Seleccionar página

DIVINO ORÍGEN DE LA JUSTICIA HUMANA; LAS FALTAS DEL PASADO; LOS PREMIOS DE LA TIERRA; ACUSACIÓN DIVINA CONTRA LOS VIOLADORES DE UNA HUMILDAD QUE PROMETIERON Y NÓ CUMPLIERON.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Sí hijito; este dibujo de líneas Alfa y Omega explica la creación espíritual humana; las criaturas de la naturaleza terrestre son de orígen solar; fueron en un principio bujía solar; una bujía solar es creada por los soles; es por eso que todos poseen electricidad en sus cuerpos; y todos sienten atracción y repulsión; es el magnetismo solar expresado en la individualidad; sóis un foco de microscópico fuego solar; el género humano salió y aún sale del sol Alfa; el sol Omega es su complemento; tal como una mujer es el complemento del hombre en la vida de la carne; es en el sol Alfa el punto de partida del género humano; todos los soles poseen individualidad solar; tal como vosotros poseéis individualidad terrenal; lo de arriba es igual a lo de abajo; se os enseñó que vuestro Dios está en todas partes; por lo tanto no os extrañéis que esté en los lejanos soles; las lumbreras solares también reconocen a un sólo Dios nomás; su número es infinito; tan infinito como individualidades han pasado por la Tierra; lo de arriba es igual a lo de abajo; el sol Alfa y el sol Omega aún siguen creando espíritus; y lo harán por siempre jamás; pasará la Tierra, y estos soles seguirán creando tierras; lo de arriba no tiene límite; todo es eterno; lo de arriba es el padre de lo relativo de abajo; lo de arriba es gigantesco y colosal; lo de abajo es microscópico; más, lo de arriba tuvo el mismo principio que de lo de abajo; fué chiquitito y microscópico; fué humilde en espíritu y en materia; para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; y lo de abajo llegará a ser como lo de arriba; todo nace microbio; hasta llegar a ser un colosal mundo; microbio en la materia, y microbio en el espíritu; y ambos llegan a un mismo punto; pues salieron de un mismo punto; salieron de un mismo Padre; y retornan al Padre; este retornar es numéricamente infinito; se nace y se muere; y se conserva el libre albedrío viviente; a medida que más se nace más se crece; más dimensiones se dominan; es así que el macrocosmo nace del microcosmo; el mayor sale del menor; más, no exsiste límite ni en el macrocosmo ni en el microcosmo; ambos poseen lo que el otro posee; el microcosmo posee lo colosal; y el macrocosmo también lo posee; quiere decir que por muy colosal que se sea, no se es el primero; lo colosal viene a ser microscópico ante otros límites; y éstos igual; nadie es más grande sino el Padre; es tan infinito el Padre, que Él está en todas partes; todo lo vé; está en lo visible e invisible; y está en creaciones que jamás serán conocidas; en medio de un Universo en que todo exsiste, fué creado el género humano; no fué creado como el primero; ni como el único; eso es soberbia en la propia ignorancia; si el Padre es infinito, ese infinito sobrepasa a todo cálculo mental; no hijos; no sóis ni los primeros ni los últimos; más aún; os ignoran en el Reino de los Cielos; es una ignorancia que supone que todo exsiste; porque allí se vé el infinito; allí se ven a cada instante, infinitos vivientes; todos saben de todos; aunque jamás se hayan visto; allí en el Reino de los Cielos, desaparece la importancia que se tiene de sí mismo; todos los que en sus respectivos mundos, se creyeron importantes, allí experimentan la más grande verguenza; el más grande complejo de inferioridad; un complejo tan infinito, que estos espíritus piden nacer de nuevo en otro mundo; quiere ser lo que sus ojos ven; y muchos no regresan por eternidades al Reino de los Cielos; van de mundo en mundo; y regresan creyendo haberse superado; vano intento; se encuentra que en el Reino de los Cielos, también han avanzado; la perfección es relativa y no tiene fín; se sigue un camino que jamás tendrá fín; sin tomar en cuenta los otros caminos que exsisten y que no se conocen; estos caminos son las dimensiones; son los mundos habitados; son las moradas; son los planetas; son las galaxias; son todo lo que se vé y lo que no se vé; una dimensión es una naturaleza viviente; que tiene su propio espacio, tiempo y filosofía; la materia y el espíritu participan en toda dimensión; ambas son infinitas en cantidad y cualidad; toda dimensión se perpetúa en las ideas que emanan todas las mentes; las ideas viajan al espacio; viajan igual que los espíritus; este viaje es eterno; y es así que todas las ideas de una u otra exsistencia se alcanzan; y de esto nacen en la eternidad del tiempo, conglomerados de planetas; que siendo de distintas filosofías, tienen mucho en común; se debe a que salieron por herencia de una misma mente; toda idea se clasifica; y es así que las ideas del bién, perpetúan el bién; de ellas nacen los mundos paraísos; y las ideas del mal perpetúan el mal; de ellas nacen los infiernos; mundos donde sólo se sufre; esta Revelación ya fué anunciada al mundo; hace ya muchos siglos; cada uno se hace su propio cielo; ahora viene el significado de esta divina parábola; un significado que hará estremecer al mundo; porque según las ideas que tuvo cada uno a lo largo de la vida, fué su constructor de su propio destino; ó creó paraísos, ó creó infiernos; cada hijo es responsable de sus creaciones; libre albedrío tuvo; y no estuvo sólo; desde que nació oyó hablar de las divinas Escrituras; escuchó la divina Palabra; el escuchar las divinas leyes del Señor, no es coincidencia; es un pedido que hicieron todos en el Reino de los Cielos; y todo cuanto os a sucedido, lo pedísteis y os fué concedido; de esta Revelación parte toda Justicia divina y humana; la justicia humana que concierne a lo divino, ocurre en el espíritu de la criatura; lo que se traduce en justicia de la inteligencia humana; todas las viscisitudes e incertidumbres de todos los géneros y grados, fueron pedidos por vosotros; y se os concedió; la causa de ello está en el pasado galáctico de cada uno; pagáis deudas de vuestro propio pasado; y a la vez aprendéis nuevas cosas en vuestro mundo; porque así también lo pedísteis; y todo espíritu que todo lo pidió, pidió también ser humilde por sobre todas las cosas; todos los espíritus humanos antes de venir a la vida, todos absolutamente todos, estuvieron de acuerdo en que en la vida, gobernarían los humildes; tal como ocurre en el Reino de los Cielos; ¿No enseñan mis Escrituras, que los humildes son los primeros en el Reino de los Cielos? Así es; porque es una realidad viviente; una realidad que todos los espíritus vieron; vieron y prometieron; más, llegaron los tiempos de la divina Revelación; y el mundo es un caos inmoral por falta de humildad; los espíritus humanos sucumbieron ante el orgullo y la soberbia; todos están influenciados por la ilusión pasajera y mundana; por la ciencia del bién; se repite una caída más en el género humano; pues habéis tenido muchas causas en otros mundos; no os extrañéis; el espíritu nace de nuevo para acercarse a su Creador; cada exsistencia que habéis tenido no a sido fácil; todo cuesta en las vidas de los planetas; en todos exsiste: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; dentro de sus propias leyes; el olvido de lo que se prometió en el Reino de los Cielos, causa el llorar y crujir de dientes; así ocurre siempre en los mundos de la carne; cuyas criaturas están empezando a perfeccionar sus sentimientos; todo sentimiento sabe cuando viene una divina Justicia; aunque el espíritu trate de imponerle olvido; el sentimiento de todo espíritu, es el Alfa y la Omega de su propio principio celestial; el sentimiento sufre cuando el espíritu a sido malo; y es feliz cuando a sido bueno; todo acto humano, es un acto sentimental; que se transforma en muchos pensares; a cada instante dentro de la unidad de tiempo, el espíritu está cumpliendo lo que prometió en el Reino de los Cielos; más, no todo lo cumple al pie de la letra; pues vive muchas pruebas; que también las pidió; una de las pruebas que más pesa en los espíritus humanos, es la incertidumbre del futuro; no saber el acto que sigue al acto que se vive; porque así lo pidió; el pedido fué partiendo desde lo más microscópico; en espíritu y en materia; nada debería ser despreciado; ni los propios excrementos; sin los cuales no tendría continuidad vuestra vida; los excrementos por su suprema condición de humildad, son grandes en el Reino de los Cielos; ellos pidieron filosofía de excremento; para avanzar en conocimiento; pues desconocían tal filosofía; la criatura humana fué excremento en otras galaxias de carne; vivió esa filosofía y salió triunfante de ella; todo lo que os rodea, lo vivísteis; fuísteis chiquititos y humildes para llegar a ser grandes en el Reino de los Cielos; llegar a ser humanos; toda grandeza es relativa; porque la creación no se detiene; es expansiva; esta expansión tiene en sí misma la Justicia; la divina Justicia precede a la acción; y es anterior al hecho; sóis Justicia antes y después de cada exsistencia; de cada Justicia es creada la forma física de vuestro futuro cuerpo; el principio es el mismo; la Justicia ganada por cada uno de vosotros, no es la misma; porque tenéis distintos avances en vuestras exsistencias; las circunstancias que os tocó vivir, son diferentes en cada uno de vosotros; y jamás serán parecidas; esta desigualdad se remonta a vuestra vida solar; pues en el mismo instante de vuestro nacimiento, nacísteis con inocencia y libre albedrío; nacísteis con deseos de determinación; y los deseos también poseen libre albedrío; y toda virtud lo posee; vuestro recuerdo en estado de inocencia, es sentir que penetra en vosotros el infinito; sóis del fuego solar; y vuestro Creador también es fuego; los hijos mayores los colosales soles, también son salidos del fuego del Padre; vuestro planeta también salió del fuego; y todo cuanto gravita en el espacio, salió del fuego; nada absolutamente nada, a sido creado sin que no sea del fuego; todo cuanto exsiste arriba y abajo, es salido del fuego; y todo fuego salió de una microscópica idea; toda idea que emanáis posee lo que posee el Universo; pues la herencia está en todos; y todos expanden la herencia; sóis el todo sobre el todo; y lo sóis en el grado que corresponde a vuestro conocimiento; a vuestra evolución; en todos los mundos exsiste lucha; aunque con leyes diferentes; con diferentes filosofías; las clases de materia son infinitas; igual que las individualidades de las criaturas; todo mundo salió del Padre; y todo mundo es una Escritura viviente; todo queda registrado en el Reino de los Cielos; todo queda grabado en los libros solares; en los libros de la vida universal; todo está allí; todo se sabe con el correr de los tiempos; porque todo es viviente; y todo posee libre albedrío; el nuevo Conocimiento del Universo, trae consigo la caída de un antiguo conocimiento; en todos los mundos ocurre igual; lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que cambia y en forma relativa, es la evolución; los hechos que ocurren en los mundos, son parecidos a los hechos que les ocurren a las criaturas; la variedad infinita de ellos; todo mundo se reproduce en el Reino de los Cielos; por muy lejano que éste esté en el espacio; todo mundo con sus hechos, es reproducido en las gigantescas televisiones solares; como igualmente se reproduce a cada criatura; allí se ven sus acciones diarias en el mundo que pidió probar cierta clase de vida; la television solar adquiere todas las proporciones imaginables; son una de las infinitas formas conque cuenta el divino Padre, para guiar el divino control del universo; posee controles para cada evolución viviente en el espacio; los divinos controles de la vida planetaria, los ven los espíritus; vosotros criaturas humanas vísteis las televisiones solares; por intermedio de ellas, vísteis vuestro propio futuro; vísteis vuestras futuras acciones en preciosísimos colores solares; colores vivientes que conversaron con vuestro espíritu; porque escogísteis vida, con conocimiento de causa; cada acto, cada escena, cada circunstancia que os a ocurrido en la vida, allí fué estudiado por vosotros mismos; pedísteis quitar esto ó poner esto otro; y se os concedió; muchos espíritus piden cambiar toda su exsistencia futura por otra; y se les concede; sólo el Padre sabe el futuro que tendrán esas exsistencias que aún no se vuelven vida; Él sabe el resultado de ellas; pero calla; el espíritu debe pasar por la experiencia; triunfe ó caiga en ella; en lo último le queda la experiencia; que le ha de servir en otra exsistencia; aunque no entre al Reino de los Cielos; vivir es sentir; y todo sentimiento se vuelve materia; hace alianzas con la materia del futuro cuerpo; mientras más conocimiento posee una criatura, más perfecto será su futuro cuerpo; más elevada será su jerarquía espíritual; a un mejor mundo irá; todos los mundos eligen voluntariamente a sus criaturas; nadie es obligado; ni la materia ni el espíritu; todos poseen libre albedrío; las criaturas tratan de ir a mundos perfectos; más, se les exige la divina Moral viviente; que es producto del total conocimiento que acumuló la criatura en sus pasadas exsistencias; basta que haya violado microscópicamente una partícula de un divino mandato, y pierde la oportunidad de ir a un mundo mejor; hasta pagar la deuda en otra exsistencia; la oportunidad marcha paralela al arrepentimiento; y es tan eterna como el espíritu mismo; es por eso que se dice que las puertas del arrepentimiento están abiertas para todos; en todos mora el arrepentimiento; es una de las leyes de la conciencia; la oportunidad exsiste; y es virtud viviente; todo exsiste y todo es viviente; lo que no vive ni se siente en vuestras mentes, se vive y se siente en otras dimensiones; es así que otras criaturas en otros mundos, no sienten lo que vosotros sentís; la sal de la vida es otra en esos mundos; la Sal de la Vida es la misma filosofía alcanzada por cada uno; y el contenido de felicidad que ésta posee; de la sal de la vida salen vuestros futuros mundos; que pueden ser planetas paraísos, ó planetas infiernos; todo depende de vuestras formas de vida; desde la formación de vuestro mundo, habéis tenido dos caminos; que jamás se juntarán: El bién y el mal; dos filosofías vivientes opuestas; estas dos tendencias salidas de vosotros mismos, la lleva vuestra idea viviente; la idea física que viaja al espacio y que es recogida por las naves plateadas; que vosotros llamáis platillos voladores; nunca imaginásteis que estas deslumbrantes naves tuvieron que ver con vuestro Juicio Final; mucho se a especulado sobre ellas; mucho se a especulado con las señales de los cielos; no olvidéis que sóis probados en la vida; todo los espíritus han visto las naves plateadas en el Reino de los Cielos; y muchos han viajado en ellas; he aquí la única causa de los escritores que escriben sobre ellas; como espíritus han estado en estas naves; y todo hecho del pasado hace alianzas con la inspiración; y los recuerdos se hacen presente en un presente viviente; todas las ideas de vuestra mente, siguen un orden matemático; este orden de las ideas, es el orden de los sucesos que os ocurrirán en la vida; este orden vosotros lo vísteis en el Reino de los Cielos; y lo aprobásteis; y supísteis del divino trabajo que efectúan las naves plateadas; supísteis con divino conocimiento de causa el significado de que cada uno se hace su propio cielo; vuestras ideas os esperan; porque ellas son la semilla galáctica de los futuros mundos; sin ellas no tendríais eternidad; no tendríais herencia; es el Alfa y la Omega de vuestro futuro; toda idea que a violado los divinos mandatos, impregna sus propias ideas que viajan al espacio, de la violación cometida por vuestros espíritus; toda influencia de vuestro propio pensar, la lleva la idea; es así que todos aquéllos que nunca se preocuparon de estudiar a su Creador, sus ideas crearán mundos ignorantes con respecto a lo divino; y los que sabiendo que había que ser humilde, no lo fueron, sus ideas crearán en el espacio mundos de todas las categorías de orgullo; el que a matado, creará filosofías de sangre; todas las criaturas de ese futuro mundo, nacerán con un puñal en las manos; todos los bebés llevarán desde su nacimiento, el gérmen destructor; y todo espíritu que sabiendo que los humildes deberían gobernar el mundo, callaron, sus ideas crearán mundos de engaño; esto último es para todos aquéllos que prometieron en el Reino de los Cielos, gobernar el pueblo en humildad; en tu mundo se les conoce por políticos; más, ¡hay de ellos! veo que ellos se designan los mejores puestos; los elevados y escandalosos sueldos; veo que se reparten lo que es de mis humildes; veo que a ningún humilde dejan gobernar; enseñando mi divina Palabra, que los humildes son los primeros en mi creación; ¡pobres de vosotros! usurpadores de un poder que nunca os a correspondido; ¡pobres de vosotros maldita derecha! llorar y crujir de dientes os espera; por transar los derechos de mis humildes; así seréis transados entre la Luz y las tinieblas; cuando vuestras demoníacas ideas, sean separadas por las divinas naves plateadas; que muchos terrenales niegan; así os serán negados a los incrédulos, las maravillas del Cielo; negar es no creer; y el que no cree no tiene derecho; no tiene derecho al derecho a que tiene quien cree; las ideas que a emanado un espíritu explotador, crean futuros mundos, en que se nace explotando; verdadero semillero de tiranos; son los mundos de la ambición; he aquí una suprema Revelación; las ideas malditas que crearon los malditos faraones, influyeron en el género humano; de estos malditos cuya filosofía era esclavizar, nació el materialismo en la Tierra; el materialismo tiene por base la ambición; no hay progreso que habiendo salido del materialismo, no tenga esta herencia; el materialismo comenzó con la adoración al oro; el espíritu fué fascinado; los malditos faraones pidieron en el Reino de los Cielos, guiar este mundo por sus ciencias; y se les fué concedido; al principio no eran malos; la riqueza los corrompió; y corrompieron al pueblo de Israel; escrito fué: Que se cuide la izquierda de lo que hace la derecha; que se cuiden los humildes de las inmoralidades de los grandes; el oro corrompe; compra las conciencias; así fué corrompido la primera cimiente humana; el pueblo de Israel no era materialista; era pueblo del arte; de este pueblo que se olvidó de la humildad del Cordero de Dios, han salido los grandes ambiciosos; de ellos se pobló el mundo; como una nación antigua, es llamado el hijo mayor; y como mayor debió dar el ejemplo a los hijos menores; a las naciones nuevas; es por eso que pesa sobre Israel, la maldición del divino Padre; ha vagado por el mundo, como ninguna otra nación; sus dirigentes creen haber formado una nación; más, os digo: Escrito fué que no tendréis paz, hasta que se cumpla la última palabra de mis Sagradas Escrituras; y cuando esto suceda, seréis los primeros en ser juzjados; pues así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y no quedará de vuestra filosofía, recuerdo alguno; árbol que no plantó el divino Padre, de raíz será arrancado; uno de esos árboles es la explotación que de vosotros salió; mal ejemplo habéis dado al mundo; y el mundo os juzjará; escrito fué que los humildes son los primeros; prometísteis serlo; pero habéis hecho lo contrario; empleando la fuerza como la empleáis; nunca llegaréis a ser humildes; la humildad se gana con el trabajo desinteresado; todo explotador de los cuales sóis vosotros los más antiguos, tienen sus días contados; lloraréis hijos de Israel, cuando sepáis vuestra verdadera historia; una historia que se inició en el Reino de los Cielos; os tenía reservado a vosotros, ser Luz del mundo; pero vosotros os alejásteis de la humildad; os convertísteis en vulgares comerciantes; sóis espíritus mundanos; todo comercio rebaja al Padre que enseñó la igualdad; alimentáis con esta filosofía, la ambición; y la transmitís a vuestros hijos; más os digo: No habrá hijo que no maldiga a sus padres; porque toda costumbre de vida basada en la violación, sólo recoge llorar y crujir de dientes; por causas de vosotros espíritus ambiciosos, vuestros hijos no podrán entrar al Reino de los Cielos; así ocurre siempre en los mundos de la ambición; escrito fué para vosotros espíritus ambiciosos, que es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; mientras persistáis en tal filosofía, estaréis condenando a otras criaturas; salidas de vuestra herencia; muchos espíritus que fueron vuestros hijos en la Tierra, os esperan en el Reino de los Cielos, para acusaros; no hay deuda que no se pague; si no es en una exsistencia, es en la otra; sabréis por primera vez, vuestro orígen; vuestra historia galáctica; dictada por el Cordero de Dios; el mismo Corderito que habéis despreciado con vuestra filosofía mundana llamada ambición; la idea no se aparta jamás del espíritu; pues vé en él a su propio padre; es la ley eterna del magnetismo; es la ley del todo sobre el todo; es la ley del Padre hecha evolución; el magnetismo también es viviente; y tiene íntima relación con el conocimiento viviente de cada uno; todo magnetismo es fuego inverso al calor solar; quiere decir que el fuego solar quema; y el magnetismo crea; son dos fuerzas; una dentro de la otra; el magnetismo regula que lo que debe ser quemado, sea evolutivo; no sea precipitado; esta regulación magnética dá lugar a la vida; la vida es fuego en microscópico aumento; y es a la vez una eterna caloría en continuo descenso; a cada exsistencia, os corresponde diferente caloría; y en la eternidad del tiempo, llegaréis a ser un colosal sol; tal como mi divino Hijo Primogénito; que os prometió volver de nuevo; brillante como un sol de sabiduría; él empezó como vosotros; fué también un microscópico monito de carne; fué todo lo que vosotros fuísteis; pasó también por los mundos polvos; mundos microscópicos; del polvo eres y al polvo volverás; esta divina parábola explica lo mismo; muchos hijos silenciosos intuyen esta divina verdad; y no pueden darla a conocer porque los que se dicen profetas de mi Palabra, son los que menos creen; permiten las discusiones; pero no ceden en humildad; creen ser los únicos; son rocas de egoísmo espíritual; viven ilusionados e influenciados por la ciencia del bién; y no podía ser de otra manera; imperfectos al fín; pero soberbios por voluntad propia; eternizarse en un concepto ignorando su propio orígen, es soberbia basada en la ignorancia; pidieron estos espíritus en el Reino de los Cielos, no volver hacerlo; pues en otros mundos hicieron lo mismo; ¿harán lo mismo en un futuro mundo? ¿volverán a llenar de templos lujosos otro planeta más? ¿volverán de nuevo a enseñar la adoración material? ¿volverán a dividir otro rebaño en otro planeta? ¿volverán a bendecir armas en otro mundo? ¿volverán a comerciar con mi divina Palabra en otro mundo? ¿volverán a perseguir a mis mensajeros en ese planeta? eso sólo lo sabe el Padre; Sé hijito que siempre te has hecho estas preguntas; y el mundo más ilustrado, también se las hará; muchas criaturas han presentido la falsedad de la roca; más, han callado; no les quedaba otro camino; no son espíritus extraordinarios; no han nacido para defender la verdad; y muchos lo hacen por comodidad; toda comodidad pasa; y sólo queda el mérito; los hijos regalones del mundo, ninguno entra al Reino de los Cielos; y los culpables son sus padres; toda comodidad y todo regalo de la Tierra nada vale en el Reino; los padres ricos no sólo son culpables de su propia perdición; sino que también de sus hijos; pues por las costumbres que les enseñaron, desvirtuaron el divino mandato de toda humildad; cada segundo vivido en cualquier costumbre, es juzjado en el Reino de los Cielos; sólo los segundos vividos en trabajo y estudio, son premiados en el Reino; todo lo demás es vanidad; todo lo demás es mundano; porque pertenece al mundo; sólo dura mientras dura la vida humana; es un premio quemado en la vida; es efímero; los pensamientos espírituales son los únicos que se perpetúan en otros mundos; esta divina Revelación hará llorar a millones y millones de seres; que sólo buscaron la comodidad aunque sea explotando; los espíritus explotadores son los verdaderos verdugos en los mundos de la carne; siempre retardan el progreso; son los demonios vivientes que pidieron venir a los mundos de la Luz; para vencer toda influencia de posesión personal; ciertamente hay que nacer de nuevo y muchas veces, para despojarse de la imperfección; los grandes honrados fueron también, grandes explotadores en el pasado; todo cuesta; nadie nace perfecto; ni nadie nacerá; ni vuestro divino Creador lo tuvo todo fácil; todo me costó esfuerzo y mérito; tal como os fué enseñado a todos; estando en el todo sobre el todo, he pasado por todo; ¿qué entendéis por infinito? ¿no se os enseñó que vuestro Creador es infinito? ciertamente que lo comprendéis a medias; tenéis que nacer de nuevo, para ir comprendiendo durante toda la eternidad; si todos los mundos son relativos, el concepto que tienen sus criaturas con respecto a su Creador, también es relativo; y así es por toda eternidad; sólo la Trinidad es la causa de las causas; sólo ella explica lo desconocido; sólo ella transforma los mundos por espiritualidad; todos vosotros sin excepción alguna, poseéis todo lo que posee el Padre; pasáis por lo microscópico y llegáis al macrocosmos; llegaréis en un instante dado en vuestra eternidad, a constituiros en Trinidad universal; más, todo cuesta; más, todos tienen la oportunidad; es por eso que todo espíritu nace de nuevo; porque a cada exsistencia vivida, es un nuevo paso que dá; es una nueva jerarquía de sabiduría más; sabe más de mundos y galaxias; más grande es en el Reino de los Cielos; esta grandeza no se mide en riquezas; se mide en conocimiento; el conocimiento crea la materia; ó entra en acuerdo con ella; así obró mi divino Hijo Primogénito sobre vuestra naturaleza; el dijo: Yo no he venido a destruir la Ley; he venido a cumplir; lo dijo observando el Universo viviente; y su divino recuerdo se remontó a eternidades de tiempos ya idos; y vió cuando la Tierra nacía de sí mismo; nacía del sol Alfa y el sol Omega; lo dijo nó en sabiduría humana; lo dijo en Santísima Trinidad; lo dijo como Creador del Universo; porque lo que es del Padre, es del Hijo; y lo que es del Hijo es del Padre; quiere decir que toda filosofía viviente se constituye en Trinidad; llamada en el Reino de los Cielos, Virtud viviente; la Santísima Trinidad es el conocimiento solar; abarca todo lo que a exsistido y exsistirá; su divino poder radica en lo aprendido; a lo largo de infinitas exsistencias que fueron vividas en mundos que ya no están; tal como vosotros estáis viviendo la vuestra; lo de arriba es igual a lo de abajo; toda Trinidad posee dominios celestiales; posee sus mundos y sus soles; sus universos y sus galaxias; en los cuales se vive su filosofía; toda Trinidad es una divina jerarquía; unas están en la otra; poseen la asimilación viviente; están en un punto del espacio, y están a la vez en todas partes; poseen el divino comunismo celestial; la única filosofía que vieron los espíritus humanos antes de venir a la vida en el Reino de los Cielos; y todos prometieron llevar a ese lejano mundo llamado Tierra, la misma herencia que ellos vivieron en el Reino; si no lo han cumplido es porque no fueron humildes; se olvidaron de los Mandamientos; se dejaron llevar por las ilusiones de la vida; fueron tentados por la ciencia del bién que produce el dinero; no crearon la verdadera sal filosófica para entrar al Reino de los Cielos; descuidaron lo que nunca debieron haber descuidado; las leyes espírituales que explican el orígen de sí mismos; todo tiempo vivido tiene una intención; nunca estuvísteis solos en la vida; multitud de criaturas microscópicas os observan en mudo silencio; son los divinos querubínes; los hijitos que viven en las moléculas de la materia; son los mismos que actuaron junto con mi divino Hijo Primogénito en el pasado de la Tierra; llegó el divino momento que se sepa; no hay tiempo que no se cumpla; mi divino Hijo Solar Cristo no empleaba magia ni mucho menos; él actuaba en sus propias leyes de creación; todo era natural en él; porque en el Reino de los Cielos, tales maravillas son cosa normal; todo exsiste allí; él obraba en la naturaleza porque así está escrito; así está en su propia ley; la ley de un Padre Solar; que pidió hacer avanzar un mundo de microscópicos monitos de carne; que sobresalían en algo de inteligencia, con respecto a los demás; y fueron estos mismos monitos de carne, los que le mataron; más valdría no tener inteligencia; que contraer deudas con la eternidad; toda deuda es un yugo que cuesta caro; por un instante de violación, es una eternidad de castigo; esto parece injusto; desproporcionado; lo sería si vosotros no hubiéseis sido advertidos; que vuestro olvido del punto de donde salísteis, fuera total; pero no fué así; fuísteis avisados; ¿No dejé divinas Escrituras en vuestro mundo? ¿no dejé divinos Mandamientos? ¿no os envié profetas? ¿no estuvo con vosotros también mi divino Hijo Primogénito? Sí hijos; fuísteis avisados; más, poco caso hicísteis; llegó la hora de lo que no hicísteis caso; los despreciados son los primeros; aún en lo que no se quiso comprender; siempre la divinidad dá sorpresas; pues posee libre albedrío como vosotros lo poseéis; escrito fué que la verdad, vendría al mundo por sorpresa; tal como la sorpresa que causa un ladrón de noche; más, la divina Revelación fué despreciada una vez más; un representante de la roca la despreció; y junto con él muchos más; todos recibieron la Revelación y no le dieron importancia; estos espíritus habían pedido ser los primeros en el Reino de los Cielos; y se les concedió; llegado el divino momento, despreciaron; el mundo los conocerá; y llorar y crujir de dientes saldrá de ellos; nadie los mandó ser soberbios; basta que uno de mis hijos muestre una divina Doctrina y mencione mi divino Nombre; ¿no se enseñó que el Señor es el primero? ¿entonces por qué me desprecian? Sí hijos del orgullo basado en la ignorancia; os corre un puntaje de desprecio por el Padre; basta que se os diga mi divino Nombre y empieza la divina Justicia; debéis sumar todos los segundos transcurridos desde el mismo instante en que vísteis los divinos planos; hasta el mismo instante de vuestro arrepentimiento; si hubiéseis sido más humildes como se os mandó, diferente sería vuestra suerte; figurarían vuestros nombres en las Escrituras; seríais de recuerdo eterno para las futuras generaciones; ¡y todo por no tener un poquito de interés! poco os pedía para que ganárais la Gloria; os pedía ilustraros en la nueva Ciencia; despreciásteis a pesar que mi humilde hijo, os dijo que tenía la telepatía en forma permanente; ¡nunca comprendieron ese significado! ¡verdaderas rocas de dureza y de ignorancia! os falta vivir más; y en esas exsistencias estudiar las verdaderas leyes del Señor; muchos de vosotros estudiáis ciencias ocultas; a los tales les digo: Todo árbol que no plantó el divino Padre, de raíz será arrancado; me refiero a los árboles filosóficos; a esas ciencias ocultas; que no son de mi rebaño; la única ciencia del Padre es la ciencia del trabajo; de esa ciencia salen todas las demás ciencias; quien cultive pensamientos ocultos, al divino Padre se los oculta; estoy en todas las mentes; estoy en la mente de todo engañado; el divino Creador os dá las leyes sin emplear el ocultismo; todos disfrutáis por igual del día y de la noche; a nadie le es ocultado; todos los espíritus humanos que han cultivado las ciencias ocultas, deberán sumar todos los segundos desde el mismo instante en que empezaron a estudiarlas; cada segundo de violación, corresponde a un puntito celestial; y un puntito celestial es un paraíso menos para el espíritu violador; los mundos-polvos mirados desde el Reino de los Cielos, se ven microscópicos; se ven como un puntito; que es necesario aumentar; todo puntito celestial tiene su equivalente a segundo de tiempo; todo puntito celestial, es parte de la divina añadidura de cada espíritu; la divina añadidura es el premio que cada cual merece de parte del divino Padre; la divina añadidura del Señor es infinita; pues la creación del divino Padre Jehova, no tiene límites; ni la tendrá jamás; al violar mi divina Ley, los espíritus se limitan así mismos; se acortan los mundos de la Luz; se acercan a los mundos de tinieblas; esta divina ley del puntito celestial, es el Alfa y la Omega de la divina Justicia; todo el mundo del futuro empezará a preocuparse de su puntaje celestial; empezará a preocuparse de su propio destino en las galaxias; empezará a calcular a que cielo irá; por primera vez en la historia de este mundo, sus criaturas escudriñarán el espacio y las Sagradas Escrituras; porque la más grande revolución del género humano está encerrada en ella; la razón de ello es sencilla: Todos los seres pensantes sin excepción alguna, son espíritus salidos de un mismo punto del espacio; sus sentimientos buscan su orígen; ninguna ciencia terrenal salida de la inteligencia, puede explicar el propio orígen de la criatura; porque la divina ley de prueba es para todos; para la materia y el espíritu; para lo visible y lo invisible; para lo grande y lo chico; para el microcosmo y para el macrocosmo dentro de la dimensión humana; hasta vuestros microbios cumplen la divina Ley; dentro de sus leyes; la más grande revolución nace del espíritu; pues todos los espíritus la pidieron en el Reino de los Cielos; antes de venir a la vida; los sentimientos y virtudes que os han acompañado en la vida, también lo pidieron; vuestras moléculas y partículas de vuestro cuerpo carnal también lo pidieron; y a todos se les concedió; nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; ni lo visible ni lo invisible; ni lo de arriba ni lo de abajo; en todos está la revolución; pues fueron creados para un mundo lleno de demonios explotadores; y el pedido de toda revolución, es primero a la ejecución de los hechos; en el Reino de los Cielos, los acontecimientos se saben, antes que nazcan los mundos; en donde se llevarán a efecto; todo Juicio Final, todos los espíritus de todos los mundos, los ven; antes de nacer en esos mundos; es decir que en el Reino de los Cielos, hay réplicas vivientes de las futuras vidas; todos vosotros espíritus humanos, vísteis el fín de los siglos de vuestro mundo; vísteis como las Doctrinas del divino Padre, transformaban las costumbres del planeta que habitáis; vísteis las revoluciones terrestres; vísteis a mis enviados que encabezaban esas revoluciones; vísteis las luchas entre el bién y el mal; vísteis lo que pronto veréis y escucharéis; todo lo vísteis; antes que tomárais una resolución de venir al mundo en que estáis; porque nadie viene a los planetas, sin conocimiento de causa; lo que estáis leyendo, lo leísteis en el Reino de los Cielos; lo leísteis por telepatía; las colosales pantallas de television universal, hablan al espíritu del espectador; porque allí todo es viviente; todo se transforma en música; una música que es a la vez materia viviente; allí la velocidad se convierte en materia; y la materia en velocidad; no exsiste la indiferencia tal como la sentís vosotros; la indiferencia con respecto a la naturaleza; allí todo es vida; allí la fantasía de niño se vuelve realidad; la alegría celestial, la encabeza el divino Padre; esto fué dicho por mi divino Hijo Primogénito: Dejad que los niños vengan a mí; porque de ellos es el Reino de los Cielos; quiso decir en otras palabras: Porque la alegría es la reina en el Reino de los Cielos; porque mi divino Padre es alegre como un niño; es el creador de todos los carácteres; y de todos prefiere la alegría; quien no viva en eterna alegría en todas las pruebas, es difícil que entre al Reino de los Cielos; jamás los espíritus idiotas han entrado; ni entrarán jamás.-

Escribe: ALFA Y OMEGA.-