Seleccionar página

CONSTRUCCIÓN DE LOS PLATILLOS VOLADORES; CÓMO SURGEN SUS MOLÉCULAS; LAS MATEMÁTICAS SOLARES; EL PUNTO GEOMÉTRICO SOLAR; UN MAGNETISMO DESCONOCIDO; EL NÚMERO 318 NACE VIVIENTE.-

Cuando los fluídos solares que son fuerzas magnéticas se concentran en un sólo punto, se produce un impacto de fuego de infinitos colores; este impacto queda registrado en todos los soles de las correspondientes jerarquías; pues cada sol no es único; nadie es único; sino el Padre; por sus mismas jerarquías y antiguidades, los padres solares tienen infinita herencia; tal como en la Tierra, los padres terrenales se multiplican; en las jerarquías solares, el todo repercute en el todo; en todo instante estas criaturas saben que es lo que ocurre en diferentes puntos del espacio; es como si lo vieran en una televisión mental; este poder no es igual en todos; mientras más antiguo es una criatura solar más poder tiene; tal como en la Tierra; en que un adulto sabe más que un niño; porque a vivido más; su expansión es mayor; lo de arriba es igual a lo de abajo; los soles son virtudes materializadas; son filosofías vivientes; tal como vosotros los seres humanos; que siendo criaturas de una carne, sóis individualidades pensantes; la diferencia no está en el orígen; pues todos tuvieron un mismo principio; la diferencia está en el saber de cada uno; en el conocimiento adquirido; en el mérito espíritual; en el sudor de frente; porque todo cuesta; no sólo en la Tierra; sino que en todo el Universo; pues los divinos Mandamientos no son para un sólo mundo; la creación del Padre no tiene límites; pues muchas moradas en el espacio tiene el Padre; muchos mundos habitados hay; exsisten planetas tierras, como arenas hay en un desierto; los platillos voladores son también infinitos; como las arenas de un desierto; ó como moléculas posee el planeta Tierra; y aún eso es microscópico; desaparece ante el infinito; tal como surgieron las chispitas de los planetas, así también surgen las moléculas de la creación de una nave plateada; y llevan en sus elementos, todos los movimientos de un planeta; todas las leyes físicas del Universo; porque es el mismo fuego conque nacieron los universos; es como se a dicho, el todo repercute en el todo; tal como una sensación ó dolor, repercute en toda la criatura de carne; lo de arriba es igual a lo de abajo; es así que todo platillo volador, penetra en galaxias, conociendo sus leyes; esto no significa que todo lo pueda; sólo el Padre todo lo puede; significa que puede penetrar en tantos mundos, como vuestra mente pueda imaginar; más, eso no significa que penetra en todo el Universo; nunca se termina de explorar la creación del Padre; desde que exsisten universos materiales, jamás a ocurrido; ni jamás ocurrirá; las moléculas del metal plateado, llevan también las 318 virtudes del espíritu humano; pues ellos también lo fueron; fueron chiquitos y humildes, para llegar a ser grandes en el Reino de los Cielos.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Sí hijito; así es; el número 318 nace viviente; es decir que siente; así también nacen los platillos voladores; cuando estas naves sienten que sienten, ven y oyen todo cuanto sucede alrededor; nacen con libre albedrío; y lo conservan por toda la eternidad; ellos ven su proceso de materialización; ven como el metal plateado las invade y sienten que van pasando a otra dimensión; sienten que nacen de nuevo; y que un pasado vá quedando atrás; tal como la criatura pensante que intuye un pasado espíritual; lo de arriba es igual a lo de abajo; en el dibujo se pueden apreciar ocho cuadritos de colores; estos corresponden a ocho vibraciones solares; a cada vibración solar, brota un torrente de moléculas; estos cuadros solares representan la geometría humana; la única que nació con el espíritu humano; del cuadrado solar nació el gérmen humano; y corresponde al punto de vista individual que cada ser humano, tiene del Universo; punto de vista es imperfección; corresponde al polvo planetario; un planeta es un puntito perdido y suspendido en el espacio; cuando se crea una nave plateada, ocurre igual; por gigantesca que sea la nave; sólo el Padre es infinito; pues todo lo crea; en el dibujo se vé líneas amarillas que forman cuadros blancos; ello representa la inocencia filosófica de la materia y el espíritu; este color es un primer tiempo de una criatura que será voladora; durante su entrada a otras dimensiones, este tiempo se llama proceso de saturación magnética; corresponde al proceso de nacimiento de una criatura de carne; más conocida en el Reino de los Cielos, como reencarnación; es decir, regreso a una materia ó galaxia llamada carne; y es también un regreso a una determinada dimensión; a un punto donde debe reconocerse; antes de llegar a ese punto, el espíritu duerme; pero es un sueño-vida; pues vé, siente y oye; es un atributo de su inocencia; que dura mientras viaja por el infinito; y a medida que vá acercándose al punto de reconocimiento, lo que vé, siente y oye, es como un universo que vá quedando atrás; y comienza en él, el olvido de su pasado; así también ocurre con ciertas naves plateadas; tienen un olvido de su pasado; no recuerdan en que puntito del infinito fueron creadas; sólo saben que fueron creadas por mandato divino; y que los grandes soles, les proporcionan el alimento diario; el magnetismo solar; y saben que sólo exsiste un sólo Dios nomás; en el dibujo se puede ver una zona negra; en que se ven rayos de fuego solar; significa que toda evolución, lucha siempre contra una imperfección; el color negro es color de tinieblas; y es a la vez, magnetismo en estado de decisión; pues todo es viviente en el Universo Expansivo del Padre Jehova; el magnetismo en estas naves, son una fuerza creadora dentro de la misma creación; se diferencia del magnetismo humano, en que éste es gobernado por tal magnetismo; en los platillos voladores, son las criaturas espírituales las que gobiernan; pasando a ser los mundos y dimensiones del infinito inteligencias subordinadas; pues la frecuencia solar de sus moléculas, son producto de aquéllas; es como el hijo que reconoce al padre; la frecuencia menor, se somete a la mayor; esta Revelación explica lo siguiente: Desde el mismo instante en que el divino Padre inició su creación, surgió en ella la antiguidad; un mundo nace porque salió de una idea que es más antigua que dicho mundo; y la idea perteneció a una de las criaturas del antiguo mundo; pues los mundos materiales desaparecen y las ideas nó; las ideas que generáis a diario en vuestro vivir, viajan al espacio; de ellas nacen los futuros planetas; pues escrito fué: Hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; ¿qué más chiquitito al grado de ser invisible, que una idea? ¿que se piensa y se crea en la mente y no se deja ver? ciertamente que vuestras ideas, constituyen lo más microscópico que poseéis; es por eso que fué escrito: Cada uno se hace su propio cielo; porque las ideas nacen de vuestras propias mentes; así también los platillos voladores nacen de los soles; que son fuegos mentales mayores; la mente humana es un fuego mental menor; ambas son fuego; tanto arriba como abajo; y hacia donde se dirija la mente, es fuego; que se manifiesta en infinitas formas; pues la variedad en la creación del Padre, es infinita; es por eso que fué escrito: De todo hay en la viña del Señor; esta divina variedad hace que en el Universo Expansivo Pensante, exsistan otros universos y otros dentro de otros; aquí no cuenta el cálculo humano; porque antes que él, ya hubieron infinitas matemáticas de planetas tierras; que ya no están en el espacio; y antes de aquello, hubieron futuros mundos; no sólo mundos terrenales; que son casi desconocidos en el Reino de los Cielos; mundos colosales; en que una de las moléculas de esos mundos, son infinitamente más grandes que vuestro planeta Tierra; más, esto no significa que esos colosales mundos, sean el límite; no; porque jamás habrá límite alguno; no lo hubo, ni lo hay ni lo habrá; pues las ideas salidas de esas gigantescas criaturas, crean otros mundos más gigantescos aún; y así remontáos por toda la eternidad; hasta donde vuestra mente pueda imaginar; estos mundos pertenecen al macrocosmo; y vuestra Tierra al microcosmo; Macro es mayor y Micro menor; es por eso que mi divino Hijo Solar Cristo os dijo: De donde yo soy, ustedes ni pueden ir; aludía a estos colosales mundos; de allí él vino a visitaros; vino en realidad, a un mundo infierno; donde monitos de carne, se odiaban unos a otros; se esclavizaban unos a otros; se explotaban unos a otros; se engañaban unos a otros; era en otras palabras, un mundo-infierno; un mundo que se creaba y aún se crea sus propios yugos; porque la filosofía escogida por los espíritus humanos, contiene el bién y el mal; y la razón de su exsistencia es probar la vida; ó se vá para el bién, ó se vá para el mal; libre albedrío tiene la criatura; entre el bién y el mal, el divino Padre puso las Sagradas Escrituras; y dió como Moral del diario vivir, los Diez Mandamientos; que se han perpetuado a través de los siglos; nunca dejo que mis criaturas queden al abandono mental del porvenir; todo mundo y todo sol, posee sus propias Escrituras; nadie es desheredado en el Universo; todo es Justicia viviente; los platillos voladores tienen por principio un mandato; ningún padre solar se manda sólo; como ningún padre terrenal tampoco; tanto arriba como abajo se cumplen divinos mandatos; el Arca de las Alianzas es la ley de los acuerdos entre el divino Padre y sus criaturas; es un símbolo de materialidad en el espíritu; su psicología creadora es la psicología de la vida; un punto de vista, que no es humano; pues la vida humana fué creada; no se creó ella misma; aunque es herencia del divino Padre; la criatura humana y todas las formas de vida, no presenciaron sus propios nacimientos; porque el principio de la vida es un sueño que se vá reconociendo a medida que aumenta su actividad; el estado de inocencia espíritual, es el sueño solar; la Madre solar Omega contiene en sus divinas entrañas, el principio eterno de nuevas filosofías planetarias; el fuego solar es el creador único de toda materia y todo espíritu; ambos salen de un mismo punto; es una sola la causa; como uno sólo es el Creador; uno con diversificación infinita; la molécula es una microscópica parte de la Trinidad; cada criatura es una saturación de fuego magnético solar; es un equilibrio diferente en cada uno; no todas las criaturas piensan igual; porque las vibraciones conque fueron saturadas, no tuvieron el mismo espacio ni tiempo; en la más microscópica dimensión de cálculo; cada individualidad es una proporción de una variación magnética solar; es como el desprendimiento microscópico de un fuego colosal; este desprendimiento incluye a materia y espíritu; a las criaturas y su morada planetaria; su microscópica dimensión con su correspondiente eternidad; cuando se crea un platillo volador, ocurre igual; es decir que la materia y el espíritu son creadas al mismo tiempo; con los mismos derechos; ambas nacen con libre albedrío; nadie es primero sino el Padre; en toda creación; porque primero está el Creador, y después la creación; tal como en los planetas; primero nace la criatura, y después su civilización; lo de arriba es igual a lo de abajo; y al crear, el divino Padre lo hace con Justicia común é igualitaria; ni la materia ni el espíritu, están separados ni un microscópico de tiempo; ninguna puede decir que está primera por sobre la otra; he aquí la ley de la armonía celestial; la sucesión eterna de moléculas y espíritus que van formando la cadena de imágenes y semejanzas de Dios; todo el Universo Expansivo Pensante, es una sensación ya vivida por el Padre Jehova; de Él sale materia y espíritu; y todo cuanto exsiste y exsistirá; es por eso que vuestro Creador es perfecto; porque si los hijos cumplen con la ley del sudor de frente, es porque el Padre Eterno ya la cumplió; esto corresponde a la divina Revelación que dice: Dios está en todas partes; y para entender esto, es necesario que la criatura empiece por entenderse así misma; porque lo que es de los hijos, es del Padre; llegó el momento de que todos sabrán, como se hicieron las cosas; la situación de cada uno en relación, con el Universo en que vive; surgirá un nuevo principio de la exsistencia; un principio que siempre a exsistido; el olvido humano es un olvido que fué pedido por cada uno; y se les concedió; porque la vida humana es prueba viviente; una de las infinitas formas de vida que exsisten en las moradas del Padre; porque el número humano desaparece ante su infinito; el error humano es y a sido siempre, el creerse único; tal pensamiento egoísta, supone la exsistencia de un Padre también egoísta; quien limita el infinito, limita al Padre que creó el infinito; las naves plateadas son un principio eterno; pues fueron creaciones del Padre; son una relatividad viviente y eterna; porque antes de ellos, habían otros; y de esos otros, otros; y así remontáos hasta donde vuestra mente pueda imaginar; los platillos voladores son una de esas infinitas antiguidades; y una de sus misiones y gloria es estudiar las civilizaciones de mundos desconocidos por ellos; tal como la humanidad lo desea; lo de arriba es igual a lo de abajo; visitar mundos, es para ellos cosa normal; tal como vosotros visitáis lugares desconocidos en vuestro planeta; quiere decir que estas naves se miniaturizan al grado tal, que penetran en vuestras ideas y moléculas; y no os dáis cuenta de ello; cuando vuestras ideas viajan al espacio, allí son esperadas por las naves plateadas; que tienen por misión guiarlas por el infinito; las naves de fuego solar, son intermediarias entre los mundos y el Creador; el divino Padre les dá oportunidad de aprender, las leyes que son propias a sus jerarquías solares; tal como le dá la oportunidad al monito humano de probar las suyas; hay pruebas arriba como las hay abajo; nadie se manda sólo; el Juicio Final de vuestras costumbres ya vividas, demuestra que nadie se manda sólo; para ganar el cielo, es menester el control espíritual; cuya sal es la Moral viviente; la sal de la vida, que dá lugar a otras vidas; pues toda sal nace de nuevo; pues sale del espíritu; y es tan expansiva, como el Universo mismo; los platillos voladores son producto de la sal de vida, de antiquísimas criaturas; nacieron y se expandieron, tal como vosotros lo hacéis; ¿no se os enseñó que todo espíritu nace de nuevo? ¿de qué os maravilláis entonces? nacer de nuevo es volver a entrar en nuevos cuerpos de carne; y es volver de nuevo al planeta que se habitó; ó volver a nuevos planetas; nacer de nuevo es transformarse de nuevo; es aprender nuevos conocimientos; nuevas filosofías; nuevas experiencias; porque quien no naciere de nuevo, no entra al Reino de los Cielos; sin méritos espírituales es imposible; la divina parábola del camello y la aguja, lo dice; el mérito material y la posesión terrenal, nada valen en el Reino; sólo vale la filosofía del trabajo; es cierto que para producir adelantos materiales, hay que esforzarse; pero no esclavizarse al extremo de olvidar los divinos Mandamientos; la divina Justicia, se vale de vuestras intenciones; toda intención es pesada en la Morada del Padre; venga de donde venga del infinito; la intención humana está influenciada por la ilusión; porque su propia atención le dió excesiva importancia; alimentó su propia mente, con cosas mundanas; propias del mundo; y no de la espíritualidad; llorar y crujir de dientes se ganó la humanidad; porque basta una microscópica ilusión en un microscópico tiempo, y se pierde el derecho de entrar al Cielo; Yo pregunto al mundo del libertinaje y la comodidad: ¿Qué entendéis por adorar a vuestro Dios y Creador por sobre todas las cosas? el término por sobre todas las cosas, incluye vuestro bienestar; ciertamente no se puede servir a dos señores; a dos filosofías; ó se sirve a Dios, ó se sirve a la ilusión; vosotros mismos, pedísteis adorarme por sobre todas las cosas en el pedido de prueba de vida; y vuestro Padre os concedió la ley; como mi Universo es viviente, mis divinas leyes, no son letra muerta; ellas son tan vivientes, como lo sóis vosotros; poseen un libre albedrío como vosotros; tienen todos los derechos, que vosotros tenéis; nadie es menos ante el Padre; vuestras promesas que hicísteis en el Reino de los Cielos, fueron divinas alianzas con vuestras propias virtudes que poseéis; el compromiso está en vuestro pensar y vuestras intenciones; con microscópicas criaturas; que en el Reino de los Cielos se conocen por divinos Querubínes; he aquí la suprema Revelación de la creación; los divinos querubínes, son mencionados en las Sagradas Escrituras; ahora el mundo sabrá su divina historia celestial; toda alianza espíritual con arca de materia, es acuerdo viviente; es el Alfa y la Omega de toda vida; es el punto de donde se salió; porque todo lo viviente tiene su principio; todos fuísteis humildes con geometría microscópica; es decir microbios; porque escrito fué que hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; el crecimiento vuestro empezó por lo microscópico y lo más microscópico que vuestra mente pueda imaginar, son vuestras ideas; son tan microscópicas que sólo las sentís y no las véis; son un desprendimiento de vuestro espíritu; y nó de vuestros ojos; aunque la visión también crea colosales mundos; fuísteis ideas solares nacidas de los soles Alfa y Omega; es por eso que vuestro cuerpo de carne tiene electricidad; porque del fuego nació el espíritu; y del espíritu nació el cuerpo de carne; tal como los tripulantes solares; que de sus fuegos mentales, producen el metal plateado de los platillos voladores; ellos crean ideas gigantescas; que son atendidas en el espacio, por otras jerarquías solares; y así sucesivamente; las jerarquías solares, llegan a Primogénito Solar, y se constituyen en Trinidad Universal; están constantemente cerca del divino Padre; y reciben sus divinas órdenes por infinitos medios; entre ellos la telepatía universal; la misma que empleó mi divino Hijo Solar Cristo; y que os prometió volver, brillante como un sol de sabiduría; porque es Primogénito Solar; es la misma que emplearon los profetas; porque todo humilde, es por lo general, un grande en el Reino de los Cielos; y aún siendo grande, los colosales soles rivalizan ante el divino Padre, por ser los más pequeñitos; porque saben que nadie es más grande que el Padre; y saben que todo humilde es grande en el Reino; la humildad y la alegría son las primeras; porque la Gloria eterna es un eterno carnaval; y sus divinos moradores viven el comunismo amoroso con filosofía de niño; allí casi nadie conoce vuestro planeta; escrito fué que era y es un planeta-polvo; el Reino de los Cielos es el Macrocosmo; allí no exsiste el límite en nada; eso significa lo que fué escrito: Del polvo eres, y al polvo volverás; quiere decir que a la criatura humana, le quedan infinidades de exsistencias que cumplir en infinitos planetas microscópicos; es un eterno nacer de mundo en mundo; porque el espíritu nace de nuevo; reencarna de nuevo; que es lo mismo; una ley puede expresarse de infinitas formas; y siempre es la misma ley.- 

Escribe: ALFA Y OMEGA.-