Seleccionar página

DIVINO ORÍGEN DE LA DESVIACIÓN DEL EJE POLAR DE LA TIERRA; TODO DESIQUILIBRIO ESPÍRITUAL REPERCUTE EN LAS MOLÉCULAS DEL PLANETA; EL NÚMERO 318 EN LA DESVIACIÓN MENTAL.-

Sí hijito; toda violación a mi divina Ley, repercute en la molécula; porque espíritu y materia salieron de un mismo punto de orígen; de una misma ley; de una misma causa; de un sólo Dios nomás; materia y espíritu tienen los mismos derechos; nadie es menos ante el Padre; todo pensamiento al viajar al espacio, lleva la expansión magnética del mismo planeta; lo de arriba es igual a lo de abajo; toda molécula está unida a otra, por un cordón umbical; y las ideas igual; porque nadie es desheredado; el cordón umbical que vosotros mismos poseéis, tiene el mismo orígen de los otros cordones; vuestra ciencia no podrá ver esta maravilla viviente; tenéis que nacer de nuevo, infinitas veces; ninguna criatura vive aislada del Universo; todo está unido al todo sobre el todo; tal como vosotros estáis unidos en un cuerpo compacto; todas vuestras células y poros, están abrazados por microscópicos cordones; los colosales soles y cuerpos celestes, igual; lo de arriba es igual a lo de abajo; exsiste alianza arriba y alianza abajo; el desiquilibrio del eje polar del planeta, es una desviación de 42°; y a venido sucediéndose desde que la Tierra era microscópica; todo comenzó desde el mismo instante en que Adán y Eva empezaron a generar ideas en violación; el Paraíso terrenal era un paraíso microscópico; era del porte de una pelotita de pin pong; porque hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; lo microscópico también posee lo gigantesco; sin salirse de su propia dimensión; y sus criaturas no se dan cuenta de lo ínfimo que son; es una sensación pedida en el Reino; como son pedidas, todas las sensaciones que habéis sentido en la vida; y toda sensación repercute en la materia; porque sóis mitad espíritu y mitad materia; he aquí el orígen de vuestro equilibrio; quien no tiene su conciencia tranquila, se desiquilibria; y todo desiquilibriado, no entra al Reino de los Cielos; si vuestra humanidad se hubiese guiado por mi Moral de mis Mandamientos en la forma como le fué mandada, vuestro planeta no tendría su eje polar desviado en 42°; antes que Adán y Eva violaran el mandato, el eje del Paraíso era paralelo a todas sus moléculas; y sólo había una sola estación; la eterna Primavera; y una de las causas de la exsistencia de varias estaciones, es la desarmonía que la desobediencia primera causó en las moléculas del planeta; esta transformación, a venido verificándose con una lentitud, que escapa al cálculo humano; en el Reino de los Cielos ó Macrocosmo, las alianzas vivientes de los elementos de la naturaleza, lo hacen en forma lentísima; y es así que las criaturas no notan en ningún instante la transformación; todo cuanto os rodea, nació lento y microscópico; tan lento y microscópico, que nació de lo invisible a lo visible; y en el traspaso de ello, se conocieron las tinieblas; porque todo espíritu y toda molécula es probada en las transformaciones que piden; toda transformación por microscópica que sea, es un nacer de nuevo; es una reencarnación; las microscópicas moléculas, también reencarnan; los microbios igual; porque todos tienen los mismos derechos; y nadie es desheredado; las moléculas de un planeta, participan también de vuestros acontecimientos; porque el acontecimiento es un hecho también de moléculas; cuya filosofía es la variedad infinita en resultados infinitos; todo acontecimiento pose cualidad y calidad; filosofía y jerarquía; y la inclinación del eje polar de la Tierra, también lo posee; y las ideas que emanáis a diario, también llevan dentro de sí, una inclinación en su libre albedrío en el viaje al Cosmos infinito; lo de arriba es igual a lo de abajo; la herencia se transmite de trinidad en trinidad hacia arriba; y de tres en tres generaciones, hacia abajo; esto significa que toda tiniebla o violación a la Ley del Padre, conduce al orígen mismo, pero transformado en luz negra; lo contrario a vuestra Luz, es lo oscuro; tanto en la materia como en el espíritu; la cualidad y la calidad de vuestra sal de vida, de brillante se torna opaca; llegado a este grado de luz, ya no conoceréis las filosofías de la Luz; toda tiniebla es relativa a la falta; y si exsisten infinitas faltas y violaciones en el espíritu, también exsisten infinitas clases de tinieblas; las moléculas de un planeta, dan frutos de semejanza igual; y tienen a la vez formas infinitas; el libre albedrío de la materia se impone a su propia causa de orígen; y todo fruto sea espíritual ó material, retorna al punto de orígen; retorna al Padre; y retorna transformado; porque vivió una geometría nueva; un nuevo nacer; las moléculas de todos los elementos, retornan al Padre por sus cordones microscópicos; tal como lo hacéis vosotros; y como todo tiene jerarquía, los cordones mismos también la poseen; porque tiene el mismo derecho que la galaxia a la que está unido.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Sí hijito; el dibujo celeste demuestra entre otras leyes, que toda molécula es primero un fluído; ó un gas; al comienzo todo era fuego; y las moléculas de ese fuego, crearon un líquido de lo que hoy son los mares; la corteza también fué del fuego; es la ceniza del fuego de la chispita solar; las moléculas contenían los poritos de todas las carnes; no, en forma humana como la tenéis; porque todo espíritu nace de nuevo; ha tenido muchas formas; ha habitado muchas moradas de carne en muchas moradas planetarias; la molécula primera fué de un color que tenía, los mismos colores que tiene vuestra naturaleza; y por cada molécula, hubo y aún hay, un nacer de nuevo; una reencarnación; porque los derechos son por igual tanto para lo microscópico como para lo colosal; todas las transformaciones que observáis en la naturaleza, ocurren en toda molécula; en lo colosal está lo microscópico; y en lo microscópico, lo colosal; esto corresponde a la parábola: Lo de arriba es igual a lo de abajo; infinitas criaturas viven en las moléculas; como quien vive en un planeta; estas criaturas microscópicas son los querubínes; son los que gobiernan lo invisible con lo visible; ellas son el mismo magnetismo; son el movimiento hecho realidad; los querubínes son Padres Solares; su antiguidad se remonta, al mismo instante en que el divino Padre dijo: Hágase la luz y la luz fué hecha; a cada mandato celestial, nacen los divinos querubínes; ellos viven el tiempo celeste; en que un segundo celeste equivale un siglo terrestre; lo que quiere decir que para los querubínes, hace sólo un momento que nació la Tierra; esta ley es el único control que poseen los mundos; pues es la eternidad misma; todos los planetas del Universo Expansivo Pensante, poseen este control; y es así que de cada molécula, nace en el Reino un colosal sol viviente; la materia se transforma porque posee nacer nuevo; cuyo número es infinito; el ser molécula, es para los querubínes, sólo un instante; porque poseen tiempo y espacio instantáneos; y es así que cuando observáis los movimientos de vuestra naturaleza, los querubínes están partiendo y otros llegando; el movimiento ido, el ya ejecutado, es la partida; y el instante que viene, es la llegada; esto viene ocurriendo en vuestro planeta, desde su mismo nacimiento; exsiste en los querubínes, tantas especialidades, como granos de arena contiene un desierto; porque la variedad de la naturaleza es infinita; y a cada instante nacen nuevas variedades en cualidad y calidad; tal como vosotros que generáis ideas; que no es repetición de la anterior; se puede decir que dentro de la lentísima vejez, se renace de nuevo; con tendencia a disminuir; el crecimiento es una expansión cuya geometría está en la misma molécula; o mismo porito; y todas las leyes físicas que os acompañan, pidieron hacerlo; es una alianza viviente de infinitos libres albedríos; y de individualidades; hasta la más microscópica molécula, posee lo que el espíritu posee; en sus propias leyes; una cualidad tiene su equivalencia con otra; porque le une una ley común; el desiquilibrio de un espíritu, desiquilibria todo su organismo; todas sus células y poritos se resienten; y las 318 virtudes de su pensar, también; la violación espíritual no se detiene; se expande; tal como se expande el Universo; la Luz y las tinieblas corren paralelas en sus libres albedríos; toca al espíritu eliminar una de ellas; escogiendo el bién ó el mal; esta filosofía de vida, la pidió la humanidad; y se le concedió; todos en el Reino se conocieron; al decir todos, me refiero al espíritu y la materia; a través de sus querubínes respectivos; he aquí la causa de la ley y de la parábola: Todo espíritu malo, se divide así mismo; porque los querubínes que son la componente de los elementos de la naturaleza, se alejan del espíritu al cual se unieron por un instante; ese instante es la vida humana; el alejamiento de los querubínes, es porque poseen libre albedrío; tal como la posee el espíritu; al quedar sólo el espíritu, queda expuesto a las tinieblas mismas; que no respetan nada ni a nadie; contrario a lo que sucede en la Luz; donde se respeta en diferentes grados, al libre albedrío; aunque lucha evolutiva le a costado; las moléculas están formadas por galaxias; tal como el universo de vuestra dimensión; lo de arriba es igual a lo de abajo; las moléculas son planetas que van para mundos colosales; porque hay que ser primero chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; así empezó vuestro mundo; molécula por molécula; una historia que no tiene fín; una historia que derriba la historia humana; derriba lo falso del pensamiento; derriba la efímera importancia de todo orgulloso; la grandeza humana perece ante el conocimiento de su propio orígen; toda vuestra evolución actual, se convierte en una molécula más; y cada molécula tiene su historia planetaria; y sus Escrituras; porque nadie es desheredado; cada molécula posee sus espacios y sus tiempos; sus Juicios Finales; porque precisamente el Universo es viviente; no es Universo de muertos; la verdadera muerte son las tinieblas; contra las cuales lucháis; y lo hacéis de igual a igual; siendo vuestro libre albedrío, el eje polar de vuestras ideas; de vosotros depende hacia que lado desvíais la inclinación de vuestros futuros mundos; porque de vuestras ideas nacen; porque cada uno se hace su propio cielo; y no hay mundo y planeta que no esté rodeado de un cielo; toda molécula al volver al Padre, pide justicia; tal como la pide el espíritu humano; y como las moléculas que os acompañaron en la vida, son microscópicas, a ellas escucha primero el Creador; porque todo humilde y todo microscópico es primero ante Él; esta Revelación avergonzará a millones de vosotros; que os dáis en la vida, una importancia que es una verdadera inmoralidad; nadie es más importante que nadie; toda importancia no tiene mérito en el Reino; todos aquéllos que sintieron cualquier grado de importancia, no entrarán al Reino de los Cielos; la importancia es desconocida en el Reino; y todo lo que tenéis de imperfecto; que no salió del Padre; sino, de vosotros mismos; porque hay infinitas clases de imperfección; en su cualidad y calidad; vuestra imperfección nace de vuestra soberbia; nació desde el mismo instante en que empezásteis a gobernaros por medio del dinero; la pregunta suprema que vuestro Creador os hace es: ¿Quién inventó el dinero que divide a mis hijos en ricos y pobres? De verdad os digo que sólo satanás divide y se divide así mismo; es su maldita herencia; a los que crearon el capitalismo, les digo: Ninguno de vosotros, demonios de la ambición y la explotación, entraréis al Reino de los Cielos; por vosotros, no entrará esta humanidad; porque la ilusionásteis con una filosofía efímera; que es desconocida en el Reino del Padre; en el Reino de los Cielos, no se conoce la división espíritual; no se conoce la ambición ni la explotación; allí todos son iguales en sus derechos; nadie es menos; vuestra filosofía demonios, es uno de los árboles filosóficos que no plantó el divino Padre; y de raíz seréis arrancados de la evolución humana; en el Macrocosmo ó Reino de los Cielos, sólo se conoce el mérito espíritual; se conoce el trabajo; el esfuerzo y el sudor de frente; no, lo que vosotros sóis; es por eso que os fué dicho: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; esto significa la honradez en las filosofías; si vosotros hubiéseis sido honrados, no habrían ni ricos ni pobres; y no habrían ilusionados en una filosofía que es toda una inmoralidad; porque todos son iguales ante Mí; y todo aquél que no reconozca la igualdad del Padre, no entra al Reino; vuestra herencia en el mundo, es herencia de llanto y dolor; la honradez en toda filosofía, parte con la misma consulta a las Escrituras del Padre; y vosotros no lo hicísteis; y ya tenéis a la vista, el resultado de vuestra obra; un mundo dividido; un mundo de odio; un mundo desdichado; frustrado; sobre vosotros demonios, caerá la ira del mundo; y deberéis pagar ojo por ojo y diente por diente; esto último es por todos los que murieron destrozados en guerras; que son el producto de vuestra filosofía de dominación; deberéis pagar en otros mundos, molécula por molécula; porito por porito; célula por célula; ojo por ojo; diente por diente; de todo dolor causado en el cuerpo y el espíritu, de los que se fueron; y por cada porito muerto antes de tiempo, es una exsistencia de pavorosa expiación; y son trillones y trillones de exsistencias; porque los poritos que contiene un cuerpo humano, son infinitos; todos los muertos en las guerras, os esperan en el Reino; porque reclaman al Eterno, la justicia prometida; nada sacaréis demonios con suicidaros; peor para vosotros; porque tendréis que pagar, las violaciones provocadas a vuestros propios poros; de vuestra propia carne; es una advertencia por lo que os viene; esta misma ley la cumplen todos los que se han suicidado; y no entran al Reino por eternidades; después de haber pagado hasta lo último de microscópico que tuvo su cuerpo de carne; la carne a vuestros ojos perece; más de sus moléculas, salen al espacio los querubínes de la carne; y lo hacen por sus respectivos cordones; todos los poros de carne siguen al espíritu; porque aún sienten la atracción magnética-espíritual; esta atracción cesa cuando el espíritu en virtud de su libre albedrío, pide nuevo destino; y está dispuesto a ser juzjado; y con la esperanza de ir a un mundo mejor; al juzjar a un espíritu, la Ley del Padre lo hace por dos motivos; premiar ó castigar; porque la lucha en la vida que el espíritu escogió, incluía obediencia y desobediencia; el bién y el mal; el mandato para la criatura humana, fué combatir el mal, por sobre todas las cosas; se nace buscando la verdad; y se muere en ello; la verdad siendo una, es infinitamente relativa; porque pedísteis la relatividad; tanto en la materia como en el espíritu; y se os concedió; la relatividad es viviente; todos vuestros cálculos y todas vuestras sensaciones, poseen la relatividad; porque vuestro pensar es relativo a las circunstancias en la más mínima unidad de tiempo; todas vuestras ideas son relativas; porque vuestro pensar también lo es; lo relativo también posee cualidad y calidad; y jerarquía; el Universo también es relativo; lo de arriba es igual a lo de abajo; porque lo de abajo fué creado arriba; el término arriba y abajo, es infinitamente relativo; y es relativo según la evolución que se viva; según la cualidad y la calidad de la sal de vida que se viva; las moléculas al resentirse de las violaciones del espíritu, vibran; tal como vibran las cuerdas de un arpa; esta vibración ocurre por intermedio de infinitas y microscópicas fibras; que son otros tantos cordones umbicales; porque hasta la atmósfera los posee; nadie es desheredado; esta microscópica e invisible variación ó vibración en las moléculas, se traduce en magnetismo; un magnetismo parecido al de vuestra naturaleza; lo de arriba es igual a lo de abajo; la desviación del eje polar de la Tierra, es una desviación que tiene una antiguidad igual a la antiguidad del planeta; posee tantos siglos, como moléculas posee el planeta; este cálculo escapa a la mente humana; y es por eso que ningún sabio lo ha intuído; toda verdad sale del más humilde; porque el humilde es primero ante Dios; y el Creador más confía en un humilde, que en un soberbio; porque la maldad nunca es premiada en la creación; cada molécula posee lo que posee el espíritu; posee 318 vibraciones que corresponden a las 318 virtudes que posee vuestro pensar; lo de arriba es igual a lo de abajo; todas las criaturas que piensan en la naturaleza, participan en la desviación planetaria; hay responsabilidad en la materia y en el espíritu; hay progreso en vuestro presente y progreso en el presente microscópico de las moléculas; hay tiempo arriba y tiempo abajo; y no hay tiempo que no tenga su tiempo; porque el tiempo es relativo a la prueba filosófica de la vida; el número 318 es el número de la justicia terrenal; habéis tenido 318 encarnaciones ó naceres de nuevo; este número corresponde a la sal de vida de pensamiento humano; cualquiera que haya sido su evolución; vuestro número de encarnaciones es infinito dentro de lo microscópico; cada porito que posee vuestro cuerpo, es una encarnación; una transformación de lo invisible a lo visible y en constante evolución expansiva; el cálculo de las otras encarnaciones que corresponde a todas las especies que conocéis, no lo podréis calcular nunca; fuísteis microbios en lejanos mundos; fuísteis pasto; agua, tierra, atmósfera, fuego; y todo lo que vuestra mente pueda imaginar; y lo que no puede imaginar, eso no fuísteis; en vuestro propio orígen está la divina parábola: Hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; y nadie es grande si no a sido microscópico; ésta es y será la Ley universal; tanto arriba como abajo; al deciros grande, pensad en lo colosal; porque la creación del Padre Eterno, no tiene límite en nada; ni en peso, forma, filosofía; y en vosotros está también la semilla; está en vuestras ideas físicas; las mismas que emanáis a diario; porque la idea no muere; es eterna; y vaga por el infinito; y mientras recorre distancias inauditas, vá germinando y desarrollándose; tal como ocurre con vosotros; que nacéis con el movimiento y os váis desarrollando; creciendo; lo de arriba es igual a lo de abajo; y se crece con el conocimiento; quien no aprende no crece; toda alianza en el Reino se hace con el propósito de aprender; es por eso que estáis en la vida; probar vidas es nacer de nuevo a un conocimiento nuevo; se vá a un mundo desconocido para conocerlo; y aprender de él; el que no aprovechó el tiempo, no entra al Reino; basta un segundo ó menos de tiempo perdido, y no se entra al Reino; esto que parece ser muy riguroso, no lo es; porque la humanidad entera pidió cumplir con la más elevadísima Moral; y se os concedió; esta elevadísima Moral está en los Mandamientos; y por ella debísteis haberos guiado; en todos los instantes de la vida; segundo por segundo; y aún menos del segundo; vuestro camino y vuestra exsistencia, fué tronchada ó desviada segundo por segundo; por el mismo sistema de vida; porque vivir en desigualdad, es lo más inmoral en filosofías vivientes; vosotros, humanidad terrestre, no entraréis al Reino del Padre; porque os hacéis cómplices de los demonios de esta violación; vivir en injusticia constante, es vivir un infierno; y ningún creador de infiernos, entra al Reino de los Cielos; ningún capitalista de la categoría que sea, entra en mi Reino; y todo aquél ó aquélla que los siga; nunca debísteis haberos dejado tentar, por la ciencia del bién; porque avisados fuísteis; desde el mismo instante en que desobedecieron vuestros primeros padres; la ciencia del bién es ciencia que no la plantó el divino Padre; y de raíz será arrancada; ella no corresponde a la Moral de los Mandamientos; porque ellos enseñan no robar; no explotar, no matar; y los capitalistas matan por sus ambiciones; crean guerras; se enriquecen por ellas; no hay rico que no haya engañado a su semejante; el mundo no cumplió lo que en el Reino prometió; todos prometísteis no dejaros ilusionar; y caísteis; caísteis en la prueba de la vida; os queda el arrepentimiento; porque lo pedísteis y se os concedió; lo mismo la esperanza; el materialismo que os hizo caer, caerá; porque los mismos ilusionados la hundirán; satanás se divide así mismo; jamás unifica; es como los llamados partidos políticos; dividen al rebaño sin consultar mis Escrituras; de verdad os digo, que ningún demonio que intentó dividir a mi rebaño, entrará al Reino de los Cielos; todo espíritu político, será dividido igual en lejanos mundos; porque escrito está: Con la vara que mides, serás medido; a los llamados políticos les digo: Vosotros nunca debísteis gobernar a los demás; ¿No sabéis que todo humilde es primero? ¿que el mundo debió ser gobernado por ellos? ciertamente que no lo sabéis; porque desconocéis la verdadera humildad; el humilde no divide; el soberbio divide; veo que exsiste una categoría de políticos que defiende al humilde; grandes son los que luchan contra el demonio; porque de ellos es el Reino de los Cielos; mi Hijo Primogénito Solar Cristo, fué y es el primer Luchador contra el mismo satanás que explota a mis humildes; más, el demonio creador de ricos y pobres, no pasará más allá de esta generación; esta filosofía salida de ciencia ambiciosa, no pasará sus propias exsistencias; porque nueva Moral viene al mundo; y el divino Padre la saca de la misma inmoralidad que crearon estos demonios; de las tinieblas saca la Luz; porque nada es imposible para el Creador de la vida; el Juicio Final ya se está escribiendo; es una Doctrina que cambiará las costumbres del planeta; costumbres que jamás debieron haber exsistido; porque por ellas, no entraréis al Reino de los Cielos; toda costumbre es viviente; y reclama su propia moral en el Reino de los Cielos; porque nadie es desheredado; cuando la costumbre es inmoral, como las costumbres que os enseñó el capitalismo, ellas claman justicia; y como las costumbres son microscópicas, son primeras en el Reino; a ellas se las escucha primero; y al espíritu después; basta que una mala costumbre se queje, y no entráis al Reino; porque os convertís en causa del mal; y por vosotros surgió una maldad viviente; más os valdría, no haber pedido nacer de nuevo, en un lejano planeta llamado Tierra; si en esa exsistencia surgió la más microscópica violación; como lo es un segundo ó menos de violación; pues por ello, no entráis al Reino; la ira del mundo caerá, sobre los autores de la misma ira; porque satanás se dá siempre la contra; no conoce la paz; tal como vuestro yugo, jamás dará paz y armonía al mundo; porque se alejaron de la Luz del Padre; y quien se aleje de la Luz del Padre, encuentra tinieblas; las mismas que os dá la gran bestia capitalista; poco os queda demonios; porque vosotros mismos pedísteis lo que os viene; y se os concedió; vosotros dijísteis; si caemos divino Padre, caiga sobre nosotros justicia; y caísteis; porque nadie debe violar la Ley del Padre; por vosotros demonios de la ambición, se escribió el Juicio Final; y no por causa de humilde alguno; el divino Creador, adelantándose a todo suceso en el Universo, vió vuestro reinado; vió antes que naciera la Tierra, todas vuestras injusticias e inmoralidades; vió la división de su rebaño en ricos y pobres; vió las matanzas que creáis por vuestro maldito dominio; y viendo esto, dió el Juicio antes que vosotros viniérais a la Tierra; el Juicio Final tiene una antiguidad que no podréis calcular jamás; se viene enjuiciando a los mundos, desde eternidades atrás; porque no sóis únicos en la creación; ni los últimos; antes que vosotros pidiérais conocer y nacer en la prueba de la vida, ya otros lo habían hecho; ya habían mundos en el espacio; y su número era como los granos de arena de un desierto; sin contar los que ya habían desaparecido del espacio; muchos de vosotros os creéis únicos; ningún creído entrará al Reino de los Cielos; muchos niegan el Cielo; tampoco entrarán; porque no creyeron; muchos niegan al propio Creador de sus vidas; ningún renegado conocerá al Padre; basta la más microscópica negación a su infinito poder, y no se entra al Reino; muchos os burlásteis de mi Hijo Primogénito y de su Doctrina; quien se burle del hijo, se burla del Padre; y quien se burle del Padre, no entra al Reino; porque se a burlado de la eternidad misma; grandes son los que gritan mi divino Nombre en las calles; porque ellos serán engrandecidos por el Hijo; a los tales, se les premiará con el divino símbolo del Cordero de Dios; el Corderito de Plata es el símbolo del futuro; simboliza la pureza espíritual; la conciencia limpia, la sencillez que se mandó cultivar; la alegría conque se mandó vivir; cualquiera no lo podrá llevar; hay que tener mérito espíritual; mas, como tenéis libre albedrío y en ello el arrepentimiento, podéis llevarlo como principio de arrepentimiento; no estaréis sólos en el llorar y crujir de dientes; sólos estarán los inmorales del mundo; los demonios de la última legión de satanás; los que no cuidan su persona; los inmorales en las modas; de verdad os digo, que ninguna moda vanidosa, vale en el Reino; porque la vanidad es desconocida; ¡Pobres de vosotros espíritus abandonados! ¡pobres inmorales en el vestir! ¡pobres de aquéllos, que siendo hombres vistieron como mujeres! inmorales del sexo; ó se es hombre, ó se es mujer; ¡Y pobres de aquéllas, que siendo mujeres vistieron como hombre! de los tales no es el Reino; todos pedísteis un sexo y se os concedió; ninguno pedísteis escandalizar el sexo; ¡Pobres de aquéllos y aquéllas, que mostraron sus cuerpos de carne al mundo! porque ningún escandaloso ó escandalosa, entrará al Reino de los Cielos; basta que hayáis mostrado un porito de carne de intimidad, y no entraréis al Reino; este escándalo se extiende más y más; y más hijos se condenan; todo nudista y todo nudisto, malditos sean hasta la tercera generación en sus hijos; así es y así será por siempre jamás; todo desnudo hecho en público, cae en maldición; ¡Y pobre de aquél, que le dirija palabra alguna, a un maldito ó maldita; porque se hace de la misma ley; Sí hijito; sé que estás pensando en los escándalos que se ven en las playas del mundo; Así es divino Padre Jehova; me apena inmensamente de lo ciegos que son; Así es hijito; esa costumbre inmoral, salió del capitalismo; salió del árbol que no plantó el divino Padre; es por eso que fué escrito: Que se cuide la izquierda de lo que hace la derecha; al desnudarse la criatura usa sus manos; que se cuide la mano izquierda de lo que hace la mano derecha; quiere decir que todo espíritu de la izquierda debe cuidarse de las inmoralidades de la derecha; la izquierda tiene la filosofía del trabajo; la derecha la explotación; una mano cumple la ley; la otra la viola; esto significa que toda violación en la Ley del Padre, repercute en la materia y en el espíritu; la mano es dirigida por la voluntad espíritual; y el espíritu cumple lo que pidió cumplir en el Reino; pidió unirse a la carne material; probando ambas, las consecuencias del resultado de una filosofía escogida en libre albedrío; este libre albedrío, lo poseen todas las moléculas de la mano; y escojen según sus conveniencias; el titubeo espíritual que todos sienten, también lo siente la molécula en sus leyes; es decir que todo titubeo espíritual, saliendo de una causa, se manifiesta en otros; sin perder su cualidad y su calidad; un pensamiento transmite a la vez, infinitas órdenes; a trillones y trillones de poros de cuerpo de carne; es todo el conjunto de alianzas entre materia y espíritu, el que participa en un pensamiento; cuando se piensa, se está generando una electricidad que recorre el cuerpo a una velocidad aún mayor que el propio pensamiento; son las demandas mentales, pedidas en el Reino; y ejecutadas en la Tierra; cuando se siente dolor, el dolor se localiza y se identifica; porque posee individualidad; y como tiene también la ley expansiva, se siente y repercute en toda la galaxia carne; todo dolor; todo acto; toda sensación; todo suspiro; todo desconocido mental, fué pedido por vosotros mismos en el Reino; y se os concedió; porque cada uno vió su propia vida antes de vivirla; nada es imposible para el Creador del Universo; y todo destino lo manifiesta, antes que el espíritu entre en él; exsisten en el Reino, gigantescas pantallas de television solar; y en ellas, se prueban infinitas alianzas de vida; y los espíritus observan y aprenden; a estas televisiones solares, se les llama Arcas Vivientes de Alianzas; y no exsiste criatura, que no haya sido creado en ella.-

Escribe: ALFA Y OMEGA.-