libre albedrío viviente; y las naturalezas de los planetas, son criaturas geométricas; cuyos elementos fueron creados con las mismas leyes, conque se construyen los platillos voladores; lo de arriba es igual a lo de abajo; es por eso que estas naves perturban las atmósferas de los planetas; es la jerarquía magnética la que se revela; los vehículos terrestres sienten la presencia de algo superior; sus moléculas dentro de sus leyes mismas, se sienten impotentes ante otra atracción que es familiar; magnetismo viviente hecho ley física, reconoce a magnetismo viviente, venido de lejanas galaxias; es esta la única causa por la que se apagan los focos de luz y se detienen los motores de los vehículos terrestres; y cuando las naves plateadas se alejan, vuelven a funcionar; sus moléculas vuelven a su propia realidad; vuelven a su presente; vuelven a cumplir las leyes de su presente reencarnación; a su presente nacimiento; porque nacer de nuevo y reencarnar, son una misma cosa; una ley puede expresarse de muchas formas; y no deja de ser la misma ley; así como vosotros tenéis millones y millones de individualidades y sóis siempre los mismos humanos; interpretáis en infinitas formas y según vuestro pensar y evolución, al mundo ó universo que os rodea; y no deja de ser un mismo mundo y un mismo universo; la construcción de los platillos voladores cumple la misma ley; porque así como vosotros les llamáis objetos voladores no identificados, así también, en lejanos mundos les tienen sus nombres; y según las ciencias y las evoluciones, son conocidas ó desconocidas; cuando los mundos son mundos infantes, sus tamaños son pequeños; y cuando recién nace la chispita inicial del futuro planeta, es un mundo bebé; porque hay que ser primero chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; llegar a ser un colosal planeta; tal como una criatura que siendo ó principiando como bebé, aspira a llegar a ser también grande; llegar a ser adulto; porque la misma ley de crecimiento y desarrollo, es igual tanto para el espíritu como para la materia; los platillos voladores nacen también bebés; pues los fluídos solares poseen también infancia; y la infancia tiene sus derechos; más aún; la infancia es la primera en el Reino de los Cielos; porque es la más pura en su pensar; las leyes solares son igualitarias en eterna expansión relativa; tal como lo son las individualidades humanas; nunca se igualan en sus pensares mientras vivan la relatividad espíritual y material; todo tiene su tiempo; principio y fín son eternos y relativos; la construcción de los platillos voladores igual; más, por sus jerarquías poseen eternidad dentro de la eternidad; son creadores de eternidades; y toda eternidad está subordinada al Padre; en el cálculo matemático que entra en la creación de un platillo volador, es ley mental; allí no se necesita de símbolos; aunque pueden tenerlos; por lo general las jerarquías poco elevadas, hacen uso de ellas; las matemáticas mentales son ciencias de fuego solar; con ellas el divino Padre crea los universos; la transmisión y divinas órdenes es por telepatía universal; la misma telepatía del Padre, es simultánea a la creación; que es expansiva y subordinada al pensar del Padre; se enseñó al mundo, que el Creador es infinito; recién ahora empezará el mundo a comprender ese infinito en el Padre; cuando vaya comprendiendo por intelectualidad como se hicieron las cosas; que es lo que sucedió y aún sucede; que es lo que ocurre en la lejanía del universo; escenas jamás dadas a conocer; de donde yo soy, ustedes no pueden ir; he aquí las divinas palabras de mi Hijo Primogénito; se refería a la vida del Macrocosmo; dónde todo es gigantesco y colosal; se refería al lugar de donde fuísteis creados; y a donde volveréis; es el mundo celestial; donde todo exsiste; siendo la historia de la Tierra una de las infinitas que han habido, hay y habrán; todas las historias de los mundos, terminan en el mismo lugar donde se crearon; en el Reino de los Cielos; cada lugar en que ocurre una historia planetaria, es un puntito viviente flotando en el espacio; porque cada planeta por gigantesco que sea, es un puntito mirado desde el Reino de los Cielos; desde el Macrocosmo; nadie es mayor sino el Padre; la Tierra es un mundo casi desconocido en el Reino; allí toda importancia venga del mundo de donde venga, desaparece; tal es la grandeza del Reino de los Cielos; la construcción de los platillos voladores, se efectúan en todos los soles; son los vehículos más conocidos del universo; pues no exsiste mundo, en que estas naves no hayan intervenido; partiendo desde el nacimiento mismo; pues los platillos voladores los traen a la vida material; ellos transportan las chispitas de los futuros planetas; las cuidan y las protegen en sus infinitos peregrinajes por el cosmos; porque así es el libre albedrío; con las naves plateadas ocurre algo parecido; empiezan por ser microscópicas y terminan siendo como el universo mismo; esta ley no es absoluta; porque todo exsiste en la creación del Padre Jehova; según las jerarquías solares, hay constructores de naves, que las crean de tamaño como el Universo mismo; ¡Y son naves bebés! La divina creación es un eterno crecimiento; en que cada espíritu vá creándose así mismo; vá expandiéndose más y más; paralelo a sus exsistencias; y mientras más se nace, más grande se es; no teniendo límites en toda la eternidad; es por eso que el espíritu mismo no intuye límite alguno; y se cree intuirlo, es producto de la ignorancia y de la de ser un espíritu nuevo; que nada sabe de la vida universal; en realidad no sabrá nunca; pues el infinito es primero que toda criatura pensante; y ninguna lo sobrepasa; sólo el Padre puede; pues él a creado el infinito; los platillos voladores poseen eternidad individual; una eternidad dentro de infinitas otras; y ellas hacen alianzas para penetrar en universos desconocidos; que no pertenecen a los tiempos por ellos vividos; y es así que en regiones del espacio y el tiempo, se inician pavorosas guerras entre naves desconocidas; cuyas armas es el más puro magnetismo solar; puede extrañar que estas criaturas siendo ángeles de sabiduría solar, tengan guerras; escrito está que de todo hay en el rebaño universal; el mismo satanás conocido en la Tierra es uno de ellos; más, satanás de las tinieblas es microscópico; y termina por desaparecer ante otras jerarquías demoníacas; que le desprecian porque lo encuentran aún con algo de luz; porque el fruto maldito de todo demonio, es el desprecio; el de la luz es el amor; exsisten demonios como la mente puede imaginar; porque no exsiste el límite en nada en la creación del Padre; los demonios también crean platillos voladores; tal como los hombres; que siendo pecadores y violadores de la ley del padre, construyen maravillosas máquinas; dentro de sus propias leyes; el divino Padre deja en libre albedrío al bién y al mal; porque ambos son probados en sus intenciones y filosofías; el mal nace de las criaturas; y no del Creador; es lo mismo que hacer una obra y a la vez destruirla; crear y destruir; eso no es perfección; es prueba demoníaca; es una filosofía que la crea el mismo destructor; no es ley divina; es ley planetaria; y pertenece a las primeras fases del aprendizaje de un espíritu; que pidió probar la experiencia de la destrucción, porque le era desconocida; y se le concedió; pues todo espíritu nace inocente; nadie nace con filosofía mala; al concedercele tal pedido, se le advierte que ese camino a nada conduce; que más le vale desconocer tal filosofía; más, los espíritus insisten; porque tienen libre albedrío; y el divino Padre todo concede; nada le es imposible; y es así que los espíritus con pedidos de pruebas opuestos, se encuentran en los mundos que pidieron; las pruebas son tan infinitas, como las individualidades que todos conocéis; las pruebas poseen libre albedrío; y las individualidades también; pero, no es el mismo libre albedrío; son diferentes; es por eso que el espíritu escoge entre el bién y el mal; elige un libre albedrío en cada instante de vida; todo libre albedrío sea bueno ó malo, se traduce en una intención; y toda intención genera una idea; y toda idea una determinación; las determinaciones de los seres humanos, son microscópicas en el presente que viven; y son infinitas en el espacio; pues así como los cuerpos celestes viajan por el espacio, así las ideas humanas también viajan; son como las conocidas ondas de radio; cuya frecuencia es tan microscópica, que ninguna ciencia humana podrá crear instrumento alguno, para verlas; sólo el Primogénito Solar Cristo puede; pues de sus fluídos solares, nació la chispita de la que es ahora la Tierra; es por eso que mi divino hijo lee las mentes; pues conversa con las ideas; que ven en él a su padre solar; y lo que es del hijo es del Padre; y lo del Padre es del hijo; es un divino entendimiento entre trinidad hijo y trinidad Padre; este mutuo y amoroso entendimiento, lo enseñan mis divinos Mandamientos; en la medida del entendimiento humano; los Mandamientos es palabra viviente del que os dió la vida; los Mandamientos fueron dados para todos; ellos son los únicos que pueden unificar al mundo; mis divinos Mandamientos no dividen al mundo; las llamadas religiones hacen lo contrario; dividen la fé del rebaño; desconciertan a mis hijos; y deben pagar la deuda; sólo satanás se divide así mismo; las morales religiosas, son morales dentro de la inmoralidad; y serán juzjadas por los divinos Mandamientos; yo pregunto a los creadores de rocas religiosas: ¿Por qué os empeñáis en propagar la división entre mis hijos? ¿no sabéis demonios que sólo exsiste un sólo Dios nomás? ¿una sola verdad? ciertamente que lo sabéis; pero no le habéis dado la mayor importancia; llorar y crujir de dientes os espera demonios de la creencia egoísta; es por esto que mi Hijo Primogénito, adelantándose al tiempo y al espacio, os dijo: sobre esta roca construiré mi iglesia; quiso decir en otras palabras lo siguiente: sobre esta roca de egoísmo humano, os probaré; porque todo espíritu es probado por mi divino Padre; la trinidad está en todas las cosas y en todas partes; todo lo vé; y es así que mi divino hijo transportó su mente al futuro de la humanidad; en el mismo instante en que decía; sobre esta roca construiré mi iglesia; ¿Y que vió en el futuro de la humanidad? vió todas las violaciones de los ciegos guías de ciegos; vió como al principio del cristianismo, mandaban a sus hijos, a las hogueras; vió como surgía la adoración material; vió como se perseguía a grandes pensadores; mensajeros celestes enviados por el Padre; con el único propósito de hacerles ver el error en que estaban; vió el hermetismo de los que se autodenominan Papas de la iglesia; vió como bendecían al demonio; a las armas conque se matan mis hijos; sabiendo la roca que mi Mandamiento ordena no matar; vió como se comerciaba con la fé de los hijos; vió como el planeta se llenaba de templos lujosos; de donde sale la moral inmoral y la hipocrecía; vió como sus representantes coronaban a reyes; sabiendo la roca que sólo exsiste un Rey de reyes; que es el divino Padre; el único que dá y quita la vida; y los reyes son del mundo celeste; a los demonios se les llama espíritu-rey; mis divinos Mandamientos no mandan hacerse reyes; ellos mandan ser humildes; vió la falsedad en los templos; vió como los hombres viendo esta falsedad, buscaban la verdad por otros caminos; vió como surgían otras tantas rocas religiosas; vió la perpetuidad de la división del rebaño; todo esto lo vió; y aún así, les dió oportunidad; porque prefirió cumplir con la ley del Padre; de que todo espíritu es probado en la vida; el único templo agradable al Padre, es el templo del trabajo; es el único templo que jamás se reduce a polvo; los demás templos sí que se vuelven polvo; porque pasarán al olvido en la evolución humana; porque todo árbol que no plantó el divino Padre, de raíz será arrancado; esta divina advertencia se refiere a la moral, de los que crean doctrinas; filosofías; y toda filosofía que viole aunque sea en forma microscópica, mis divinos Mandamientos, de raíz será arrancada; las llamadas religiones son esos árboles; las religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; donde todo es amor y unidad desinteresada; allí no se conoce lo privado; se desconoce la palabra: esto es mío; porque esa filosofía mezquina surgió en un lejano y microscópico planeta llamado Tierra; surgió de un grupo de demonios ambiciosos al grado tal, de olvidarse de los divinos mandatos del padre; estos demonios ambiciosos, prometieron en el Reino de los Cielos, controlar sus impulsos egoístas; porque en lejanos mundos crearon también dolor y miseria; el espíritu necesita muchas exsistencias para desprenderse de sus propias imperfecciones; los llamados ricos del mundo, al igual que las religiones, son desconocidos en el Reino de los Cielos; escrito fué: es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; porque la riqueza no es la perfección; es el atraso; pues el espíritu se ilusiona en un sólo presente; y no sale de él; viene a darse cuenta de ello, cuando ya a dejado la vida; cuando su tiempo se cumplió; y mientras más rico se es, más atrasado se es; es por eso que ningún profeta pide las pruebas de la riqueza; porque estos padres solares, saben por sabiduría, que el que se engrandece en la Tierra se achica en el Reino de los Cielos; las regalías del mundo, ningún mérito tienen para el espíritu, que llega de retorno al cielo; porque toda regalía es premio ya disfrutado en el lejano planeta; la riqueza entretiene al espíritu; y al hacerlo, el espíritu vá perdiendo la gloria eterna; desde el mismo instante, en que fué cogido por la ilusión; segundo por segundo; instante por instante; durante toda la vida; ¿Cuántos segundos tiene una exsistencia? porque os diré lo siguiente: Cada segundo vivido puede ser un mundo ganado ó un cielo perdido; todo depende de la intención transcurrida durante el segundo; y aún menos que esa unidad de tiempo; en esto consiste la añadidura del Señor; por un microscópico tiempo de vida, podéis ganaros un cielo; un mundo; una eternidad; la divina creación y poder del Padre, no tiene límites; ni sus divinos premios conocidos en el Reino de los Cielos, como añadidura del Padre; esta Revelación provocará un tremendo llorar y crujir de dientes en toda la humanidad; y todas las mentes, maldecirán con todas sus fuerzas, al propio sistema de vida que los ilusionó; conocido por materialismo; que en el alfabeto celeste significa filosofía que mata las ideas del espíritu; y todos recordarán la divina advertencia en el Paraíso terrenal: de todos los árboles podéis comer; menos del árbol de la ciencia y el bién; porque es el mismo dinero y comodidad de que disfrutaron, los que jamás entrarán al Reino de los Cielos.- 

Escribe: ALFA Y OMEGA.-