Seleccionar página

CASSETTE Nº 7

LADO A

— ALFA Y OMEGA: Entonces muchos confunden, hay muchos que dicen: ¡Ah!, si Cristo usaba el pelo largo, como yo no lo voy a usar; ¡no! —dice el Padre— erróneo; los antiguos usaban el pelo largo, por mandato de raza, por pedido al Eterno; ahora se usa el pelo largo por vanidad, por inmoralidad; es otra la cosa ahora, porque pidieron ser hombres y visten como mujeres; entonces, eso se llama queja del sexo; el sexo habla delante de Dios en sus leyes de sexo, y el sexo se queja; —se pidió ser hombre y lo hicieron femenino— y pide justicia; eso se llama el llorar y crujir de dientes de los que vistieron extrañas modas, porque aquí ni la moda escapa, en todas las cosas.

— Hermana: Hermano, entonces regresando a la pregunta que hace la Señora, en cuanto al divorcio, no habiéndose casado ¿es permitido?

— ALFA Y OMEGA: Ah; depende cómo el espíritu le dio importancia a lo de Dios, porque si una mujer y un hombre se casó una vez y por a o equis motivos se separó, y no se casa por respetar lo de Dios, es sencillamente extraordinario; y el Eterno se conmueve y le da el más alto premio, en cuanto a sacramento que respetó por sobre todas las cosas.

— Hermana: Pero puede convivir con otra persona.

— ALFA Y OMEGA: No, ahí dividió ya… ahí no le dan el más alto premio ya.

— Hermana: Entonces, una persona que se casa una vez ya no puede por nada casarse por segunda vez, así el matrimonio no sea nada bueno, porque hay muchas personas que si lo hacen.

— ALFA Y OMEGA: Por respeto a lo de Dios debería casarse una vez no más; y note, el Eterno no obliga, pero no le da el premio que le corresponde en su totalidad; osea que aquí hay infinitas clases de exceso; el que se impuso el mayor sacrificio por Dios recibe más pues; porque usted tiene: uno que se casó varias veces y uno que por respeto a Dios se casó una vez, no se casó más; ¿quién tiene más mérito ante Dios?

— Hermana: Pero…

— ALFA Y OMEGA: Pero vamos al mérito… al mérito.

— Hermana: Al mérito ya, pero por ejemplo, este… usted sabe…

— ALFA Y OMEGA: Porque la gente dice: Es increíble… pero el mérito; ahí esta lo mejor… el mérito. 

— Hermana: Pero usted no sabe de que este ambiente también influye en la formación de los hijos ¿sí o no?

— ALFA Y OMEGA: Depende de las circunstancias.

— Hermana: Porque por ejemplo, los que no se entienden pelean, y ven los hijos que los padres se engañan.

— ALFA Y OMEGA: Entonces, sabe a qué se debe eso, porque —dice el Padre—: Los hombres no debieron fracasar ninguno en el matrimonio; los hombres fracasan en el matrimonio porque se alimentaban de un extraño libertinaje salido de las leyes del oro; influyó en que cada uno tenía que hacer lo que estimaba; entonces estos seres, maldecirán al sistema de vida, porque si ellos no hubiesen conocido el sistema de vida, ellos no estarían en Juicio; no habrían conocido esas costumbres, este libertinaje que los llegó a separar; y el primer libertinaje que se tomó el hombre, el primero entre todos los libertinajes; porque hay muchos libertinajes; el primero fue, que aquellos que crearon este sistema no tomaron en cuenta a Dios para nada, perfeccionaron las leyes del oro y nada más; por desgracia los que crearon esto —la cabeza— no creían en Dios; los pueblos, mientras más sufrido es, cree en Dios; pero la cabeza no cree en Dios; es el drama de los humanos; cuando debería ser a la inversa, los que están a la cabeza, deberían ser los más respetuosos de Dios, para ejemplo de los demás; entonces —dice el Padre—, el segundo libertinaje, es haberse tentado con la fuerza para crear un sistema de vida; y Él pregunta en la Revelación ahí: ¿No están las llamadas fuerzas armadas extendidas por todo el planeta?… claro que están acá, por siglos están.

LO DE DIOS ES UNIVERSAL

LO DE DIOS NO ES EXCLUSIVO DE NADIE

(Minuto 4, 14 segundos, cassette 7 lado A)

— Hermana: ¿Estas Revelaciones le han sido dadas?

— ALFA Y OMEGA: Sí, pero esto no es mío, es para el mundo; esto se publica en todos los idiomas; lo de Dios es Universal; lo de Dios no es exclusivo de nadie.

— Hermana: Lo que usted nos está diciendo, ¿está en la Revelación?

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermana: Ya. hermano, a raíz de qué nacen los diferentes idiomas, quisiera saber sobre la Torre de Babel.

— ALFA Y OMEGA: Eso significa la soberbia de los hombres; los hombres —dice el Padre— intentaban llegar al cielo con la Torre de Babel; pero ésa fue la soberbia de leyes primitivas de ellos; porque hoy en día el hombre con más ilustración, no trata de hacer una escalera y llegar al cielo, porque sabe que es absurdo.

— Hermana: Incluso también haciendo nueva escalera; nada.

— ALFA Y OMEGA: Era una soberbia, era la competencia entre los dioses, quién podía más; porque en aquellos tiempos, había mucho el adoro de dioses.

— Hermana: Hermano, es cierto que existían los dioses.

— ALFA Y OMEGA: Perdone, y en medio de la competencia, al Padre Jehova le pusieron límite; creyeron que con una simple escalera llegaban donde Él; si lo de Él no tiene principio ni fin, ¿cuando iban a llegar?

— Hermana: Pero no eran evolucionados pues.

— ALFA Y OMEGA: Pero hubo soberbia, por eso que el Padre los castigó; porque dice: En otra existencia —hijo— hicieron lo mismo; como todo espíritu nace de nuevo, muchas veces repiten lo mismo.

— Hermana: Entonces ellos serán , los que hicieron las escaleras, serán los sacerdotes de ahora; los papas… ellos.

— ALFA Y OMEGA: Sí, los religiosos de ahora —dice el Padre Jehova— son los mismos fariseos del pasado, porque todo espíritu nace de nuevo para vencer sus tendencias imperfectas, y las imperfecciones muchas veces requieren de muchas existencias.

— Hermana: Y mientras tanto, ¿dónde se encuentran?

— ALFA Y OMEGA: Ellos, en el Cosmos; porque uno de la Tierra, de los planetas, sale al espacio; entonces —dice el Padre—: Los espíritus religiosos —hijo— en lejanos mundos hicieron lo mismo, en infinidad de planetas sembraron la división, la confusión, construyeron extraños monumentos; me dividieron a mis hijos de otros rebaños; aquí en la Tierra hicieron igual; para que no lo hicieran, Yo les puse en el Evangelio: Sólo satanás divide; era una advertencia para ellos, por siglos el mundo dividido frente a un Dios; entonces —dice el Padre— esta extraña división se llama en el Reino de Dios: Confusión Mental y esta división extraña se paga segundo por segundo; ese es el pago que tiene el espíritu religioso; los llamados religiosos —dice el Padre Jehova— no tuvieron la habilidad mental a través de los siglos, de crear una sola psicología del Evangelio de Dios, porque la cabecita… la mente, no le dio para tanto; se detuvieron; el Padre les llama a ellos en Revelación: Los más atrasados de la evolución humana; tan atrasados fueron que ninguno de los que le siguieron en la vida, ninguno entra al Reino de los Cielos; todos tienen la influencia de la división; para entrar al Reino, hay que tener la inocencia intacta, tal como se salió del Reino; por culpa de ellos, el llamado mundo cristiano, no entra al Reino; ni ninguno a entrado ¿va comprendiendo el llorar y crujir de dientes?

— Hermana: Hermano, a pesar hermano… pero ellos no tienen la culpa, ¿sabe por qué? muchos quieren unirse todos, en una misma idea y no quieren.

— ALFA Y OMEGA: — Hermana, no diga eso, no justifique, a los que tienen un Juicio pendiente; es peligroso; porque usted corre el riesgo de ser llamada cómplice en el Juicio; le voy a explicar: en la vida —dice el Padre— había que saber a quién se seguía, había que estudiarse, había que tener cuidado pues.

— Hermana: Hermano ¿sabe por qué?, porque hay hermanos que se basan a la Biblia y viven su vida de acuerdo a la Biblia…

— ALFA Y OMEGA: ¿Quién?

— Hermana: Ah… los hermanos… los adventistas; ellos tienen ese tipo de vida; usted dice: como han sido divididos no entran al Reino de los Cielos, a pesar de que se saben la Biblia de memoria.

— ALFA Y OMEGA: Hermana, no se saque de la cabeza, que viven la psicología religiosa de división; ahí está su problema; comprenda eso, tienen la psicología de la división, participan en lo mismo.

— Hermana: Todas las religiones dividen.

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermana: Sí, porque cuando se acercan a uno, no le dicen que si usted es cristiano, sino le dice cámbiese.

— ALFA Y OMEGA: Así que cuidado con defender a esos seres, porque —dice el Padre—: En la prueba de la vida había que tener cuidado para con los que tenían un Juicio pendiente; porque el que defendió a uno que violó la Ley, es llamado en el Juicio: Cómplice; y más vale no ser cómplice.

— Hermana: Una cosa me preocupa hermano los que mueren, los que dejan su riqueza material, ¿van a algún sitio del Cosmos?… y los de las otras galaxias, de los otros planetas, ¿todos están juntos?

— ALFA Y OMEGA: Se lo a voy a explicar; la criatura va a un sitio en el Cosmos, según lo que creyó del Cosmos, según lo que pensó uno; si son las sensaciones las que lo llevan a uno al sitio, todo sale de uno, si cada uno se hace su cielo; el que no creyó en el Cosmos, no ve el Cosmos; eso es terrible hermana y muy peligroso; porque todo lo vivimos en el Cosmos.

— Hermana: Y nunca van a salir de allí.

— ALFA Y OMEGA: No, tienen un tiempo, porque ellos a pesar de que violaron lo de Dios tienen inocencia; la inocencia está basada en que la criatura, aunque sea el mayor violador del Universo no lo sabe todo; eso se llama inocencia.

— Hermana: Hermano, perdón y por esos hermanos que están; que lloran en las tinieblas, y uno pide por ellos, el Padre se conmueve y lo saca por las oraciones de uno también, ¿le vale o no?

— ALFA Y OMEGA: Sí, eso se llama caridad por otro; pero cuando uno intercede por otro, hay que pedirle al Eterno de que a ellos les vaya bien en el Juicio con el Eterno.

— Hermana: ¡Ah, que les vaya bien en el Juicio! así como otros hermanos pedirán por nosotros para que nos vaya bien.

— ALFA Y OMEGA: Porque para darle vida a las criaturas, el todo es llamado a juicio; se juzga… y se juzga para ver a que mundo está destinado o que mundo se merece, el Juicio es ineludible para los que piden vida.

— Hermana: Hermano, pero una cosa, a pesar de que estos hermanos que tengan una moral muy elevada, ¿basta y sobra de que pertenezcan, a que estén divididos y no entran al Reino?

— ALFA Y OMEGA: No, estaba la advertencia en el Evangelio: Sólo satanás divide; si no hubiese estado la advertencia sería otra la ley y entrarían al Reino, pero estaba la advertencia, eso nadie lo niega.

— Hermana: Esta bien, sólo satanás divide, pero hay muchas personas que no saben cuál es la rama, 

— ALFA Y OMEGA: ¿Cuál es la rama?

— Hermana: Cuál es el templo.

— ALFA Y OMEGA: Se le voy a explicar hermana, le voy a explicar lo siguiente; en la prueba de la vida hubieron dos formas de fe ineludibles, la forma de fe individual, la búsqueda propia; esa a nadie divide, ésa recibe premio completo; la otra forma de fe, es por imitación o fe religiosa; esa fe se divide por el número de religiones que hubo en el mundo; otro llorar para el mundo cristiano.

— Hermana: Hermano y qué sucede con aquellos que, digamos, con aquellas personas que mueren y desencarnan, y después, cómo se le llama, que penan.

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, esos son espíritus que tienen problemas con la materia, están magnéticamente como que son de la vida y como que son del Cosmos; están entre aguas.

— Hermana: Son muy materialistas.

— Hermana: Y esos molestan, asustan y también este…

— ALFA Y OMEGA: Esos que molestan son muy mundanos; porque el espíritu respetuoso, culto, no molesta, tanto arriba como abajo no molestan, tienen evolución.

— Hermana: Hermano, supongamos que yo soy un padre ¿no?… ¿cree que su espíritu inmediatamente se va, o se queda con sus familiares un tiempo después que muere?

— ALFA Y OMEGA: Depende lo que se merece en sensaciones según como fue en la vida; hay muchos que son premiados en el silencio; entonces cuando los espíritus le piden vida al Eterno, nadie le dice: Cuando yo salga de este planeta, cuando desencarne voy a molestar, voy a penar; eso es falta de respeto, nadie pidió molestar a los seres que estaban en prueba de vida, para no perturbarle su existencia, su prueba.

— Hermana: Pero hay personas que así dicen: cuando yo me muera te voy a jalar los pies, cuando yo me muera te voy a hacer esto, te voy a hacer lo otro.

— ALFA Y OMEGA: Entonces arriba se arrepienten, porque eso es un punto en contra de los Juicios de Dios; ese espíritu cuando tiene un premio, le —dice el Padre—: Lo siento, tu de boca dijiste que ibas a molestar, si tú no hubieses dicho eso Yo te concedo el premio, será para la otra hijo, lo siento; allí se marean ellos; las costumbres del planeta que le llevó a hacer eso.

— Hermana: Hermano, entonces quiere decir que si uno también, atrae a esos espíritus para que, ya sea para que le ayuden… cosas así; en ideas que uno tiene, ¿también están cumpliendo una pena por atraerlos, por llamarlos?

— ALFA Y OMEGA: Sí, en parte, porque está usted entreteniéndolos en circunstancias que ellos tienen todo el Cosmos.

— Hermana: Pero es interesante eso que dice: que con las ideas uno forma mundos, planetas.

— ALFA Y OMEGA: Dice el Padre…

— Hermana: Yo he tenido la oportunidad de conocer, hermanito,  personas de que todo lo disfrutaban, encontraban a todo una razón para… que era buena la acción por mala que fuera.

— ALFA Y OMEGA: Si, justamente eso parece increíble; eso se debe… generación sin esfuerzo mental se llama; el más microscópico esfuerzo mental, sea el que sea, es infinitamente premiado por Dios, porque no tiene límites; Él por un segundo de pensamiento o menos de un segundo, le ofrece vidas enteras, porque no tiene límite.

— Hermana: Y yo conocí a personas que todo lo encontraba bueno, encontraba una disculpa a lo más perverso, a lo más malo.

— ALFA Y OMEGA: Ahora, esa persona tiene que decir: Si yo lo encuentro bueno ojalá sea agradable a Dios; porque una cosa es la opinión de uno y otra cosa es la opinión del Eterno.

— Hermana: Hermano, qué se puede hacer en caso, por ejemplo, de esas personas que penan, que molestan, para que ya no molesten más, ¿que se podría hacer?

— ALFA Y OMEGA: Es que, a esa persona hay que rezarle y nombrarle a Dios, y se van…

— Hermana: En nombre de Dios…

— ALFA Y OMEGA: No quieren Juicios con Dios, porque saben lo que son los Juicios del Eterno; en el Cosmos nadie quiere Juicio con Dios, de la jerarquía que sea; porque siempre pierden ante Dios cuando han violado la ley.

— Hermana: Hermano perdón, una cosa yo quiero saber; este… supongamos: tengo a mi papá muerto, y yo siempre lo llamaba cuando tenía problemas o cosas… lo llamaba y decía: ¡por qué se había muerto!; son cosas que yo no entendía ¿no?, pero a veces… hermano, me parecía que yo sentía a mi papá o me parecía que lo sentía.

— ALFA Y OMEGA: Sí, eso se llama crearse la sensación.

— Hermana: ¿Uno mismo se creaba la sensación?

— ALFA Y OMEGA: Entonces… pero en la vida más vale no acudir a nadie, no más que a Dios; porque el que acudió a Dios tiene premio completo de Dios; el que acudió a santos, a seres que se fueron, a profetas, divide su forma de fe hacia Dios; en vez de recibir todo recibe poquito.

— Hermana: Pero eso es cuando se pide a un santo, a un profeta; se le pide como intermediario, pero para Dios no hay pedido.

— ALFA Y OMEGA: Sí, pero hay una cosa, de que el Eterno, cuando llega el momento del Juicio le dice: ¿Por qué no tuviste confianza completa en Mí?… completa; entonces todos los que adoran santos dividieron su forma de fe, segundo por segundo; recibe forma de fe en Dios completo; —es un premio infinito, porque lo de Él no tiene límite— los que siempre creyeron en Dios, en Dios y en Dios, nada más.

— Hermana: Hermano, uno está en la obligación… osea, uno siente deseo de ayudar a las personas, pero no saben de esas cosas por ejemplo lo de los santos, ¿está bien que uno a esas personas le diga que no adoren a los santos, o que simplemente sigan con sus ideas?

— ALFA Y OMEGA: No sólo esta bien, es un deber; porque está en el Evangelio… está en el Evangelio; no es un simple decir, está en el Evangelio: Adorarás a tu Dios Señor y Creador por sobre todas las cosas; significa por sobre todo santo.

— Hermana: Ahora, que lo hagan o que no lo hagan, ya es asunto de cada cual.

— ALFA Y OMEGA: Asunto de ellos, ahí tiene usted, otro llorar pues.

— Hermana: Hermano, y dígame usted hermano, y si la iglesia católica que tanto se basa… y si dice el Padre, eso es lo que yo pensaba; eso porque acá en el Evangelio dice… y ellos, ¿por qué lo siguen haciendo?, ¿por qué?, ¿por caprichosos, o por intereses creados?

— ALFA Y OMEGA: Sí, es soberbia de dominar con sus creencias; eso se llama anticristos, porque hacen lo opuesto a lo enseñado por Cristo.

— Hermana: Hermano, pero…

— ALFA Y OMEGA: El Mandamiento le dice: No matarás; ellos hacen lo opuesto: Bendicen las armas, legalizan las armas y comprometen a Dios; No adorarás imágenes ni semejanza alguna —dice el Evangelio— y hacen lo opuesto: Le colocan imágenes y dejan que sus seguidores se arrodillen ante los santos; no le dicen nada; y el Evangelio lo está diciendo; entonces ellos son nombrados en el Juicio, los primeros anticristos; se es un anticristo en el grado que se viola la Ley de Dios.

— Hermana: Pero por ignorancia, por ignorancia, porque…

— ALFA Y OMEGA: Ellos no tienen ignorancia, tienen ilustración, ellos…

— Hermana: No, pero los fieles.

— ALFA Y OMEGA: No, en parte, en parte, porque en la prueba de la vida consistía en saber distinguir a quién se seguía en la vida.

— Hermana: Siendo chiquitito a uno le enseñan una cosa.

— Hermana: Si hermano, en realidad uno no tiene la culpa.

— Hermana: No, pero cuando uno está grande ya, recién nos ilustran, pero ya grande hermano.

— Hermana: Sí, uno ya escoge.

— ALFA Y OMEGA: Sí, pero justamente se escribió: Todo espíritu duerme; se duerme en sus propios errores, y los segundos van pasando.

— Hermana: Yo he sido despertada, pero después; he sido criada en un colegio religioso.

— Hermana: Yo… yo también iba ser monja, y si hubiera sido monja que hubiera sido de mí.

— ALFA Y OMEGA: Entonces, la prueba de la vida consistía en no quedarse dormido ni un segundo, porque ese segundo se queja ante Dios en sus leyes de segundo.

— Hermana: Hermano, entonces toda cosa que uno sabe debe enseñarla.

— ALFA Y OMEGA: Si, eso se llama puntaje de propagación de lo de Dios; y eso se premia segundo por segundo.

— Hermana: Claro, no puedes callar porque eres cómplice pues.

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque, —dice el Padre—: Los que callaron las cosas nada ganaron; al contrario, se sospecha de ellos de que fueron ocultistas. 

— Hermana: Pero por ejemplo hermano, yo quiero decir ciertas cosas, pero no puedo explicarlas.

— ALFA Y OMEGA: ¿Por qué razón?

— Hermana: No coordino bien mis ideas.

— ALFA Y OMEGA: Ah… ya, ya.

— Hermana: Entonces, a veces no sé si decirlas o no, y me quedo callada. A veces, personas que yo sé que hacen bien, pero otras cosas que hacen mal, ¿no?, yo digo, una parte la estoy criticando y la crítica es mala.

— ALFA Y OMEGA: Depende.

— Hermana: Yo le quiero decir los defectos de ellos, y no los míos.

— ALFA Y OMEGA: Depende de la crítica, porque si usted en su crítica defiende a Dios; en el Juicio también a usted lo defienden de parte de Dios; el que no defendió a Dios, en el Juicio nadie lo defiende.

— Hermana: Eso no es crítica sencillamente, tienes un conocimiento más y le dices la verdad cómo son las cosas; ahora, que lo acepte o no lo acepte ya es asunto de ellos.

— ALFA Y OMEGA: Sí, justamente; entonces, aunque tenga dificultad explíquele como pueda, está usted cumpliendo su deber; porque en el Juicio se les preguntará a los sabios, a los ilustrados de la Tierra; el Juicio será más difícil para ellos, porque a mayor ilustración, mayor moral le exige el Juicio; a mayor ignorancia, menos le exige el Juicio; entonces, el Hijo de Dios les dice: Vosotros aprendisteis mucho en la Tierra; estuvisteis en las mejores academias, las mejores universidades, los mejores maestros; entonces, —les dice— de acuerdo a lo que sabíais, ¿habéis ilustrado a millones de almas?, ¿a cuántos ilustrasteis?…Televisión Solar.

— Hermana: Hermano, pero la iglesia comete una gran error, porque hay personas que no son buenas, por ejemplo antes yo creía en las… bueno, no creía en las imágenes, siempre creía a Dios y adoraba la imagen de Cristo, entonces yo a los demás también inculcaba que deberían adorar la imagen de Cristo; y no era así, ese es mi mayor temor… de difundir algo que no es cierto.

— ALFA Y OMEGA: Si, entonces —dice el Padre—: La mayor adoración de la vida humana, es el Trabajo y no hay más; el trabajo, segundo por segundo, le da el más alto puntaje de la vida humana, no tiene igual el trabajo; al Eterno le agrada que las criaturas le adoren avanzando a sus hijos; no que los hijos se atrasen; adorar imágenes hijo —dice— es un atraso, porque se le llena la mente de extrañas sensaciones y son presa fácil de la superstición; al Eterno no le agrada que los espíritus se limiten, y nadie le pidió al Eterno cuando se pidió la vida, nadie le dijo: Padre Eterno, en el lejano planeta te voy a adorar en imágenes; porque sabían que Dios estaba en todas partes.

— Hermana: Pero por ejemplo, la imagen de Jesús que tomó forma humana, acá en el planeta Tierra, el que se le venere, es como… bueno… conservar un retrato de sus seres queridos que se han ido ¿no?

— ALFA Y OMEGA: Si, entonces —dice el Padre—: En el Juicio, la imagen no se toma en cuenta; se toma en cuenta la sensación en fe; partiendo por el trabajo; ¿por qué no se toma en cuenta? Porque fue mandado: No adorarás imágenes, ni semejanza, ni templo alguno; no se toma en cuenta: Fue mandato.

— Hermana: ¿Pero no puede servir para concentrar?

— ALFA Y OMEGA: Sí, pero eso se llama no hacer todo el esfuerzo para eliminar la imagen de acuerdo al Evangelio; recibe más premio el que imitó al Evangelio; a que lo reciba uno que tuvo extrañas costumbres de su Dios; se dice extrañas costumbres lo que no está en el Evangelio, y lo que no está en el Reino: La imagen no está; la palabra extraño, el Hijo de Dios la emplea en todo orden de cosas; se lo voy a explicar: El Juicio que Él impone, parte de la base de que en este planeta se está cumpliendo la ley igualitaria que todos pidieron a Dios; y resulta que no es así pues; entonces viene un choque emocional; los sentimientos estallan, porque Él viene a exigir la Ley; entonces viene la sorpresa, la amargura, la ira contra las costumbres; viene un llorar y crujir de dientes; es un choque emocional; todo el sistema de vida es extraño ante el Hijo de Dios y ante la Eternidad, porque nadie lo pidió; cuando se pidió Patria delante del Hijo de Dios, todos pedimos por Patria a todo el planeta; nadie pidió nada dividido por no imitar a satanás, que le había dividido a sus ángeles; las leyes de la naturaleza fueron dadas para todos por igual; nadie pidió un pedacito, nadie fue mezquino en el pedido, o egoísta; entonces —dice el Padre—: Es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que consideró que su Patria era todo el planeta, a que entre uno que consideró que su patria era una parte del planeta.

— Hermana: En el Perú estarán muy mal los arequipeños.

— ALFA Y OMEGA: Se ponen límite y explica lo siguiente: Como todo habla delante de Dios, las moléculas del planeta, de los océanos, hablan de una por una; y las moléculas que la criatura desechó, que son en números que escapa la mente —porque es todo el planeta— se quejan a Dios de que el espíritu tal, no las miró con amor, con cariño, las miró como algo extraño; otro llorar para los que defendían patria.

— Hermano: Sobre la matanza.

— ALFA Y OMEGA: Peor, violan la Ley de los Mandamientos.

— Hermana: Hermano, hay un zancudo ahí que no lo molesta a uno, pero sabe que en la noche va a molestar, va uno y lo mata.

— ALFA Y OMEGA: Ah, se lo voy a explicar: Si uno no mata un bicho dañino, uno tiene Juicio de parte de la vida en el Juicio, de que uno no cuidó la vida; si el Mandamiento dice: No matarás, era para los que lo hacían con conocimiento de causa, dándole la contra al Mandamiento; los que mataban por maldad; porque una cosa es matar por necesidad y otra cosa es matar por maldad; matar por matar.

— Hermana: Por ejemplo, en defensa también se puede matar a un ser humano.

— ALFA Y OMEGA: Sí, depende de las circunstancias y quién provocó primero; quién lanzó la primera piedra; pero aquí hay una cosa, hay un Juicio que es grande, inmenso: De todos los cazadores del mundo que van a la selva a cazar fieras…

— Hermana: Por gusto los van a cazar, porque no están haciendo daño a nadie.

— ALFA Y OMEGA: Entonces como todo habla delante de Dios, las fieras piden Juicio… que fueron a sus mismas madrigueras a matarlas; ellas no fueron a la ciudad a buscar al hombre a matarlo; llorar y crujir de dientes a los cazadores, eso se paga por moléculas de fieras.

— Hermana: Eso es por el oro también.

— Hermana: ¿Y los pescadores no?, porque los pescadores sí pescan para comer.

— ALFA Y OMEGA: Sí, ahí también hay Juicio.

— Hermano: Aquí no se salva nadie ya.

— ALFA Y OMEGA: Es por sobre todas las cosas; si los peces también hablan; aquí no hay excepciones.

— Hermana: ¿Aunque dé de comer a muchos que no tienen?

— ALFA Y OMEGA: Sí, pero —dice el Padre—: El mundo sabía, ya sea por conversaciones, por murmuración, y hasta por libros, de que algo había con la carne; que no había que comer carne, algo había en comentarios; entonces aquí el Padre prueba la delicadeza espiritual de cada uno; una criatura por lo que escuchó, por lo que habló; que Cristo ayunó, que profeta tanto… hizo tanto, relacionado con la carne, con el alimento, no comió carne; tiene puntaje de delicadeza en el Juicio, segundo por segundo.

— Hermana: Y no solamente va tener Juicio el que pesca los peces, ni el que mata las reses, sino el que la consume; porque si no hubiera consumidores, no las matarían.

— ALFA Y OMEGA: Sí, eso se llama complicidad.

— Hermana: Entonces, todos somos cómplices de algo, porque por ejemplo: los botones, los zapatos, todo eso sale también de los animales; entonces todos tenemos complicidad.

— ALFA Y OMEGA: Sí, exactamente, va comprendiendo ahora lo que es el llorar y crujir de dientes; recién se está levantando la tapita de la olla, falta lo que viene en el fondo todavía.

— Hermana: Y cuando dice Jesucristo en la maldición a los fariseos: tú que cargas tanto sobre las espaldas de los demás y tú lo ocultas, dice, ¿eso se refiere a todo eso, que ya cargó tanto?

— ALFA Y OMEGA: Sí…

— Hermana: Es que nos fijamos en la paja del ojo ajeno y no miramos la viga en el nuestro.

— ALFA Y OMEGA: Sí, eso se aplica a los religiosos en el Juicio, ellos miraban la paja en el ojo ajeno y no la viga en la propia; ellos con su manera de ser religiosos, perpetuaron la división del mundo; ellos debieron haber renunciado a seguir ése camino, porque estaban dividiendo a todos; se durmieron; porque —dice el Padre—, más vale que hubiese renunciado el religioso y no tienen Juicio los religiosos.

— Hermana: Es una experiencia terrible hermano.

— ALFA Y OMEGA: Sí, esto se debe hermana, de que la criatura humana cuando pidió vida, pidió cumplir en su planeta con la más alta moral que la mente pueda imaginar; resulta que el sistema de vida que se dieron los hombres, no incluye la más alta moral; porque cuando la criatura está creciendo: Sus ojos ven el escándalo, ven los vicios, escucha la grosería, cosas que no pidió a Dios; el drama sale del hombre, no sale de Dios.

 

CASSETTE Nº 7

LADO B

— Hermana: ¿Hermano que representa la cruz?

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, la cruz símbolo de sacrificio, porque ahí se aceptó el más grande sacrificio del planeta; porque allí falleció un Padre Solar, un Primogénito solar, y siempre será símbolo del sacrificio.

— Hermana: Y por qué, si es un símbolo de sacrificio, por qué a muchos defiende?… en el exorcismo, ¿por qué se le utiliza tanto?

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, porque es poder de la Luz… Sí, representa al Hijo de Dios y al Padre mismo; es por eso que las tinieblas no pueden ver la cruz; el demonio cuando ve la cruz… arranca.

— Hermana: ¿Y estos Rollos?

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah! sí, estos Rollos el Padre los dicta cuando yo tenía 7 años, de estos Rollos ha dictado como 4,000 y ni yo sé dónde termina esto; lo de Dios no tiene límites.

— Hermana: ¿En cuánto está? ¿ya en 4,000? 

— ALFA Y OMEGA: 4,000, y hay títulos para 10,000

— Hermano: El primer Rollo que le dictó, ¿de qué trataba?

— ALFA Y OMEGA: El primer Rollo, era un aviso para el mundo.

— Hermana: ¿Usted cómo recibe?, por imagen, por telepatía.

— ALFA Y OMEGA: Sí, se lo voy a explicar, antes que nada les dije: Las experiencias se viven o no se viven; yo con mi imaginación no puedo hacer esto, quizás me canso y quizás me vuelva loco; con la ayuda divina lo hago; yo cuando escribo, por la gracia de Dios lo hago a cualquier hora.

— Hermana: Viene por idea.

— ALFA Y OMEGA: Sí, pero aquí hay Conversación Telepática con el Padre Jehova; siempre a sido mi vida así; siempre será así, hasta cuando Él lo quiera; entonces, cuando yo no escribo yo converso con el Padre; estoy acostumbrado; es por eso que esto no tiene fin; porque el medio no tiene fin, es en todo instante, segundo por segundo, día por día, año por año; no les dije al principio que esto es lo más maravilloso que le ocurre a una criatura; yo no puedo decir: Esto es mío; es fácil decir esto lo hago yo y no mencionar al Padre… qué fácil ¿no?; estaría faltando a la verdad y tendría problemas con el Padre.

— Hermana: Hermano, cómo es que usted, digamos, recibe estas Revelaciones; usted lo recibe con mucha felicidad, con mucha paz; yo conozco a un hermano que según él, recibe revelaciones; pero tiene una cara de espanto, de terror, cada vez que lo recibe.

— ALFA Y OMEGA: Entonces, eso se llama: Pruebas que piden los seres, sensaciones que piden; todo se pide a Dios y nadie es único en los pedidos; por muchas maravillas que anuncia el Padre; aunque esto invade el planeta, yo jamás diré: Soy único; porque lo del Padre no tiene límites, no se puede decir soy único…

— Hermana: ¿Es cierto que 5 apóstoles están por acá? …

— ALFA Y OMEGA: Sí; según el libre albedrío de los apóstoles, muchos están en la vida, otros no están.

— Hermana: ¿Jesucristo ya está?

— ALFA Y OMEGA: Ah… sí, está en vida santa.

— Hermana: ¿ Esta acá ?

— ALFA Y OMEGA: Y ha conversado con muchos.

— Hermana: ¡Ya conversó con muchos!

— ALFA Y OMEGA: Y no le han reconocido, porque aún su rostro no brilla como un sol… está brotando en su rostro; porque la transformación, la encarnación de un Hijo de Dios —como los seres humanos—, cumple leyes de la naturaleza igual que las plantas.

— Hermana: Hermano, ese brillo de que usted habla, le vamos a ver todos en el rostro o solamente algunos.

— ALFA Y OMEGA: Todos, porque dice el Evangelio del Padre: Todo ojo lo verá.

— Hermana: ¿Pero en que parte del planeta?

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, ya lo sabrá

— Hermana: En el Oriente.

— ALFA Y OMEGA: Prefiere el Oriente, porque la moral es más sana; allí están menos influenciados por el oro; el Occidente no, están totalmente influenciados; el Hijo de Dios escoge lo más sano, los acontecimientos que vienen ocurren en la China, Rusia, India… por ahí empieza, el Oriente, no ocurren en el llamado Occidente.

— Hermana: ¿La Escritura aquí no la hace saber?

— ALFA Y OMEGA: Aquí no, aquí está a la vista: Adoran imágenes, templos materiales, comercian con los sacramentos, drogas; aquí está lo peor del planeta, está la bestia ahí.

— Hermana: Será acá entonces, porque el Oriente está acá.

— ALFA Y OMEGA: El Juicio es en el Oriente, entonces todo el Occidente emigra al Oriente en busca del Hijo de Dios; eso se llama en el Evangelio: Oriente contra Occidente.

— Hermana: Un éxodo.

— ALFA Y OMEGA: Sí, como jamás vio el mundo; porque Oriente no puede abastecer en alimento, alojamiento, a la marea humana que son millones, naciones completas; es protesta diplomática.

— Hermana: Todos van a ir a trasladarse por allá, por Oriente.

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque todos van a querer ser resucitados a niños, quién no va a querer; nadie quiere ir con la muerte, con el ataúd pudrirse, nadie; es una fascinación, la Gloria y Majestad del Hijo de Dios.

— Hermana: Hay un símbolo que es así… así y una cruz al medio, ¿cómo interpreta?

— ALFA Y OMEGA: ¿Qué símbolo dice…?

— Hermana: Así, un arco… otro así, y otro al centro como una cruz.

— ALFA Y OMEGA: Ah, hay varios que me han preguntado por ese símbolo.

— Hermana: Eso tiene un disco volador.

— ALFA Y OMEGA: Sí, pero esa es una pregunta microscópica, porque los símbolos por traducir son infinitos; esos son símbolos de las galaxias.

— Hermana: Parece que se refería acá, Occidente y Oriente unidos por la cruz.

— ALFA Y OMEGA: Sí; la terminología, la traducción del Padre Jehova no tiene límites; porque son muchas, porque lo de Él no tiene límites; entonces nosotros llevamos las geometrías del Cosmos, en la posición como están las moléculas; uno geometriza su cuerpo cuando lo pide a Dios, imitando a las galaxias; como están los soles, los planetas… Padre Eterno, quiero tener esa geometría en mi cuerpo —como no, hijo—, quiero tener ese ángulo en mi cuerpo, quiero tener ese círculo en mi cuerpo; nada es imposible para Dios, por eso dice: Lo de arriba es igual a lo de abajo.

— Hermana: Hermano, que caso tienen esos gnósticos, que corren por aquí que ha llegado un ministro, un predicador.

— ALFA Y OMEGA: Sí, esos que predican cosas y no tienen causa para la mayoría, tienen Juicio; porque confunden al mundo.

— Hermana: Osea, Jesucristo simplemente ha venido así como está, no sin haber de nuevo nacido, ¿no?

— ALFA Y OMEGA: No, se lo voy a explicar, cuando Él dijo: Estaré con vosotros hasta la consumación de los siglos, quiso decirles de que Él cumplía las leyes de los mundos; en este caso los humanos, igual como el resto; Él nació y murió, nace y parte, nace y parte, nace y parte, y en una de esas existencias se queda y no viola la ley natural.

— Hermana: ¿Ya le corresponde quedarse ?

— ALFA Y OMEGA: La Trinidad es el primero en respetar las leyes de los planetas; es el primero en cumplir las leyes que cumplen esas criaturas microscópicas.

— Hermana: Pero hay una cosa, habiendo venido Jesús como hijo, como hombre… hay algo que dice en la Biblia: que cuando resucite y es salvo no volverá a morir, ¿como es eso que el hijo tiene que otra vez morir?

— ALFA Y OMEGA: No, pues usted está confundiendo ahí; cuando el Hijo de Dios resucite algo, no volverá a morir, no muere lo que resucitó.

— Hermana: Y sin embargo, Lázaro murió.

— ALFA Y OMEGA: Pero usted, la pregunta se refiere al futuro de ahora y ahora sale con Lázaro del pasado, ¿cómo?

— Hermana: No, con relación a la pregunta, mire… este… en la Biblia dice: lo que resucite Dios, no volverá a morir. Era esa… poniéndome en esa posición; el Hijo al tomar forma carnal, es ser humano ¿verdad?, Jesucristo adentro.

— ALFA Y OMEGA: Sí, justamente la explicación se la di endenantes, se lo voy a repetir: Cuando resucitó a Lázaro, las ideas de Lázaro se multiplicaron y en el Cosmos empezaron a nacer infinitos Lázaros por las ideas…

— Hermana: Pero sin embargo, parece que volvió a morir Lázaro.

— ALFA Y OMEGA: Para el presente murió Lázaro, porque él pidió conocer la muerte; pidió la experiencia con la Trinidad, con el Hijo de Dios; pidió ser resucitado, porque todo se pide a Dios.

— Hermana: Y en la vez que resucitó, qué sabe usted de él.

— ALFA Y OMEGA: Ah, la vida de Lázaro, pasó por incógnita, nadie sabe nada.

— Hermana: No es que volvió a morir.

— ALFA Y OMEGA: Sí murió, entonces pidió —dice el Padre— el anonimato, porque eso se pide a Dios también como sensación que no se conoce; lo que vivió Lázaro se verá en la Televisión Solar.

— Hermana: Pero entonces ahí, cómo va eso de que lo que Dios resucite será eterno siendo… además Jesucristo Dios.

— ALFA Y OMEGA: Sí, eso se refiere que cuando interviene el Eterno, lo de Él se multiplica en otras dimensiones de la misma; en dimensiones microscópicas en grado infinito, en dimensiones macroscópicas en grado infinito; porque lo de Él no tiene límite.

— Hermana: Entonces así está Jesucristo: nace y muere, nace y muere, hasta….

— Hermana: Pero ahora ya nació para la última vez.

— ALFA Y OMEGA: Sí, Él está viendo todo, por eso dice: Llegará la verdad por sorpresa como la sorpresa que causa un ladrón de noche; la sorpresa la da porque viene como un humano; ahí está una enseñanza más de humildad; siendo Él solar, inmenso, viene como un humano.

— Hermana: Pero está como gobernante.

— ALFA Y OMEGA: No, si estuviera como gobernante ya el mundo lo conocería, ¿no lo cree? sería famoso, muy nombrado, mencionado; está como un ser anónimo común y corriente; entonces, el mundo lo va a reconocer cuando su rostro empiece a brillar físicamente; de cada poro sale una Luz Alfa, igual que el sol, y entonces van a decir: ¡Es él!, dice el Evangelio: Vendrá brillante como un sol de sabiduría, ¡Dios mío! y yo conversaba antes con Él pero no brillaba, ¡qué hice! Lágrimas van a costar, esa es la sorpresa.

— Hermana: Hermano, la sorpresa no viene a ser ese arrebatamiento que habla en la Biblia; porque en la Biblia habla… dice que muchos serán arrebatados ¿no?, en el lecho uno quedará y el otro será tomado; entonces no habla de la sorpresa esa de ser arrebatado, sino de ver el Juicio.

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque todo el mundo le verá; el arrebato, son las sensaciones de cada uno, la desesperación ante el Juicio.

— Hermana: ¡Ah!… eso es el arrebato…

— Hermana: …Y el escogido; ¿No es lo mismo?

— ALFA Y OMEGA: Es diferente, el escogido es cuando cumple una orden; está escogido para tal orden.

— Hermana: Hermano y usted qué piensa, digamos, de aquellas personas que utilizan, por ejemplo, los elementos, ¿no?, para su provecho; aparte también de las plantas, por ejemplo las flores.

— ALFA Y OMEGA: ¿Para qué? ¿con qué objeto?

— Hermana: Con el objeto, por ejemplo que… dicen muchos que las flores cambian completamente el ritmo de vida.

— ALFA Y OMEGA: Sí, depende con qué intención lo hizo, porque si lo hizo pensando en salud tiene premio, segundo por segundo; las moléculas del cuerpo lo defienden delante de Dios, pero si lo hizo por vanidad no tiene premio de Dios; depende de la intención, la intención habla en el Juicio en sus leyes de intención; como habla el espíritu.

— Hermana: Estos Rollos… que bonitos; y lo que dice en los Títulos, y lo que dice todo en las Escrituras que nunca se han leído.

— Hermana: Sería tan gentil de explicarnos.

— ALFA Y OMEGA: Ahora les voy a decir en adelante, lo que viene.

— Hermano: Y las plantas…

— ALFA Y OMEGA: Bueno, eso quiere decir que…

— Hermana: Hermano ¿entonces quiere decir, que las plantas solamente deben de ser utilizadas en la medicina?

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermana: Nada más.

— ALFA Y OMEGA: Indudable.

— Hermana: ¿Pero también como adornos?

— Hermana: Y los perfumes entonces no se deben usar.

— ALFA Y OMEGA: Los adornos, dice usted; —dice el Padre— el Padre nada prohíbe; como usted sabe.

— Hermana: Sí, pero queremos saber si es bueno o es malo.

— ALFA Y OMEGA: El perfume —dice el Padre— debió de usarse, cuando nadie pasaba hambre en el planeta.

— Hermana: Algo superfluo.

— ALFA Y OMEGA: Desde el momento que alguien pasaba hambre, había que eliminar totalmente las vanidades; y ese gasto en vanidades va para el que pasa hambre; si nadie pasa hambre ¡Ah!, usamos perfume entonces; eso se llama usar los placeres —se llama— mientras otros sufrían.

— Hermana: Entonces hermano, quiere decir que si yo me estoy echando perfume, estoy ampliando más el hambre de la persona, que digamos, que esté muy lejos en otro continente, por decirlo; y si tiene hambre, ¿estoy contribuyendo a que esa persona, también sufra?

— Hermana: Aquí en Lima, hay gente con hambre.

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque se está derrochando el dinero, que puede servir para algo más útil, para el que pasa hambre; pero esta justicia es más severa para los que son poderosos, para los que gastan más en vanidades; porque en lo que viene, tres cuartas partes del Juicio, recae sobre los que crearon este extraño sistema de vida que nadie pidió a Dios; y un cuarto lo paga el pecador común y corriente; es un Círculo Omega, que significa Juicio total en la Revelación dividido por cuatro.

— Hermana: ¡Cuatro!

— ALFA Y OMEGA: Sí, por la cruz; el cuarto que paga la mayoría del mundo: Los pobres es, el ángulo de Cristo; que está en el Evangelio; entonces la peor parte del Juicio se la llevan los que crearon el sistema, se lo llevan los más influenciados por el oro.

— Hermana: Los más influenciados por el oro.

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque —dice el Padre—: Desde el momento que el oro era malo en el sentido de justicia, había que ponerle resistencia mental al oro.

— Hermana: A todo entonces, a todo lo malo, a todo lo bueno

— ALFA Y OMEGA: Osea, que el sistema que crearon los hombres echó a perder todo, porque desvirtuó todo y a Él no le tomaron en cuenta; si hubiesen tomado en cuenta a Dios, nosotros viviríamos otra psicología en el diario vivir; tendríamos la influencia de lo cósmico de Dios; ellos crearon un mundo, y frente a lo cósmico, es como quien dijera: Arréglense como quieran; y no lo tomaron en cuenta; lo más relevante es que la cabeza es la que no cree en Dios.

— Hermana: Pero hermano, cuando la Magdalena le echó perfume a Jesús, la criticaron; criticaron los judíos.

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermana: Pero a Jesús no le pareció mal.

— ALFA Y OMEGA: Indudablemente que no, porque la Magdalena pidió la sensación de tener ese encuentro con Él; y además el perfume estaba derramado por el Hijo de Dios, para el Hijo de Dios; quién va a criticar eso, cuando Él da y quita la vida a quién quiera.

— Hermana: ¿Y a él es el único que se le puede derramar flores y se le pueden echar perfumes?

— ALFA Y OMEGA: Sí.

— Hermana: Porque también habla que se le derramaba flores al Hijo de Dios, cuando entra a Jerusalén, ¿no?

— ALFA Y OMEGA: Esos son pedidos de los hijos, porque en el Reino, el Hijo de Dios no le dice a las criaturas: En lejanos planetas ríndeme honores, échame perfumes; ¿Se da cuenta que es pedido de las criaturas en el planeta?

— Hermana: Sí Hermano, es una demostración de afecto de parte de nosotros.

— ALFA Y OMEGA: Por eso, Él no dijo nada por no herirla, porque no correspondía herirla; no ve que lo hacía por fe; hablando del Hijo de Dios, todos los que tuvieron muchas mujeres, que se sobrepasaron de la Ley, tienen Juicio, se tomaron atribuciones de las jerarquías del cosmos.

— Hermana: ¿Y cuántas mujeres deben tener más o menos?

— ALFA Y OMEGA: Porque el Hijo de Dios, de acuerdo a su jerarquía de Hijo de Dios… entonces de acuerdo a la jerarquía del Hijo de Dios Él va a tener lo que se llama el concubinato; Concubinato Solar se llama eso.

— Hermana: ¿Él?

— ALFA Y OMEGA: Sí, porque Él no es humano, no está limitado a las leyes humanas.

— Hermana: ¿Quién hermano?

— ALFA Y OMEGA: El Hijo de Dios; Él va a tener concubinato, va a tener millones de esposas, porque el da y quita la vida; a la esposa la puede resucitar a niña si quiere y no la deja envejecer; eso se llama la gloria y majestad del Hijo de Dios.

— Hermana: ¿Hermano, Él puede tener?

— ALFA Y OMEGA: Sí, Él da y quita como el Padre; va comprendiendo el poder de la jerarquía, ¿y quién va a decir que no? de los humanos ¿quién? si la vida depende de Él; que se la dé o no se la dé; esa es la vergüenza de los que tuvieron mujeres más de la cuenta; porque se tomaron atribuciones de las jerarquías del Cosmos; al ser humano se le mandó hacer una sola carne, un solo matrimonio para el ser humano.

— Hermana: Dígame hermano y … ¿tiene que vivir de esa manera?

— ALFA Y OMEGA: ¿Cómo?

— Hermana: Hacer el concubinato.

— ALFA Y OMEGA: Sí, eso es atributo de su libre albedrío, de Él depende; ahora, el concubinato de Él va a ser en el mundo de los niños genios.

— Hermana: Él va a procrear.

— Hermana: ¿No va a procrear?

— ALFA Y OMEGA: A Él no se le niega, porque Él no es humano; ¿va comprendiendo la Gloria y Majestad?, todo lo puede desde el momento que da la vida y quita la vida, ahí está dicho todo; ¿no lo cree usted?.

— Hermana: Pero le ha revelado a usted, ¿con qué objeto va a procrear para la nueva generación?

— ALFA Y OMEGA: Sí, esas son leyes solares ya, ahí no interviene el humano.

— Hermana: Pero, ¿no le han sido reveladas?

— ALFA Y OMEGA: En qué sentido me pregunta usted.

— Hermana: Le pregunto en el sentido de que si usted sabe cuál es el objeto de este concubinato, debe tener un objetivo, ¿no? No va Él a hacerlo por placer primeramente por que dejaría de ser lo que es Él ¿no?.

— ALFA Y OMEGA: Sí, es procrear, porque ellos son creadores de vida; ellos son creadores de la carne y de todas las clases de vida del Cosmos; por eso se dice: El primero, primogénito, primero en todo lo imaginable;

— Hermana: Y dígame…

— ALFA Y OMEGA: Entonces, es aquí donde las mujeres del mundo de la prueba van a suspirar; todo por el Hijo de Dios, porque van a decir: Si fuese su esposa entraría al Reino del Padre, ¿qué hago Dios mío? porque contraer matrimonio con el Hijo de Dios, es disfrutando la Gloria de Él, porque la esposa tiene derechos.

— Hermana: Hermano, entonces quiere decir que los hijos, los sabios, los niños genios; van a ser procreados por el Hijo de Dios con las concubinas mujeres… ¿En la Tierra?

— ALFA Y OMEGA: No; el nuevo mundo que viene, no tiene nada de éste mundo, las sensaciones de esas criaturas no van a ser como éstas de acá, como las que siente usted y usted.

— Hermana: Entonces, ¿cómo van a nacer estos niños?

— Hermano: ¿Cómo es la procreación?

— ALFA Y OMEGA: Otras sensaciones, relacionadas al Cosmos.

— Hermano: Si, pero el Hijo de Dios, ¿con quién?; en la procreación, el Hijo de Dios ¿con qué persona, con una persona de la Tierra o seres galácticos?

— ALFA Y OMEGA: Como lo del Hijo de Dios no tiene límites, es con seres de arriba y seres de abajo; Él no es humano y no está en los límites humanos.

— Hermano: Pero tampoco va haber jerarquía si es un ser de arriba y un ser de abajo, no todos van a ser iguales.

— ALFA Y OMEGA: Sí, este punto, se toca el libre albedrío del Hijo de Dios; Él sabe a quién escoge y es un tema muy delicado, porque los que hablan o aseguran, él los llama: ¿Por qué aseguraste tanto, no sabes que yo también tengo un divino libre albedrío como lo tienes tú? Vaya que vergüenza.

— Hermana: Hermanito, en la India, los jardines de la India; es un pasaje, donde los extraterrestres se unieron con las terrícolas, ¿ Él estuvo ahí?

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah!, interesante pregunta; Cristo figura en los libros de la India; figura; Cristo se fue a la India porque ahí encontraba seres más espirituales; lógico; cuando usted va a una parte, por ejemplo, imaginemos que usted tiene una especialidad, es arquitecta; llega a una ciudad, quiere ponerse en contacto con sus colegas que lo comprendan mejor, los busca; entonces Cristo buscó a seres de espiritualidad, porque se sentía atraído pues.

— Hermana: Pero no… mi pregunta iba a esto: en esa época, cuando se trataba del cruce, digamos, ¿no? de los extraterrestres con terrícolas; fue en la India ¿no?, tal es así que ahí dice: los dioses se enamoraron de las… algo de eso ¿no?… ¿Intervino Jesucristo?

— ALFA Y OMEGA: Ah no, no estaba el Hijo de Dios… no.

— Hermana: Es igual que la mitología griega.

— ALFA Y OMEGA: Eso ocurrió en la Era de los Cielos Abiertos, cuando la Tierra era del porte de una pelotita de ping-pong; y ahí nace todo origen de toda leyenda de la Era de los Cielos Abiertos; había un tráfico enorme de naves, platillos voladores; en el Evangelio están como las bolas de fuego, están como las señales en los cielos, se refieren a ella, a las naves; los platillos voladores se dejan ver para cumplir la parábola que dice: Señales en los Cielos, si no se dejaran ver, no se cumple la parábola.

— Hermana: Pero traen una misión.

— ALFA Y OMEGA: La traen desde que el Padre creó los universos, la misión de ellos, es llevar planetas —cuando es chispita—; los planetas que tenemos nosotros es chispa solar, la chispita aún tiene fuego en su centro; y esas chispitas cuando salen de los vientres de las Madres Solares; —la Tierra salió del vientre de la Madre Solar Omega, que fue fecundada por el sol Alfa—; y toda chispita cuando sale del vientre de la Madre Solar, salen haciendo geometrías, unos salen lineal, otros salen serpenteando, cuando salió la Tierra, la Tierra hizo una geometría de un ángulo recto de 90°; se llama también Alfa, principió en lo invisible y empezó a crecer de lo invisible hacia lo visible; de microscópico a colosal, nadie nace colosal en el Universo; todos nacemos humildes incluyendo los planetas; y empezó a crecer de adentro para afuera, y empezó a tomar la geometría de círculo; pasó por todos los tamaños, bolita de vidrio, pelotita de ping-pong, pelota de playa, hasta llegar a la bola actual; entonces, de aquí se enseña de que la Tierra tiene tantos siglos como moléculas tiene la Tierra; es por eso que ningún sabio a dado con la antigüedad de la Tierra.

— Hermana: Hermano, entonces, cómo el Génesis habla de que la Tierra ya estaba formada y que todo era un mar.

— ALFA Y OMEGA: ¿Donde dice?

— Hermana: En el Génesis.

— ALFA Y OMEGA: Sí, explica, pero no explica el origen, el origen salió de la Madre Solar Omega, como lo dijo Cristo: Soy el Alfa y la Omega.

— Hermana: Lo que habla en el Génesis es la Creación pues, pero no lo explica.

— ALFA Y OMEGA: Y lo que está en el Génesis y en el Evangelio está con psicología de prueba; porque cuando se pidió la vida humana a Dios, los espíritus pidieron ser probados en la vida, partiendo por las Escrituras.

— Hermana: Eso le ha sido revelado a usted, porque en la Biblia no está.

— ALFA Y OMEGA: Justo, justamente, la Revelación trae cosas nuevas; la Revelación no repite lo que los hombres saben, dejaría de ser Revelación; la Revelación enseña lo que no saben y disfrutan mejor de la Revelación los que se saben el Evangelio; pero yo hasta la fecha no me he encontrado con nadie que se sepa el Evangelio; eso se llama falso profeta —se llama en el Juicio—; si son profetas de boca; se dicen cristiano —de boca—, pero no de conocimiento; tienen un Dios de una ignorancia… pero increíble.

— Hermana: Tiene este… alguna relación con este señor: Eugenio Siragusa, ¿lo conoce?

— ALFA Y OMEGA: Ah… he escuchado por los periódicos, un  hermano italiano ¿no?

— Hermana: Sí.

— ALFA Y OMEGA: Esos son, todo eso es real, son pruebas que ellos pidieron para engrandecer lo de Dios.

— Hermano: Hermano, usted dijo de que personas como usted hay… este… millones, repartidas en todo el planeta.

— ALFA Y OMEGA: ¿Cómo?

— Hermano: Como usted pues, osea que tienen esa facultad ¿no?, de comunicarse con el Eterno.

— ALFA Y OMEGA: Claro nadie es único.

— Hermano: Ya, dígame… el Gurú: Maharash… lo que él… anuncia ¿es cierto, es verdad? 

— ALFA Y OMEGA: Eh…

— Hermano: El es procedente de la India…

(Interrupción causada por un gran ruido de tanques)

— Hermano: No pasa nada, no; no pasa nada; no se pongan nerviosos; son ruidos de tanques, que han pasado.

— Hermano: Ya hermano, contésteme lo que le pregunté.

— ALFA Y OMEGA: ¡Ah! lo del gurú…

— Hermana: Muy extraña su pregunta.

— Hermano: No, pero es que él se considera… un…

— Hermano: Él mismo se está proclamando.

— ALFA Y OMEGA: Hay una cosa hermano, porque el Gurú no engrandeció a un sólo Dios no más; ésa es la caída de ellos, el Padre no les quita el mérito que tienen en espiritualidad; pero le cobra la ley, porque todos partimos del Cielo, del Reino, con el concepto de un solo Padre; ellos nombran muchos términos que son de otras galaxias.

— Hermano: Hermano, entonces ¿sería un falso profeta?

— ALFA Y OMEGA: De cierta jerarquía, pero en el materialismo; porque no olvide que también espera Juicio; como todos, lo pidió.

— Hermano: Y esos poderes divinos que él tiene, este… ¿es cierto?

— ALFA Y OMEGA: Ahora, lo que se enseñaba tenía que relacionarlo con las leyes sociales; ¿cómo vivían los hermanos del planeta? de lo contrario, se enseñó una forma de fe imperfecta ante Dios; había que vincular las formas de fe con las experiencias de la vida, y se recibe premio más completo delante de Dios.