Seleccionar página

DIVINO JUICIO; LA REVELACIÓN COMIENZA POR LOS MÁS REBELDES A LOS MANDATOS DEL PADRE; TODO GRANDE DE LA TIERRA LO PIDIÓ ASÍ.- 

Sí hijito; el Juicio Final fué provocado por los grandes del mundo; y nó por los humildes; los grandes de este mundo, lo pidieron en el Reino de los Cielos; porque todo se pide en el Reino; hasta la vida misma se pide; de verdad os digo, que los mayores violadores a mi divina ley, son los que dominan en este mundo; a nadie se mandó dominar a otros; a nadie se mandó explotar a otros; a nadie se le mandó enriquecerse a costillas de otros; a nadie se le mandó ser pobre; a todos se les enseñó, que todos sóis iguales en derechos ante Dios; de verdad os digo, que vosotros llamados ricos del mundo, sóis uno de los árboles que no plantó el Padre Jehova; y de raíz seréis arrancados de la evolución de este mundo; árbol significa filosofía; vosotros sóis el tronco y los que os siguen en vuestra filosofía es el ramaje; las hojas del árbol; el mundo que fué influenciado por el tronco; vuestra filosofía, ricos del mundo, salió de vosotros mismos; no salió de las enseñanzas del Padre; de verdad os digo, que si vuestra filosofía hubiese salido del Padre, nadie en este mundo sería ni rico ni pobre; vuestra filosofía es la más injusta que se haya conocido; a unos dáis más de lo que se puede dar; y a otros casi no les dáis; ¿cómo podréis hablar entonces de justicia? ¿si no sóis justos en vosotros mismos? puesto que toda filosofía nace de las propias ideas; de verdad os digo demonios, que todo aquél que dividió a mis hijos en ricos y pobres, no entrará al Reino de los Cielos; ni será resucitado en carne el año 2001; no volverá a ser un niño; así como por ambición y lucro, dividísteis a mis hijos; así seréis vosotros divididos entre las tinieblas y la luz; sólo satanás se divide así mismo; y su fruto es el dolor y la injusticia; vosotros, demonios de la riqueza, sembrásteis dolor é injusticias en este mundo; así sembrarán contra vosotros también dolor é injusticias, en otras existencias; en otros mundos; porque todo espíritu nace de nuevo a la vida, muchas veces; el número de veces es infinito; de verdad os digo que con la vara que medísteis, así seréis medidos; de verdad os digo ricos del mundo, que quedaréis en la más completa pobreza; el extremo opuesto de vuestra vara; os quitaré toda abundancia y pondré entre vosotros y el mundo, ley de maldición; sóis los mismos espíritus faraónicos del pasado; los que explotaban al pueblo de sol a sol; volvísteis a caer en vuestras inclinaciones, de despojar a otros de sus derechos; toda riqueza es del mundo por igual; ¿de dónde sacásteis malditos, que el oro era vuestro? ¿lo creásteis vosotros? de verdad os digo, que todo rico, maldecirá serlo; porque el mundo os aislará; he aquí en lo que terminaréis soberbios; quisísteis hacer las cosas, según vuestro egoísmo; y nó según mis Escrituras; he aquí el futuro que os espera; cuando ya no estéis en este mundo, este mundo será un paraíso; ahora lo tenéis convertido en un infierno de injusticias; de verdad os digo, que la Revolución que se aproxima, será el principio de vuestra caída; desde el mismo instante en que empezásteis a violar la ley del Padre, empezásteis a crear vuestro propio fín; todo reino tiene su tiempo de gloria; y su tiempo de caída; vosotros ya pasásteis vuestra gloria; enfrentad aho­­ra vuestra caída; todo reino dividido como el vuestro, cae en el tiempo; toda filosofía que dividió a otros, no queda en este mundo; restituir las cosas por mi Hijo Primogénito, es aplastar a los que aplastaron a otros; porque la jerarquía se impone en los mundos; los poderes del espíritu, derrotan a las tinieblas, salidas del espíritu; es lo que os sucederá a vosotros demonios del oro; la tierra y los mares, se abrirán cuando lo mande mi Hijo Primogénito; espantados quedaréis verdugos del mundo; ya nada podréis; el poder corrompido de vuestro oro, ya no tentará al mundo; ya no podréis seguir comprando conciencias débiles; ya no engañaréis al mundo; porque nuevas costumbres nacerán en el mundo; de verdad os digo, que maldeciréis el haber conocido el oro; como se maldice al demonio; vuestro mundo que impusísteis por la fuerza, caerá; de verdad os digo, que seréis mirados con infinita lástima; porque sóis los condenados del mundo; el mundo huirá de vosotros, como se huye de la peste; de verdad os digo, que sólo encontraréis cariño, en los que llamáis animales; he aquí lo que será vuestro fruto; he aquí por lo que luchásteis; he aquí vuestra propia división y desbande de vuestro reinado; he aquí la serpiente aplastada; he aquí al satanás de vuestro mundo; he aquí vuestro llorar y crujir de dientes; he aquí lo que les llega, a los que se creen mandarse solos; he aquí la situación para los que despreciaron las Escrituras del Padre; he aquí una vez más, a la serpiente del paraíso terrenal; he aquí a la maldad que subyugó al mundo, en los siglos de prueba; he aquí la caída de la bestia; he aquí la caída del reinado de satanás; he aquí la caída del árbol que no plantó el Padre en sus divinas enseñanzas; he aquí el principio del mundo Omega, y la caída del mundo Alfa; el principio Alfa es el mundo materialista; un mundo y sus costumbres que pasa al olvido; nace un nuevo mundo; nueva filosofía; nuevo gobierno universal; nueva y única bandera; nuevo destino; nueva carne; mundo de niños; ¡triunfa la inocencia! de verdad os digo, que ninguna filosofía salida de adulto alguno, quedará en este mundo; y es más fácil que entre al Reino, un niño que un llamado adulto; el primero es inocente; el segundo vivió un sistema de vida que lo ilusionó y lo dividió; y todo espíritu dividido, no entra al Reino de los Cielos; se vuelve al Reino, tal como se salió; con inocencia y sirviendo sólo al Padre; en el Reino de los Cielos, no se conocen las filosofías que dividen a otros; porque nadie con tales ideas venido de lejanos mundos, a entrado al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que hasta las llamadas religiones, son desconocidas en el Reino; vuestras religiones, son una de las formas humanas, de interpretar mi divina Palabra; y ciertamente que también cayeron sus creadores; las llamadas religiones, son acusadas por el Padre Jehova, de dividir la fé del mundo en muchas creencias; habiendo un sólo Dios nomás; sólo satanás se divide así mismo; nadie pidió dividir a nadie en el Reino de los Cielos; ni en lo más microscópico que la mente pueda concebir; es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció religión, a uno que la conoció; porque el que no conoció religión, no fué dividido en creencias; y puede entrar al Reino; el que conoció religión, se dividió en sí mismo y dividió a otros; las religiones en su manera de interpretar mis Escrituras, han provocado a este mundo, un atraso de veinte siglos en su plano moral y espíritual; porque no fueron fieles a mis mandatos; se mostraron tan duros y egoístas a través de los siglos, que el Padre les llamó roca; sobre esta roca construiré mi Iglesia; roca, hijos del mundo, no simboliza amor ni eternidad; porque la roca es dura; y no hay roca que no se vuelva polvo; roca significa en el Reino de los Cielos, dureza mental y egoísmo espíritual; cuando mi Hijo Primogénito os dijo en el pasado: Sobre esta roca construiré mi Iglesia, lo hizo mirando el futuro de la humanidad; porque la Trinidad está en todas partes; y en todos los tiempos; está en el pasado, presente y futuro; ¿qué es lo que vió mi Hijo Solar Cristo cuando dijo: Sobre esta roca construiré mi Iglesia? os lo diré: Vió todas las futuras violaciones de la humanidad; vió como se perseguía a muchos inocentes, al comienzo de la era cristiana; vió como se les mandaba a la hoguera; vió como la roca perseguía a muchos genios y escritores; sólo porque no comulgaban con ellos; vió como se bendecía y se coronaba a reyes; sabiendo la roca, que sólo existe un Rey de reyes; que es el Padre Jehova, y no hay otro; el que dá y quita la vida; ¿qué dan los falsos reyes de la Tierra? sólo escándalos y explotación de sus pueblos; los Mandamientos del Padre, no mandan a nadie hacerse rey ni reina; ellos mandan ser humildes por sobre todas las cosas; vió como la roca bendecía las malditas armas; sabiendo la roca que con ellas se matan los hijos del Padre; y sabiendo que el Mandamiento dice: No matarás; vió como la roca llenaba de templos materiales el planeta; sabiendo la roca, que la Palabra del Padre dice No adorarás imágenes ni templos ni semejanza alguna; es decir: No practicarás la adoración material; vió como se comerciaba con la fé del mundo; sabiendo la roca que ningún rico entra al Reino de los Cielos; todo esto y más, vió el Hijo Primogénito; y dijo: Sobre esta roca, construiré mi Iglesia; sabiendo que los hombres le iban a fallar, dijo mentalmente: Porque así agrada a mi Padre; y porque todo espíritu es probado en la vida; los que sóis religiosos, sóis probados igual que los demás; y de verdad os digo, que vuestro Padre os prueba, por las intenciones que tuvísteis a lo largo de la vida; instante por instante; segundo por segundo; idea por idea; virtud por virtud; no os juzga porque seáis propiamente religiosos; nó; el Juicio del Padre es Universal; y os mira a todos por igual como criaturas del universo; si sóis primeros en la justicia del Padre, es porque vosotros mismos así lo pedísteis; quisísteis ser los primeros en este mundo; más, como violásteis la ley del Padre, seréis los últimos; vuestra manera extraña de interpretar mi ley, os hizo caer; se llama moral extraña, lo que no se ciñó rigurosamente a mis Escrituras; entrásteis en alianza con el mismo demonio; con el sistema de vida, basado en el oro; con los que dividieron a mis hijos, en ricos y pobres; sabiendo vosotros, que sólo satanás se divide así mismo; tratásteis con ricos; individuos y naciones; sabiendo vosotros, que es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico al Reino de los Cielos; perseguísteis, a quien no debísteis; y protegísteis a quien no debísteis proteger; hicísteis todo lo opuesto a mis Escrituras; de verdad os digo, que vosotros sóis el anti-Cristo; puesto que hicísteis lo opuesto a las enseñanzas de mi Hijo Primogénito; de verdad os digo, que basta violar una microscópica parte de mi ley, y yá se es un anti-Cristo; y de verdad os digo, que vosotros sóis los falsos profetas de mis Escrituras; y fuísteis tan falsos, que ninguno de este mundo que os conoció, entrará al Reino de los Cielos; porque todos fueron divididos espíritualmente por vosotros; he aquí el porqué el Juicio Final, comienza por vosotros; mientras mayor fué la ilustración de la criatura en este mundo, primero es ante el juicio que viene; porque mejor comprendía el bién y el mal; todo espíritu ignorante, es el último en ser juzgado; porque así lo pidió en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que por causa de vosotros religiosos y por los llamados ricos, es que viene Juicio a este mundo; nada tiene el Padre Jehova, contra los humildes y sinceros de corazón; porque de ellos es el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que si este mundo hubiese sido gobernado por los humildes, como fué mandado, este mundo no tendría necesidad de Juicio; ¿no se os enseñó que todo humilde es primero, delante del Padre? ¿primero en el Reino de los Cielos? y si todo humilde es primero ante el Eterno, ¿por qué no hicísteis que los humildes, fueran también primeros en la Tierra? ¿no se os enseñó que había que agradar al Padre, por sobre todas las cosas ¿por qué mis humildes, siendo primeros en el Reino, no gobiernan en la Tierra? ¿qué contestaréis a esto, roca del egoísmo humano? el llamado mundo cristiano, os pedirá cuentas; de verdad os digo, que toda respuesta que déis al mundo, no debe salirse ni una molécula del contenido de mis Escrituras; de verdad os digo, que con la vara que medísteis, seréis medidos; deberéis enfrentar a un mundo desesperado; un mundo que vivió engañado; un mundo ciego que siguió a otro ciego; por vosotros religiosos del mundo, se escribió: Ciegos guías de ciegos; todos vuestros errores; los transmitísteis a todas las generaciones; de padre á hijo; he aquí el llorar y crujir de dientes, del mundo cristiano; porque ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; a todos los dividísteis; en una creencia llena de errores; y en muchas creencias; después de vosotros, han venido otras rocas religiosas; mayor división dentro de la división; ¿comprendéis ahora, el significado bíblico, del término: Ciegos guías de ciegos? de verdad os digo, que cada divina parábola de mis Escrituras, es profética; porque el Padre crea las leyes, viendo los acontecimientos del futuro; lo que vosotros no podéis; de verdad os digo, que en las mismas Escrituras, está indicado vuestra caída; una caída salida de vosotros mismos; de verdad os digo, que todo lo falso de este mundo, no quedará; los falsos conceptos que se han tenido, respecto al Padre; pedísteis un tiempo para probar lo que probásteis en la vida; vuestro fruto recogerá su fruto; de verdad os digo, que vuestro fruto es el llorar y crujir de dientes; porque os apartásteis de la verdadera humildad; si hubiéseis sido humildes, vosotros no constituiríais la roca del egoísmo humano; habríais entregado la Palabra del Padre, a los verdaderos humildes de este mundo; ¿no se os enseñó que todo humilde es el primero en todo? más, os diré que los humildes hicieron bién en no reclamar para sí, el tener el derecho a proclamarse ellos, como cabeza única de la verdad; porque la verdad está en todos; es la conciencia de cada uno, la verdad; y nó los templos materiales; esa concepción material, salió de vosotros; y nó del mundo; lanzásteis la primera piedra del error, en Nombre del Padre; vuestra forma de agradar al Padre, aleja a los hijos del mérito espíritual; de verdad os digo, que en virtud del divino libre albedrío del Padre, nunca me han agradado las adoraciones materiales; si las hubo en este mundo, es porque los espíritus poco evolucionados así lo pidieron en el Reino; de todo hay en la Viña del Señor; pidieron conocer la adoración material, por ellos desconocida; de verdad os digo, que vosotros espíritus religiosos, prometísteis al Padre, no dividir a nadie, ni en lo más microscópico; porque a vosotros no os gustaría que os dividiesen; escrito fué: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; así como dividísteis a otros, así seréis divididos; arriba y abajo; vuestra roca egoísta que todo lo cree y no cree en nada, será dividida por la presencia del Cordero de Dios; por la presencia de la Doctrina del Cordero; de verdad os digo, que el mundo cristiano, el mundo que creásteis, se vendrá contra vosotros; porque por causa de vosotros, ningún llamado cristiano entrará al Reino de los Cielos; ningún espíritu dividido entrará al Reino de los Cielos; sólo satanás se divide así mismo; de verdad os digo, que la manera como interpretásteis mi divina Palabra, impidió que las criaturas de este mundo, conservaran su inocencia; la misma inocencia conque todos salieron del Reino; si vosotros no hubiéseis creado el artificio, ni los templos materiales, este mundo entraría al Reino de los Cielos; porque sus virtudes de cada uno, estarían más cerca de la realidad viviente del Padre; de verdad os digo, que ningún templo material, quedará en este mundo; todos se volverán polvo; el único templo eterno, es el templo del trabajo; este templo jamás se volverá polvo; de verdad os digo, que se acabarán las filosofías y religiones que dividieron a mis hijos; más, el trabajo jamás se acabará; por el trabajo divino del Padre, es que existe el universo; y nada existirá, si no fuera por el trabajo; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, un obrerito del trabajo a uno que fué religioso; el obrerito a nadie dividió con su filosofía de trabajador; el religioso sí que dividió a muchos; porque su propio concepto que tenía de Dios, era erróneo; y sus creyentes le siguieron en el error; ciegos, guiados por otro ciego; he aquí vuestro error, causa de vuestra caída; ciertamente que perpetuar el Nombre del Padre a través de los siglos, como lo habéis hecho vosotros, es un mérito; más, el propio error provocado por vosotros, lo anula; más os valdría no haber sido religiosos; porque no tendríais tinieblas en contra; de vosotros salió el error; no os quitaré el mérito de la buena intención; y aún así, vosotros mismos os maldeciréis; pues ninguno de vosotros, entrará al Reino de los Cielos; ni los que os siguieron; el llamado mundo cristiano; de verdad os digo, que os llegó la hora de probar lo que enseñásteis a otros: La humildad; en vosotros mismos será probada; más, vuestra humildad, no es la verdadera; la verdadera humildad no necesita de la adoración material; no necesita del artificio; no necesita de títulos; la verdadera humildad no está en vosotros; tenéis un concepto muy materialista de ella; la verdadera humildad está en el pueblo; está entre los sufridos y explotados; ellos heredarán la tierra del nuevo mundo que se aproxima; de verdad os digo, que en los acontecimientos que se avecinan sobre el mundo, para nada se os tomará en cuenta; el mundo os sacará en cara el falso camino de vuestras enseñanzas; y de verdad os digo, que os encontraréis en el más grande apuro de vuestras vidas; tendréis que andar ocultos del mundo; porque el daño causado a este mundo, no tiene paralelo; no existe mayor tragedia, que la de saber, que no se entrará al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que nadie deseará en este mundo, estar en vuestro lugar; la Doctrina del Cordero de Dios, no viene a perturbar al mundo; viene a juzjar al mundo; y lo hace sin salirse en lo más mínimo de las Escrituras del Padre, porque su Doctrina es la continuación de ellas; tal como la Doctrina Cristiana es continuación de la Ley Mosáica; el Padre, jamás se contradice a través de los siglos; son los hijos los que se contradicen; porque no luchan por la verdadera humildad; los intereses pasajeros los ilusionan; y olvidan que la vida que pidieron, fué para ser probados; porque todo espíritu es probado en la vida; de verdad os digo, que la prueba de vuestra vida, consistía en el grado de resistencia espíritual y mental, hacia todo lo que entretiene e ilusiona; no es que os quite la entretención; ella es necesaria cuando se merece; lo que os digo, es que nunca debísteis haber sido esclavos de ella; toda vida se desvirtúa cuando busca la vida fácil; que todo se le dé, sin el menor esfuerzo; eluden el mérito propio; el mérito espíritual; de verdad os digo que ningún cómodo de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno ha entrado en el pasado; es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció la comodidad, a uno que la conoció; el que no la conoció, está más cerca del más antiguo de los mandatos del Padre; que dijo: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; el que conoció la comodidad se fué alejando del mandato; de verdad os digo, que la comodidad debió haber sido para todos; porque todos sóis iguales en derechos delante de Dios; la comodidad de este mundo es una verguenza viviente delante del Padre; porque unos tienen tanto, que no saben que hacer con la abundancia; y otros, no tienen ni que comer ni en que cobijarse; es por esta injusticia, que ningún cómodo que todo lo tuvo, entrará al Reino de los Cielos; de verdad os digo, ciegos del mundo, que todos los que vivieron en abundancia, todos pedísteis ser probados con ella y pedísteis al Padre, que os colocara cerca de vosotros, la pobreza; y prometísteis al Padre, renunciar a toda abundancia, si vosotros viérais tan sólo a un pobre; y caísteis; porque fuísteis indiferentes al dolor de los demás; de verdad os digo, que a todo rico y cómodo, les será quitado; quedaréis en la más completa pobreza; porque así lo pedísteis vosotros en vuestro Juicio Final; escrito fué: Todo grande será despreciado; y todo humilde será ensalzado; he aquí el nuevo mundo que se inicia, los pobres, los desposeídos, los explotados, los engañados, los hambreados, todo lo tendrán; porque todo debió ser de ellos; ¿no se os enseñó que todo humilde es el primero? los humildes de este mundo, a los que llamáis subdesarrollados, gobernarán el nuevo mundo; y si son subdesa­rrollados, es porque les fué quitada la abundancia; por los ambiciosos de siempre; de verdad os digo, demonios de la ambición y de la explotación, que vosotros pasaréis a ser los pobres; con la vara que medísteis, seréis medidos; vuestro fruto fué la miseria y la injusticia para otros; ahora os toca probarlo a vosotros; así lo pedísteis en vuestro Juicio Final, en el Reino de los Cielos; y así será hasta la cuarta generación, es vuestra herencia; de verdad os digo, que si hubiéseis sido humildes y justos, no tendríais que enfrentar esta verguenza; sóis lo peor del género humano; y todo mal hay que arrancarlo de raíz; he aquí vuestro cercano futuro; de vosotros mismos salió, nadie os obligó; por vosotros demonios del oro, demonios del capitalismo, esta humanidad no entrará al Reino de los Cielos; porque la ilusionásteis con un sistema de vida, que es la violación misma; he aquí a la misma serpiente maldita, que tentó é ilusionó a Eva en el paraíso terrenal; advertido fué el mundo en aquel entonces: De todos los frutos de los árboles podéis comer; más, nó comeréis del árbol de la ciencia del bién; y la ciencia del bién, es la comodidad vergonzosa, salida de vuestro inmoral sistema de vida; ¡todo lo que expresa el Padre Jehova, es divinamente profético! esta divina advertencia dicha en el microscópico paraíso de Adán y Eva, fué para vosotros explotadores del mundo; el pobre, producto de vuestro diabólico sistema de vida, no crea comodidades porque no tiene medios; lucha por sobrevivir; y de verdad os digo que es más fácil que entre al Reino, uno que luchó por la vida, a uno que vivió explotando a otros; vuestro maldito dinero, capitalistas del mundo creó la ciencia del bienestar; y todos los que probaron vuestra ciencia de comodidades, ninguno entrará al Reino de los Cielos; he aquí la luz sobre un misterio interpretativo; porque vosotros mismos, pedísteis ser probados en la vida; partiendo por las mismas Escrituras; vosotros pedísteis la divina verdad en parábolas; pedísteis la prueba en las interpretaciones; y pedísteis conocer el misterio terrenal; porque todo se pide en el Reino; hasta lo más íntimo del pensamiento; de verdad os digo, que explicar como fueron hechas las cosas, es daros a conocer el Juicio Intelectual que pedísteis al Padre; porque el Juicio está incluído también en las cosas que pedísteis; de verdad os digo, que dar a conocer cómo fueron hechas las cosas, traerá consigo el derrumbe del mundo materialista; el mundo que pidió ser probado; el mundo que pidió ser enjuiciado, en esta morada planetaria; de verdad os digo, que la Revelación a todos sorprenderá; porque pedísteis la sorpresa para no dejaros sorprender; era vuestra prueba; escrito fué: Y llegará la verdad, con sorpresa; como la sorpresa que causa un ladrón de noche; todo se ha cumplido; sólo que los que prometieron al Padre ser los primeros en recibir las Nuevas, cayeron por no haber cultivado la verdadera humildad; la verdad los sorprendió porque vino como un hecho normal; vino sencilla; porque así lo pidieron los que pidieron ser los primeros en imponerse de ella; y prometieron al Padre, darla a conocer al mundo, por sobre todas las cosas; ninguno cumplió; el mundo los conocerá; sus nombres serán conocidos en todos los idiomas; y de verdad os digo, que basta que miréis los escritos y sepáis de quién proviene, estáis entre los primeros; ¿no se os enseñó, que lo del Padre está por sobre todas las cosas? basta que alguien os muestre algo que provenga del Creador, y debéis prestarle la mayor de las importancias de vuestra existencia; es lo que no hi­cieron los que pidieron ser los primeros; hicieron lo opuesto; dudaron de la Revelación; sabiendo aún que venía de un hijo humilde por su condición; mi hijo les dijo que era telepático; que su telepatía es permanente; y no creyeron; vieron el colosal trabajo de la Escritura Telepática, y no creyeron; les dijo que sus nombres saldrían en los Rollos; y no le creyeron; muchos le vieron escribir por muchos años, y no le creyeron; he aquí la roca de las Escrituras; he aquí el egoísmo humano; duro como la roca; he aquí el fruto de vuestro sistema de vida; he aquí a los ilusionados del mundo; he aquí a la soberbia viviente; he aquí a los primeros del llorar y crujir de dientes; he aquí a los ciegos del mundo; he aquí los que atrasaron por años, la llegada de la verdad al mundo; he aquí a los que hicieron más dolorosa, la tragedia de este mundo; porque cada segundo de atraso, equivale a una existencia que debe cumplirse fuera del Reino de los Cielos; la llegada de la Revelación a los mundos, pone fín a los segundos de vida, en que se venía violando la ley; el atrasar la verdad por puro egoísmo, prolonga los segundos de violación; porque toda promesa hecha en el Reino de los Cielos, se cumple en el mismo instante pedido; si ocurre lo contrario, se paga las consecuencias; de verdad os digo que todos los que despreciaron la Escritura Telepática del Cordero de Dios, no entrarán al Reino de los Cielos; mientras más segundos de violación a la ley del Padre se tiene, mayor es la eternidad de tiempo que el espíritu permanece fuera del Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todo egoísta llorará; porque deberá calcular todos los segundos que tuvo de egoísmo en la vida; por cada segundo de egoísmo vivido, es una existencia que deberá cumplir fuera del Reino de los Cielos; y toda falta ó pecado, sea cual fuere, se mide, se calcula por el número de segundos; y aún menos del segundo; es así que si una criatura tuvo vicio toda la vida, deberá sumar los segundos que contiene su existencia; por ejemplo: Si un fumador vivió tal vicio por un millón de segundos en su vida, es un millón de existencias, que deberá cumplir fuera del Reino de los Cielos; y si fumó en presencia de la inocencia de los niños, debe multiplicar su total por tres: Es decir que serían tres millones de existencias que deberá cumplir fuera del Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ningún vicioso entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció el vicio, a uno que lo conoció; nadie nació fumando; todos nacieron bebiendo leche; todo vicio es demoníaco; porque ningún vicioso entra al Reino; es inmoralidad viviente; de verdad os digo, que todo lo que hicísteis y pensásteis en la vida, todo tiene su medida en la justicia del Padre; de verdad os digo, que la mayor violación que existe, es la de no haber estudiado toda la vida al Padre; Él es el primero entre todas las cosas; de las que hubieron, hay y habrán; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que se dijo cristiano, y no se supo de memoria mis Escrituras, son falsos profetas de mi Palabra; y veo que el cristianismo está lleno de ellos; ningún falso profeta entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que no fué cristiano pero que fué sincero con el Padre; a que puedan entrar, los que son cristianos de boca; y nó cristianos por ilustración; y todos pedísteis al Padre, ilustraros para buscar al Padre; es por eso, que vuestro Padre Jehova, permitió que las Escrituras se multiplicaran por todo el planeta; en todas las naciones y en todos los idiomas; no lo permití porque habían religiones; porque las llamadas religiones, no son del Padre; son obras de hombres; de verdad os digo, que las llamadas religiones, son desconocidas en el Reino de los Cielos; y toda filosofía que divida a sus semejantes; muy pronto las llamadas religiones pasarán al olvido; es una de las tantas filosofías de prueba, que pidió el mundo materialista; el mundo de la prueba ó mundo Alfa, caerá en su totalidad, incluyendo lo que llamáis religiones; más, mi Palabra es eterna; mis Escrituras seguirán siendo la luz del mundo; hasta el fín de este planeta; las Escrituras del Padre, tomarán un nuevo concepto; un concepto más galáctico; un concepto que pone a esta humanidad, en más contacto con el universo; es el Mundo Omega; un mundo que estáis lejos de imaginarlo; un mundo de niños genios; un mundo que tendrá filosofía de paraíso; un mundo encabezado por mi Hijo Primogénito; un mundo donde el prodigio será cosa normal; un mundo que verá por sus propios ojos, lo que es el universo viviente del Padre Jehova; un mundo que eclipsará vuestras maravillas terrenales; un mundo que obedecerá a una mente de Primogénito Solar; un mundo, con el cual muchos justos soñaron; un mundo que os recordará como el mundo de las tinieblas; porque ninguno de vosotros que fuísteis divididos, entrará al Reino de los Cielos; un mundo que sabrá de vosotros, mejor y más de lo que vosotros sabéis de sí mismos; un mundo en que no habrán ni ricos ni pobres; un mundo que no conocerá al mayor ilusionador: El dinero; un mundo que no conocerá la corrupción; un mundo con carne eterna; he aquí la diferencia entre vosotros y el mundo del futuro; de verdad os digo, que bién pudísteis ser también de ese mundo; más, fuísteis engañados y divididos; ningún dividido en espíritu y mente, vé la Gloria del Padre; y la Gloria del Padre, se expresa en infinitas formas; no tiene ni principio ni fín; el mundo Omega y sus maravillas, es una de sus divinas glorias; de verdad os digo, que este mundo Omega, se inicia el año 2001, con la resurrección de toda carne; un divino premio, en que pocos creyeron; los que no creyeron, no serán resucitados ó transformados a niños; es un premio sólo para los que creyeron; los que no creyeron, no tienen mérito para cobrar un premio, en el que no creyeron; llorar y crujir de dientes, en el mundo de los incrédulos; de verdad os digo, que vuestro Padre Jehova, es Dios celoso de sus leyes; exige a los que les dió la vida, la más elevada moral; una moral que nunca conocísteis; y sin embargo, la pedísteis; de verdad os digo, que vuestra moral, es extraña moral; es una moral que no se conoce en el Reino de los Cielos; porque es una moral que no se guió por mis Escrituras; y todo el que no se guía por lo del Padre, no es de la luz; es un extraño a ella; es de las tinieblas; porque no se puede servir a dos señores; ó se sirve al Señor de la Luz, ó se sirve al señor de las tinieblas; de verdad os digo, que si violáis la luz en una microscópica parte dejáis de pertenecer a la luz; sóis en este caso, un demonio en el grado que os corresponde; de verdad os digo, que la moral que pidió vivir este mundo, fué aplastada por la extraña moral, del propio sistema de vida; la ilusión es de por sí una inmoralidad; porque hay muchas clases de ilusión; y la más demoníaca, es aquélla que aleja a las humanidades, de las leyes y Mandamientos del Padre; de verdad os digo, que vuestro vivir, transcurrió en escándalos; porque el error de un segundo vivido, es expansivo a los otros segundos de vuestra vida; una pequeña desviación en vuestra vida moral, se convierte en tragedia; porque el número de segundos acumulados, es inmenso; una mentira dicha en la edad joven, se multiplica en segundos, mientras se vive el resto de vida; esta ley es por igual para todos los pecados del mundo: El robo, el engaño, la calumnia, la mala intención, el escándalo, el abuso, la explotación, el vicio, el comercio, y toda plaga que saliendo de vosotros, os azotó a vosotros; de verdad os digo, que no existe criatura humana, que no haya violado la ley del Padre; en el pasado y en el presente; y los más grandes violadores entre los grandes, son los llamados ricos; son los más grandes ladrones; pues mis leyes, a nadie mandan enriquecerse ni empobrecerse; mis leyes vienen enseñando por siglos, que todos son iguales en derechos ante el Padre; todos disfrutáis por igual de la vida; ricos y pobres; de verdad os digo, que los llamados ricos, fueron ladrones perpetuos; hicieron del robo, su sistema de vida; porque toda abundancia, debió ser para todos; si no fué así, es porque hubo engaño y astucia; las características de la serpiente; y de sus seguidores; el mundo materialista, está compuesto por espíritus de la legión de satanás; he aquí la causa de su comportamiento espíritual; la psicología de los seres que componen tal mundo, es una que se deja ilusionar por lo que vé; y nó por profundidad espíritual; son los espíritus más atrasados que existen; su poder consiste en el oro; y nó en el genio espíritual; nada saben de filosofías; característica de los luchadores é idealistas; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que fué luchador é idealista, a uno que fué materialista; como la palabra lo dice, el materialista mata las ideas del espíritu; se aplasta así mismo; el materialismo no conduce al Reino de los Cielos; porque no reconoce la eternidad; se detiene a distancias inconmensurables del Reino; los espíritus materialistas, son los poco evolucionados; he aquí los que os gobiernan; he aquí la causa de la poca importancia que se le ha dado en este mundo, a lo que es del Padre; porque estos demonios jamás buscaron en sus Escrituras; jamás se preguntaron, si su sistema de vida, agradaría al Padre; al Creador que les dió la vida y cuanto poseen; jamás le han buscado; es por eso, que vuestro Padre Jehova, pondrá pobreza en ellos; el Padre dá y quita; le llegó la hora, a los demonios mayores de este mundo; estos demonios, pidieron en el Reino de los Cielos, probar sus conocimientos materialistas en un mundo de la luz; en un mundo, en que los humildes son los primeros en todo; y se les advirtió a estos demonios del oro, que por nada atropellaran los derechos de mis humildes; prometieron no atropellar en sus derechos a nadie; más, cayeron en sus pruebas de vidas; de verdad os digo demonios de la legión del maldito, que más os valdría no haber nacido en este mundo; si por egoísmo y ambición, atropellásteis los derechos de mis humildes; ninguno de vosotros entraréis al Reino de los Cielos, por eternidades; deberéis pagar en leyes de condenados; por cada poro de carne y por cada virtud que sufrieron, de cada criatura humana que pasó por este mundo; vuestra condenación no tiene igual; sólo comparable con la condenación de la roca religiosa; que tendrá que pagar, por cada mente que dividieron en muchas creencias; y también incluye poros y virtudes; porque todo en la creación en que estáis, tiene los mismos derechos, a que reclama vuestro espíritu; nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; así es la justicia del Padre, en su universo viviente; todos los elementos de la naturaleza participan en el Juicio Final; y de verdad os digo, que cuando esta naturaleza terrenal sea conmovida por mi Hijo Primogénito, los demonios de este mundo temblarán como jamás tembló nadie; muchos se suicidarán; veréis como mi Hijo en Gloria y Majestad, ordenará a las aguas de los océanos, abrirse; un espectáculo que jamás han visto ojos humanos, del llamado mundo moderno; de verdad os digo, que presenciaréis mares humanos; los más grandes conglomerados de gentes, que se verán en este mundo; de verdad os digo, que este mundo paralizará sus actividades; es el fín de un sistema de vida, de extraña moral; es el fín de satanás en este mundo; es la caída de los que nunca debieron ser los que fueron; porque este mundo estaba destinado para los humildes; para los primeros del Padre Jehova; es la caída de los demonios que os explotaron por siglos; es la caída de uno de los árboles filosóficos, que no plantó el divino Padre; y de raíz es arrancado de la evolución humana; es la caída del yugo de los hombres, creado por hombres; es el comienzo del mundo Omega; un mundo inaudito por sus maravillas; un mundo gobernado por un Padre Solar; un mundo que conocerá la existencia de otros seres planetarios; un mundo que envidiará a los humildes y a los que fueron despreciados; un mundo que temblará ante el Cordero de Dios; porque dará y quitará vida; un mundo que llorará de impotencia; un mundo que maldecirá a sus propios padres; sus propias costumbres que en nada ensalzan la moral del Padre; un mundo que se armará con sus pocas y propias obras; un mundo-Armagedón; gente que se arma; porque de verdad os digo, que serán resucitados en carne eterna, los que no conocieron este vergonzoso sistema de vida; ¡los ermitaños! los que no fueron contagiados por satanás; los que no fueron divididos ni en lo material ni en lo espíritual; los que no vieron escándalos ni vicioso alguno; los que no conocieron la ilusión viviente de la vida; los que no conocieron el llamado progreso; porque de verdad os digo, que hay muchas clases de progreso; vuestro progreso, es un progreso, en que mis humildes no fueron los primeros; los explotásteis y los engañásteis; por lo tanto vuestro progreso, no es agradable al Padre Jehova; vuestro progreso, en su cualidad y calidad, jamás debió haber existido; porque es fruto de la violación, a la ley del Padre; sus creadores, no tomaron en cuenta para nada, mis Escrituras; aún prometiendo hacerlo, en el Reino de los Cielos; vuestro progreso, es salido de un sistema de vida, que es toda una verguenza; una inmoralidad; una obra salida del demonio; porque ninguno que vivió y perteneció a este progreso, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció el progreso salido de violación, a uno que lo conoció; de verdad os digo, que todo sentimiento que vivió un sistema de vida, como el que os dieron los demonios del oro, no entrará al Reino de los Cielos; y vuestro espíritu que fué dividido en la Tierra, también es dividido en el cielo; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que esta generación hablará por las otras; porque muchos que marcharon de este mundo, fueron condenados por los vivos de este mundo; y los llamados muertos, hablarán por los vivos; porque muchos vivos, serán condenados por causa de los muertos; y de verdad os digo, que la justicia del Padre, es arriba y abajo; porque en todas partes está; vosotros los llamados vivos en este mundo de la carne, pedísteis al Padre, ser juzgados en esta morada planetaria; los que se marcharon y llamáis muertos, pidieron el Juicio Final fuera del planeta; y a todos os fué concedido; de verdad os digo, que los vivos y los muertos, salieron de una misma ley; y es esa misma ley, la que os ajusticia; la ley del Padre está no sólo en un mundo; está en cualquier punto del universo; Punto se llama en el Reino de los Cielos, a los planetas; de verdad os digo, que habéis pasado por infinitos puntos; y los pasaréis por siempre jamás; porque todo espíritu nace de nuevo; existencias nuevas tiene; conocimientos nuevos tiene; filosofías nuevas conocerá; en planetas nuevos vivirá; y quien no naciere de nuevo, no vé el Reino del Padre; porque su Reino no tiene ni principio ni fín; más, está en donde han llegado sus hijos; de verdad os digo, que todos aquéllos que han negado la sucesión eterna de existencias, han negado el propio nacer de nuevo; han negado su propia eternidad; y ninguno que negó su ley, entrará al Reino de los Cielos; quien niega lo del Padre, el Padre le niega a él; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que siendo el Padre infinito, todo lo imaginado existe en Él; basta imaginar, y lo que se imaginó, existe en el Padre; he aquí que Soy la Fantasía Viviente; quien no creyó en la fantasía, no entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que creyó, a uno que no creyó; basta pensar, y lo pensado está en el Padre; lo que hubo, lo que hay, lo que habrá; lo pensado, lo que se piensa y lo que se pensará; de verdad os digo, que toda vida y todo mundo, pasa a ser leyenda galáctica en el Reino de los Cielos; y existen tantas leyendas, como vuestra mente pueda imaginar; vuestro mundo con su Juicio Final, pasará a ser leyenda; una leyenda de desobediencia a los mandatos del Padre; una leyenda de las tinieblas; porque la desobediencia es tinieblas; y la obediencia, luz; más, sóis desconocidos en el Reino de los Cielos; porque allí, no se conoce el límite en nada; sólo el Padre, y la Madre Solar Omega, y ciertos padres solares, que fueron profetas en la Tierra, os conocen; nadie es importante en el Reino; porque nada tiene fín; sólo el Padre es único; de verdad os digo, que todos aquéllos que se dieron una importancia indebida en este mundo, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre un humilde que un importante; en el Macrocosmo ó Reino de los Cielos, están las virtudes vivientes del Padre Jehova; colosales soles primogénitos; que brillan como un sol de sabiduría; allí está el conocimiento viviente, en un grado que no podéis imaginar; los hijos mayores del Padre Jehova; los soles primeros; y uno de ellos, vendrá a este mundo, maravillando a la ciencia terrestre; de verdad os digo, que todo primogénito solar, tiene por subordinados, a los elementos de la naturaleza; todo poder mental, tiene por meta suprema, ganarle a las fuerzas físicas; y lo logra en sucesivas existencias; naciendo de nuevo infinitas veces; el poder mental es un fuego solar, que se vá enriqueciendo en magnetismo; a medida que el espíritu pide nuevas existencias; cada existencia es una saturación magnética que incluye una vida planetaria; si el espíritu en su libre albedrío, no quiere nacer más, se atrasa en su evolución; se aleja del Reino del Padre; porque toda gloria salida del Padre, tiene jerarquía infinita; según las conveniencias de los hijos; las criaturas toman infinitos rumbos; y en cada rumbo viviente, está el Padre, de verdad os digo, que en cada idea que generáis a diario, allí estoy; en los microbios y a la vez estoy en los colosales soles del universo; en donde esté vuestra mente, allí está el Padre; de verdad os digo, que el llorar y crujir de dientes, está dentro de vosotros mismos; porque vuestras virtudes serán estremecidas, como lo será vuestro espíritu; vuestras conciencias serán vuestros jueces; como lo fueron en la vida; todo lo que hicísteis en la vida, os pesará como una carga excesiva; porque vuestro equilibrio emocional será desequilibrado; mientras que el eje polar de vuestro planeta, sentirá también la presencia del Hijo Primogénito y clamará justicia; virtud y molécula llorarán clamando justicia en sus respectivas leyes; he aquí el divino complemento del llorar y crujir de dientes; porque materia y espíritu son una misma cosa; que se manifiestan en diferentes formas y libres albedríos; la escencia del universo, es que cada uno vive su propio universo; y todos acusan, cuando presienten la divinidad hecha carne; de verdad os digo, actual generación del mundo, que veréis el divino Rostro del Hijo Primogénito, del Hijo del Padre; lo veréis brillante como el brillo de vuestro sol; y le temerán todas las naciones del mundo; porque verán que el Juicio anunciado con tantos siglos de anterioridad, es una abismante y asombrosa verdad; un mundo incrédulo será sacudido; por no creer; por creer sólo en sí mismo; el egoísmo evolutivo del libre albedrío; la presencia de mi Hijo Primogénito, mandando a la naturaleza, espantará a los materialistas; a los espíritus menos evolucionados; que ya mostraron al mundo su corto reinado; doble llorar y crujir de dientes en estos seres; no comprenderán nunca el como la divinidad obra sobre su propia creación; porque sus conocimientos son microscópicos, que no conciben que alguien los creó; menos que deberán rendir cuenta de sus actos; he aquí la caída de los que ilusionaron al mundo, con extrañas filosofías; la única filosofía que queda en este mundo, es la filosofía del Padre; porque es la primera en el universo; de ella, salieron todas las demás; salió el universo mismo; de verdad os digo, que os acercáis, a la más grande Revolución de este mundo; una Revolución en que participarán todos; porque pedísteis nacer, para combatir al demonio; es por eso, que todo revolucionario que defendió a mis humildes, es grande y bienvenido en el Reino de los Cielos; mi Hijo Primogénito, encabeza su número; siendo el Padre el primero, el Hijo también lo es; Trinidad Padre, Trinidad Hijo; un nuevo y divino concepto de la Trinidad conoceréis: Padre, Hijo y Madre; tres personas distintas, y un sólo Dios nomás; el Espíritu Santo, es el conocimiento mismo; la sal de la vida; el conjunto de soles del universo, forman la Trinidad Solar ó conocimiento solar; expresado en las lenguas de fuego, sobre los apóstoles; de verdad os digo, que es el mismo fuego que veréis en el Rostro de mi Hijo Primogénito; el mismo fuego que tuvo Moisés; porque Moisés y Cristo, son un mismo espíritu solar; todo espíritu nace de nuevo; y toda Trinidad igual; le es tan fácil, nacer de nuevo, como resucitar la vida; nada es imposible, para el que os dió la oportunidad de conocer la vida humana; y les dará la oportunidad de conocer infinitas clases de vidas más, para vuestro perfeccionamiento.-

ALFA y OMEGA.-