Seleccionar página

ORÍGEN DEL CÍRCULO OMEGA; LA ESPIRAL DEL PENSAR HUMANO; UN PRINCIPIO QUE NACIÓ EN EL SOL ALFA Y SE EXPANDIÓ HACIA EL SOL OMEGA DE LA GALAXIA TRINO.- 

Sí hijito; te explicaré el principio del círculo; las explicaciones del Padre son infinitas; porque es infinito; y los principios de círculos igual; más, el Padre está en toda evolución; y para todos tiene una Luz de conocimiento; el círculo como geometría, nació de las alianzas solares de los soles Alfa y Omega; que significan principio y fín; todo principio fué geométrico; y su escencia era un libre albedrío en suspensión; porque todo está suspendido en un espacio; el principio de cada círculo, es un principio individual; es decir materia-espíritu; cuando se crea un círculo, éste sale de la mente a través de la mano; y el círculo tiene influencia desde su principio, de espíritu y carne; la vista también participa; y todo viaja a través del espacio; el círculo comienza por un puntito; tal como nacieron en su principio, los colosales soles y planetas; lo de arriba es igual a lo de abajo; y no exsiste ni exsistirá creación alguna, que no haya tenido un principio microscópico; porque la ley de lo chiquitito y lo humilde es para todo el Universo; viene cumpliéndose desde eternidades antes que naciera vuestra Tierra; todo círculo también es microscópico y expansivo como el Universo mismo; el principio del círculo es de forma espiral; las espirales pequeñas, pertenecen a los mundos microscópicos; y las espirales mayores a los mundos del Macrocosmos; el círculo no tiene fín; porque su causa de orígen no la tiene; y vuestras ideas contienen toda la geometría aprendida en otras exsistencias; he aquí la causa de todo arte; el espíritu al nacer de nuevo, trae consigo su círculo; todo círculo está en un todo sobre el todo; porque el fín de la humildad y la sencillez viviente es, el círculo; para la evolución humana exsisten tres etapas del principio del círculo material; punto, ángulo y círculo; el punto es el principio de los principios; el ángulo es la filosofía del principio de un destino humano; es la primera forma de la sal de vida; el círculo es la filosofía futura del pedido de vida humano; es el nuevo mundo que se inicia a continuación del mundo Alfa; Alfa es el materialismo que a conocido el mundo; un sistema de vida que se vá; Omega es el principio espíritual conque se inicia el Milenio de Paz; Omega fué detenido momentáneamente por Alfa; para probar los deseos de una humanidad; todo deseo es un pedido en el Reino de los Cielos; el pedido es microscópico y expansivo; nace como un puntito solar y se expande dándose la forma que todos sus elementos y espíritus, pidieron en una alianza celestial; y cuyo desarrollo se llama vida humana; y que terminará cuando haya desaparecido la última molécula; un viaje que se viene haciendo en forma imperceptible; a medida que el planeta vá envejeciendo.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Sí hijito; el principio conque nació cada uno, es un principio geométrico solar; la primera forma que tuvísteis en el Reino, fué la del punto; un puntito que tuvo dos movimientos en su interior; sentíais elevación y descenso; alto y bajo; vuestro primer gérmen levitaba; porque levitar y volar, son una misma cosa; el primer gérmen flotaba en torno a la corona de los soles Alfa y Omega; soles primogénitos; de la galaxia Trino; de la dimensión del Macrocosmo; el gérmen fué creado en los fuegos vivientes de los soles Alfa y Omega; los soles son como vosotros, criaturas vivientes; porque lo de arriba es como lo de abajo; nadie es exclusivo en poseer la vida; quien lo cree así, se olvida que la creación del Padre es infinita; de todo hay en el rebaño del Señor; vuestro gérmen es un producto magnético salido del fuego magnético de los soles; las lumbreras solares siguen aún creando mundos; y lo harán por toda eternidad; en el Macrocosmo exsiste otro tiempo material; exsiste el tiempo celeste; en que un segundo celeste, corresponde a un siglo terrestre; y ambos tiempos salieron de una misma causa; un tiempo fué primero y el otro después; uno evolucionó primero, y el otro después; tal como vosotros llegáis a la vida; unos primeros y otros después; lo de arriba es igual a lo de abajo; y los mayores, los primeros, crean y se expanden en mayor proporción que los menores; toda capacidad reproductora, vá de menor a mayor; y los humildes son los primeros ante el Padre; requieren sus mejores cuidados; porque en virtud del libre albedrío de los seres, exsisten infinitos caminos que conducen a la perfección; los caminos son infinitos, porque la creación es infinita; es como ser un granito de arena, en medio de toda la arena de un desierto; y cada granito de arena, es un planeta; el gérmen espíritual, tiene la forma de como fué expandiéndose; porque la primera forma y todas las formas, no son eternas; son relativas; a medida que todo espíritu nace de nuevo, su forma geométrica vá variando; la perfección es una sucesión eterna de destinos; que no tiene límites; el principio fué fuego; y de este fuego salen las futuras exsistencias; el fuego inicial vá variando de exsistencia en exsistencia; y llega un momento tal en vuestra eternidad, que el calor de vuestro fuego vá descendiendo; y vuestras pasiones van desapareciendo; y váis creando en nuevos conocimientos, nuevos círculos Omega; nuevas cualidades y calidades; se nace buscando el orígen; y al hacerlo, os váis transformando; el buscar implica alguna exsistencia; el buscar por toda la eternidad, infinitas exsistencias; y quien busca encuentra; encuentra lo que prometió encontrar en el Reino; toda búsqueda se pide y se concede; es por eso que estáis en el mundo; y es por eso que el mundo se conoce entre sí; los elementos vivientes que se encuentran en un planeta; es para ellos un sentimiento tal como son los vuestros; y no se salen de sus leyes; porque nadie es desheredado todos tienen derecho a los sentimientos; materia y espíritu; nadie es menos ante el Padre; ante la causa de todas las causas; ante el único Creador de todo el Universo; vuestro círculo Omega, es una geometría que está en vuestra sal de vida; y a donde vayáis tendréis vuestro círculo; todo círculo nace en el mismo instante en que nace vuestro pensar; y vuestro pensar nació en un puntito brillante llamado Sol; porque por muy inmensos que sean los soles del macroscosmo, son un puntito suspendido en el infinito; sólo el Padre es el Grande; y después de Él, las dimensiones relativas en una cantidad tal, como vuestra mente pueda imaginar; y mientras más se expande el Universo Expansivo Pensante, más inmenso es el Padre; todo círculo es eterno; porque su causa lo es; y aunque el círculo cambie relativamente de geometría, posee siempre su presencia; que es el lugar de orígen; y todo vuelve al lugar de orígen; materia y espíritu; cada individualidad es un círculo relativo y expansivo; y cada círculo viviente posee su cualidad y calidad; y dentro de infinitos pensares, están las infinitas interpretaciones que cada uno dá sobre el círculo; infinitas mentes imaginan, infinitas y variadas teorías sobre el círculo; y todas ellas exsisten; porque todo exsiste en la creación; basta pensar y ya se están creando futuros planetas; porque cada mente hace su propio cielo; y todo planeta está rodeado de un cielo; en vuestras propias ideas invisibles, vá el mismo círculo y las interpretaciones que le dísteis; y esa idea se expandirá por toda la eternidad; igual ocurre con cualquier forma geométrica; sea espíritual ó material; lo expansivo y el pensar humano, son espirales que a cada instante, van agrandándose más y más; porque de mundo polvo que sóis, váis hacia lo grande; de lo microscópico a lo macro ó mayor; del puntito polvo al círculo; y esto ocurre dentro y fuera de vosotros; en lo espíritual y material; y no sólo eso; todos vuestros deseos y sensaciones, se agigantan; ciertamente que podréis volver a tener forma de microbio; como fué en vuestro pasado; más, esto se pide por lo general, cuando se debe expiarse faltas de un pasado; muchos espíritus que por maldad destruyen gérmenes, piden en el Reino, ser gérmenes ó microbios; y pagar la deuda ojo por ojo y diente por diente; he aquí una ley que hará estremecer a los duros y malos de espíritu; muchos de los que llamáis animales, son espíritus que pidieron ser lo que otros fueron; porque hicieron daño a otro; es por eso que fué escrito: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; fué escrito como advertencia moral y espíritual; y toda parábola contiene la misma intención; todos los seres vivientes que os rodean, tienen en el Reino, los mismos derechos que tenéis vosotros; porque nadie es menos ante el Padre; todos son iguales; cualquiera sea su forma física y de vida; y todo aquél que haya castigado por simple capricho a una de estas criaturas no entrará al Reino de los Cielos; porque no hizo caso de la parábola: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; todos los hijos que vosotros habéis matado en el mundo, y que llamásteis animales, os esperan en el Reino, para juzjaros; la razón está de parte de ellos; porque escrito está, que todo humilde y despreciado, es primero en el Reino de los Cielos; y son los primeros en acusar; y a ellos escucha primero su propio Creador; esta misma ley es para toda mujer ú hombre, que han asesinado a sus hijos, por capricho; ningún espíritu asesino entra al Reino; en el Reino de los Cielos, no se conocen los asesinos; allí todos son eternos; la muerte se desconoce; la muerte es propia de los mundos de carne, como el de vosotros; y vosotros mismos, sóis desconocidos en el Reino; y si os conocieran, no os darían la menor importancia; porque el Macrocosmo, olvida pronto a los microbios; puede parecer duro; pero es así; tal como vosotros sóis indiferentes con vuestros propios microbios; lo de arriba es igual a lo de abajo; por lo tanto aquí no hay desprecio para nadie; es costumbre del propio libre albedrío; cada cual vive su propia dimensión; el círculo como toda idea de vuestra mente, también es juzjado; la filosofía toda la tiene; y su número es el 8; el ocho representa dos círculos unidos; porque Alfa y Omega se unen y crean sexos; todos los sexos de signo masculino, pertenecen al sol Alfa; y los de signo femenino, a Omega; y para ambos la filosofía de orígen es la misma; el 8, que corresponde al octavo sol Alfa en Trinidad expansiva; no es el octavo humano; es un octavo divino; y es infinito; tanto para arriba como para a bajo; los soles por leyes que les son propias, se asimilan entre ellos; uno para todos y todos para uno; Dios está en un punto, y a la vez en todas partes; está en todos los puntos; en todos los soles; para el divino Padre, un puntito es un planeta ó un sol; todo lo reduce poco menos que a la nada; la Trinidad Solar está en todas partes; y son a la vez, infinitas en sus cualidades y calidades; y vosotros mismos que tenéis la herencia del Padre, sóis también una microscópica trinidad; toda trinidad es relativa a su cualidad y calidad; y subordinada al propio pensar; mientras se piensa, se multiplica la propia trinidad; porque nadie es desheredado; y vuestras propias ideas la poseen; cuando varía vuestra sal de vida, varía también vuestra trinidad; y si vuestro espíritu viola la Ley del Padre, es una trinidad en desgracia; porque a violado una gracia del Padre; todo violador del mundo es una trinidad en desgracia; y todo salvo una trinidad que espera; y todo bienaventurado una trinidad en gloria eterna; porque todo salvo está a salvo de sus propios errores; más, no de la divina Justicia; una multitud como jamás se vió, será de los salvos; porque en ellos estará el arrepentimiento; entre los salvos hay infinitas categorías; porque las faltas cometidas no son iguales; el libre albedrío en su cualidad y calidad, hace que la falta vaya variando entre las tinieblas y la Luz; la vida humana en su fuego madurado en carne, tiene las imperfecciones que no se despojó de sus pasadas exsistencias; es una lucha no sólo mental del espíritu, sino que también de la materia; las pruebas espírituales, son variaciones microscópicas de temperaturas; y toda enfermedad física tiene una causa espíritual; pedida por el fuego espíritual; y probada en las moléculas de carne; la carne es fuego sometido al fuego del espíritu; la carne hizo divinas alianzas entre sí; poros por poros; con el espíritu; molécula por molécula; es por eso que toda dolencia repercute en el espíritu y la carne; es un dolor pedido por ambos; y la cura de todo dolor, igual; este entendimiento entre materia y espíritu es un destino viviente; las moléculas sienten en la misma proporción que el espíritu; aunque aparentemente no lo fuera; la armonía entre espíritu y materia se debe a la armonía exsistente en la naturaleza; porque la respiráis; sin la atmósfera que es material, no exsistiríais como criaturas conteniendo un espíritu; toda alianza nace para llegar a ser planeta; y las efímeras exsistencias, son sólo unos eslabones; todo principio es exsistencia; es un puntito microscópico; un ángulo y un círculo; y no sólo eso; sino que seréis, lo que os propongáis; nada es imposible en la herencia del Padre; de vosotros mismos nace todo; incluso las tinieblas; porque si vosotros mismos negáis la Luz, os atraís las tinieblas; todo círculo tiene la herencia de su creador; su sello; aunque sea idéntico a otro creador; esta desigualdad sale de la individualidad; porque no exsiste en el mundo, una individualidad igual a otra; ni exsistirá; esta observación dá cierta luz sobre el orígen mismo; la desigualdad en los espíritus enseña que la lejana fuente de orígen, es infinita en cualidad y calidad de sus criaturas; si todos hubiéseis sidos creados con una misma individualidad, habría un sólo libre albedrío en cualidad y calidad; y vuestra filosofía, no sería de infinita variedad filosófica; y no sería la prueba de una vida; este hecho demuestra que todo libre albedrío, se crea su propio libre albedrío; que el destino no es el mismo, porque el uso que cada uno hizo de su libre albedrío en otras exsistencias, no fué igual; las cualidades y las calidades, en las ideas, no tuvieron la misma partida; en lo que a tiempos se refiere; más aún; el fuego inicial de vuestro principio en cada uno, tuvo la misma ley; y que los soles Alfa y Omega, poseían y poseen su propia cualidad y calidad, en sus divinos libres albedríos solares; el Universo está organizado en galaxias; y cada mundo como el vuestro, tiene su orígen en algún sol; la organización ó familia universal, es infinita; porque el Universo no tiene fín; y las explicaciones igual; cada planeta posee lo que vosotros poseéis; y esto es en sus respectivas leyes; poseen su cualidad y calidad; porque la herencia está en todo el Universo; los mundos ven el infinito, como vosotros lo véis; en sus respectivas leyes; es cierto que todo es relativo; porque no exsiste en materia alguna, la cualidad y la calidad única en la eternidad; sólo esto exsiste en el Reino de los Cielos; donde las leyes son renovadas por sus mismas criaturas; allí, si la criatura quiere, su cualidad y calidad es eterna; y no poseen una; como sería la individualidad humana; que siempre es la misma a lo largo de su exsistencia; allí, las criaturas celestiales, poseen cualidades y calidades, en una cantidad tal, como el número de granos de arena que contiene un desierto; porque han vivido más; han nacido mayor número de veces en infinitos planetas; su sal de vida, brilla tanto, que son soles; he aquí el destino a que llega un microbio; ó un monito de carne como vosotros; y no exsiste lumbrera solar, que no haya sido microbio; porque hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; y todo grande, no deja de ser microscópico con respecto al infinito; nadie tiene la última palabra en lo colosal; sólo el Padre la tiene; y sin embargo todos pasan por lo microscópico y colosal, en una cantidad tal de veces, como vuestras mentes puedan imaginar; y no sólo exsiste vuestra sola clase de vida; las vidas que exsisten, jamás podrán ser contadas; porque cada mente al pensar, expande sus ideas; y de ellas nacen microscópicos mundos; que serán con el correr de los tiempos, colosales mundos en perpetua relatividad viviente; el Universo no os conoce como vosotros podéis creer; sólo el Padre y la Madre Solar Omega os conocen; más, algunos padres solares que fueron profetas en la Tierra; esto se debe al infinito mismo; y los mundos desconocidos, son como los granos de arena de un desierto; y los conocidos igual; vuestra Tierra entra al concierto de los mundos, con la Revelación de la Ciencia del Cordero de Dios; una Ciencia que os explicará todo; el orígen de todas las cosas; y que fué pedida por vosotros mismos, en el Reino de los Cielos; y se os concedió; juzjarla; que por el fruto intelectual se conoce de que árbol filosófico procede.- 

Escribe: ALFA Y OMEGA.-