Seleccionar página

TODO LLAMADO GOBIERNO QUE QUITÓ BE­NEFICIOS YA LOGRADOS, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; TODO BENEFICIO ES PREMIO DADO POR EL PADRE; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, LOS GOBIERNOS FORMADOS POR LO MÁS HUMILDE QUE TUVO UNA PATRIA; QUE AQUÉLLOS QUE FUERON FORMADOS POR LOS LLAMADOS RICOS.-

Sí hijito; ningún llamado gobierno terrenal, entrará al Reino de los Cielos; porque ninguno hizo las leyes, basándose en las Escrituras del Padre Jehova; hicieron las leyes, según el oro; se basaron en la riqueza; la riqueza no se conoce en el Reino de los Cielos; porque allí reina la igualdad celestial; el comunismo celestial con filosofía de niños; todos los hombres y mujeres de este mundo, prometieron al Padre, llevar a los lejanos mundos, la igualdad celestial; más, el demonio hecho riqueza, logró extenderse por este mundo; todos los gobiernos de la Tierra, fueron probados por el Padre; porque todo espíritu es probado en la vida; toda prueba tiene su fín; ha llegado a su fín el mundo Alfa ó materialista; el mundo que sirvió al dios oro; y nó al Dios viviente; porque si hubiese servido al Dios viviente, al Dios de las Escrituras, este mundo nó estaría dividido en tantas naciones; sólo satanás se divide así mismo; de verdad os digo, que se formará una sola Nación en este mundo; como debió de haber sido, desde hace ya muchos siglos; esta potencia será formada por todas las naciones sub-desarrolladas del mundo; de verdad os digo, que es vergonzoso para el Padre, tener que expresar el término sub-desarrollado; porque el desarrollo en lo material, debió ser siempre igual para todos; las leyes de la vida creadas por el Padre, a nadie le quitó según las pidió; porque sóis lo que en el Reino pedísteis ser; nadie pidió dividir un planeta; ni en lo más microscópico; porque todos sabíais, que nada dividido entra al Reino de los Cielos; porque solo lo unificado sale del Reino; y unificado regresa al Reino; de verdad os digo, que todo gobierno jamás unificará este mundo; porque perpetúa la división basada en el interés; y la transmite de padre a hijo; de generación en generación; he aquí un llorar y crujir de dientes de muchas generaciones; porque ninguno que conoció y vivió en un sistema de vida extraño a las leyes del Reino, entrará en él; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, el que nunca pronunció la palabra riqueza; a uno que la pronunció.- 

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Sí hijito; el dibujo representa las Balanzas Solares; balanzas de fuego; balanzas vivientes; todo espíritu humano de infinitos planetas tierras, llegan frente a estas divinas balanzas; antes ya habían estado frente a las balanzas solares; pues todo espíritu nace muchas veces; porque lo que hay que aprender del conocimiento del Padre; no tiene límite; es la eternidad hecha sucesivas exsistencias; y el espíritu queda con la experiencia; con el conocimiento aprendido; queda con la sal de la vida, de verdad os digo, que todas las ideas que se pensaron en la vida, constituye la sal de la vida; toda idea brilla como brillan los soles, porque todo es fuego; lo visible y lo invisible; la materia y el espíritu; todo cuanto se hizo irradia; las ideas magnetizan y germinan; cuando se piensa se está generando magnetismo viviente; la idea representa las primeras líneas magnéticas de un futuro planeta; la geometría es primero idea; es primero mente; la mente y las ideas, son la primera alianza para la creación de un mundo; de verdad os digo, que todos sóis microscópicos creadores; y el Padre lo es en grado colosal; lo de arriba es igual a lo de abajo; la ley creadora es universal; si  vosotros creáis, es porque tenéis la herencia del Padre; y nadie es desheredado; he aquí una Revelación; nunca debió la fuerza haber interrumpido en el libre albedrío de los seres; porque violó la sucesión eterna de las ideas en su camino a la perfección; mundos que debieron ser paraísos, se transforman en mundos-tinieblas; porque las ideas son vivientes; si se las atropella, la filosofía que contiene la idea del futuro planeta, creará en su desarrollo expansivo, tal psicología en el pensar de las criaturas de dicho mundo; de verdad os digo, que todos los que coartaron las ideas de los demás, tienen que ser juzjados, no sólo por el espíritu mismo, sino que por todas las ideas que se sintieron afectadas; idea por idea; porque siendo ellas vivientes cómo el espiritu mismo tienen el mismo derecho a que tiene el espíritu; nadie es menos delante del Padre; ni la invisible idea; ni el más microscópico instante; he aquí el llorar y crujir de dientes de los que atropellaron las ideas usando la fuerza; porque hasta la misma fuerza los acusará; hay muchas clases de fuerza; la sublime es la fuerza que sirve a los demás; porque está dentro de la ley de de caridad del Padre; la fuerza mal em­­pleada, se siente desheredada del derecho que conduce al Padre; y acusa al autor de ello; así serán acusados los que vistieron uniformes militares; porque perfeccionaron la fuerza para matar; violaron el divino mandato que dice: Nó matarás; he aquí los que olvidaron sus propias promesas al Padre; porque nadie le prometió matar a nadie; más les valdría a éstos violadores de la ley, nó haber pedido la prueba de la vida; porque ninguno entrará al Reino de los Cielos; todo atropello es juzjado en el Reino; porque todo lo que concibe la mente, tiene el mismo derecho a que tiene el espíritu; el derecho a ser iguales, es producto de la misma perfección del Padre; una perfección que todo lo puede; de verdad os digo, que el juicio de todo el que fué grande y poderoso en este mundo, será juicio público; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; es el llorar y crujir de dientes; nadie quedará sin su juicio; porque toda vida es inseparable de su juicio; porque toda vida incluye juicio; porque estáis aún en la imperfección; sin los juicios, nadie se cuidaría de sus responsabilidades; nadie avanzaría; repetiríais las exsistencias sin avanzar; se eternizaría el error; de verdad os digo, que todo error cometido en una sola exsistencia, se paga; idea por idea; instante por instante; porque todo instante es también viviente; lo es dentro de sus leyes; tal como lo es el espíritu; y todos aquéllos que quitaron beneficios ya logrados, deberán devolverlos; si no es en este mundo, es en otro; la justicia del Padre es expansiva como el universo mismo; está arriba y abajo; en donde pida el espíritu su juicio, allí se le concede; nada es imposible para el Padre; de verdad os digo que todos los que os encontráis en este mundo, todos pedísteis ser juzjados en la Tierra; y todos los que partieron de ella, pidieron ser juzjados fuera del mundo de los vivos; unos arriba y otros abajo; porque la justicia del Padre, vale igual en cualquier punto del universo, que la mente pueda imaginar; he aquí una ley del libre albedrío espíritual; si del lugar de donde salísteis se respetan las ideas, ¿Por qué no fueron respetadas en vuestro mundo? He aquí una pregunta que hará estremecer a todo demonio que nó respetó los ideales de los demás; una pregunta que espantará a la gran bestia de este mundo; la bestia que se a enriquecido quitando beneficios que a otros costaron; la que siempre a conspirado contra las naciones; la que los a explotado sin misericordia; he aquí la caída del demonio de la explotación; esta bestia es Norteamérica; que se tentó con lo que le fué dado; y nó contenta con lo que le fué dado, explotó a los demás; he aquí a la nación más avarienta del mundo; de verdad os digo, que llegó el fín de la bestia; la pobreza se cierne sobre ella; todo lo que quitó le será quitado; porque a nadie le fué mandado tener más que los demás; he aquí la caída del mayor de los ilusionadores; porque por causa de la bestia, ninguna nación de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; si al resto de las naciones les será quitado, más se le quitará a la bestia; porque si son castigados los pecadores, mil veces más es castigado aquél que por su culpa hubo pecadores; de verdad os digo, que todo el sistema de vida que este mundo se ha dado, será juzjado en la Tierra y en el Cielo; porque es una inmoralidad delante del Padre; unos tienen más, y otros tienen menos; ¿Nó se os enseñó que todos son iguales en derechos ante el Padre? Y si se os enseñó el comunismo celestial, ¿Por qué no lo imitásteis en vuestro sistema de vida? Vosotros hipócritas, prometísteis al Padre imitarlo en todo por sobre todas las cosas; por sobre vosotros mismos y por sobre todo sistema de vida; creásteis un sistema de vida opuesto a la moral enseñada por el Padre; los divinos Mandamientos os dicen: No robarás en ninguna forma imaginada; y vosotros demonios robásteis al crear a los pobres; ni ricos ni pobres se conocen en el Reino de los Cielos; porque vuestro sistema de vida inmoral, tampoco se conoce; en el Reino de los Cielos, sólo exsiste el comunismo celestial con alegría propia de un niño; el interés egoísta es desconocido; de verdad os digo, que cada segundo transcurrido en este inmoral sistema de vida, os aleja más y más del Reino de los Cielos; este alejamiento constante sólo cesa cuando se vuelve a un sistema de vida más moral; cada segundo vivido en sistema de vida de extraña moral, equivale a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; porque hasta los segundos reclaman contra la inmoralidad, en el Reino de los Cielos; todo es viviente delante del Padre; materia y espíritu; y al ser vivientes, reclaman justicia como la reclamáis vosotros; y todo reclamo también es viviente; la más alta jerarquía del reclamo, es aquélla que reclama con honradez y con humildad; de verdad os digo, que este mundo entrará a la época del Juicio Final; un juicio divino por Escritura viviente; un juicio que vosotros mismos, pedísteis al pedir la prueba de la vida terrenal; un juicio que venía escribiéndose y publicándose por siglos y siglos; y pocos se preocuparon de ello; porque nadie en este mundo, a vivido según las escrituras; este mundo a vivido según el dinero; ¿Quién lo inventó? ¡¡más le valdría no haber nacido en este mundo!! Porque es el culpable de que esta humanidad, nó entre al Reino de los Cielos; porque al aceptar vosotros el sistema de vida capitalista, os dividísteis en ricos y pobres; y ninguna humanidad dividida entra al Reino de los Cielos; ¿Nó se os enseño que sólo satanás divide y se divide así mismo? He aquí a satanás hecho sistema de vida; en vosotros mismos estaba; ningún espíritu dividido con conocimiento de causa de sus propios actos, entra al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; todos pedísteis al Padre cumplir con su ley por sobre todas las cosas; y le prometísteis nó dividir vuestra inocencia; porque sabíais que ningún espíritu dividido a entrado al Reino de los Cielos; más, a medida que nacíais en este mundo, os encontrábais con un sistema de vida, en que es imposible conservar intacta la inocencia; he aquí el drama de este mundo; una tragedia provocada por unos ambiciosos que crearon la riqueza; he aquí al demonio dividiendo con su falsa moral; porque la moral de todo rico, nó entra al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que vivió moral de pobre; a uno que vivió moral de rico; el primero está más cerca del divino mandato del Padre que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; el último está más lejos; de verdad os digo, que cada acto hecho en la vida que esté lo más cerca de la divina psicología del Padre, es primero en entrar al Reino de los Cielos; porque el Padre premia el más microscópico esfuerzo como igualmente castiga la más microscópica falta; ¿Nó se os enseñó que Dios está en todas partes? Está también en los microscópicos actos; en lo invisible y lo visible; de verdad os digo que este mundo pidió las Escrituras tal como la concibió cada uno en su individualidad; cada obstáculo, cada incomprensión fueron pedidas por vuestra individualidad; porque fuísteis probados por el Padre partiendo por las mismas Escrituras; he aquí la prueba de la vida, en su máxima expresión; comprender al Padre por sobre todas las cosas, es lo supremo; porque es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que le buscaron y le entendieron según las Escrituras; de verdad os digo, que entra al Reino del Padre, el que tan sólo se aprendió una letra de sus Escrituras; a uno que nó aprendió ninguna; el primero dió oportunidad al Padre de premiarlo; el último nó le dió ninguna oportunidad; porque estando el Padre en todas partes, está también dentro y fuera de una microscópica letra; he aquí el lloro y crujir de dientes de los que tuvieron las Escrituras a su alcance, y nó le dieron importancia; y de los que sabiendo de ellas, jamás la buscaron; de verdad os digo, que esta generación maldecirá a las otras; porque recibieron la herencia de ellas; los hijos maldecirán a sus padres por enseñarles costumbres de un sistema de vida, que les impide entrar al Reino de los Cielos; y los padres maldecirán a sus padres, acusándolos igual; he aquí la obra de satanás capitalista; he aquí a los que ilusionaron al mundo; he aquí a vuestros engañadores; los seguidores de la serpiente que engañó a Eva en el paraíso; de verdad os digo, que la justicia del Padre empezará por los mayores culpables de vuestra tragedia; porque así lo pidieron ellos en el Reino de los Cielos es por eso que fué escrito: Todo grande será despreciado; y todo humilde ensalzado; al que tuvo más, se le quitará lo que jamás tuvo que tener; porque nadie pidió al Padre, tener más que otro; ni nadie pidió ser víctima de otro que tenía más; de verdad os digo, que individuos y naciones que fueron ricos, quedarán en la más grande pobreza; con la vara que midieron a otros, así serán medidos; ellos fueron los creadores de la pobreza en este mundo; vivirán en carne propia, lo que hicieron vivir a otros; y todo pobre y despreciado, será hartado; porque así lo pidieron al Padre en el Reino de los Cielos; he aquí lo que vendrá sobre esta generación; no hay tiempo que no se cumpla en el tiempo de los mundos; porque todo tiempo es viviente y pidió el fín de los tiempos; el fín también es viviente su filosofía es retorno al pasado; de verdad os digo, que vuestro mundo jamás tuvo paz, porque los demonios de toda riqueza, nunca frenaron sus propias ansias; y el juicio del Padre, los sorprendió; avisados fueron estos demonios por muchos siglos; más, ninguno hizo caso de la divina advertencia; por causa de todo ambicioso de este mundo, fué escrito: Es más fácil que pase un  camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos; nunca se preguntaron los ambiciosos, del porqué de su propio juicio; de verdad os digo, que todo el que fué avisado por las Escrituras del Padre y no hizo caso, nó entrarán al Reino de los Cielos; así también ellos, serán tratados con indiferencia fuera de la Tierra; de verdad os digo, que nó quedando ningún ambicioso en este mundo, la Tierra encontrará su felicidad; porque habrán desaparecido los pobres; reinará la igualdad; una igualdad que sólo exsistió en una era de antes de la llegada de los demonios faraónicos; fueron estos malditos, los que transmitieron al pueblo de Israel, la ambición al oro; la tragedia de este mundo, comenzó por los ojos; luego pasó al cálculo mental; la codicia y la astucia concretaron la ambición; al principio el oro fué mirado como arte; la codicia apresuró la posesión; desde la era faraónica, surgieron los interesados, los comerciantes, los prestamistas, los usureros, los prestamistas, los financistas, los banqueros; surgió toda la gama de ladrones conocida; los que nunca han permitido la unidad de los seres de este mundo; he aquí la legión de satanás; unos se quedaron arriba y otros pidieron venir a abajo; los que conocísteis, pidieron al Padre conocer un mundo de la luz; un mundo cuyo sistema se vida no conocían; pidieron nacer de nuevo, en un lejano planeta llamado Tierra; pidieron ser probados en sus propias debilidades; porque toda perfección se logra naciendo de nuevo; el conocimiento de lo que hay que aprender, nó tiene límite ni jamás lo tendrá; una sola exsistencia es microscópica; es una de las infinitas determinaciones que toma el espíritu por conocer lo que nó conoce; como lo del Padre nó tiene límites, lo que ofrece a sus hijos, tampoco lo tiene; de verdad os digo, que quien no alabó en la Tierra, el poder del Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que alabó a su Creador; a uno que nó lo alabó; de verdad os digo, que todo in­diferente nada espere del Padre; porque la indiferencia también es viviente; ella pidió ser probada y se unió a un determinado espíritu; la indiferencia debió ser aquella, que fué indiferente con las tentaciones; nó para con el Padre; he aquí el porqué de la queja de la indiferencia; ella tiene iguales derechos a que tiene vuestro espíritu; he aquí una ley que es igual para vuestras 318 virtudes; la igualdad de vuestras virtudes, crea el comunismo espíritual; que es una microscópica jerarquía salida del comunismo celestial; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que el comunismo terrenal, sólo a sido detenido un instante en la Tierra; por una filosofía que nó siendo del Padre, fué probada; y a llegado al término de su prueba; es el fín del tiempo del mundo Alfa ó materialista; todos los siglos transcurridos de este mundo, representan sólo un instante en el tiempo divino del Padre; un segundo celestial equivale a un siglo terrenal; para vuestro Padre Jehova, hace sólo un instante que fué creado este mundo; lo que a vosotros os parece una pesada carga, mirado desde el Reino de los Cielos, es sólo un chispazo.-

ALFA Y OMEGA.-

Nº 52.-