Seleccionar página

DIVINO ORÍGEN DE LAS ESCRITURAS; PUNTO DE PARTIDA DE UN MANDATO CELESTIAL; LAS DIVINAS ESCRITURAS Y LAS ESPERANZAS HUMANAS; EL NÚMERO DIVINO DE CADA ESPÍRITU.-

Sí hijito; te dictaré un tema que se inició junto con la creación del mundo; las Sagradas Escrituras son jerarquías vivientes; ellas constituyen en las lejanas galaxias, universos y sistemas infinitos en que reina su filosofía; tal como exsisten universos y cielos en que gravitan mundos de la carne; las divinas Escrituras aportan sus filosofías vivientes a los nacimientos de los mundos; no exsiste planeta que no las haya conocido; las jerarquías de las Escrituras, marcha paralela al de las evoluciones en los mundos; es por eso que una doctrina sucede a la otra; y marchan de acuerdo con los tiempos y las épocas de un planeta; los mundos de sabiduría, son mundos de Sagradas Escrituras; a esos mundos viajan los espíritus que buscan la verdad por sobre todas las cosas; son espíritus muy adelantados; que fueron mundanos en sus historiales galácticos del pasado; porque un espíritu desea experimentarlo todo; ese todo no tiene fín; es el deseo de cada uno de estar y ser el todo sobre el todo; es el dominio expansivo y filosófico de cada espíritu; en los infinitos caminos de abrirse paso hacia la perfección, el dominio en conocimiento de las Sagradas Escrituras, es formidable; término humano de expresar lo excelso; es así, que hasta el divino Padre se vale de la divina Escritura para hacer avanzar los mundos imperfectos; esto es así porque el divino Padre siendo el Creador de todo cuanto exsiste, otorga libre albedrío a toda su creación; nadie está sujeto ni obligado contra su voluntad, en el Reino de los Cielos; si eso ocurre en algún mundo como ocurre en la Tierra, estad seguros que en ese mundo hay falsos profetas de la divina Escritura; que interpretan a su manera egoísta, sublimes leyes; ocurre de infinitas maneras; en la Tierra lo podéis palpar; se comercia con mi Ley, se bendice las armas conque se matan mis creaciones, se atropella el divino Mandamiento que dice: No matar; se corona a falsos reyes; siendo que mis divinos Mandamientos no mandan hacerse; ellos mandan ser humildes por sobre todas las cosas; la lista de estas violaciones es inmensa; porque toda desviación, desvía también por la vía de la fé, a millones y millones de mis hijos; que con lágrimas en los ojos se lamentarán, por los segundos que perdieron en la vida; al desviarse sus propios pensares por un camino erróneo; esta dolorosa realidad fué anunciada hace muchos siglos atrás; las Sagradas Escrituras vivientes lo anunciaron: Ciegos guías de ciegos; es decir que toda enseñanza falsa, pierde a sus creadores; y pierde por igual, a sus creyentes; he aquí una de las causas del llorar y crujir de diente de todo un mundo.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Si hijito; este dibujo celeste enseña en psicología divina, la forma que tienen en el Reino de los Cielos, las Sagradas Escrituras; hasta las palabras vivientes, son dibujos celestiales; tal como las naturalezas de los planetas; que sus criaturas imitan dibujándolas; toda naturaleza es un dibujo que constantemente se está renovando; lo de arriba es igual a lo de abajo; los planetas al poseer el ruído, poseen sonidos; que también poseen sus Sagradas Escrituras; tal como lo posee el silencio; nadie es desheredado; pues todos salieron de un mismo punto de partida; y recibieron por igual, divinos mandatos; la ley celestial es una sola; tanto para la materia como para el espíritu; más, todos se manifiestan de infinitas y diferentes formas; que jamás podrán ser contadas; las Sagradas Escrituras son creadas por la misma acción viviente de los espíritus; siendo todo viviente, todos reconocen a su Creador viviente; y todos se someten por conocimiento y sentimiento; todo forma una infinita alianza viviente; nadie está sometido a nadie; la realidad incondicional exsiste en el mismo punto de partida, de donde todo salió; este punto de partida es el Alfa y la Omega que todo el Universo viviente busca; el que busca encuentra; esta búsqueda es relativa a la misma evolución; si no se cree no se encuentra; pues nadie entra al Reino de los Cielos contra su voluntad; las Sagradas Escrituras tienen por misión perpetúar mis divinos mandatos; ellas son lo más antiguo que pueda exsistir en Doctrina en el conocimiento humano; muchos estudiosos que se preocupan de su Creador, se maravillan de esto; pues ni el tiempo ni los hombres han podido dejar de lado mis mandatos; y todos saben que nadie más humilde y silenciosa en eterna espera, que mis Sagradas Escrituras; siendo las expresiones también vivientes, también tienen pruebas; donde brilla por sobre todo la paciencia; la paciencia es el Alfa y la Omega de todo principio viviente; sin ella nada exsistiría; ninguna virtud avanzaría; la paciencia es la única que permite que se entre al Reino de los Cielos; ella es una con la humildad; son inseparables; la humanidad sentirá este efecto; los que más cultivan paciencia son precisamente los humildes; hay muchas clases de paciencia; según la intención que se persiga; la del rico es paciencia de avaro; paciencia de posesión; de dominar a los demás incluso quitándoles; y hasta matar; la paciencia del humilde es de esperanza; es de resignación; sabe el humilde que exsiste un Creador y se arma de paciencia; sabe el humilde en forma inconciente que la riqueza no es la felicidad; no exsiste felicidad mayor, que el haber esperado en la vida, con la mente puesta en su Creador; millones y millones de humildes serán los primeros en recibir sus premios eternos; pues el puntaje de paciencia acumulado a lo largo de la vida, es infinito; pues los segundos vividos en paciencia suman trillones; cada segundo de paciencia equivale a un cielo que puede escoger el espíritu; pues toda paciencia es premiada; son trillones los cielos que estarán a disposición del humilde; no así quién no pidió ni cultivó la paciencia; la impaciencia también es una virtud; pero propia del mundo; es producto de las filosofías mundanas; sólo la impaciencia que lleva en sí misma el sentido de responsabilidad, es grande ante el divino Padre; porque cuando se es responsable en grado sumo, aflora en el espíritu la intranquilidad espíritual; aflora la impaciencia; todas las virtudes participan en la creación de las divinas Escrituras; y la meta suprema de toda virtud es llegar a crear igual que el Padre; expandir su propia filosofía viviente; tratar de ganarse a todas las demás; no por la fuerza en ningún grado; sino por creación y alianzas; todas las virtudes poseen libre albedrío; y se respetan; es así como el espíritu las siente a todas; nunca en la vida los espíritus humanos piensan en una sola dirección; tienen variadas reacciones; no sienten a cada instante un mismo sentir; son universales; esta variación que siente todo espíritu, es la presencia de la virtudes; que no se dejan ver; sino sentir; son tan humildes que ninguna trata de dominar a la otra; es el equilibrio emocional en la criatura; equilibrio espíritual de significado abísmante para la humanidad; este equilibrio espíritual corresponde al equilibrio del centro medio de la divina Vara; con la vara que mides serás medido; la Vara son los Diez Mandamientos; allí están contenidos las 318 virtudes que pidieron divina alianzas con el espíritu-sol; ó espíritu humano; sóis microscópicos soles; sóis tan microscópicos que aún no véis vuestro propio brillo; sólo sentís la electricidad en vuestro cuerpo; y las virtudes que os acompañan en la vida, son también microscópicos soles; pues todo el Universo Expansivo Pensante, salió de una misma causa; de un mismo punto; de un mismo Dios; es por eso que se os enseñó: Exsiste un sólo Dios no más; y los que inventan falsos dioses como la única causa de la creación, caen por sí mismos; pues todo lo que exsiste lo creó vuestro divino Padre Jehova; incluyendo las ideas de las cuales forjáis falsos dioses; ciertamente que todo exsiste; todos los llamados dioses exsisten; y sus leyendas son tan relativas, como la vida misma; todo retorna al Padre; desde la microscópica idea, hasta el autor de ella; el planeta donde habitó igual; nada que no haya exsistido exsíste y exsistirá vuelve al Padre; la prueba suprema de todo espíritu humano, es la influencia que ejerce sobre ella, toda ilusión; pues también la ilusión es juzjada en el Reino de los Cielos; esta ilusión la pidieron los espíritus humanos antes de venir a la vida; y al mismo tiempo prometieron no dejarse arrastrar por ella; se le concedió tal pedido porque el espíritu humano desconocía la ilusión terrestre; había escuchado hablar y comentar a los padres solares, que en remotísimos y microscópicos planetas de carne, exsistía la ilusión planetaria; los espíritus piden experimentar todo lo desconocido; porque saben por ilustración celestial, que todo esfuerzo todo sudor de frente todo mérito, es agradable al Padre; hasta el mismo Padre que a creado todos las cosas, se impone pruebas; porque todo Padre debe dar el ejemplo a sus hijos; y así lo hace el Creador de padres; lo de arriba es igual a lo de abajo; una realidad que al principio deslumbra; y que en el transcurso del tiempo se vuelve normal; más este sentir en los espíritus es relativo; pues llega un instante dado, en que el espíritu pide nuevas experiencias en los remotos planetas; en el Reino de los Cielos exsiste la divina televisión solar; allí los espíritus libres venidos de incontables planetas, ven las vidas y costumbres de otros mundos; más, una cosa es ver y otra vivir lo que se vió; frente a estas divinas televisiones solares, los espíritus toman grandes determinaciones; ven filosofías que nunca han vivido; y piden saber más sobre ellas; es así que piden nacer de nuevo en mundos desconocidos para ellos; las filosofías y los mundos son infinitos; en medio de muchedumbres de espíritus que jamás podrán ser contados, están los microscópicos espíritus humanos; casi nadie los conoce; toda importancia como criatura, allí desaparece; nunca nadie jamás termina por conocerse; pues el infinito viviente no tiene límite; todos los espíritus esperan; nadie tiene apuro; muchos son llamados; otros piden; y todo se concede; las divinas virtudes vivientes todo lo dirigen; y el divino Padre en todas partes está; y de preferencia en los que recién están empezando; en los que aún conservan la inocencia del Cordero solar; cabeza divina de todo humilde; pues detrás del divino Corderito siguen muchedumbres infinitas de inocencias; estas inocencias el mundo de la Tierra las llama animales; y comete con ellas, muchas violaciones; pues la gran mayoría humana los desprecia; ¡pobres de aquéllos! no saben a quienes desprecian; la Luz se les hace en el Reino de los Cielos; donde los despreciados son los primeros en ser escuchados; y son los primeros acusadores de todo espíritu malo; que no cultivó la humildad como le fué mandado; los espíritus humanos prometieron en el Reino de los Cielos, no comércelos; pues allí convivieron con ellos; el león y el corderito comieron y se divirtieron en los paraísos, con los espíritus de monitos; de infinitos planetas Tierras; entre ellos el espíritu humano; todos fueron hechos a imágen del Creador; si todo lo he creado, estoy en todos; nadie es menos ante Mí; pues todo lo he creado; y un Creador no permite que su obra se destruya así misma; si en el pasado las criaturas se comían unas a otras, es porque así lo pidieron e ínsistieron en el Reino de los Cielos; nunca habían pasado por tal experiencia; pues todos siendo eternos, tenéis un divino principio; como criaturas y como intérpretes de vuestros propios actos; el comer carne es un rasgo de vuestro pasado espíritual; son vestigios de la bestia; fluídos de fieras; al venir al mundo, prometísteis ante el divino Padre, no tentaros con la carne de vuestros hermanos; prometísteis luchar contra tal ínclinación; pues nunca habíais pasado por tal experiencia; y se os concedió; la divina parábola que dice débil es la carne, tiene muchos significados; aquí quiere decir: La carne se alimenta de la carne; lo que trae un atraso inmenso en la criatura; porque todo absolutamente todo repercute en vuestros destinos; todos los seres que han comido carne, sabiendo que mi divina ley dice: No hagas a otro, lo que quisieras que no te lo hagan a tí; el espíritu humano mata y come; sabiendo que mi divina ley dice: No matarás; el que mata a espada muere a espada; con la misma moneda pagaréis en lejanos mundos; porque os diré lo siguiente: Todos los espíritus de los humildes animales que os habéis comido, os esperan en el Reino de los Cielos; allí ellos pedirán delante de vosotros Justicia; tal como la pediréis vosotros; debéis pagar poro por poro de la carne que os habéis comido durante vuestra vida; y deberéis dar cuenta del crimen de acortar una vida de diferente filosofía a la vuestra; pues todos en mi Reino, tienen los mismos derechos; sea cual sea la filosofía viviente; es allí donde con lágrimas en vuestros ojos, recordaréis la palabra humildad; palabra divina que puse en mis divinos Mandamientos; y que tanta sangre se a derramado por ella; hasta mi divino Hijo Primogénito dió su divina vida; y todo para haceros comprender la inmensa importancia, que tenía el cultivar la humildad; pues en ello está en juego vuestra propia eternidad; ya todo se cumplió; todo tiempo viviente tiene su tiempo; llegó a vosotros, lo que siglos esperábais; siempre triunfa la divina Doctrina del divino Padre; ninguna fuerza humana impedirá que una vez más, los hijos terrenales se transformen por Doctrina; así sucedió en el pasado con las Doctrinas Mosáica y Cristiana; ahora les sucede la divina Doctrina del Cordero de Dios; y ningún pelito le tocarán a su Creador; Sí hijito; eso responde a tus dudas; dudas que tienen por causa la maldad humana; maldad encabezada por los ambiciosos de siempre; no ocurrirá más hijito; toda esclavitud tiene un límite; siempre ocurre igual en la evolución de los mundos; ¿Divino y amoroso Padre que todo me lo dices, este divino poder que tengo de leer toda mente, es permanente? Así es hijito; lo tendrás por toda eternidad; porque es premio de tu divina añadidura; ¿y qué has visto hasta ahora hijito? sé que tú sabes que tu divino Padre lo sabe; pero exprésate; es una maravillosa experiencia para tí; Así sea divino Padre Jehova; lo que leo y veo en la mayoría, es un tremendo olvido hacia tí; Sí hijito; así es; ese olvido hacia el Creador, es una de las causas del llorar y crujir de dientes; que sumado al llorar por haber comido carne de mis humildes, hace que el espíritu violador, no entre al Reino de los Cielos; pues deberá ir a mundos, donde el violador sera violado; ojo por ojo diente por diente; y no te he hablado hijito del escándalo; ¿Cómo es eso divino Padre? Te lo diré hijito: Tú bién sabes que toda la humanidad se baña en las playas y balnearios de mi creación; Así es divino Padre; Pues deberán rendir cuenta de cada poro de carne que fué expuesto al mundo; esto es para todo espíritu; hembra y macho; todas las generaciones de la llamada era moderna caen en pecado; hasta el más microscópico tiempo de escándalo se paga; Sí hijito; así es; quiero decir que en toda Justicia divina se toma en cuenta tiempo espacio e intención ó filosofía; he aquí la divina trinidad en acción Alfa; o acción principiante; mucho de esto se expresa en triángulo; la Ciencia Celeste explica todo, partiendo de la misma Trinidad Solar; tu divino Padre Jehova recibe infinitas leyes de infinitos soles; es decir doy oportunidad a mis propias creaciones; tal como la dí a la humanidad; le dí mi divino Hijo, le envié profetas y deje Eternas Escrituras; dejé enseñada una sola filosofía: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; es decir dejé el trabajo; no dejé religiones; no dejé explotaciones; no dejé ambiciones; no dejé filosofías de matanzas; enseñé el amaos los unos a los otros; no dejé árboles demoníacos; dejé los divinos Mandamientos; esto significa la divina parábola que dice: Árbol que no plantó el divino Padre Jehova, de raíz será arrancado; y quiere decir que toda ciencia inventada por mente humana, desaparece; viene la Ciencia Omega; un mundo nuevo; un mundo que ya fué anunciado; y que muy pocos creyeron; los que no creyeron, serán sacados del nuevo mundo; el divino Padre nunca obliga; todo lo hace con divino amor; por lo tanto todo incrédulo nada espere de los acontecimientos que se aproximan; así como me negaron, así serán negados en la eternidad; hay muchas clases de negación; la más común es la de no leerme por sobre todas las cosas; porque así fué mandado; la ilusión de la vida tiene su precio; fué y es el mayor peligro que enfrenta toda criatura en los mundos imperfectos; esta ilusion fue advertida en el Reino de los Cielos; igual los espíritus; la ilusión exsiste; es tan viviente, que ella forma universos y galaxias; más, hay infinitas formas de ilusión; la más sublime es la ilusión de un niño; porque la psicología de niño, es la que reina en el Reino de los Cielos; y la más triste ilusión, es aquella que aleja a las criaturas de Dios; toda ilusión fué pedida por cada espíritu; todo lo que pasáis y sentís, todo absolutamente todo lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y todo se os concedió; por lo tanto lo que llamáis suerte no lo es; la llamada suerte son vuestros propios acontecimientos; que fueron pedidos por vosotros mismos; la suerte surgió en el mundo y no en el Reino de los Cielos; pues allí se vé y se palpa la realidad eterna; la psicología de la suerte es una forma de consuelo a obtenerlo todo al azar; es producto de la poca evolución humana; escrito fué que la fé toma infinitas formas; muy pronto el mundo olvidará a la suerte; pues se acerca su propio Juicio Final; el Juicio Final es un acto divino; un acto que está en la misma naturaleza; ella no es sólo para la humanidad; no; ella es universal; abarca lo conocido y lo desconocido; lo que véis y lo que no véis; todo lo que comprendéis y lo que no comprendéis; el todo sobre el todo; la materia y el espíritu; las criaturas y la naturaleza; tal como ocurrió en el pasado; cuando mi divino Hijo Primogénito hizo vibrar a los espíritus y a la naturaleza; mandó a los vientos calmarse; resucitó a muchos; convirtió el agua en vino; y dejó una Doctrina para todo espíritu; materia y espíritu conocieron su presencia; le reconocieron; y ocurrirá de nuevo; las divinas leyes de la creación están íntimamente ligadas a las Sagradas Escrituras; son alianzas intelectuales entre materia y espíritu; acuerdos hechos en la eternidad; acuerdo creado en el mismo punto de donde salió la Tierra; y donde se creó todo destino; el destino posee retorno; el retorno Omega; que es la vuelta de un espíritu a su sol correspondiente; la muerte también fué pedida por vosotros; muchos de vosotros no teníais esa experiencia; la muerte no es de todos los mundos; por lo general corresponde a los mundos de carne; más hay infinitas formas de morir; porque infinitos son los mundos; en algunos es transformación lenta; en otros instantánea; en otros desaparecen; en otros viajan al cosmos y no vuelven más; en otros buscan por millares formar nuevo mundo; la lista es infinita; porque todo exsiste; la muerte es parte de la evolución del espíritu; es una transformación; el cuerpo de carne ya gastado se desprende del espíritu en un instante dado; como un vestido pasado de moda; porque así lo acordaron vuestro cuerpo de carne y vuestro espíritu; y se os concedió y quedó escrito en los libros de vida de los lejanos soles; todo acto que habéis realizado en la vida escrito está; hasta el más microscópico; y ellos os esperan; esperan vuestro regreso; todo acto se transforma en idea; y toda idea viaja al espacio; la idea no perece; porque su causa de orígen que es vuestro espíritu es eterno; en los más microscópicos actos creáis vuestra propia eternidad filosófica; creáis vuestra propia expansión; porque escrito fué que cada uno se hace su propio cielo; estas creaciones salidas de vosotros mismos, os esperan; quieren conocer a su padre ó a su madre que los creó; porque cuando fueron ideas, poseían inocencia; tal como la poseyó el espíritu Creador en el instante de su creación; todo se transmite; aparte de las determinaciones del libre albedrío de cada ser pensante; es por eso que exsiste un sólo Universo: el Universo Expansivo Pensante; y sólo éste quedará en el conocimiento humano; todas las demás teorías que jamás han sido probadas, pasan al olvido; esas teorías exsisten en lejanos sistemas; y exsisten en grado infinito; toda teoría sea cual sea, fué prometida en el Reino de los Cielos; y todo se concedió; toda teoría es prueba para el espíritu que la crea; pues toda teoría está expuesta a ser ridiculizada; los demonios de la envidia no faltan; igual ocurre con toda doctrina; más, por el fruto se conoce el árbol; y todo fruto debe compararse con el contenido de mis divinas Escrituras; no exsiste otra mejor; pues toda otra salió de la primera; quiere decir que todo absolutamente todo posee sus Escrituras; tiene su justicia; que salió del mismo punto de donde salió el todo; el todo es relativo según las evoluciones nacientes; el todo lo constituye el Universo; más, todos poseéis una microscópica parte del todo; pues vosotros al haceros vuestro propio cielo, estáis creando vuestra propia materia y espíritu; vuestros futuros mundos y criaturas; estáis creando en grado microscópico, lo que el Padre crea en grado colosal e infinito; porque nadie es desheredado; basta vivir y tenéis la herencia del Padre; porque el todo salió de él; las creaciones siempre reconocen un Padre Eterno; manifíestese éste como se manifieste, es el mismo Padre; es por eso que me hago llamar en todos los mundos, Soy el que Soy; porque mis criaturas me llaman de infinitas maneras; esta Revelación condena a la roca del egoísmo humano; a la que vosotros llamáis la Iglesia Católica; pues cada uno me lleva en su mente; cada criatura tiene su propia imagen de Mí; y Yo de él; el perpetuarme en templos, nunca debió hacerse; esa fué la prueba que pidieron los espíritus con inclinaciones religiosas; un destino igual a los demás destinos; a estos espíritus religiosos se les hizo ver las inconveniencias que acarreaba la adoración material; y sin embargo ellos insistieron; y prometieron no crear templos; pues ellos son desconocidos en el Reino de los Cielos; se les dijo que no se convirtieran en ciegos guías de ciegos; que no arrastraran en su error a los demás; porque serían maldecidos en el llorar y crujir de dientes; la excesiva adoración no es agradable al divino Padre; porque la criatura descuida sus propias leyes; está bién el pedirme la ayuda espíritual; porque así demostráis fé en vuestro Creador; más, tenéis obligaciones; tenéis trabajo; y os diré que no exsiste mayor templo que el trabajo viviente; su puntaje en vuestras añadiduras, es más elevado que los segundos que empleásteis contemplándome en los llamados templos; el divino Padre es Autor de todo mérito; y no hay mérito más elevado que el trabajo; por algo lo mandó mi divina ley: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; y todo sudor es trabajo; esta divina Revelación fué dicha en muchas parábolas; hasta mi divino Hijo Primogénito cumplió la divina ley; fué hijo del hombre; aprendió un oficio del hombre; fué ayudante carpintero de su padre terrenal; este espíritu que el mundo conoció por José, pidió en el Reino de los Cielos, recibir en su vida la vida de mi Hijo Primogénito; y le fué concedido; todo lo cumplió como lo prometió; porque todo pedido de todo humilde, es concedido primero en el Reino de los Cielos; los pedidos al igual que las ideas tienen jerarquía; ya sean de influencia demoníaca o de la Luz; pero estad seguros que siempre los humildes son los que reinan en la Morada del Creador; a ellos consulta el divino Padre; y no exsisten mejores guías, que los humildes y desinteresados; son los más grandes creadores; ayudan al divino Padre en su creación; pues no son destructores; Sí hijito; sé que estás pensando en tu mundo; piensas que hay humildes que a veces destruyen; más, te diré hijito que son espíritus que aún les queda fluído destructor; influencias de otras exsistencias vividas en otros mundos; porque todo espíritu nace de nuevo en muchos planetas; la prueba de ello está en la forma de ser de cada uno; unos son apacibles, otros violentos; con grados y características infinitas; y todas las individualidades son diferentes; tan diferentes como mundos diferentes hay; todo lo que siente vuestro espíritu, exsiste en grado infinito; lo de arriba es igual a lo de abajo; todas vuestras virtudes están expandidas en el macrocosmos y en el microcosmos; es decir que la virtud se vuelve materia; evoluciona como evoluciona vuestro espíritu; ahora sóis espíritu; más adelante seréis materia; y no perderéis vuestro libre albedrío; decir lo contrario, es crearle un imposible a vuestro propio Creador; que os fué enseñado que es infinito en todo; tan infinito, que hay que nacer de nuevo para comprenderle mejor; las divinas Escrituras forman un todo en el conjunto de vuestras exsistencias; ese todo es una jerarquía viviente en el Reino de los Cielos; si vosotros violáis lo que os fué mandado, ese todo se siente dividido; pues posee libre albedrío como lo posee vuestro espíritu; escrito fué: Satanás se divide así mismo; quiere decir que el bién que hay en vosotros, debe luchar y vencer al mal; pues esta lucha es producto del esfuerzo por ganaros el cielo; cada uno se hace su propio cielo; pues en la lucha tenéis ideas buenas y malas; y vosotros mismos pedísteis esta lucha; y os fué concedida; es una lucha en que todos conservan sus libres albedríos; salvo aquéllos que abusaron de otros libres albedríos en otros mundos; el mundo los conoce por locos; están pagando deuda; ojo por ojo y diente por diente; así lo pidieron; y se les concedió; esto revela que todo espíritu culpable pide la forma de pagar su deuda; el divino Padre que todo lo penetra, vé el grado de arrepentimiento de cada espíritu culpable; le lee el futuro; vé las consecuencias que acarreará tal acto; tal determinación; los llamados locos, son por lo general tiranos que hicieron experimentos con mis criaturas, en lejanas galaxias; los hay de todos los grados; las divinas Escrituras os reconocen en el Reino de los Cielos; y vosotros las reconocéis a ellas; y grande es vuestro desconcierto; pues allí os viene el recuerdo de todo vuestro pasado; allí viene a cada instante un sorprendido; pues se muere a cada instante; no sólo de vuestro mundo; sino de infinitos más; escrito fué: Muchas moradas tiene mi Padre; esta Revelación es una de las más claras al entendimiento humano; quiere decir que Muchos planetas habitados tiene mi Padre; ¿acaso vuestro planeta no es una morada para vosotros? ¿no estáis acaso suspendidos en el espacio? ciertamente os digo que todo indiferente con respecto a su morada, llorar y crujir de dientes tendrá; pues donde vaya en el infinito, encontrará indiferencia; en esos mundos del Reino de los Cielos, todos leen la mente; y todos reconocen cuando están frente a un espíritu violador; y se alejan de él; cultivar la ignorancia por propia voluntad, es también violación a mi divino mandato; al deciros: Amarás a tu Dios y Señor por sobre todas las cosas, quise deciros: Estudiadme en todo conocimiento; que sólo por el esfuerzo llegaréis a mi lado; no exsiste otro camino; las divinas Escrituras toman diferentes nombres según las épocas; en el mundo antiguo se llamaron Ley Mosáica; Doctrina Cristiana; y ahora la Doctrina del Cordero de Dios; que corresponde al Gran Consolador anunciado por mi divino Hijo Primogénito; y esta Tercera Doctrina es la que reinará en la Tierra; y transformará sus costumbres; esto lo dije en la divina parábola que dice: La Tierra pasará; más mis Palabras no pasarán; porque ellas reinarán en la Tierra hasta la consumación de los siglos; y quiere decir que ninguna filosofía de concepción humana queda; ¿no se os enseñó que vendría un nuevo mundo? ¿y que en ese nuevo mundo, los niños serían los primeros? sólo la inocencia queda en el mundo; todas las demás filosofías fueron probadas por el divino Padre; ¿no se os enseñó que todo espíritu es probado en la vida? pues todo espíritu es filosofía viviente; y toda filosofía espíritu; las Escrituras provocarán la más grande revolución en el planeta Tierra; porque escrito está que toda concepción humilde es la primera en la Morada del Padre; en toda la intelectualidad humana, nadie es más humilde que las Doctrinas divinas; guían a los mundos; y son las más silenciosas; es un silencio de prueba; porque todo silencio despierta; la revolución está en mi divina Palabra; el mundo la vivirá como jamás la vivió; en todo mundo donde hay injusticia, hay revolución; hay lucha; sólo que toda lucha es juzjada en el Reino de los Cielos; ¿Por qué se luchó? ¿contra quién se luchó? ¿era necesaria la lucha? ¿que ganaban los humildes en esta lucha? esto último es lo primero; porque así fué escrito; sólo la lucha que combate al demonio, es reconocida en el Reino de los Cielos; el demonio se expresa de muchas formas; según las evoluciones de los mundos; en el planeta Tierra se expresa como: Explotación; ambición; usurpación; matanzas por ambición; engaños al pueblo; jugar con la fé del pueblo; hacer pactos a espaldas del pueblo; darse comodidades mayores que las que tiene el pueblo; ganar sueldos mayores, que las que gana el pueblo; esconder el alimento al pueblo; despreciar a mis humildes en todas las formas imaginables; Sí hijito; la lista es larguísima; más, ningún demonio pasará; pagarán segundo por segundo; y entregarán hasta el último gramo de oro que no les corresponde; pues mis divinos Mandamientos no mandan hacerse rico; todo explotador no llevará el divino Corderito de Plata; porque eso sería ofenderlo; sólo llevarán el símbolo de la eternidad, los limpios de corazón; los escandalosos que han mostrado el cuerpo al mundo tampoco lo llevarán; y quien no lo lleve no será resucitado a niño de doce años el año 2001; Sí hijito; así es; muchos lo llevarán por arrepentimiento; libre albedrío tienen; más, todo se pagará; así como todo ambicioso entregará hasta el último gramo de oro, así también todo escandaloso deberá ser juzjado por cada poro de carne que exhibió ante el mundo; y todos aquéllos violadores de su propio sexo; los que siendo hombres, visten como mujer; y las que siendo mujeres, visten como hombres; al venir a la vida pidieron sexos; y prometieron respetarlos; Sí hijito; así es: Todo aquél que siendo hombre use cabellera de mujer, deberá pagar cabello por cabello; pues cada pelito posee también libre albedrío; como lo posee el espíritu; toda célula, todo porito, toda arruga, toda cana, todo lo más microscópico que posee vuestro cuerpo de carne, pide justicia; como la pedís vosotros como espíritu; esta Justicia que por primera vez la sabrá el mundo, provocará el llorar y crujir de dientes; así ocurre siempre a las filosofías vivientes que piden pruebas de vida; recién la humanidad saldrá de la ilusión; toda roca egoísta necesita ser removida; cada espíritu violador es una roca de egoísmo espíritual; el dejarse llevar por la corriente reinante es peligroso; pues la tendencia del mundo es seguir el camino más fácil; aunque sea violando mis divinas leyes; todos quieren la comodidad; sabiendo que te ganarás el pan con el sudor de tu frente; quiere decir que el que más luchó, más gloria gana; mientras mayor fué la preocupación y más la dificultad que se venció, más cerca se está del divino Padre; mientras más sufrido se fué, primero se es en mi Morada; dentro de los mismos sufridos, el más sufrido; la humildad es la primera; sufrir en silencio las ofensas de los demás, es asegurarse la entrada al Reino de los Cielos; cada segundo vivido es una eternidad que está en juego; pues los divinos premios del Creador no tienen límites; ustedes viven un segundo y pueden ganar una exsistencia eterna; más, hay muchas clases de vivir; la única clase de vida que os salva es aquélla que se guió por mis divinos Mandamientos; segundo por segundo; a lo largo de vuestra exsistencia; la vida humana es como un suspiro frente a la eternidad del espíritu; esta Revelación la sienten todos los espíritus; pues todos dejan la vida; todos ven y observan, lo que les fué explicado a medias en mi divina Palabra; esto es así, porque así lo pedísteis; pedísteis una prueba; con dificultades relativas; las Escrituras también piden pruebas; acompañan a los espíritus en sus viajes por los mundos; lo vienen haciendo desde todo principio; y os acompañarán por toda eternidad; toda Revelación fué pedida por vosotros; es por eso que la Doctrina del Cordero de Dios, remezerá vuestros sentimientos; pues ellos hicieron alianza con las Escrituras vivientes; esta alianza incluye también la naturaleza; pues la justicia es para todos; tanto para la materia como para el espíritu; es para el todo sobre el todo; es por eso que fué escrito: Y habrá señales en los cielos; los cielos incluyen lo invisible; no se limita a vuestro propio límite; la naturaleza tiene mucho que enseñaros; ese mucho es mayor que lo que habéis aprendido; el hombre cree saberlo todo; y no sabe nada; así será demostrado; porque un divino Padre Solar está ya en la Tierra; la Santísima Trinidad es infinita; es el conjunto de lumbreras solares; son todos y son a la vez uno; el comunismo celestial de sus filosofías, lo lleváis también vosotros; pues reclamáis también igualdad; arriba es igual; exsiste la lucha filosófica; exsisten las guerras de colosales mundos; también hay ambiciosos de otras jerarquías; de todo hay en el rebaño del Señor; los ambiciosos tienen eterna lucha con sí mismos y con sus hermanos de prueba; son los más grandes destructores de la felicidad de los demás; siempre se acaparan los puestos claves en los mundos; en tu planeta Tierra tienen el monopolio de gobernar; se hacen pasar por seres justos; y se acaparan lo mejor; hacen lo contrario a mis divinos Mandamientos; creen estos ambiciosos que nunca rendirán cuenta de sus engaños; creen que sus abusos y violaciones quedarán impunes; no hijito; todo se paga en la vida; tanto arriba como abajo; pues en todas partes está el Creador; todo político que enseñó doctrina será juzjado; menos aquélla doctrina de la que participan mis humildes; los explotados; los engañados; los postergados; los sufridos; y todo político será juzjado por dividir al rebaño; por hacer pelearse al pueblo; para aprovechar la división; sacar ventajas; todo lo que es de mis humildes, no se transa; jamás estos demonios debieron haberlo hecho; con ello perpetúan la división; el dolor; la injusticia; se olvidan de mis leyes espírituales, por la ilusión que ejerce sobre ellos la ley mundana; nunca estos espíritus corrompidos debieron haber pedido la prueba de guías del rebaño; prometieron ser modelos en humildad; prometieron ser sinceros; prometieron no explotar; no engañar; y se les concedió; y cayeron; estos espíritus aprovechadores deberán pagar segundo por segundo todo el daño hecho al pueblo; y deberán rendir cuenta de todo acto público; es decir que los acusadores son millones; pues las leyes a todos afectan; si hubo mala fé, hubo engaño para todos; millones y millones de espíritus que fueron engañados en la vida por estos demonios, los esperan en el Reino de los Cielos; y no ciertamente para felicitarlos; sino para acusarlos; pues todo humilde es primero en mi Reino; y todo engrandecido en la Tierra es el último; por lo tanto preparaos políticos explotadores; usáis el Cristianismo como bandera; y lo que menos tenéis es amor por mis humildes; si quisiérais honradamente dar lo mejor al pueblo, ¿Por qué no le dáis la preparación necesaria para que ellos se gobiernen? ¿no sabéis demonios que mis humildes son los primeros? ellos deberían estar gobernando el mundo hace ya, muchos siglos; si así hubiese sido, estad seguro hijos que no exsistiría la inmoralidad, la falsedad ni la hipocresía; estos ambiciosos de un poder que no les corresponde, están temerosos por sus pérdidas materiales; así lo pidieron en el Reino de los Cielos; y así se les concedió; es por eso que estáis empezando a entregar lo que nunca os correspondió; y lo que tenéis es porque así fué escrito; pedísteis y se os dió; más, el divino Padre dá y quita; cuando se a violado la divina ley; hasta el último gramo de oro que no os corresponde, os será quitado; avisados fuísteis de esta Justicia en el Reino de los Cielos; y la aprobásteis; pues escogísteis exsistencia de prueba; todo espíritu es probado en lo que pidió; más, demonios de la ambición os queda aún la justicia espíritual; pues no sólo de pan vive el hombre; sóis espíritu y materia; y en ambas está la divina Justicia; nadie es menos ante el Padre; preparaos demonios para lo que os viene; escrito fué que seríais protagonistas del llorar y crujir de dientes; y no culpéis a nadie; vosotros lo pedísteis así; y todo se concede; vuestra justicia está en la vara; la misma vara conque hicísteis vuestros ambiciosos cálculos; la divina Vara son los divinos Mandamientos; del que hicísteis mofa al explotar a mis humildes; nunca debísteis pedir filosofía tan mezquina; como la de vender y comprar; quien vende y quien compra, a Mí me vende y a Mí me compra; pues estoy en todas las cosas; en todas las moléculas; nunca hicísteis caso de la divina advertencia que fué escrita por vuestra odiosa explotación: Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; y toda indiferencia a mis divinos avisos de lo que vendrá, también es juzjada en el Reino de los Cielos; debéis sumar todos los segundos de indiferencia que abarcaron vuestra vida; hasta el mismo instante de vuestro arrepentimiento; sí demonios; creadores del dolor humano; no escaparéis ninguno; ciertamente hijos del trabajo, no se puede servir a dos señores; no se puede servir a dos filosofías; el pensamiento se divide; divide su futura cosecha; y divide a sus semejantes; crea a ricos y pobres; y siembra injustícia; todos los espíritus humanos vinieron al mundo con conocimiento de causa; todos vieron en la television solar, sus futuras experiencias; todo absolutamente todo; hasta vuestros animalitos domésticos estaban en este conocimiento de causa; este todo no es un todo limitado como lo pensaría vuestra mente; es un todo infinito; allí vísteis vuestro propio cuerpo separado de vuestro espíritu; lo vísteis antes de hacer la promesa de unión entre materia y espíritu; todos viven en el Reino de los Cielos en completa liberación; más, no es división; pues cada virtud pensante posee su propio libre albedrío; tanto la materia como el espíritu; esta liberación está unida por el magnetismo solar; y es el puente amoroso viviente que posee infinitas maneras de sentir; es la individualidad en estado de inocencia.-

Escribe: ALFA Y OMEGA.-