Seleccionar página

JUICIO FINAL; LOS QUE GANARON SUELDOS FABULOSOS, MAYORES DE LO QUE GANARON LOS HUMILDES, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; EL ORO NO CONDUCE AL REINO DEL PADRE.-

Sí hijito; quien ganó un sueldo superior al menor sueldo, no entrará al Reino de los Cielos; porque hicieron lo opuesto a la Palabra del Padre; mi divina Palabra dice: Todo humilde es primero en el Reino del Padre; quise decir, primero por sobre todas las cosas materiales; el sólo hecho de ser el primero en el Reino, enseña con mayor razón, que se es primero en lo humano; es lo que olvidaron los hipócritas que se hacen llamar cristianos; falsos profetas de mi Palabra; porque son cristianos de boca y nó de corazón; y mucho menos de ilustración; de verdad os digo, que ningún falso cristiano entrará al Reino de los Cielos; como tampoco entrarán, los que confeccionaron los usureros sueldos; todo aficionado al oro, no es de mi Reino; y de verdad os digo, que más os valdría, no haber conocido el oro, en ninguna de sus formas; la inclinación a preferir un metal precioso, está en la misma ley; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció joya alguna, a uno que la usó; vuestro Padre premia hasta la más mínima sencillez; como igualmente castiga, la más mínima falta; la perfección del Padre es así; quiere siempre lo mejor para sus hijos; son los hijos, los que quebrantan la ley; nadie nace malo; la maldad se aprende por imitación; ya sea en el presente, ó en exsistencias pasadas; y si el malo es castigado, más castigado es aún, aquél por el cual vino la maldad; y de verdad os digo, que vuestro sistema de vida basado en el poder del oro, es la causa mayor de todo mal en este mundo; y de verdad os digo, que si no hubiéseis conocido el oro, todos vosotros entraríais de nuevo a mi Reino; el oro os dividió; y de verdad os digo, que ningún espíritu dividido, entrará al Reino de los Cielos; sólo satanás se divide así mismo; y vosotros fuísteis divididos en ricos y pobres; y vuestro pensar se entretuvo en la vida, en llegar a ser rico; y de verdad os digo, que todo pensar que sólo pensó en ser rico, no entrará al Reino de los Cielos; pedísteis el pensar, para pensar en el Padre; y nó en otro dios; de verdad os digo, que desear algo, que no es el Padre, es alabar a otro Dios; porque todo tiene jerarquía en la creación del Padre; el término: todo, no es como el de vosotros; el todo del Padre no tiene ni principio ni fín; y de verdad os digo, que cada gesto que hacéis en la vida, es otro Dios; porque todo es viviente y eterno; mi divina creación es tan infinita, que la llamada fantasía se vuelve realidad; y no sólo exsiste vuestra fantasía en su cualidad y calidad, como fantasía terrenal; porque mi creación no se reduce a un sólo mundo; mi creación no tiene límites; porque en el más mínimo tiempo imaginable, nacen nuevos mundos sin cesar; y su número es infinitamente superior, a los que ya son maduros; es el Universo Expansivo Pensante; Universo viviente; en que cada idea generada, se transforma en colosal planeta; porque hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos aquéllos que generaron ideas ambiciosas en la vida, crearon planetas cuya filosofía es la ambición; y futuros padres son de sus mundos; porque cada uno se hace su propio cielo; y de verdad os digo, que la más alta jerarquía de la filosofía del oro, es el dios Osiris; y de verdad os digo, que sus mundos son las tinieblas; ese es el destino que tendrán los creadores del oro y sus seguidores; creadores del sistema de vida basado en el oro; tal forma de sistema de vida, no está en mis Mandamientos; al contrario; dice mi Ley: No robarás.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Sí hijito; el dinero no fué el llamado a salvar al mundo; ni para entrar al Reino de los Cielos; el dinero es lo opuesto a la humildad y la caridad; el dinero es interesado; y un interesado no puede servir a un señor con honradez; el interés se lo impide; el dinero, es el demonio que os ilusionó; os dió una felicidad ficticia; efímera, y comprometida con las leyes del Padre; el dinero es una filosofía creada e ideada en las tinieblas; y de verdad os digo, que todo interés no es de la Luz; porque la Luz os fué dada sin interés; justos y pecadores disfrutan por igual, de toda mi creación; el interés lo crearon en vuestro mundo, los espíritus más atrasados; y son los que crearon el sistema de vida capitalista; Capitalista significa en Ciencia Celeste, Acaparador de lo que les pertenece a los espíritus; exsisten capitalistas arriba y abajo; porque en todas direcciones exsisten mundos; los que os dieron el sistema de vida capitalista, trataron de legalizar el interés; en la necesidad y en la abundancia; y de verdad os digo, que estos demonios tienen que responder en el Reino de los Cielos, de todo interés y necesidad que causaron, a cada criatura de la humanidad; la suma total de puntos de tinieblas, escapa a vuestro conocimiento; más, en el Reino todo se sabe; los creadores del sistema comercial de la vida, lágrimas de sangre llorarán; así serán ellos comerciados en lejanos mundos; por cada segundo de dolor moral e injusticia que vivió cada hijo terrenal, será una exsistencia en que él será el explotado; con la vara que midió en la Tierra, así será medido en lejanos mundos; y de verdad os digo, que cada poro de carne de cada criatura que sufrió moral y físicamente por causa de estos demonios, pide justicia; porque sintieron la injusticia; vuestro mundo pidió la Luz, para disfrutar de una vida, sin demonios; su libre albedrío jamás debió haber sido tocado por sufrimiento alguno; ¡¡Hay pobres de vosotros capitalistas, que os atrevísteis a desviar el destino del libre albedrío de mis criaturas!! ¡¡más os valdría no haber venido a este mundo!! por vosotros ninguna criatura humana entrará al Reino de los Cielos; sóis los creadores de la tragedia de este mundo; porque dividísteis a sus espíritus; porque ninguno que vivió ilusionado, entrará al Reino; y de verdad os digo demonios del mundo, que desearéis no estar en este mundo; porque el mundo os perseguirá; vuestro fruto, es fruto de llorar y crujir de dientes; Sí demonios del interés y de la inmoralidad; vuestro reinado se viene abajo; creadores del sufrimiento en sistemas de vida; os llevásteis a mis hijos a las tinieblas; más, vosotros malditos no veréis más la Luz del Universo; cortados seréis de mi creación; ni tendréis un nacer de nuevo; de verdad os digo, que ninguno verá la Luz ni arriba ni abajo; engendros del demonio; espíritus del mal; no quedará de vosotros ni el recuerdo; arrancados seréis del mundo; no quedará de vosotros ninguna herencia; he aquí la caída del demonio de este mundo; he aquí el Cordero de Dios, vence a satanás y sus legiones de ambiciosos y explotadores; he aquí el fín de una bestia; cuyo símbolo fué el dinero de la ilusión; he aquí el león faraónico que se llevó la mejor parte; más, ganó las tinieblas; he aquí cae el más grande misterio de la maldad viviente; he aquí, a los últimos ser los primeros; he aquí el destino y suspenso de un instante en el Reino de los Cielos; he aquí vuestra causa sin el olvido acostumbrado; he aquí la Luz hecha Revolución planetaria; he aquí un mundo que gemirá, como gimen otros en el espacio; he aquí el Alfa y la Omega de un desconocido sistema de vida; he aquí la Ciencia Omega; la Ciencia Galáctica que se impondrá al materialismo salido de unos demonios; he aquí la Verdad hecha reencarnación; como lo fué dos veces en el pasado; he aquí el principio de un llorar y crujir de dientes; he aquí el nacimiento de un Padre Solar; el Brillante como un sol de sabiduría; he aquí un Rostro brillante como el sol; he aquí la Maravilla venida del Reino de los Cielos; he aquí lo absurdo y efímero de un mundo, que se creyó más de la cuenta; he aquí el pavor de un mundo que olvidó la humildad; he aquí el más grande Poder viviente; que ni un pelo de su cabeza tocaréis; he aquí al Creador de vuestra naturaleza; he aquí el Alfa y la Omega hecho carne; he aquí la Trinidad en forma humana; he aquí un Sol Primogénito; he aquí al Hijo del Hombre; he aquí a la Cabeza de los humildes; he aquí al Esperado por siglos y siglos; he aquí al gran Consolador; he aquí el Verbo hecho carne; he aquí la Ley de arriba; he aquí la Verdad viviente, hecha Doctrina; he aquí al Rey de reyes; he aquí al que levitará surcando los aires en Gloria y Majestad; he aquí el Principio de la vida; he aquí lo que era el pasado; he aquí la guerra del Armagedón; la guerra al mayor entre las gentes; a los que lanzaron las primeras piedras; a los que se atrevieron a inventar gobiernos y sistemas de vida, sin saber el contenido de las Escrituras; he aquí al demonio que dividió al mundo; he aquí el final de la recta Alfa; y principio del círculo Omega; he aquí la triceptación de un ángulo recto de 90°; he aquí el Alfa hecha círculo; he aquí el nacimiento de un nuevo mundo; he aquí la carne eterna hecha Cordero; he aquí nueva cualidad y calidad en la idea; he aquí el comienzo de un pasado; he aquí un mundo sin demonios; he aquí la caída de la filosofía del oro; he aquí lo que nunca debió de haber exsistido; he aquí el principio de un paraíso, anulado momentáneamente por demonios que pidieron conocer la vida humana; he aquí una época sin igual en este mundo; he aquí el principio de la más grande Revolución venida desde el Reino de los Cielos; he aquí la transformación de un mundo, sin el uso de la fuerza; he aquí el triunfo de la Palabra viviente salida del Padre Jehova; he aquí la Doctrina del Cordero de Dios; he aquí vuestro Juicio Final; he aquí el poder de una naturaleza viviente; he aquí el triunfo de la espíritualidad; he aquí el triunfo de los que creyeron; he aquí la caída de los ilusionadores; he aquí el nacer del nuevo mundo; he aquí el reinado de un Padre Solar; he aquí la Doctrina de las doctrinas; he aquí el Alfa de toda carne; he aquí la Omega de la causa de la carne; he aquí el nuevo principio del mundo; he aquí al Cordero, cabeza del Gobierno Universal; he aquí los pequeños hecho grande; he aquí a las naciones pobres y explotadas hecha la mayor potencia conocida y que se conocerá; he aquí el destino de los humildes; porque todo humilde es primero en todo reinado; y de verdad os digo, que todas estas cosas, las veréis; porque pedísteis verlas en el Juicio Final; y de verdad os digo, que el gemir se extenderá por toda la Tierra; porque todos sóis violadores de la Ley del Padre; todos conocísteis el oro; todos conocísteis la ciencia del bién; la ciencia del demonio; la ciencia y la comodidad que os dividió entre el bién y el mal; y de verdad os digo, que todo dividido, no conocerá el lugar en donde fué creado; porque no verá la Gloria del Padre; el mundo Tierra cayó una vez más; tal como cayó en la era Faraónica, Mosáica y Cristiana; y de verdad os digo, que la cuarta era será la última; porque gobernarán los humildes; la verdadera humildad no se transa; he aquí el error de los creadores y engañadores que inventaron la llamada democracia; transaron y pusieron precio a los derechos de mis humildes; lanzaron la primera piedra de egoísmo humano; transaron lo que no les pertenecía; olvidaron la divina advertencia: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; y de verdad os digo, que al Padre transaron; ¿No se os enseñó que vuestro Dios está en todas partes? también estoy en las mentes de los humildes; y de verdad os digo, que a los que transásteis, ellos os transarán; porque quedaréis en la ruina más grande que se haya conocido; nadie os mandó tener posesiones materiales, más de lo que tuvo un humilde; mis humildes en su mayoría viven de su trabajo; como les fué mandado a todos; ellos no están contra la Ley del Padre; y vosotros demonios de la usura y la ambición desmedida, lo estáis; porque de verdad os digo, que basta poseer un microscópico de un demás, y ya se está violando la Ley que dice: No robarás; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que tuvo lo necesario en la vida, a uno que tuvo una molécula de más; y de verdad os digo, que los que tuvieron menos de lo necesario en la vida, de ellos es el Reino de los Cielos; vuestro reinado es reino de rapiña y de inmorales de todas las categorías; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que experimentaron la rapiña y la inmoralidad, no entrarán al Reino de los Cielos; empezando por la secta Vaticana; estos demonios, introdujeron el comercio en lo religioso; y ningún comerciante y ningún religioso, entrarán al Reino de los Cielos; ambos son desconocidos en el Reino; ningún interés es conocido; ni el más microscópico que vuestra mente pueda imaginar; allí en donde fuísteis creados, exsiste la posesión normal; y nadie desea lo ajeno; allí todo es común; y toda abundancia, no llama la atención; allí exsiste el comunismo celestial; con filosofía de niño; allí todo es alegría; porque nadie es explotado ni tratado injustamente; porque no exsisten los intereses privados ni particulares; y todo es sabiduría y conocimiento; como debió ser en la Tierra; el conocimiento y el trabajo, son la sal de la vida; y sin esta sal, nadie entra al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que ningún hijo de padres cómodos y opulentos, entrarán al Reino de los Cielos; ni sus padres entrarán; la misma opulencia es la acusación; si no tuvieron lo que tuvieron mis humildes, no entrarán al Reino; y de verdad os digo, que entre los pobres, el más pobre de los pobres, ése es primero en mi Reino; y entre los despreciados, el más despreciado de los despreciados; y los que tuvieron pruebas físicas y fueron deformes en la Tierra; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre uno que fué deforme, a uno que fué perfecto con su cuerpo, al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos aquéllos que tuvieron orgullo, desprecio ú otro complejo espíritual, no entrarán al Reino de los Cielos; porque todo el que despreció y todo el que fué orgulloso, así serán tratados en otras exsistencias, fuera del Reino de los Cielos; ¡Pobre de aquéllos padres, que inculcaron el orgullo y el desprecio en sus hijos! porque ninguno de ellos, entrarán a mi Reino, más os valdría, no haber tenido hijos; porque responsables sóis ante el Creador; pedísteis la Luz y creáis tinieblas; ¡¡Y pobres de aquéllas, que criaron hijas é hijos para el interés!! porque engrandecísteis el reinado de satanás; todas las ideas que pensaron vuestros hijos, influenciados por vosotros, son otros tantos mundos de tinieblas; de la microscópica idea, nacen los futuros planetas; y sus criaturas piensan como pensó el que creó la idea; y de verdad os digo, padres del interés y del cálculo material, que sóis los responsables, de todo futuro infierno creados por hijos, en quiénes influenciásteis; porque si castigado es el mal, más castigado es aún la causa por la cual nació el mal; ¡¡Y pobres de vosotros, que no saludásteis a vuestros semejantes en la vida!! más os valdría haber vivido en soledad; quien desprecia a una de mis creaciones, al Padre desprecia; porque ninguno que saludó a su hermano ó hermana en la vida, entrarán al Reino de los Cielos; Sé hijito que estás pensando en los orgullosos de la esquina; de verdad te digo, que ninguno de ellos verá mi Gloria; sé que por mandato de tu Padre Jehova, estás en la población Venceremos de Arica; y sé que muchos no te saludan ¡Y se hacen llamar cristianos! De verdad te digo, que todo el que no te saludó en la vida, no entrará al Reino de los Cielos; porque más adelante pedirán ser resucitados en carne; pedirán volver a ser niños; de verdad te digo, que todo aquél ó aquélla que miró con indiferencia a cualquier semejante, no volverán a ser niños el año 2001; se enseñó que sólo los humildes son los primeros; y de verdad te digo, que todo aquél ó aquélla que despreció todo regalo sin darle importancia, a la caridad viviente despreció; porque ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; la caridad los acusará; antes de salir del Reino, todo espíritu humano, prometió al Padre, no despreciar a nadie ni a nada; salvo al demonio; esto es para todos los que cumplieron los doce años de edad; y de verdad os digo, que todo despreciador de regalos, deberán sumar los tiempos del desprecio; deberán calcular los segundos contenidos en el tiempo transcurrido; desde el mismo instante en que despreciaron, hasta el mismo instante en que vieron la Luz de la Revelación; y todos aquéllos que no se conmovieron ante la verdad, los segundos siguen acumulándose; y de verdad os digo, que se van multiplicando de tres en tres; segundo por segundo en sentido acumulativo; y de verdad os digo, que esta ley de justicia, lo es para toda la experiencia humana; para todo el que viendo la Luz, fué indiferente; en Justicia divina; desaparecen los indiferentes; todo el Universo se conmueve; y si en la vida fuísteis indiferentes, aún para con mis Escrituras, fué porque fuísteis probados por el Padre; y a la vez, vosotros mismos pedísteis la prueba; toda prueba incluye tiempo, espacio y filosofía con respecto a los mandatos del Padre; y de verdad os digo, que vuestro modo de vivir, os cerró toda esperanza de entrar en mi Reino; porque la base de vuestra forma de vida, no fué el amor; fué el interés; no fué la caridad; fué la ambición; no fué la realidad viviente en el Padre; en las Escrituras; fué en una ilusión que salió de mentes humanas; de los verdaderos demonios de vuestro mundo; y de verdad os digo, que esta desobediencia es comparable a la desobediencia, de Adán y Eva; a la desobediencia de los malditos faraones; a la desobediencia de todo Imperio del pasado de la Tierra; a la desobediencia en diferentes cualidades y calidades dentro de las tinieblas; y de verdad te digo, que todo desobediente con respecto a los mandatos del Padre, no entrarán al Reino de los Cielos; y dentro de la desobediencia de unos pocos, se condena toda una humanidad; esos pocos son los que sustentan el poder material en la Tierra; y de verdad os digo, que todo aquél que sustentó en contra de lo que es del Padre, no entrará al Reino de los Cielos; el pecado de ellos es un pecado que no tiene comparación; son los mismos demonios; y de verdad os digo, que cuando este yugo caiga, recién comprenderéis, que satanás estaba en vosotros mismos; y la prueba de la vida misma, se efectuó en un planeta de cierto grado de tinieblas; en una de las infinitas moradas que tiene el Padre; y de verdad os digo, que conocéis muchas de ellas; porque todo espíritu nace de nuevo; y muchas vidas a conocido; y quien negó sus propias exsistencias, negó el orígen de su propia evolución, y limitó a lo efímero, el eterno poder de su Creador; y de verdad os digo, que quien reduce al Padre, no entrará al Reino de los Cielos; sus futuras exsistencias serán en mundos, de conocimiento reducido; con la vara que midió al Padre, así será medido; y de verdad os digo, que todos aquéllos que hicieron mofa con el Nombre del Padre, ó le pusieron apodos, no entrarán al Reino de los Cielos; jamás nunca los irrespetuosos, han entrado al Reino; ni jamás nunca han sido premiados con la eternidad, ni arriba ni abajo; y de verdad os digo, que todos aquéllos ó aquéllas que expusieron el divino Nombre del Creador en sus artes, comedias, canciones, cines, radio, television o imagenes, no entrarán al Reino de los Cielos; se os enseñó que vuestro Dios está en todos y en todas partes; y si estoy en vosotros, no necesitáis representarme en lo material; imperfección de evolución es; y además producto de una ignorancia; salida de un árbol filosófico que no es del Padre; y que dieron el nombre de religiones; y de verdad os digo, que ningún creador de ellas, entrará al Reino de los Cielos; la Ley del Padre nunca debió interpretarse con interés humano; y de verdad os digo, que todo locutor ó periodista que informó con alevosía, malas intenciones, falsedades y que no contribuyó a unificar mi rebaño, no entrará al Reino de los Cielos; todo hipócrita como vosotros, seréis juzjados en mi Reino; confundísteis las mentes de mis hijos, con noticias falsas; jugásteis con sus libres albedríos; y pobres de aquéllos, que se complacieron de ello; toda complacencia es viviente y es juzjada en el Reino del Padre; Sé hijito que estás pensando en los demonios que mienten a diario; veo que piensas en los locutores de la falsedad de las Radio el Morro y Arica; y de verdad te digo, que lo que hacen estos falsos, ocurre en todo el mundo; son los servidores del demonio del materialismo; les pagan para mentir; y de verdad os digo, demonios, que todo aquél ó aquélla que recibió paga para mentir y engañar a mis humildes, malditos son; ¡Y pobres de aquéllos que les dirigan la palabra en la vida! porque sobre ellos recaerá la ley; y de verdad os digo, que todos aquéllos que se escudaron en títulos ó consignas, como los malditos del malamente llamado Patria y Libertad de tu rebaño Chile, no entrarán al Reino de los Cielos; estos malditos serán juzjados en mi Reino por complotar contra mis creaciones; a nadie se le concedió el jugar con la vida de los demás; estos demonios de la inmoralidad y la corrupción, olvidaron mi divina parábola: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; y de verdad os digo demonios, que debéis sumar todos los segundos transcurridos, desde el mismo instante en que entrásteis a pertenecer a esta secta demoníaca; y de verdad os digo, que por cada segundo de tiempo en que intrigásteis contra mi rebaño, corresponde una exsistencia que deberéis cumplir en mundos de las tinieblas; en formas de vida, en que vosotros seréis los perseguidos; mundos-calvarios; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros, malditos, seréis resucitados en carne, el año 2001; y de verdad os digo, que toda vuestra herencia hasta la cuarta generación, cumple la misma ley; y de verdad os digo, hijos malditos de la comodidad y la corrupción, que hasta vuestros hijos os maldecirán; porque serán los seres más tristes del mundo; los más aislados como jamás se vió; así las pagan los que abusan del poder; el divino Padre Jehova, dá y quita la felicidad a quien se lo merece.-

Escribe: ALFA Y OMEGA.-