Seleccionar página

CASSETTE Nº 4

LADO A

— ALFA Y OMEGA: Sigamos hermano.

— Hermano: Ya, a ver… ¿Quiere leer Camuchita un poquito más?… a ver, te vas ganando puntitos por leer.

— (La hermana Carmen, lee el TÍTULO de un Rollo Telepático):   TODOS LOS QUE PIDIERON SER LOS PRIMEROS EN VER LA REVELACIÓN DEL PADRE JEHOVA, CAYERON EN SU PRUEBA; PORQUE NO SUPIERON DISTINGUIR ENTRE LO QUE ES DEL PADRE, Y LO QUE ES DE LOS HOMBRES; LA CONFUSIÓN REINANTE DE TANTAS CREENCIAS, HABIENDO UN SÓLO DIOS NOMÁS, LOS CONFUNDIÓ; Y UNA EXTRAÑA MORAL, SALIDA DE UN EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA, HIZO QUE MIRARAN A LA REVELACIÓN, COMO UNA MÁS, ENTRE TODAS.- 

— Hermano: Eso se refiere a la religión del… 

— ALFA Y OMEGA: No; se refiere hermano, a los que no supieron profundizar las consecuencias de una cosa que no tiene límite.

— Hermana: Osea que, lo miraron y no le supieron dar su valor.

— ALFA Y OMEGA: Entonces, van a empezar a asustarse cuando vean que esto invade el planeta; entonces van a decir: ¡Era cierto!; entonces eso se llama: Tenían ojos y no veían.

— Hermana: … ¿Eso también tiene su Juicio?

— ALFA Y OMEGA: Sí, y van a ser odiados —si se quiere— por el mundo, porque millones dirán: éste sabía… si éste hubiese avisado yo no habría hecho esto, esto, esto, esto, esto; yo estaría en el Reino de Dios; y le caen las lágrimas. 

— Hermano: Claro… algunos le van a echar la culpa a sus…

— ALFA Y OMEGA: Para que no cayeran en esto, el Padre les dio la parábola del Evangelio que dice: El que tenga boca que hable, el que tenga oídos que oiga, el que tenga ojos que vea; quiere decir, que las Nuevas de Dios hay que darlas a conocer, porque lo de Dios es Universal.

— Hermana: En preferencia también, ¿no?

— ALFA Y OMEGA: Comprenden la ira que va a venir contra la Iglesia Católica, cuando sepan la ley del puntaje y la molécula; hace años que sabían ellos; y yo veo la siguiente escenas: el papa llama a los primeros religiosos que vieron esto, y los sube y los baja en el Vaticano: ¡Inútiles! —les dice—, el ridículo que estamos haciendo ante el mundo, ¿por qué no me avisaron? —es una escena que me pone el Padre—; porque el papa se va a empezar a alarmar cuando esto se extienda a todos los idiomas, y va a empezar a ver esto: sabían, nosotros sabíamos ¿quiénes son?… —cuando ordene investigación, y los sube y los baja en el Vaticano—; osea que su propio egoísmo hace que la paguen con la misma salsa; y esa escena se ve en la Televisión Solar pues; cuando el papa está subiendo y bajando a los clérigos que sabían esto, todo se sabe.

— ALFA Y OMEGA: Aquí hay para hablar por años, son cuatro mil Rollos. 

— Hermana: Ah… son cuatro mil.

— ALFA Y OMEGA: Sí, y todos los días nace un Rollo.

— Hermana: Sí, Ah…ya, ¿así es?

— ALFA Y OMEGA: Lo de Dios no tiene límite.

— Hermano: Aquí están cuatrocientos, están mezclados todos.

— Hermana: Ah, pero no están todititos.

— Hermano: No pues.

— ALFA Y OMEGA: …¿Mostrarlo todo?, tendría que ser una grúa pues hermano.

— Hermana: Claro pues, como lo va a poder traer.

— Hermana: ¡Ah!… pero ahí están los cuatro mil… ¿todavía va a seguir?

— Hermana: Están en Asia; están diseminados, están en Chile.

— ALFA Y OMEGA: Pero todos los días nacen nuevos Rollos.

— Hermana: Hermano, también están en el Tíbet ¿no?

— ALFA Y OMEGA: Sí, ahora están llegando; los de Chile eran primeros… ochocientos; esto se debe a que como todo espíritu es probado por Dios, estos espíritus que recibieron Rollos a través de los años, pidieron ver la Revelación; y como de acuerdo al libre albedrío de cada uno, uno estaba en un país, otro estaba en otro… así… el Padre les mandó los Rollos, el Padre cumplió; ellos al callar, no cumplieron; ahora se recogen y se escriben, ¡que vergüenza!

— Hermano: Cuántos se hace diarios: dos ¿no?

— ALFA Y OMEGA: Sí, dos diarios.

— ALFA Y OMEGA: Uno diario, dos diarios.

— Hermano: El domingo pasado, yo vi de que en Inglaterra se tomó bastante conciencia sobre esto.

— ALFA Y OMEGA: ¿Sobre los Rollos?

— Hermano: No, sobre los Rollos no, pero sí algo de esto, y están muy interesados en profundizar sobre esto; yo he visto también en un diario.

— Hermana: En Ojo creo… Ojo (periódico de Lima) 

— Hermana: ¿Qué día?

— Hermana: El domingo.

— ALFA Y OMEGA: ¿Mencionaban los Rollos?

— Hermana: No tanto como los Rollos, no.

— Hermano: De los platillos y de otras cosas más…

— Hermano: De Siragusa…

— Hermana: ¿Sabe por qué? —porque yo he leído el domingo—, porque el domingo salió, este… ¿Se acuerda hermano, que yo le dije que había leído un artículo del hermano Dávila.

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermana: Estaba en Ojo, pero… no había nada de los Rollos.

— ALFA Y OMEGA: En Bélgica había una reunión mundial de los platillos…

— Hermana: Esos son italianos, y están también acá en el Perú, ¿No?

— ALFA Y OMEGA: Sí, y en Bélgica había una reunión mundial de platillos; y en la comisión habían nada menos que dos ministros del gobierno Belga, representantes de la Unión Soviética… era a nivel elevado; y ahí en la reunión acusaban a dos potencias: a Estados Unidos y a Rusia, de ocultar las pruebas de los platillos; el Padre también los acusa, y ese ocultamiento se paga por segundos; porque lo del Cosmos pertenece a todos.

— Hermano: Porque lo que ha pasado, por ejemplo en Chile ¿no?; no, en Chile no; en Argentina, en el Uruguay, después en España repetidas veces; yo creo que en España es la mayor cantidad de platillos que se ha visto.

— ALFA Y OMEGA: Sí, andan por todas partes.

— Hermana: Aquí también hay un montón.

— Hermana: Miren siempre arriba al cielo, y se darán cuenta; mandan sus rayos. Esa luz roja…

— ALFA Y OMEGA: Ellos se dejan ver para que se cumpla la parábola que dice: Señales en los Cielos; Si ellos no se dejan ver, la parábola no se cumple; está en el Evangelio; están también como: las bolas de fuego. Y se ha fijado usted que toman una actitud que no molestan el libre albedrío humano; porque también son juzgados por Dios; ellos saben que nosotros pedimos una prueba de vida, y saben que ellos no tienen por qué perturbar; si perturban, son llamados por el Eterno para explicar la causa, por qué; y nadie quiere enredos con el Eterno; ¿quién va querer justicia con el Eterno?

— Hermana: Son los colores del futuro; el celeste y el amarillo, son colores del futuro.

— Hermano: A ver… léelo Camuchita, a ver, para que nos explique Él; esa es la Bandera ¿no hermano?

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— (La hermana Carmen, lee el TÍTULO de un Rollo Telepático):  DIVINA BANDERA DEL MILENIO DE PAZ; UNA BANDERA PEDIDA POR TODA LA HUMANIDAD EN EL REINO DE LOS CIELOS; TODA BANDERA DE TODA NACIÓN, NO QUEDARÁ; PORQUE BANDERAS Y NACIONES, SALIERON DE UN EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO.-   

— ALFA Y OMEGA: Sí, aquí el Padre explica ahí, de que los mundos imperfectos necesitan símbolos, porque son imperfectos; los mundos perfectos cuyas criaturas son telepáticas, no necesitan símbolos; el ideal es no tener símbolos y vivir igual; entonces el mundo imperfecto necesita apoyo, porque no entienden de otra manera; osea, en otras palabras, esto se va simplificando señores; porque los mundos van subiendo de jerarquía; entonces, los mundos perfectos fueron imperfectos; pasaron esta experiencia y los imperfectos pasarán a ser perfectos; todo evoluciona, todo cambia. 

— Hermana: Preciosa es hermano.

— ALFA Y OMEGA: Esa bandera tiene significados muy lindos: El Celeste representa el espacio hacia donde el hombre quiere ir, el Amarillo representa la espiritualidad humana; eso como corona en el medio representa el símbolo de Cristo, un símbolo parecido que usaban los emperadores romanos, así como laureles de oro… así; y yo veo que Él con su poder magnético solar, lo transforma en vidrio, en oro, en diamante, en hojas; en todos los elementos lo transforma la coronita que tiene; y hasta el sol, brilla; el círculo del centro representa el Círculo Omega, eso significa reinado de las mujeres en el mundo; porque se mandó que todos son iguales en derechos; el mando del mundo debió de haber sido en forma igualitaria entre hombres y mujeres; nada… ninguno menos, ni más; entonces esto lo escucharon una vez un matrimonio… entonces una vez lo escucharon un matrimonio hermano, y se agarraron a discusión los dos, porque él le dijo: ¿Yo dejarme mandar por ti?… ¿que me mande mi suegra?…no lo sonéis; ni lo soñéis; entonces ella le dijo: Ahora te fregaste, porque ahora viene por mandato; ahora así te voy a tener, —le dijo—; y se abrió la polémica en la vida, y esto va a traer polémica en millones de hogares.

— Hermana: Osea que Dios no está de acuerdo con la liberación femenina…

— ALFA Y OMEGA: Al contrario, está de acuerdo con la igualdad.

— Hermana: No, no siempre…

— Hermana: Nunca nos han dado…

— ALFA Y OMEGA: Es que el hombre le pidió un instante llamado vida…y le pidió él hacer las cosas en la vida; el libre albedrío se llama eso; y el Padre, con un cronómetro en la mano, está esperando que se cumpla el tiempo que le pidieron.

— Hermana: O puede ser pues hermano, como el Padre Jehova hizo primero… hermano… como el Padre Jehova hizo primero a Adán… por eso es el problema…: primero el hombre siempre, y segunda la mujer.

— ALFA Y OMEGA: No, eso no, no tiene nada que ver.

— Hermana: No tiene nada que ver.

— ALFA Y OMEGA: No tiene nada que ver.

— Hermana: Y cómo dice que de una costilla salió la mujer.

— ALFA Y OMEGA: Eso no quiere decir; porque hizo primero a uno va a tener preferencia por ése; porque uno puede elegir a uno primero y quererlos a todos igual ¿no?

— Hermano: Con más amor todavía, puesto que fue del mismo cuerpo del hombre ¿no?

— Hermano: Eso lo hizo con la finalidad de que siempre permanezcan unidos; juntos por eso con más amor.

— Hermana: ¿Qué… y Adán se quedó sin una costilla?

— Hermana: Sí, pero ahora de todas maneras hay repuesto, una costilla de repuesto.

— ALFA Y OMEGA: Pero para casarse, para que haya otra pues hermana; para casarse había que saberse de memoria el Evangelio de Dios, tanto el hombre como la mujer; si no se lo sabían de memoria más vale que no se hubieran casado; porque si se enseñó que lo de Dios estaba por sobre todas las cosas, significa por sobre todo matrimonio; y es más fácil —dice el Padre Jehova—, que entren al Reino de los Cielos, un matrimonio de ilustrados en lo de Dios; a que entre un matrimonio de ignorantes; otro llorar. Y veo que millones se separan, porque —dice el Padre—: Pueden continuar casados si gustan, pero el descuento por segundos le sigue, segundo por segundo; entonces —dice el Padre—: Tiene más premio quien se casó adulto a uno que se casó en estado de adolescencia, porque la inocencia se queja en el Juicio; mientras más adulto se casó, más respeto tuvo por el matrimonio.

— Hermana: Pero depende, porque hay adolescentes que…

— ALFA Y OMEGA: No, es que hay una cosa: Que mientras más adolescente se casó, más ignorante era la criatura en lo de Dios… ahí está el drama.

— Hermana: Ah, en eso. 

— ALFA Y OMEGA: Y hablando de matrimonio, tengo que buscar una cholita, tengo que casarme… cumplir la ley.

— Hermana: Verdad, porque si nó también le van a descontar.

— ALFA Y OMEGA: No he tenido tiempo, pero el Padre dice que voy a tener que casarme; yo le digo: Hágase tu voluntad. Si no me caso, me casaré en la otra existencia; pero si hay que casarse, me caso.

— Hermana: Hágase su voluntad pues.

— ALFA Y OMEGA: Así que, les encargo una cholita.

— Hermanas:  Ja,ja,ja… una cholita.

— Hermana: Dígame, qué castigo tiene por ejemplo, aquel que teniendo su esposa… tiene otra por ahí.

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, eso se… los engaños se ven en la Televisión Solar, y en medio de las muchedumbres se sienten bofetadas… me habían dicho y no creía, ahora lo veo; carterazos, gritos; porque todo lo oculto se va sabiendo, se ven todas las escenas en los autos del mundo, inmoralidades; todo se paga por segundos… se ve todo; muchos se suicidan; pasaban por el mundo como grandes señores, y eran unos verdaderos demonios; eso se llama en la parábola: Edificios blanqueados por fuera —la moda, la elegancia—… y podridos por dentro. Ahí no escapa nadie en la Televisión Solar.

— Hermano: Se refiere a…

— ALFA Y OMEGA: Eso se llama infidelidad, infiel; entonces ahí tiene queja de los Sacramentos, de los Mandamientos; y esta ley de las violaciones del matrimonio, trae unos juicios hermanito, que hacen llorar a todos: por moléculas, por virtud, por segundos.

— Hermana: Hermano, pero si hay incompatibilidad, si este… si ya no se comprenden, y que… es imposible seguir ya en la vida de casados, ¿qué pueden hacer hermano?

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, —dice el Padre— lo siguiente: La prueba de la vida consistía… consistía quién resistía más en sus pruebas; si es prueba pues; unos resisten más, otros resisten menos, y se toman en cuenta las circunstancias también; entonces —dice el Padre—: Aquellos que se separaron como una cosa inevitable, y no se casaron por respeto a lo de Dios, entran al Reino de los Cielos; pero la mayoría se casa y se vuelve a unir, ni se acuerdan del mandato: Harás una sola carne, que significa: harás un solo matrimonio.

— Hermana: Quiere decir que si ya se separan, ¿ya no se pueden volver a casar otra vez? ¿nunca ya?

— ALFA Y OMEGA: Ya no ya, porque —dice el Padre—: Porque aquí va el futuro de la criatura; porque esta vida humana como está en prueba, nadie está seguro si volverá a ser humano, porque es prueba; podrá pedir otras formas de vida a Dios, pero no humano; y eso es triste porque es no tenerle confianza a la criatura; no fue digno de la vida humana; los elementos no se prestan para la vida humana, porque no cumplió las leyes de Dios, como se lo había prometido.

— Hermana: Y los viudos.

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, esas son pruebas, son pruebas esas que ellos mismos se pusieron en la vida; los seres humanos pidieron la separación porque desconocían en que consistía la sensación de la separación, y le prometieron no violar la ley de Dios; y note, y a pesar de esto el Padre a nadie prohibió nada, porque el hombre y la mujer se casan las veces que quieren, pero se descuenta hasta la última molécula.

— Hermano: Osea, en vez de avanzar, se va cuesta abajo.

— Hermana: Pero la mujer también es castigada.

— ALFA Y OMEGA: No, aquí no se habla de castigo, se habla de descuento en puntaje, y cada punto vale una existencia de luz.

— Hermana: Ya, pero la mujer también.

— ALFA Y OMEGA: Sí, ahora —dice el Padre— lo siguiente: Aquellas parejas que se unieron y no consideraron el Sacramento, la mujer será llamada prostituta porque no lleva el sello de Dios, y el hombre desnaturalizado. Esos que se casan así nomás… no pues.

— Hermano: Que conviven nomás.

— ALFA Y OMEGA: Que feo, que triste; y hay millones de parejas en el planeta así; —dice el Padre—: La herencia de ellos tampoco entra al Reino, no tenían el sello de Dios; Trinidad.

— Hermana: Osea sus hijos.

— ALFA Y OMEGA: Porque los hijos cuando sepan la ley, y van creciendo, le van a reprochar con lágrimas en los ojos que ellos no pueden ver la gloria del Eterno; y los padres ahí van a querer desaparecer del planeta por la desesperación.

— Hermana: Pero ellos no tienen la culpa.

— ALFA Y OMEGA: Es que le dieron la herencia; por eso fue escrito: Los hijos maldecirán a sus padres y los padres a sus padres.

— Hermano: De generación en generación.

— ALFA Y OMEGA: Sí, por las costumbres que les dieron.

— Hermano: Por la enseñanza.

— ALFA Y OMEGA: Sí claro, porque hasta la costumbre que se adquirió en la vida —el hábito—, es juzgado en el Juicio en la Televisión Solar, segundo por segundo; ustedes están recién levantando la tapita del llorar y crujir de dientes, recién un poquito nomás.

— Hermano: Hermano, por ejemplo un ser humano, hecho en un ambiente hostil…. en su vida durante su existencia, ¿es un veneno que puede llegar a cualquier hogar donde penetre?

— ALFA Y OMEGA: ¿Cómo es la pregunta, en un ambiente hostil?

— Hermano: Sí, pongamos de que un ser humano ha hecho, mejor dicho, una vida mala ¿no?, plagada de errores, de tantos vicios y tantas cosas, ¿puede dañar la integridad de un hogar, por ejemplo, sano y limpio, al penetrar… el ambiente?

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque lo malo contagia; sí… toda sensación es magnetismo en uno; entonces, la persona mala tiene una áurea pesada, son ondas que se extienden y dejan el ambiente pesado, no hay unión, hay separación.

— Hermana: ¿Que se puede hacer para defendernos de eso?

— Hermano: Y cómo podría hacer hermano, para quitar ese ambiente o para poder este… purificar un poco ese ambiente.

— Hermana: Si esa persona está constantemente en el hogar ¿no?

— Hermano: La oración, o …

— ALFA Y OMEGA: Sí, y otra cosa, que esto va paralelo a la ignorancia hacia Dios; porque todos los seres que se alejan de Dios adquieren eso, una cosa pesada; están cargados, —se dice eso al magnetismo de tinieblas—; entonces hay que tener gran fuerza de comprensión ahí; porque es una prueba enorme que le pone el Eterno ahí; ahí es premiada la paciencia; entonces, otra cosa es aconsejar al ser… aconsejarle.

— Hermana: Y si el ser no entiende.

— ALFA Y OMEGA: Entonces… cómo, ¿es adulto el ser? 

— Hermana: Sí.

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, entonces que siga su camino, porque no tiene ningún derecho a perturbar a los demás; si él sabe… le están diciendo de que tiene un ambiente pesado y que no hay unión, porque es así y asa, ese ser tiene que pescar su maletita y cambiarse; sinó tiene Juicio, porque el Hijo de Dios le pregunta: ¿Con qué derecho amargaste a los otros?; se te dijo que tú eras así y asa, asa, asa; ¿qué razón tienes? Ahí pasa la vergüenza más grande; nadie tenía el derecho de echarle gotas amargas a la copa del vecino en la prueba de la vida, eso se descuenta por segundos.

— ALFA Y OMEGA: ¿Qué le pareció esto a usted?

— Hermano: Me he quedado admirado.

— Hermana: Interesante, porque no teníamos la menor idea.

— Hermano: Para mí hermano, esta es una maravilla que realmente yo nunca pensé ver, pero ha llegado una oportunidad en que he visto por segunda vez; ahora más, porque ayer no, no he visto…

— ALFA Y OMEGA: Sí, esto siempre causa sorpresa; hay muchos,de la experiencia que yo tengo gracias a Dios a través de los años, yo a muchos les hablaba y no me hacían caso, y cuando después veían los Rollos, tiempo después, se quedan de una pieza: ¡Ah, yo no sabía que era así! Ah, yo le dije así, pero siempre tiene descuento —le dije— por segundos, porque nadie pidió dudar de la Revelación de Dios, nadie.

— Hermano: Yo hermano… dígame por ejemplo, yo no sé si estoy en un error, pero yo desde cuando era pequeño,… me rijo por las cosas más sencillas en la vida, y así he considerado lo grande con lo más simple… y muchas veces, ha llegado oportunidades y circunstancias, de que he conversado por ejemplo con muchas amistades, hombres o mujeres, sobre las cosas que existen en la vida; de lo innegable de lo que es de Dios, y cuando he tocado este tema; claro, hay muchas personas que no les agrada o no quieren escuchar, ¿no?; en esto,… yo hago… lo más sencillo: comparar; si el materialismo, por ejemplo, del mundo en que vivimos… claro que ha evolucionado en cierto aspecto, en ciertas cosas, en ciertos conocimientos; pero nunca el hombre ha sido capaz de hacer las cosas que la naturaleza nos brinda; entonces, por qué uno va a negar la existencia de Dios, si el hombre por más que haya evolucionado sobre la Tierra, no ha podido ni siquiera darnos lo que la naturaleza nos da; pongamos, qué hombre o qué ser humano ha hecho siquiera este… ha inventado siquiera el agua, siquiera el aire, siquiera por ejemplo, producto de su invento, ha sacado alguna planta, algún fruto que dé la satisfacción entre los seres humanos.

— ALFA Y OMEGA: No hay nadie.

— Hermano: Nadie; entonces, cómo podremos negar la existencia de un Todopoderoso que todo lo hizo, que todo nos ofreció para el bien de todos.

— ALFA Y OMEGA: Y justamente aquí está el error de los materialistas, porque ellos explican causas para ellos, pero le niegan la causa a Dios, entonces —dice el Padre—: Los espíritus materialistas pidieron conocer la sensación del materialismo, pero no pidieron negarlo a Él; es una prueba peligrosísima; entonces —dice el Padre—, eso es la parábola que dice: No se puede servir a dos señores; no se puede servir a la credulidad y a la vez a la incredulidad, porque chocan y se contradicen; o se cree en un Dios totalmente o no se cree.

— Hermana: Hermano ¿y eso?

— ALFA Y OMEGA: ¿Quiere leer el TÍTULO?, gane puntaje por lectura, letra por letra; y como es la Revelación, es el puntaje más elevado de su vida.

— (La hermana Carmen, lee el TÍTULO de un Rollo Telepático):  

EL CEREBRO SE COMPORTA COMO SE COMPORTA UN SOL; PORQUE LO DE ARRIBA ES IGUAL A  LO DE ABAJO; EL PASADO QUE NO CONOCE EL PENSAR HUMANO, FUÉ PRODUCTO DE IDEAS; EL CEREBRO ES EL RESULTADO DE MUCHAS EXSISTENCIAS; PORQUE TODO ESPÍRITU A NACIDO MUCHAS VECES; LAS CÉLULAS DEL CEREBRO HUMANO, SON GEOMETRÍAS MAGNÉTICAS NACIDAS DE DIMENSIONES DE MICROBIOS; NADIE NACIÓ COLOSAL; TODO LO IMAGINABLE FUÉ MICROBIO; ANTES DE SER MICROBIO, NADA SE ERA; EL PRINCIPIO DE LA VIDA, NO SE ENCUENTRA EN LA VIDA PRESENTE; ES POR ELLO, QUE NADIE DÁ LA LEY UNIVERSAL DEL PRINCIPIO DE ELLA; Y TODAS LAS TEORÍAS QUE SE REFIEREN A ELLA, PASAN A SER IDEAS EN BUSCA DE SU PROPIO ORÍGEN; PORQUE TODA BÚSQUEDA MENTAL, SE IMPREGNA MAGNÉTICAMENTE EN LA IDEA; EL CEREBRO MAGNETIZA SEGÚN EL VALOR QUE DIÓ EL ESPÍRITU, AL CONCEPTO DE LA MAGNETIZACIÓN; NADA HACE EL CEREBRO, SI EL ESPÍRITU NO LO PIENSA; EXISTE ENTRE EL INSTANTE DE PENSAR Y LA ACCIÓN DEL CEREBRO, UN MICROSCÓPICO TIEMPO; CUYO VALOR ES EL TODO SOBRE EL TODO, DIVIDIDO POR SU PROPIO NÚMERO DE MOLÉCULAS DE CARNE; LA SENSACIÓN ESTÁ SUBORDINADA A CUATRO CENTÍMETROS CUADRADOS DE CARNE; EN QUE UN TERCIO SE SABE DEFINIR; Y DOS TERCIOS NO SE SABEN DEFINIR; ES EL FUTURO; EL FUTURO HECHO IDEA; SE PREPARA PARA SER PRIMERO PRESENTE, EN DIMENSIONES INVISIBLES, QUE NO ALCANZA A COMPRENDER, EL LIBRE ALBEDRÍO; TODO FUTURO REPRESENTA UNA PROLONGACIÓN DE UN PRESENTE; TODA IDEA SEA CUAL FUERE, TIENE UN FUTURO; PORQUE LA EXPANSIÓN DE LA IDEA, NO CESARÁ JAMÁS DE CRECER; EL PASADO ES UNA MAGNETIZACIÓN DEL CEREBRO, EN QUE EL MAGNETISMO DE LAS IDEAS, VÁ SIENDO REEMPLAZADA POR NUEVA DIMENSIÓN, AL COMPÁS DE LO QUE VEN LOS OJOS; TODA SENSACIÓN NACE DE DIMENSIÓN MICROSCÓPICA, HACIA UN MACROCOSMO; EL SENTIMIENTO ES EL DESARROLLO DE LA IDEA, QUE PARTIENDO DE UN PUNTITO, SE HACE CÍRCULO PENSANTE OMEGA.- 

— ALFA Y OMEGA: Esto de la idea, es un trabajo de 300 Rollos… la idea.

— Hermana: Solo de la idea nomás.

— ALFA Y OMEGA: Esto es uno de esos Rollos, y es fascinante como lo explica el Padre; y toda idea es geométrica, todo lo que uno ha mirado en geometría queda impregnado en la idea, y toda idea está unida a otra por un cordón solar, o dimensión que se llama; y todos tenemos cordones, que en los dibujos están de color naranja; por ahí lo vamos a ver; en el extremo del cordón solar, ésta llega al lugar de origen, que para nosotros son los soles ALFA Y OMEGA de la galaxia Trino; de ahí viene: Trinidad; Trino es todo lo que hay de soles amarillos; Trino, la galaxia nuestra, no tiene límites, y no teniendo límites nadie conoce a Trino en el Cosmos; es tan inmenso en la creación; entonces, el planeta que nosotros estamos… y hablando en números corresponde al trillonésimo, trillonésimo, trillonésimo —tres veces— planeta polvo, salido de la Madre Solar Omega, mundo de la carne; tiene por compañero al planeta enano amarillo pálido: Sol; galaxia Trino; la terminología galáctica del planeta, es fascinante en la que viene en Revelación; porque todo tiene geometría numérica en el Cosmos; todo es número, todo es cálculo; y cuando nació el planeta Tierra, salió; saliendo del vientre de la Madre Solar Omega, salió haciendo un ángulo recto de 90 grados; se situó en el Cosmos como un microbio, en una cabecita de alfiler, y empezó a crecer de adentro para afuera.

 

CASSETTE Nº 4

LADO B

— ALFA Y OMEGA: Lo de arriba es igual a lo de abajo; entonces también, está la parábola esa: Cada uno se hace su propio cielo; entonces cada planeta chiquitito, está rodeado de un vacío llamado cielo, tal como la Tierra tiene su respectivo espacio llamado cielo.

— Hermano: Osea, la parábola significa que sobre las grandes o pequeñas ideas que uno se va formando, es lo que va desarrollando en un futuro que no tiene tiempo.

— ALFA Y OMEGA: Sí, exactamente, entonces la idea, madura en el espacio igual que una semilla en la Tierra, la idea es una onda magnética.

— Hermano: ¿Se materializa?

— ALFA Y OMEGA: Sí; nace, empieza a crecer de lo invisible hacia lo visible, éste es el origen de los planetas, por eso se escribió: hay que ser humilde —idea—, para ser grande en el Reino de los Cielos —planeta—; ¿Qué más humilde que una idea y que más grande que un planeta?

— Hermano: Tal vez esté equivocado, pero un planeta puede significar una gran idea o un conjunto… un cúmulo de ideas.

— ALFA Y OMEGA: Depende de la influencia que le dio la individualidad a la idea.

— Hermano: ¿Y qué los junta para crear un gran planeta?

— ALFA Y OMEGA: Ah, eso se llama: La cohesión molecular; entonces, en una idea se juntan las moléculas por sensación de caloría individual.

— Hermano: Por la ciencia.

— ALFA Y OMEGA: Sí, nosotros tenemos calor, la idea también tiene calor; entonces —dice el Padre—: La asimilación de calorías superpuesta una sobre otra, va dando lugar a la solidez, y ahí esta la molécula; es el principio universal de la molécula; los hombres nunca han sabido llegar a la causa del origen de las moléculas, y se dá por primera vez en la Revelación del Padre Jehova; el hombre estudia la molécula, pero no sabe la causa; no saben como se formaron las moléculas; y se formó de lo más microscópico que la mente pueda imaginar, se formó del magnetismo individual.

— Hermano: Entonces, usted ya sabe.

— ALFA Y OMEGA: Sí, y lo va a saber el mundo; porque esto es para el mundo; el origen de la molécula y de la materia está en las parábolas del Evangelio; es otra ley, todo está ahí; sólo que ahora se viene a dar la Luz, porque ahora viene una Traducción del Evangelio además de estos Rollos; es un trabajo de 6,000 Rollos la traducción del Evangelio, cada parábola da lugar a un Rollo.

— Hermano: Son 6,000 los evangelios que existen ahí.

— ALFA Y OMEGA: Son 6,000 las parábolas

— Hermano: Las parábolas

— Hermana: 6,000 de estos Rollos.

— ALFA Y OMEGA: Sí, entonces, es que lo de Dios, no tiene límites; entonces, ahí le explica el Padre a la humanidad, qué es lo que le quiso decir el Creador a la humanidad con sus parábolas en el Evangelio; cuando la humanidad pidió la prueba de la vida, partiendo por las Escrituras de Dios.

— Hermano: Pero, se daría el caso de: ¿qué es primero, el huevo o la gallina?

— ALFA Y OMEGA: No pues, aquí no…

— Hermano: Necesitaría de una complementación extra.

— ALFA Y OMEGA: No pues, es que aquí el Padre explica el origen de una manera que no tiene límite.

— Hermano: De acuerdo… ¿pero a quién?

— ALFA Y OMEGA: Al hombre; entonces, lo que no tiene límite invade todo, porque no tiene límite.

— Hermano: Disculpe, entonces primero es el hombre.

— ALFA Y OMEGA: No; el hombre no es el primero ni es el último, porque antes del hombre ya habían seres; si la criatura dice que primero fue el hombre, le está poniendo un límite a Dios, y ese es problema de los que le ponen límites a Dios; a Dios no hay que ponerle límites.

— Hermano: Yo hago esta aclaración en cuanto a la transmisión de las parábolas ¿no?… de los Evangelios que fueron transmitidos al hombre, por eso preguntaba qué fue primero: ¿La parábola en sí, o el hombre?

— ALFA Y OMEGA: No; es que antes habían hombres, criaturas con sus Evangelios, nadie es único en la creación de Dios.

— Hermano: De acuerdo; pero dentro de otras esferas, entre otras cosas, otras situaciones, siempre ha habido alguien que nos adelantó y alguien que está detrás de nosotros ¿no es cierto? Porque se mantiene una evolución permanente; entonces la pregunta iba a esto, en la parábola vino, me imagino,  a un ser inteligente, un ser pensante.

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque los Evangelios planetarios se dan a las criaturas según las evoluciones; es así que el Evangelio del hombre no les sirve a criaturas más perfectas, porque ellos ya pasaron esa etapa; entonces, como puede suceder que el Evangelio del hombre, no puede, no le sirve a criaturas más imperfectas, porque no comprenden.

— Hermano: No le entienden, no le entienden.

— ALFA Y OMEGA: Entonces —dice el Padre—, los Evangelios, las ideas, las moléculas, todo es simplemente relativo a lo que se es en el instante que se vive; entonces quiere decir: de que nadie se detiene en nada.

— Hermano: Después hablaba, de que hay cosas que nos adelantan y cosas que interfieren.

— ALFA Y OMEGA: Entonces siempre existe la extraña manía —permítame— entre los hombres, de mencionarse al hombre como eje central; —dice el Padre—, eso es falta de humildad, falta de profundidad de reconocerse frente al Cosmos.

— Hermano: Claro, pienso… de profundidad, o también diría de ignorancia.

— ALFA Y OMEGA: Indudable.

— Hermano: ¿No?, porque hasta este momento que la dificultad nos asocia, estamos totalmente ignorantes.

— ALFA Y OMEGA: Entonces, es por eso que el Evangelio y todas las Escrituras enseñan a ser humilde, para evitarle al hombre ese complejo, ese complejo que no le llena de Luz; ellos se alegran tanto, se engrandecen tanto de que, cuando llega el momento de la verdad sufren un complejo de inferioridad; entonces para no sufrir ese impacto hay que ser humilde; el humilde no sufre ese impacto porque es humilde; para ellos ya no es ninguna novedad lo que está sabiendo, en cambio el orgulloso…

— Hermano: Sí, pues cuando venga y piense… lo que es toda una vida; una creencia de toda una vida, no puede romperse pues, por un instante; porque, disculpe, hasta que vea esto ¿no?… ya viene el amor propio… 

— ALFA Y OMEGA: Diga nomás ¿quiere hacer alguna pregunta?

— Hermano: Sí, una pregunta: bien usted ha hablado de humildad y me ha interesado bastante, que por ejemplo: un obrero como yo, le pide humildad ante la explotación de un patrón.

— ALFA Y OMEGA: No, esa es otra cosa.

— Hermano: No, no…

— ALFA Y OMEGA: Se lo voy a explicar

— Hermano: Espere, yo le voy a explicar a usted, ¿ser humilde y pasivo es igual?

— ALFA Y OMEGA: ¿Cuál?

— Hermano: Ser humilde y pasivo.

— ALFA Y OMEGA: Ser humilde y pasivo.

— Hermano: Sí.

— ALFA Y OMEGA: No es lo mismo.

— Hermano: No es lo mismo, es diferente.

— ALFA Y OMEGA: Es diferente; porque para ser pasivo, hay que saber lo que es la humildad, porque hay pasivos que no saben lo que es la humildad.

— Hermano: ¿Qué concepto tiene usted de humildad?

— ALFA Y OMEGA: La humildad es no sobrepasarse en los límites que uno tiene; porque resulta que la humildad enseñada por el Eterno, es humildad con derecho.

— Hermano: Por ejemplo, haber explíquemelo usted: que Fernando se va… 

— ALFA Y OMEGA: En qué sentido dice usted.

— Hermano: Un ejemplo de humildad.

— ALFA Y OMEGA: Por ejemplo, un hombre humilde es un hombre que sabiendo grandes verdades, ve que otros son orgullosos en decirlas, y llegan hasta la violencia por demostrarlo. El humilde no cae en eso; ser humilde es… controlarse.

— Hermano: Supónganse que yo tenga la verdad, la verdad, y usted pide que yo no revele esa verdad.

— ALFA Y OMEGA: No, eso se llamaría egoísmo.

— Hermano: Y si yo con violencia revelo esa verdad, ¿estoy cayendo en pecado?

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque su puntaje de verdad se divide por puntaje de violencia; en vez de recibir todo el premio usted recibe la mitad nomás.

— Hermano: Supóngase que yo a un rico le diga: sea usted humilde y dé toda su riqueza a los pobres; ¿usted cree que yo con mi pasividad, puede el rico darle toda la riqueza a los pobres, o es con la violencia?

— ALFA Y OMEGA: Tendría que ser un ser extraordinario.

— Hermano: No; yo le pregunto usted qué opina.

— ALFA Y OMEGA: Por eso tendría que ser un ser extraordinario como usted dice, porque es muy difícil que un rico se conmueva.

— Hermano: Pero no es cierto; entonces, ¿cómo usted puede pedir humildad a una persona?

— ALFA Y OMEGA: Se lo voy a explicar yo: El Eterno, cuando da enseñanzas, a nadie ruega pero da oportunidad, porque la criatura humana pidió un libre albedrío.

— Hermano: ¿Y cómo ha llegado usted al conocimiento, de que la criatura humana ha pedido un libre albedrío?

— ALFA Y OMEGA: Porque hace uso del libre albedrío.

— Hermano: No, ¿cómo ha llegado usted a saberlo, de que Dios nos ha dado…?

— ALFA Y OMEGA: Porque Él lo comunica en la Revelación.

— Hermano: Pero usted ¿cómo sabe?

— ALFA Y OMEGA: Porque Él me lo comunica, por eso lo sé. Por los hombres no lo sabría nunca, por Telepatía lo vengo a saber.

— Hermano: No, no vaya a perder la paciencia ah…

— ALFA Y OMEGA: No, es que usted trata de, trata de sonsacar una cosa que se la estoy explicando.

— Hermano: Pero no, al contrario…

— ALFA Y OMEGA: ¿Cómo lo ha sabido?, ¿cómo lo ha sabido?… Porque el Padre me lo dicta; y me vuelve a preguntar: ¿Cómo lo ha sabido?

— Hermano: Por supuesto, entonces el Padre se lo ha dictado a usted

— ALFA Y OMEGA: Se lo estoy diciendo.

— Hermano: Mediante que cosa.

— ALFA Y OMEGA: Mediante la Revelación Telepática.

— Hermano: Esto.

— ALFA Y OMEGA: Sí, y yo le voy a agregar lo siguiente: yo con mi imaginación humana, yo no soy capaz de hacer esto, me canso, quizás me vuelva loco; esto lo dicta el Padre, y es tan fácil decir esto lo dicto yo, pero estaría faltando a la verdad.

— Hermano: Esto, tomado en tomos de libros, ¿cuánto sería?

— ALFA Y OMEGA: Ni yo sé dónde termina esto, ni jamás lo sabré.

— Hermano: Actualmente, ¿cuántos son en tomos de libros?

— ALFA Y OMEGA: No he sacado la cuenta, ni yo sé.

— Hermano: Podríamos decir por ejemplo, que un Lenin vendría a ser un predestinado, porque ha escrito también 26 obras en grandes volúmenes

— ALFA Y OMEGA: Se lo voy a explicar: todo lo imaginable se pide a Dios; unos piden inventar, otros piden revelar.

— Hermano: A ver, repítalo, no lo he entendido.

— ALFA Y OMEGA: Todo lo imaginable se pide a Dios.

— Hermano: Todo lo que uno se imagina.

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermano: Se pide a Dios.

— ALFA Y OMEGA: Justamente; toda sensación que uno siente en la vida, de a una por una, sensación por sensación, la pidió al Eterno.

— Hermano: Entonces, qué papel cumple el hombre, ¿vil muñeco?

— ALFA Y OMEGA: No.

— Hermano: Y si lo ha pedido, entonces no está pensando

— ALFA Y OMEGA: El hombre pidió una forma de vida que no conocía, por eso se dice en el Evangelio: La prueba de la vida; sensación por sensación.

— Hermano: Usted, cómo pide algo que no conoce.

— ALFA Y OMEGA: Porque, cuando uno no conoce algo pide conocerlo para conocerlo; sino, no conoce jamás.

— Hermano: Muy bien, si usted ha pedido algo para conocerlo: ¿qué papel cumple el hombre?, le vuelvo a recalcar.

— ALFA Y OMEGA: El papel que cumple el hombre es avanzar; ahora, al Eterno se le pide, Él jamás impone.

— Hermano: Se le pide… y todo nos da.

— ALFA Y OMEGA: Sí, le voy a explicar por qué: Él no tiene el complejo de imponer porque es infinito; imponer es un complejo de poder, se ve obligado a imponer; al Eterno se le pide y Él concede, y se acabó la historia.

— Hermano: Pero si Él ha formado ese status, esa forma, quiere decir que está imponiendo de que nosotros tenemos que pedirle.

— ALFA Y OMEGA: No, se lo voy a explicar: de las propias ideas, de las propias ideas que uno genera a diario, el Creador le saca el futuro cuerpo a uno; todo sale de uno, nada se regala en el Reino de Dios; por eso se escribió: Por vuestras obras seréis juzgados, hasta la última molécula; eso se llama autenticidad de los hechos ante Dios, todo sale de uno.

— Hermano: No, sí… las palabras son muy bonitas, pero lo verdadero es que tenemos que llegar a la verdad.

— ALFA Y OMEGA: Sí, y para llegar a la verdad hay que buscar, hay que investigar; si usted quiere llegar a la verdad, están a disposición de usted 4,000 Rollos, tiene que empezar a leerlos.

— Hermano: Pero es que, suponiendo que esto no sea la verdad, por qué usted me restringe en leer los Rollos.

— ALFA Y OMEGA: No, le doy a disposición 4,000 Rollos; ese es problema suyo, si quiere buscar busca, porque en el mundo hay infinitos grados de buscadores: hay profundos, que van de padre a hijo y no se detienen ante nada; hay otros que por el momento nomás; hay otros… no, cada uno en su grado que pidió a Dios.

— Hermano: Mire, perdone que le corte ¿no?; usted me dice que yo busque, pero acá, supóngase que esto no es la verdad.

— ALFA Y OMEGA: No, yo aquí yo lo invito pero no lo obligo, porque somos bastante grandecitos para saber, lo que nos correspondía con respecto a Dios.

— Hermano: No, no estamos hablando de que si somos grandecitos, ni de…

— ALFA Y OMEGA: No, es que corresponde.

— Hermano: Es que mire usted, de que si usted me dice que yo tengo que encontrar la verdad acá, ya me está restringiendo un conocimiento, me está diciendo que yo tengo que llegar acá para saber la verdad.

— ALFA Y OMEGA: Y si le estoy diciendo, por algo será pues; porque usted cree que esto ¿va a estar así nomás?; es una invitación, depende de usted si la acepta, porque todos tenemos libre albedrío; porque aquí en la Revelación, el Padre no habla como los hombres con sus formas de fe; los hombres muchas veces necesitan propaganda, lo de Dios no necesita propaganda y se extiende igual.

— Hermano: Hay una cosa muy interesante que le escuché decir: Sólo satanás divide; pero en realidad, yo creo que Jehova ya está dividiendo.

— ALFA Y OMEGA: ¿Quién, Jehova?, no pues, si el hombre se dio su sistema de vida basado en el oro, no Dios; el hombre escogió.

— Hermano: Usted dijo que satanás había… no, que Jehova había dicho que sólo satanás divide, pero Jehova al decir eso ya está dividiendo.

— ALFA Y OMEGA: No, está advirtiendo.

— Hermano: Osea que Él está de acuerdo con lo que hace satanás.

— ALFA Y OMEGA: No confunda, al decir: sólo satanás divide, el mundo tiene que abrir las orejas; si vamos a sacar un sistema de vida, y el Eterno dice que sólo satanás divide, no imitemos a satanás en las leyes.

— Hermano: Claro… entonces.

— ALFA Y OMEGA: La advertencia es para el hombre… advertencia.

— Hermano: Entonces la división es buena.

— ALFA Y OMEGA: No pues.

— Hermano: Tenemos que estar divididos entre Jehova, o entre satanás.

— ALFA Y OMEGA: No pues, un padre en la Tierra, siempre trata de mantener la unificación de su familia, o sino la felicidad se va a la ruina.

— Hermano: Es que tiene que ser una de las dos cosas: o usted está a favor de Jehova, o bien está a favor de satanás; tiene que haber una división…

— ALFA Y OMEGA: Es que aquí hay una advertencia para que el hombre no se divida, eso está acá; porque el Eterno no le dice a la criatura del planeta: Divídanse, peleen.

— Hermano: Él nos da eso, fue lo que nosotros le pedimos.

— ALFA Y OMEGA: Ahora, para hacer estas preguntas, hay que saberse el Evangelio de memoria; se tenía toda la vida para sabérselo; entonces por experiencia se lo digo, por años, que siempre me encuentro con personas que entran en conversación, e incluso hasta discusión y no se saben el Evangelio; entonces qué pasa, entonces las preguntas que hacen no tienen profundidad; y eso, entonces… qué pasa…

— Hermano: Usted me está ofendiendo.

— ALFA Y OMEGA: No, porque yo ni se si usted se leyó el Evangelio, o no se lo ha leído.

— Hermano: Pero yo le podría decir que usted tampoco ha leído lo mío, lo que yo he leído, y podría estar usted en error.

— ALFA Y OMEGA: No sé, pero lo que yo sé: que lo de Dios fue mandado por sobre todas las cosas.

— Hermano: Perdón, disculpe usted, ¿usted ha leído sobre la teoría del conocimiento?, cómo llegar al verdadero conocimiento de las cosas.

— ALFA Y OMEGA: Sí, eso es leyes de los hombres, porque todo lo que hay en filosofía en la Tierra es de hombres, las Revelaciones son de Dios; por eso se escribió: Lo que es de Dios es de Dios; y lo que es de los hombres, es de los hombres. Ahora, entre los hermanitos que quieran hacer preguntas… —porque usted comprenderá hermano que estamos conversando y los hermanos quizás cuántas preguntas están en sus mentes.

Entonces hermano, para avanzar en lo que se busca, no hay que detenerse en las propias influencias que le ponen límites a uno, la prueba de la vida se lo está demostrando a todos, de a uno por uno, en todo momento; los grandes buscadores no tomaron a los seres por sus límites, siguen profundizando las causas; lo que no entiendo… dice el sabio: lo dejaré para después, no puedo perder el tiempo, y sigue profundizando las causas; entonces debemos evitarnos que nosotros mismos nos pongamos límites; porque hay gente que está con la idea toda la vida y se encierran en la idea ahí, pierden ellos pues, pasa el tiempo, pasan los años y están ahí con la idea; eso en el Evangelio se llama: Roca, roca mental se llama; sobre esta roca construiré mi Iglesia —fue dicho—; significa: Sobre estos egoístas los probaré en una filosofía salida de sus libres albedríos, porque la eternidad siempre se adelanta, —perdón— la Trinidad, lo de Dios se adelanta al futuro; todo lo del Eterno es profético en el Evangelio, letra por letra, porque Él creó todas las cosas y creó la profecía; creó el futuro, y lo hace conversando con el futuro.

— Hermano: Una pregunta hermano, ¿Él sabe lo que nosotros vamos a hacer?

— ALFA Y OMEGA: Indudable, entonces la criatura que pone en duda esto…

— Hermano: Ah… no, yo no lo pongo… supóngase que yo lo tomo como verdad, de que Dios ya sabe lo que nosotros vamos a hacer.

— ALFA Y OMEGA: Sí hermanito, cuando se conversa de Dios, hay que hacerlo en forma universal, hay que salirse del yo, porque lo de Dios es Universal; por eso yo le digo: hay criaturas… hay criaturas que en su forma de fe le ponen límite a Dios; ese es problema de ellas delante de Dios; jamás hay que ponerle límite a Dios, ni conscientemente ni inconscientemente.

— Hermano: ¿Por qué?

— ALFA Y OMEGA: Porque se le enseñó que el Creador era infinito, y si Él es infinito por qué le ponen límites.

— Hermano: Yo me pregunto muchas veces: ¿Es infinito?, ¿siempre ha sido igual desde su génesis hasta su final, infinitamente? y hablemos… infinito ¿no?

— ALFA Y OMEGA: Él no tiene ni principio ni fin.

— Hermano: Ya, es infinito, siempre ha sido igual.

— ALFA Y OMEGA: No, depende el término, ¿igual a qué?

— Hermano: ¿Cómo lo considera usted?

— ALFA Y OMEGA: Porque usted dice: Siempre ha sido igual; usted ya le está poniendo una sensación al Eterno: que es igual.

— Hermano: ¿Cómo lo considera usted?

— ALFA Y OMEGA: De que no tiene ni principio ni fin, y que Él, es lo que es el Cosmos; si hay criaturas gigantes en el Cosmos, Él se vuelve gigante; si hay microbio en el cosmos, Él se vuelve microbio.

— Hermano: Eso es lo que yo quería saber: ¿Cómo sabe usted que Él se vuelve así?

— ALFA Y OMEGA: Porque viene por Revelación, se lo vuelvo a decir.

— Hermano: Él se lo ha dicho a usted

— ALFA Y OMEGA: Sí, entonces ahora yo le digo lo siguiente, aquí no se trata de polemizar, aquí se trata de buscar, investigar; se trata de… 

— Hermano: Porque se llega a la verdad.

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque hay muchos que polemizan y perjudican al resto, atrapados horas y horas hermano, en lo mismo ahí… que sus dudas, que mi yo, que mi ambiente, que mi mente; y el resto, esperando: se van; no hay derecho ¿no?, no hay derecho, ¿por qué?, porque hay preguntas universales que a todos nos interesa en forma profunda, preguntas que hacen avanzar a las criaturas; entonces, el cuidado que tiene que tener uno cuando hace preguntas es: no dejarse influenciar por el propio yo; porque hay seres que creen que ellos tienen la duda nomás, y el resto no; teniendo aquí tantas dudas y preguntas que hacer, entonces se van desilusionados muchas veces de lo que se habló; no se les dio la oportunidad de tener una respuesta de lo que ellos esperaban.

— Hermana: Bueno, para ir avanzando y para que pueda ver allá el hermanito, vayan leyendo los Títulos, y van pasando y dan la explicación de los dibujos celestiales.

— ALFA Y OMEGA: Esto es para los que se interesan, de lo que viene en el futuro… el hermano se ríe.

— Hermano: No, ¿sabe qué?, se puede hablar, porque hay muchas cosas; porque usted en esa parte es unilateral.

— ALFA Y OMEGA: No.

— Hermano: Usted solamente me deja; mire, usted me dice: lleve esto para llegar al conocimiento; pero yo le digo: señor, por qué usted me va hacer conocer esto, si yo puedo conocer también otras cosas para llegar al conocimiento.

— ALFA Y OMEGA: Es que resulta lo siguiente hermanito, es que yo podría haberle dicho a usted, mucho rato le he dicho: de acuerdo a lo que usted sabe del Evangelio, porque se mandó que estaba por sobre todas las cosas, y lo investigado se ve en el Evangelio, ahí también habla de Dios y es lo mismo.

— Hermano: El Evangelio no es lo más ilustre de los conocimientos, no es lo máximo, hay otras cosas, el Evangelio puede estar algo…

— ALFA Y OMEGA: No pues… es que hay una cosa pues hermano; que el mismo que dictó el Evangelio es el mismo que dicta las Revelaciones, si todo sale de un solo Dios nomás; por eso, están vinculados, ahora lo viene a saber usted recién; entonces usted note que está desarticulado.

— Hermano: No, yo creo que es su opinión.

— ALFA Y OMEGA: No, pero usted deduzca, se enseñó que todo salió de un solo Dios nomás

— Hermano: Deduzca usted.

— ALFA Y OMEGA: No, el que tiene duda es usted, no yo; yo no tengo problema, gracias a Dios.

— Hermano: Ah… ya, ya, ya; no… yo sí tengo este problema, casualmente lo lógico que tiene el ser humano es que tiene problemas, porque por los problemas se preguntan.

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermano: Y en la duda está el avance, la solución; porque si quiere el verdadero conocimiento de las cosas…

— ALFA Y OMEGA: Entonces otra cosa, de que si usted quiere imponerse más de esto —si es investigador desde luego—; usted tiene toda la vida para leer los Rollos; ¿lo va comprendiendo?; ahora depende del interés de cada uno.

— Hermano: Por qué no le diría yo a usted que…

— ALFA Y OMEGA: Porque para juzgar una obra, yo me impongo de la obra completa, aunque no me toque; para no caer en juicios falsos, juicios erróneos; en que después tengo que poner la cara y estar inculpándome; primero se impone, y después que lo leyó va entrando la idea, y saca una idea y saca un juicio, juicio con conocimiento de causa. ¿No lo cree hermano?

— Hermano: Hermano, usted sabe que la confiabilidad… ¿osea que usted le da el cien por ciento de confiabilidad?

— ALFA Y OMEGA: ¿Qué dijo?, ¿qué palabra usa?

— Hermano: La confiabilidad

— ALFA Y OMEGA: Ah… sí, sí; indudable, porque esto —sabe una cosa—, no repite ni enseña lo que los hombres ya saben; porque si esto enseñara como los hombres saben las cosas, y las repitiera igual, no sería Revelación; sería una simple imitación; y lo que es Revelación atrae y fascina porque es Revelación; entonces, uno, las Revelaciones las compara con sus experiencias; usted sabe que es el camino para lograr lo que se investiga; la experiencia de uno con lo que vive, y uno va atando cabos, va sacando conclusiones: esto se dice así y ahora me a explicado asa, ¡ah!; y va llegando a una conclusión total de lo que busca; entonces es inseparable la experiencia con las Revelaciones de Dios; porque fue enseñado que todo es juzgado, hasta la experiencia; entonces, para que usted se forme una idea qué es esto, usted tiene que leer estos Rollos y después conversar conmigo, y para escuchar su opinión con conocimiento de causa, porque nada sabe de esto, por primera vez lo ve.

— Hermano: Y usted por qué no entra a mi campo, ¿por qué me restringe?

— ALFA Y OMEGA: No, es que, por la sencilla razón de que yo vengo a…

— Hermano: Usted tampoco sabe, ¿y por qué no entra a mi campo?

— ALFA Y OMEGA: No, aquí no se trata de rivalidad mental, porque…

— Hermano: Es que en esa rivalidad se puede llegar al verdadero conocimiento, lo importante es saber si es que usted tiene la verdad, o yo tengo la verdad…

— ALFA Y OMEGA: No, es que ésto como fue anunciado en el Evangelio, entonces son los oyentes los llamados a averiguar esto; yo sólo muestro, nada más; cada uno en su papel, aquí se da oportunidad pero no se ruega; se lo digo con todo respeto y amor a ustedes hermanos espirituales de la Tierra, pero no se ruega; porque todos saben el camino elegido, todos son grandes; tienen toda una vida para saber lo de Dios; la Revelación no se comporta como la fe de los hombres en la prueba de la vida; ésto, crean o no crean, se extiende igual… 

— Hermano: ¿Y referente a ésto?

— ALFA Y OMEGA: Esto se publica en todos los idiomas de la Tierra, y ya se están haciendo los Rollos… para publicaciones.

— Hermano: Y dígame, los que no llegan a saber sobre esto, ¿podrían tener salvación?

— ALFA Y OMEGA: La salvación la tiene cada uno según sus actos en la vida; idea por idea, instante por instante, molécula por molécula; porque delante del Eterno, la materia habla en sus leyes de materia y el espíritu en sus leyes de espíritu; nada es imposible para Dios.

— Hermano: Dios, para juzgar a un delincuente, tendría que juzgarlo a él, tendría que juzgar a la sociedad, el medio ambiente, sus actos…

— ALFA Y OMEGA: Juzga al propio sistema de vida, que en la Revelación se llama: el extraño sistema de vida salido de las extrañas leyes del oro.

— Hermano: … no comprendo lo que usted dice.

— ALFA Y OMEGA: Justamente se lo voy a explicar.

— Hermano: A quién se debe juzgar.

— ALFA Y OMEGA: Al sistema.

— Hermano: Al sistema social 

— ALFA Y OMEGA: Sí

— Hermano: De estos delincuentes.

— ALFA Y OMEGA: No, pues, es que hay una cosa, según sea el sistema de vida en justicia: hay o no hay delincuentes; cuando el sistema de vida incluye leyes desiguales en los planetas, surgen los delincuentes; cuando en los planetas hay leyes igualitarias, no surgen los delincuentes.

— Hermano: Me lo podría repetir.

— ALFA Y OMEGA: En los planetas que crean leyes desiguales —como éste que estamos viviendo— surgen los delincuentes.

— Hermana: Entonces, cuáles son leyes desiguales.

— ALFA Y OMEGA: Las leyes desiguales son las que no son equilibradas; osea, lo que puede uno, no lo puede lograr el otro, eso es desigual, desequilibrio; entonces en otros planetas, los seres tienen sensaciones y deseos, y todos logran sus deseos, lo que desean.

— Hermana: Por ejemplo, una ley puede ser: que el que roba tiene una sentencia.

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermana: Pero el robar es una desigualdad, porque uno tiene que trabajar en vez de robar.

— ALFA Y OMEGA: No, es que aquí hay una cosa hermana, que para decir eso, primero hay que exigirle a los que hicieron las leyes; si ellos partieron por la igualdad, el delincuente es culpable; sino partieron por la igualdad, el delincuente no es culpable; osea que lo que uno siente hay que aplicarlo a todos, para ser justo e igualitario.

— Hermano: Porque si esto lo ve Jehova, se va a ver en un gran problema ¿ah?

— ALFA Y OMEGA: Usted le está poniendo límite al Eterno, ja, ja, ja…

— Hermano: Le digo una cosa, las personas que tienen verbo, es el sarcasmo; y en usted porque…

— ALFA Y OMEGA: Sí porque esto es telepático…

— Hermano: Pero… aquí Jehova está en un gran problema, porque, ¿a quién va a juzgar?, pregunto yo.

— ALFA Y OMEGA: ¿Qué?

— Hermano: A quién va a juzgar, a quienes, a la sociedad, a…

— ALFA Y OMEGA: Va a juzgar a —dice el Padre—, Él juzga a todos los que pidieron una forma de vida, porque Él creó todo.

— Hermano: Uno ha pedido venir aquí a la Tierra.

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque desde el momento que Jehova anunció Juicio, es porque había una causa, no hay juicio sin causa; y en la Tierra todo juicio tiene una causa; lo de arriba es igual a lo de abajo.

— Hermano: Si Él nos dio lo que nosotros pedimos, sabiendo que es malo, ¿por qué no los dio?

— ALFA Y OMEGA: Los hombres insisten —dice el Padre— en conocer lo que no conocen; insistir es un derecho delante de Dios, porque Él es infinito, no tiene límites; entonces insisten tanto en sus libres albedríos, que el Padre concede.

— Hermano: Y eso es bueno. 

— ALFA Y OMEGA: No, es sencillamente el pedido a Dios.

— Hermano: Si viene de Dios, es bueno.

— ALFA Y OMEGA: Indudablemente que es bueno, porque…

— Hermano: Entonces, todas las cosas son buenas ya que son venidas de Dios

— ALFA Y OMEGA: Sí pero los hombres pidieron ser probados en las sensaciones.

— ALFA Y OMEGA: Él aprobó el pedido a Dios; una cosa es dar una cosa, y otra cosa es ponerlo a prueba.

— Hermano: Pero se lo dio de todas maneras.

— ALFA Y OMEGA: Lo autorizó —diría yo—

— Hermano: Sí, lo autorizó, lo dio.

— ALFA Y OMEGA: Sí, entonces al pedir esto, el hombre pidió Juicio; el Juicio lo pide la criatura, el Eterno no lo impone; los juicios y sus características lo piden los seres; porque si el juicio fuese impuesto, ya sería afectado el libre albedrío de la criatura; entonces, —dice el Padre Jehova lo siguiente: El Juicio que pidieron los hombres, es un Juicio en que la misma criatura humana no se perdona ninguna ella, ni una molécula se perdona.