Seleccionar página

DIVINO JUICIO; LOS QUE ACAPARARON ALIMENTOS POR  USUREROS Y POR MALDAD, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; ASÍ LES SERÁ QUITADO EN OTRAS EXSISTENCIAS.-

Sí hijito; todo el que ocultó los alimentos ó los botó por el deseo de causar mal, no entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad te digo, que la mayoría está entre los condenados; porque mientras más grande fué la cantidad de alimentos ó de cualquier otro artículo, que se ocultó a mis humildes, mayor es el puntaje de tinieblas ganado, por el demonio; y de verdad os digo, satanaces del mundo, que por cada gramo de lo oculto, es una exsistencia que debéis cumplir fuera del Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que debéis añadir todos los segundos en que permaneció oculto el alimento ó el artículo; cada segundo representa otra exsistencia más que debéis cumplir en planetas de las tinieblas; nadie os enseñó a ser malos en la vida; de vuestra ambición desmedida salió; porque todo lo desmedido no entra al Reino de los Cielos; tanto en lo material como en lo espíritual; y de verdad os digo, que cada gramo de alimento que escondísteis, os acusará en mi presencia; porque todo lo exsistente salió del Reino de los Cielos; y todo gramo de lo que sea, es viviente en su lugar de orígen; y de verdad os digo, que hasta los segundos que empleásteis en ocultar vuestro delito, os acusarán; ellos pidieron alianzas con el espíritu, para servir a los humildes por sobre todas las cosas; y de verdad os digo, que los acusadores, muchas veces se convierten en perseguidores; porque libre albedrío tienen; y de verdad os digo, que estas persecusiones van de exsistencias en exsistencias; y muchos de vosotros terminaréis en la locura; he aquí la causa espíritual de los dementes; son espíritus que desvirtuaron sus propias leyes que pidieron cumplir en determinada exsistencia; así es el Universo viviente del Padre Jehova, al cual pertenecéis; lo de la materia repercute en el espíritu; y lo del espíritu en la materia; porque ambos son de una misma creación; salidos de un mismo punto del espacio; de un sólo Dios nomás; que en sus divinas intenciones, no divide a su propia creación; como lo hace el demonio en vuestro mundo; y los acaparadores y especuladores, perpetúan con sus pecados, la división del mundo en ricos y pobres; jamás pensaron en sus vidas, dar al que nada tenía; y todo lo que acapararon en la vida, ¡Siempre a pertenecido a los que nada tuvieron! y es por eso demonios, que todo os será quitado; el divino Mandamiento, a nadie mandó enriquecerse; al contrario; se os enseñó que todos son iguales ante Dios.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Sí hijito; la ley de la justicia está en los mismos elementos de la naturaleza; las galaxias y los átomos son una misma cosa; salidos del mismo lugar en donde fué creada la justicia; y esta justicia deja que vuestro libre albedrío se expanda tal como lo pidió; y de verdad os digo, que toda vida lleva una parte de la justicia del Padre; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; esta justicia hace que de todo haya en el rebaño del Padre; y de verdad os digo, que un tercio de vuestro destino vivido, corresponde a esta justicia; y de verdad os digo, que toda esta humanidad debe descontar de toda añadidura de puntaje, un tercio menos; sea el puntaje de luz ó de tinieblas; porque así lo pedísteis en la prueba de la vida; es por esta causa, que vuestro Creador accedió a que conocieséis la justicia terrenal; más, veo que esta justicia es un imperio del comercio; cayó ante el Padre; tal como cayó la roca religiosa; y de verdad os digo, que ningún juez de vuestro mundo, entrará al Reino de los Cielos; más les valdría a estos comerciantes de la justicia, no haber pedido ser jueces; y de verdad os digo, que todos los acusados por esta falsa justicia, serán vuestros jueces; porque jamás nunca demonios de la hipocrecía, debísteis juzjar a humilde alguno; ¿No se os enseñó falsos del mundo, que todo humilde es primero ante el Padre? y de verdad os digo, que todo juez que recibio sueldo ó plata oculta, es maldito; y todas sus creaciones de la carne, lo son hasta la cuarta generación; ¡¡Y pobres de aquéllos que os dirigan la palabra!! porque sobre ellos caerá la misma ley; y de verdad os digo, que toda corte suprema de este mundo, que amparó ó dejó libre a cualquier demonio del capitalismo, no entrará al Reino de los Cielos; se os mandó luchar en la vida, contra el demonio; y nó se os ordenó perseguir al humilde, al desamparado, al perseguido, al hambriento, al desvalido, al despreciado por los que más tenían; ¡¡Pobres de vosotros falsos jueces, si hubo humilde alguno en las cárceles de este planeta!! más os valdría no haber nacido; porque por cada poro de carne, de estos hijos que estuvieron presos, os corresponde una exsistencia que deberéis cumplir fuera del Reino; y de verdad os digo, que vosotros seréis los presos en esas exsistencias; Sí malditos; con la vara que medísteis seréis medidos en lejanos mundos; ¡¡Y pobres de aquéllos que expusieron ante el mundo, un juicio contra uno de mis despreciados!! porque así seréis vosotros expuestos en esta Tierra y en otras tierras; ¡¡Pobre de aquéllos falsos jueces, que se opusieron a todo cambio en la falsa justicia que practicaron!! porque vuestro castigo, sea multiplicado por tres; es soberbia dentro de la soberbia; ¡¡Pobres de aquéllos malditos, que falsearon los hechos en causa alguna de justicia!! Más os valdría, no estar en este mundo; y de verdad os digo, que seréis perseguidos y llevados a presencia de mi Hijo Primogénito; ¿No se os enseñó que vendría a juzjar a vivos y muertos? es lo que olvidásteis falsos del mundo; y de verdad os digo, que todo el que sirvió a esta falsa justicia en este mundo, no entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos los presos del mundo, deben quedar libres; y los que deben encarcelarse, son los que crearon el sistema de vida de la explotación; porque de estos malditos, a salido todo sufrimiento en este mundo; ¿Por qué no los encarcelásteis? ¿por qué hicísteis lo opuesto? mis humildes encarcelados y los traficantes del oro, libres; es lo que tendréis que contestar, en el Reino de los Cielos; y en el mismo lugar del espacio, en donde fuísteis creados, junto con los que injustamente habéis encarcelados; y de verdad os digo, que todo humilde os dió el ser en el Reino; porque son de jerarquía más elevada, que vosotros falsos jueces; ¿No se os enseñó, que todo humilde es grande en el Reino de los Cielos? ¿y qué mayor puede exsistir entre los mayores, que aquéllos que ayudan al Creador, a crear criaturas? Sí demonios; sóis los edificios limpios por fuera y sucios por dentro; y de verdad os digo, que todo lo oculto que hicísteis a espaldas de los pueblos, se sabrá; nada podréis ocultar a mi Hijo Primogénito; os leerá vuestras mentes, aunque no estéis en la Tierra; y de verdad os digo, que muchos de vosotros intentaréis suicidaros; porque seréis verguenza del mundo; libre albedrío tenéis; más, el que se mata, no vuelve a conocer vida alguna; y de verdad os digo, que ningún falso juez quedará en este mundo; vuestra justicia que es injusticia, no es árbol plantado por el Padre Jehova; y de raíz será arrancado de este mundo; vosotros pasaréis al polvo del olvido; más, mis Palabras no pasarán; porque de ellas sale eternidad; en forma de doctrinas, mundos y criaturas; ¿Y de vosotros, qué sale demonios? os lo diré creadores del dolor y la injusticia: De vosotros salen tinieblas; porque cada idea que emanásteis, a lo largo de vuestra exsistencia, segundo tras segundo, es un gérmen de un planeta-infierno; que lleva vuestra injusticia; y que en esta vida, la llamásteis justicia; ¿No se os enseñó malditos, ¿que cada uno se hace su propio cielo? y de verdad os digo, que en mis cielos, exsisten mundos de Luz y mundos de tinieblas; y de verdad os digo, que vosotros salísteis de las tinieblas y volvéis a ellas; de paso por este efímero mundo, dejásteis vuestro fruto; injusticia y dolor moral; y de verdad os digo, falsos profetas de la Tierra, que en otros mundos hicísteis lo mismo; servísteis a otros demonios; confundísteis las organizaciones y leyes de esos mundos; y de verdad os digo, que aún tenéis castigos pendientes de vuestro demoníaco pasado; pedísteis malditos, una oportunidad al Padre; y se os concedió; y prometísteis en el Reino, no volver a perseguir a mis humildes; prometísteis perseguir a los demonios que explotan y subyugan a los mundos; ¿Y qué hicísteis? os unísteis al demonio; aceptásteis su maldita paga; y os hicísteis cómplice una vez más, con el principe de las tinieblas; llenásteis las cárceles de este mundo, con los espíritus que prometieron en el Reino, luchar contra el demonio de este mundo; y de verdad os digo, hipócritas e interesados, que traicionásteis a vuestras propias promesas, hechas en el Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros, volverá a ser un niño, en la resurrección de toda carne, el año 2001; quien no sirvió a la Luz, arrancado sea de la Luz; quien sirvió a las tinieblas, se vá con las tinieblas; Sí hijito; veo que estás recordando ante estas palabras, de tu Padre Jehova, un glorioso pasado que tuvístes en un desierto de la Tierra; Sí divino Padre Jehova; veo y me veo yo mismo entre un mar de seres humanos; ¡qué pequeños son! Así es hijito; es una época de una dimensión microscópica de la Tierra; el mundo antiguo empezó desde microbio; y fué gradualmente creciendo junto con la Tierra; y de verdad te digo hijito, que lo microscópico pasó y pasa por lo que pasa lo mayor; Adán y Eva eran microscópicos; medían 18 centímetros de altura, cuando violaron la ley; y de verdad te digo, que todo el tiempo que vivieron, supera a todos los siglos que conoce este mundo; su carne era inmortal; y vivían el tiempo celestial; cada segundo de ese tiempo, equivale a un siglo de vuestro tiempo material; Sí hijito; piensas en la edad que tuvieron Adán y Eva según las Escrituras del Padre; esa edad corresponde a tiempo vivido fuera del tiempo del Paraíso; es tiempo de mundo violador; es tiempo material; tiempo expuesto a futuros juicios en el Padre; en el Paraíso, el tiempo era inmutable; no afectaba a nada; no envejecía a nadie; y todo ser pensante, conversaba con el tiempo; y con toda la naturaleza; y de verdad te digo hijito, que por eternidades, todos conversaron allí, por telepatía; y un día en un instante dado, la serpiente faraónica se llenó de envidia; y no era envidiosa; tuvo un arranque de imperfección en su filosofía viviente; tal como los monitos humanos los tienen a cada instante en la vida; lo malo que el arranque de la serpiente, fué contra el Creador; y lo del Padre no tiene límites; las consecuencias de este arranque de violación, fueron planetarias; y de verdad te digo hijito, que arranques de violación como la que tuvo la serpiente, venían ocurriendo, ocurrren y ocurrirán por eternidades; nada tiene límite en el Padre; las tragedias planetarias, vienen sucediéndose como se suceden los mundos; porque de la imperfección se llega a la perfección; y de verdad te digo hijito, que así como Adán y Eva se descedencadenaron sus propias tragedias, así también cada criatura humana que violó lo que le fué mandado, se crea la propia; Adán y Eva, generaban también ideas; y sus mundos salidos de las ideas, han venido sucediéndose en eternidades expansivas; porque habiendo ellos salido del Padre, sus propias acciones son eternas, partiendo por las microscópicas ideas; es así como lo piensas y lo ves hijito; antes y después de Adán y Eva, hubieron otros Adanes y Evas; porque nada tiene principio ni fín en lo que crea el Padre; y de verdad te digo, que esta divina Revelación, enseña que toda herencia mantiene un presente; que lo es mientras es constante la vida; Adán y Eva de vuestra dimensión, tuvieron un presente como lo tenéis vosotros habiendo tenido otros presentes y otras ideas, en ese otro presente; y sucedió que en uno de los presentes, se cometió la desobediencia hacia el Padre; y vosotros nacísteis de ese presente; y de verdad te digo, que Adán y Eva, cometieron muchas violaciones, dentro de sus jerarquías angelicales; porque la perfección comete errores, que para vosotros serían maravillas; y de verdad te digo, que tales errores son leyes propias de lo normal en una vida normal, vosotros siendo pecadores, ¿No seguís una vida normal? el estremecimiento y el llorar y crujir de dientes, os demostrará que lo que era normal, es anormal; igual sorpresa tuvieron Adán y Eva, cuando de sensación celestial, empezaron a sentir sensación terrenal; pues el cambió se verificó en forma instantánea en la materia y el espíritu; en los elementos y las virtudes; he aquí el principio de vuestro mundo; principio salido de una idea violadora, que sigue expandiéndose en lo microscópico y el macroscópico; a partir de ese instante, vuestro pequeño planeta, que tenía entonces el tamaño de una pelotita de pin-pon, empezó a crecer con su eje polar desviado en 42°; porque toda violación siendo mental, repercute en lo espíritual y lo material; esta desviación a sido lentísima a través de infinitos siglos; que jamás podréis calcular; vuestro planeta tuvo tantos siglos, como moléculas tiene el planeta; y de verdad os digo, que hasta la última molécula de este mundo, pide justicia, tal como la que pedís vosotros; porque mi Universo es viviente tanto para la materia y el espíritu; nadie es menos en la perfección del Padre; los hijos que no cumplen con sus divinos mandatos, en los lejanos mundos, se hacen menos, por propia voluntad; perpetúan su propia inclinación al mal; generan ideas en toda su exsistencia, que tienen sus ejes inclinados; y de verdad os digo, que todo desarrollo en lo material y lo espíritual, conserva sus características desde lo microscópico hacia el Macrocosmo; de lo diminuto a lo colosal; de microbio a planeta; de polvo a roca; de gota a océano; de línea a círculo; de puntito a sol; y de verdad os digo, que por muy colosal que se crea una criatura, no es más que un polvito frente a la expansión instantánea y eterna del Universo; Adán y Eva fueron ciertamente vuestros primeros padres terrenales; la idea que de ellos salió, cambió el curso de toda una historia celestial; y de verdad os digo, que cuando este mundo salió de los soles Alfa y Omega, Adán y Eva nacieron como elementos del mismo; y en este mundo siendo microscópico, se hizo divina alianza entre virtudes y moléculas; escrito fué que del barro los hizo; una divina terminología salida del libre albedrío del Padre Jehova; el término barro enseña agua y tierra; elementos primeros de este mundo; el que creó agua y tierra, era de fuego; y su influencia magnética, saturó las moléculas de todo elemento; si bién de los soles Alfa y Omega salió vuestra Tierra, no es menos cierto, que lo que es de los hijos solares, es también del Padre; porque la Trinidad la componen los soles primogénitos; escrito fué: Lo que es del Padre, es del Hijo; y lo que es del Hijo, es del Padre; es decir que entre Padre e Hijo, no exsiste la ley privada; lo que hace el uno, lo hace el otro; el uno dentro del otro; y conservan a la vez, el libre albedrío; he aquí la causa de todas las causas; he aquí el conocimiento del Padre, a través de su Hijo; he aquí el Conocimiento que no tiene fín; he aquí el principio de toda Revelación; he aquí el principio y el fín de vuestras filosofías; una relatividad filosófica salida de lo eterno; he aquí el Alfa y la Omega hecha Conocimiento; he aquí un divino proceso hecho en un humilde; he aquí una carne, que se irá transformando lentamente a sol viviente; he aquí el conocimiento hecho brillante como un sol de sabiduría; he aquí un Hijo Primogénito que pidió reencarnación en humildad; porque la Trinidad en el Padre, rivaliza en humildad; he aquí la más grande Revelación de vuestro mundo; tan grande es, que vuestro mundo cae; que en ello está el Juicio Final de todos los tiempos; los tiempos ya idos y los que vendrán; un Juicio que juzjará a los muertos que vivieron en los tiempos ya idos; y a los vivos del presente; y a los que nacerán en el futuro; he aquí el fín de toda ilusión; he aquí la realidad que era de antes, de la era maldita era faraónica; he aquí la realidad que debió ser, según los mandatos de las Escrituras; he aquí lo que nó debió ser, en vuestras pruebas de vida; he aquí el principio de vuestro llorar y crujir de dientes; he aquí la verdad que siempre debió ser; he aquí vuestra historia galáctica, como infinitas hay; he aquí un sueño viviente que se vá; he aquí, la caída de lo efímero y de lo falso; he aquí el mundo del futuro en su principio; he aquí el fín Alfa y el principio Omega; he aquí la muerte del materialismo y el nacimiento de la verdadera espíritualidad; he aquí los que quedan y los que no quedan; he aquí la Gloria del Padre en el Hijo; he aquí el estupor de un mundo que se olvidó del Padre; habiéndole prometido no olvidarlo por sobre todas las cosas; he aquí vuelve la realidad del Reino de los Cielos; he aquí la caída de los demonios que dividieron en espíritu y cuerpo, a los hijos del Padre; he aquí la caída del yugo de este mundo; he aquí la caída del demonio de las religiones; he aquí la caída de los ricos, herencia faraónica; he aquí la caída de los que nunca, creyeron que caerían; he aquí la caída de vuestro sistema de vida; he aquí la caída de un mundo inmoral; he aquí la caída de la legión de satanás; he aquí el fín de un mundo, que pidió ser juzjado en el Macrocosmo; he aquí lo único, que quedará en este mundo; lo del Padre quedará; y lo que no es del Padre, no quedará; todo lo que hizo vuestro libre albedrío en ilusión, no quedará; y todo lo que hizo en Nombre del Padre quedará; ¿No se os enseñó que el Padre es único y el primero? a Él debísteis dar preferencia y nó a las ilusiones del materialismo; que vuestro materialismo os saque en el atolladero; porque de verdad os digo, que hasta el llamado materialismo es juzjado en el Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que tal filosofía efímera, es desconocida donde todo es eterno; y se le llama el gran desconocido; no sólo al materialismo de vuestro mundo; sino que a todos los materialismos de los mundos; y de verdad os digo, que ninguno de ellos queda en el Reino de los Cielos; todos los materialismos representan las pruebas de los demonios; las tinieblas que pidieron alianza viviente con la Luz; porque cada uno posee libre albedrío y de verdad os digo, que de todas las acciones que tuvo vuestro libre albedrío en la vida, aquéllas que más se acercaron a los divinos Mandamientos quedan; porque lo del Padre es lo primero en todos los mundos; y quien relegó lo del Padre a un segundo plano, se relegó así mismo; y quien le negó se negó así mismo; porque en ningún mundo del Universo le dejarán entrar; la Luz es celosa de la Luz; porque el Padre Jehova es celoso de sus leyes; habiéndolo creado todo, lo posee todo; y cada divino gesto salido de Él, se convierte en creación; que supera lo exsistente; lo que hubo y lo que habrá; y de verdad os digo, que nunca jamás se conocerá todo; porque el Padre no tiene ni principio ni fín; mí Universo viviente, lleva en sí mismo su propia eternidad; porque la heredó del Padre; y de verdad os digo que quien dudó de la eternidad, dudó de su misma herencia; no entra al Reino de los Cielos porque dudó de ellos; y de verdad os digo, que el que niega a su cielo, es arrebatado por las tinieblas; de las que casi nada sabéis; siendo actores de las mismas en la vida; el mal de la vida fué escogido por la vida; porque libre albedrío tuvísteis en la vida; más, de verdad os digo, que el mal de vuestro mundo, fué un mal inducido y transmitido de padre a hijo por todas las generaciones que han pasado por este mundo; fueron los demonios de la riqueza, los que os convirtieron al mal; porque con su maldito oro, no os dieron otra salida.-

Escribe: ALFA Y OMEGA.-