Seleccionar página

CONSTRUCCIÓN DE LOS PLATILLOS VOLADORES… CONT.- 

Los Padres Solares Impregnan sus Individualidades Solares, en el Metal de la Nave.- En los platillos voladores, el sistema de vivir en ellos, es igual como si se viviera en la Tierra; sus tripulantes al reencarnar ó impregnar sus individualidades en el metal de la nave, hacen un todo geométrico entre ellos y la nave; tal como el hombre al nacer en la Tierra, hace un todo geométrico en desarrollo, con los elementos de la naturaleza; dentro de un platillo volador exsiste atmósfera, por acuerdo instantáneo entre tripulantes y moléculas; exsiste gravedad, en igual acuerdo; como ellos no están cumpliendo una prueba de vida, como la está cumpliendo el hombre en la Tierra, ellos se transforman en todo instante en lo que desean; y al hacerlo lo hacen en su todo; es decir en sus leyes de criaturas y en sus leyes de materia; por cada distinta exsistencia, ellos crean sus respectivos elementos dentro de la nave; y también, fuera de ella; el divino Verbo creador en ellos, es inmenso; en sus respectivas jerarquías solares; obran sobre infinitos espacios; tiempos, galaxias, soles de colores, geometrías de cuerpos celestes, moléculas, elementos, querubínes y en leyes vivientes desconocidas; es así que dentro de un platillo volador, sus propias transformaciones como criaturas, no son una; como es el caso del hombre; el hombre sólo tiene una forma; los tripulantes de los platillos voladores, tienen infinitas formas físicas; todo depende de la que ellos escojan; sus transformaciones físicas las hacen según las necesidades y leyes que en esos instantes cumplen; porque nada vanidoso exsiste en ello; la extraña sensación de la vanidad, pertenece a los mundos imperfectos y mundos de pruebas; tal como lo es la Tierra; el pensar de los tripulantes solares, no pierde el tiempo en cosas vanas, como le sucede a la criatura humana; en los platillos voladores se vive la vida normal de la eternidad; la humanidad de la Tierra, ni sabe ni está segura, que es la vida y que clase de vida vive; su prueba de vida humana, consistía en deducirlo buscando el hombre por su propia voluntad; el mismo hombre pidió un libre albedrío con características muy propias; la prueba de la vida humana, consistía en ponerse de acuerdo en la primera generación, desde el mismo instante, en que el libre albedrío humano supo de la exsistencia de un sólo Dios nomás; el divino Padre Jehova, sólo exige cuando sus hijos toman conocimiento de causa; la humanidad que sabía por conocimiento heredado, de que sólo exsistía un sólo Dios nomás, tiene divino juicio de parte del mismo Dios; y es más fácil que gane en el divino juicio, uno que en su propio pensar, unificó a sus virtudes y a los demás; a que gane uno que en su pensar, se permitió el extraño libertinaje y que a nadie unificó; el primero imitó en forma inconsciente, al divino concepto de un sólo Dios nomás; el último imitó a satanás; porque le fué advertido al mundo de la prueba, de que sólo satanás divide, para darle la contra a la divina igualdad, enseñada por Dios; en el propio pensar y obrar de cada uno, estaba la felicidad ó la tragedia para todos; el extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro, dió al mundo de la prueba, la extraña herencia del libertinaje; y se ensañó en ello; porque nunca a través de los siglos, permitió la unificación del mundo; este extraño ensañamiento, se paga segundo por segundo; los creadores del extraño mundo del oro llamado capitalismo, tienen que calcular el número de segundos que contienen todos los siglos, de su extraño reinado; por cada segundo de extraño libertinaje vivido en cada humano, les corresponde a ellos, vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; en tales exsistencias, a ellos se les desvirtuará también, obligándoles a vivir en sus propios espíritus, un extraño y desconocido libertinaje; sensación extraña, que no les permitirá el volver a entrar al Reino de los Cielos, por eternidades aterradoras; el que pensó en unificación, se le premiará también, unificándolo con lo cósmico de la luz; porque sólo retornan a la luz, los que estando en un mundo de prueba de la luz, trataron de unificar a los que les rodeaban; a los que en sus pensares diarios, a nadie unificaron, nada reciben cuando dejan el planeta de prueba; para poder recibir, hay que preocuparse de algo; en los platillos voladores, toda impregnación de individualidad solar, atrae a inmensos ejércitos de microscópicos seres vivientes; el magnetismo de las individualidades solares, está constituído por infinitos querubínes que en sus dimensiones vivientes, poseen cielos, espacios, formas propias de vidas, con principios propios, planetas, soles y una infinita variedad de cuerpos celestes; la individualidad solar es un foco magnético que dá soplo de vida, a sus propios universos; para comprender esto, es necesario que todo espíritu pensante, retroceda dentro de lo microscópico de su propia individualidad solar; es decir, que cada uno debe considerar a su propio espíritu, como si fuera un gigantesco sol; esta consideración de sí mismo, será una realidad en el futuro de sus futuras reencarnaciones; el espíritu se agiganta a medida que recibe un mayor número de magnetizaciones; en que cada una de ellas, equivale a una forma de vida; el que así lo hizo, generó ideas en que magnetizó a seres solares; la propia concepción mental, queda impregnada en la idea física; la criatura humana impregna sus emociones, deseos, formas geométricas de tales deseos, en sus propias ideas; tal como los Padres Solares impregnan sus individualidades en el material de los platillos voladores; lo de arriba es igual a lo de abajo; en estas imágenes mentales, la criatura humana geometriza inocencias que con el correr de la eternidad, serán jerarquías vivientes en tal ó cual cosa; tales geometrías mentales se inician con los lineamientos, que le dió el magnetismo de la individualidad humana; es ley primera que dará lugar a un colosal cuerpo celeste; en que sus primeros tiempos, fueron lo microscópico primitivo; mucha inocencia y poca ciencia sería tal principio; la impregnación humana, tiene en todo lo que genera, una extraña división; que es consecuencia de las características del libre albedrío, que los espíritus humanos pidieron conocer a Dios; y la prueba de la vida consistía en unificarse, teniendo todos distintas y opuestas sensaciones; las pruebas planetarias piden a Dios dificultades que no conocen, para superarlas y perfeccionar al espíritu; se piden pruebas a Dios, con el divino propósito de elevarse en jerarquía celestial; porque mientras más infinitamente elevada es una jerarquía, más cerca de Dios se encuentra el espíritu; y sólo el conocimiento llamado Santísima Trinidad, lo puede acercar; igual ley se cumple en los platillos voladores; según el tiempo empleado y las leyes cumplidas, así será la futura jerarquía del platillo volador; y ellos tienen también divinos juicios solares delante de Dios; tal como las humanidades también la tienen; en la impregnación de sus individualidades, los tripulantes de los platillos voladores, expanden sus geometrías pensantes en tremendas calorías solares; la nave se moldea en proporción mental; según sean las divinas alianzas ó acuerdos entre sus creadores solares; ellos primero se ponen de acuerdo en la television del futuro; escogen la forma y las características que tendrá el futuro platillo volador; los modelos que se ven en la television solar, son infinitos; en que otros Padres Solares de elevadísima y muchas veces desconocidas jerarquías, prestan amorosamente su concurso; el deseo de aprender en ellos es inaudito; porque saben de la ley del divino puntaje celestial; ellos saben que hasta el más microscópico esfuerzo mental, es infinitamente premiado por Dios; porque saben y lo ven, que lo de Dios no tiene límites; en sus sensaciones solares que ellos poseen en sus individualidades solares, ellos ven sus mundos, sus galaxias, y los sucesos que en ellos ocurre; porque no teniendo ellos el olvido del pasado, porque no lo pidieron, ellos ven y hasta se transportan a los mismos lugares en donde ocurren los hechos; es la materialización instantánea de los deseos; el puntaje celestial es la divina añadidura de Dios, para con los que cumplieron en sus propias sensaciones, pedidas a Dios; en el divino proceso de impregnar sus individualidades en sus creaciones solares, los tripulantes de los platillos voladores, magnetizan ó hacen madurar a las moléculas; tal como en la Tierra, el Sol hace madurar los frutos; el Sol de la Tierra es lento en lograr creaciones, porque es un Sol en prueba de vida solar; en otras galaxias exsisten soles que son instantáneos para producir sus frutos; el que los soles sean rápidos ó lentos en sus leyes creadoras, es infinitamente relativo a las jerarquías de los soles; esta infinita relatividad también se cumple en la construcción de los platillos voladores; las más elevadísimas jerarquías solares, son instantáneas para construír un platillo volador; en el Macrocosmo llamado Reino de los Cielos, las creaciones no se detienen jamás; la sucesión eterna de soles creando, no tiene ni principio ni fín; en la television solar, el mundo de la prueba verá este grandioso espectáculo; verá lo que no tiene ni principio ni fín; y viéndolo el mundo de la prueba, el mundo llorará tremendamente acomplejado en una sensación de inferioridad; y frente a la television solar del Hijo Primogénito, comprenderá que es sólo un microbio en espera de un divino juicio; comprenderá avergonzado el significado de la divina parábola que le fué dicho: Del polvo eres y al polvo volverás; y los más avergonzados y acomplejados serán los que de boca dijeron que el hombre era el rey de la creación; los que cayeron en tal extraña presuntuosidad, tendrán que enfrentar divino juicio de parte del Hijo de Dios, porque fué enseñado que todo fué creado por un sólo Dios nomás; el hombre no creó al planeta ni siquiera una molécula de él; por lo tanto jamás le correspondió llamarse rey de la creación; ni jamás le corresponderá; y lo que agrava más aún, esta extraña presuntuosidad, es que al hombre se le enseñó a ser humilde en la prueba de la vida; la divina humildad se quejará al Hijo de Dios y se quejará en contra de los que se autoproclamaron reyes de la creación; porque tal calificativo no pertenece a la humanidad; y no pertenecerá jamás; porque los humanos son mortales… se pudren; los Reyes del Macrocosmo son eternos; ellos dan y quitan la vida; poseen el divino Verbo solar; y el hombre ¿Qué dá? Ciertamente que no había que ser presuntuoso en la prueba de la vida; y mucho menos cuando se espera un divino Juicio Final de parte de Dios; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que no se proclamó rey de la creación; a que pueda entrar, uno que se tentó en lo presuntuoso; Divino Padre Jehova, ¿Los tripulantes de los platillos voladores saben de que el hombre usurpó un título que correspondía a ellos? Lo saben hijo; todo lo saben; y todo lo escriben para ser juzjado en el divino juicio de Dios; en la television solar el Hijo Primogénito mostrará al mundo de la prueba, de a uno por uno, a todos los que de boca, dijeron ser un rey de la creación; porque ni los llamados reyes ni reinas, surgidos en el extraño mundo del oro, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; es más fácil que entre al Reino de Dios, un desvalido de la prueba de la vida; a que puedan entrar extraños reyes ó extrañas reinas; Continuemos hijo con la construcción de los platillos voladores; Así sea divino Padre Jehova; hágase tu divina voluntad; En la impregnación solar, sus criaturas se proyectan en líneas geométricas que son infinitas paralelas que encierran la continuación de lo que hasta ese instante, había creado el tripulante solar; tales líneas corresponden a las dimensiones de la evolución alcanzada por cada Padre Solar; en el Verbo solar de cada uno de ellos, están los divinos mandatos vivientes; que son expresiones con las que mandan a los divinos querubínes de los elementos; en esta ley exsiste un magnetismo que despierta a lo más íntimo de los querubínes; es la vibración esperada por eternidades, para llegar a ser tal ó cual destino; para comprender esta ley solar, la criatura humana tendrá que imaginárselo; porque en el divino juicio de Dios, sólo verá las transformaciones físicas, de parte del Hijo de Dios; el no comprenderlo, le demuestra al ser humano, que lo que creía saber en la prueba de la vida, era sólo un polvo de saber; lo mental humano nada sabe de las creaciones colosales é instantáneas del Macrocosmo; el Hijo de Dios mostrará al mundo, las leyes que se cumplen en remotísimos lugares del Universo; el mundo conocerá la ley universal del querubín; conocerá a lo más microscópico de que está compuesta la materia; y ese microscópico es viviente y se le manda amorosamente; en los platillos voladores los querubínes forman familias, cuyos miembros pidieron destinos, atraídos por el magnetismo solar de sus tripulantes; el mundo de la prueba los verá en la television solar; y al ver a los querubínes de los platillos voladores, el mundo comprenderá que todo pequeño es grande en poder, en el Reino de los Cielos; en la impregnación de sus individualidades, se cumple una ley, que también se cumple en dimensión microscópica en la Tierra; esto sucede en la herencia de todo padre con respecto de sus hijos; porque la herencia carnal y sus características, es también magnetismo; y todo magnetismo está también constituído por los querubínes del magnetismo; y la individualidad misma, está constituída por los querubínes de la individualidad; esta ley al saberse en el mundo, hará llorar al mundo; porque todo querubín cualquiera que sea, hablará en el divino juicio de Dios; tal como habla el propio espíritu humano; los que abusaron de sí mismos, ya sea en lo físico ó en lo espíritual, en la prueba de la vida, serán los que más lloren en el llorar y crujir de dientes; porque los querubínes de su todo, son trillones y trillones serán también sus acusadores; es el pequeño ejército de cada uno, salido de sí mismo; tal como el divino Creador, posee los Ejércitos de Jehova; es la herencia de la propia obra del pasado; Divino Padre Jehova, ¿Qué significa herencia del pasado? Herencia del pasado significa hijo, que la actual forma humana es consecuencia de lo que cada uno hizo en las exsistencias del pasado; no olvides hijo que de las propias ideas que todos generaron en sus respectivas exsistencias, el divino Padre Jehova, sacó los respectivos cuerpos de carne de cada uno; cada uno es responsable de su propia forma geométrica; Ahora comprendo divino Padre Jehova, lo que antes me habías enseñado: Ni una molécula se regala en el Reino de los Cielos; Así es hijo; el divino mérito viviente del Reino, es muy exigente en sus leyes de mérito; en los platillos voladores, se cumple igual ley; porque en estas naves se vive lo que se vive en el Reino de los Cielos; están en todo instante comunicándose con el Reino; los sucesos del Reino de los Cielos, son proyectados en la television solar; el alcance de esta television es infinita; y las escenas que se ven en sus pantallas, las crean los mismos elementos diseminados por el Universo; la velocidad de las imágenes escapa a todo cálculo humano; en esta ley del transporte de las imágenes, se cumple la ley de lo eterno; toda escena ocurrida en cualquier punto del Universo, se propaga en forma de ondas Omega; esta propagación al expandirse se vá geometrizando y transformándose en infinitas jerarquías de ondas; este proceso no se detiene jamás; es el libre albedrío de la onda viviente; toda escena se vuelve planeta y todo planeta principia siendo escena; porque nace de una idea física; en los platillos voladores, se presencia el desarrollo expansivo de la microscópica idea, a medida que se vá transformando en planeta; y quien presencie esto, verá que al principio del desarrollo de la idea, todo principia en dimensión microscópica; microscópicas criaturas con microscópicas escenas; tal como has visto hijo, en el paraíso microscópico de Adán y Eva; paraíso que principió dentro de una molécula de polvo; a medida que pasa el tiempo, lo microscópico crece; en la Tierra los hombres de la prueba de la vida, de la actual dimensión, nada vieron de lo microscópico que hubo en su propio planeta; en la television solar del Hijo Primogénito, lo verá; y de verdad te digo hijo, que los que fueron presumidos con lo que sabían en la prueba de la vida, se llenarán de verguenza; porque de ellos se burlarán; y ellos mismos al contemplar la prodigiosa television solar, se darán cuenta que nada sabían; el actual conocimiento humano, corresponde a una microscópica época en la vida de la Tierra; nada de este microscópico conocimiento, absolutamente nada queda; desaparece con el divino Juicio del Hijo de Dios; las generaciones futuras después del divino Juicio, nada sabrán del extraño mundo surgido de las extrañas leyes del oro; será algo parecido con las épocas pasadas de la Tierra; a todo le llega el olvido, en los planetas de pruebas; en el conocimiento del futuro, a este fenómeno se le llamará el Ocaso de un Mundo; cuyo veredicto de ser olvidado, se le había anunciado a este mundo, muchos siglos antes, durante su propio desarrollo; y los niños-genios verán con el mayor asombro, el más extraño de los sistemas de vidas, surgidos en el planeta Tierra; un extraño mundo que haciendo el bién, hacía también el mal; y que nunca comprendió que se dividía instante por instante así mismo; un extraño mundo que no supo vencer su propio primitivismo; extraño complejo de evolución llamado militarismo; extraña manera que tenía este extraño mundo, de imponer algo, que ni sus propios extraños miembros sabían definir; ni ellos sabían en lo que estaban metidos; en la television solar de los platillos voladores, sus tripulantes ven cada suceso individual, que ocurre a cada instante en este extraño mundo; y ciertamente que se entristecen, por el extraño camino que eligió el libre albedrío humano, en la prueba de la vida; camino extraño que le conduce al llorar y crujir de dientes; ellos analizan y discuten, del como surgió el extraño sistema de vida desigual, en el planeta Tierra; a ellos les fascinan las filosofías planetarias; y las relacionan con el Reino de los Cielos; y con mucha tristeza ellos ven que el extraño sistema de vida, basado en la posesión de las cosas, no es del Reino de Dios; y no conociéndose tal sistema de vida, en el Reino del Padre, el mundo que lo vivió, no entra al Reino de los Cielos; es más fácil que vuelvan a entrar al Reino, las humanidades que en sus lejanas pruebas planetarias, imitaron a lo exsistente en el Reino; a que puedan entrar, las que no imitaron; ellos ven cada violación ocurrida en el extraño y desconocido capitalismo; y saben como también lo sabrá el mundo de la prueba, quienes fueron los demonios en forma de humanos, que idearon un extraño sistema de vida, que nadie hasta ese instante, había pedido a Dios; en la television solar el Hijo de Dios mostrará a los primeros que fueron, en tentarse en crear un extraño sistema de vida, que en sus extrañas leyes incluyó a la desigualdad; es esto uno de los grandes misterios del pasado de la Tierra; muchas mentes de la prueba de la vida y en todas las épocas, se han preguntado de quienes fueron los primeros, que concibieron un sistema de vida interesado; la iniciativa de los tales, constituye el principio del más grande de los dramas de la Tierra; fueron los que materializaron el drama del llorar y crujir de dientes, anunciado por siglos de anticipación, en el divino Evangelio del Padre Jehova; y estos mismos iniciadores del más grande drama humano, han vuelto a nacer muchas veces y se han encontrado con su propia extraña obra; ¿Quiénes han sido divino Padre Jehova? Han sido los que dan la vida por cambiar, el sistema de vida erróneo de esta humanidad; han sido muchos profetas, revolucionarios, hombres de la paz; ¿Todos han sido divino Padre Jehova? No todos hijo; porque en virtud del divino libre albedrío que cada cual posee, unos piden una misión y otros piden otras; pero sucede que los que se sienten culpables, de algo que han hecho en cierta época, en algún planeta, piden volver en otra época, al mismo planeta para enmendar sus errores; esto está encerrado en la divina enseñanza bíblica que dice: El que no naciere de nuevo, no vé el Reino de Dios; es decir, que el que no se enmienda, no avanza hacia Dios; se detiene en las tinieblas de sus propias faltas; la divina misericordia y el infinito amor del Eterno, a todos dá oportunidad de rehacer, lo que el propio espíritu deshizo; es decir, que todo bién pedido a Dios, es una divina geometría viviente, que el que violó la ley del Reino, deshizo y provocó la tragedia a infinitas y microscópicas criaturas del Reino de los Cielos; ¿Quiénes son esas divinas criaturas, divino Padre Jehova? Son hijo, los divinos querubínes de las divinas alianzas vivientes; porque en la prueba de la vida humana, el todo sobre el todo, pidió jugarse el todo en la prueba misma; el todo sobre el todo, como lo sabes hijo, está compuesto por todo lo microscópico que la criatura posee en sí misma; el todo son las moléculas, las ideas generadas, las células, los átomos, los segundos vividos; y todas las sensaciones y virtudes que el espíritu vivió y sintió dentro de su propia individualidad; el drama de los que crearon el extraño capitalismo, en la prueba de la vida, no está solamente en la Tierra; está también fuera de la Tierra; porque se enseñó que lo de arriba es igual a lo de abajo; las sensaciones vividas en los planetas, repercuten también arriba en el Reino de los Cielos; el llorar y crujir de dientes no es sólo en la Tierra; lo es también en el lugar de donde se salió, por un instante; en los platillos voladores sus tripulantes ven dos dramas en vez de uno; ven en sus televisiones solares, el drama de arriba y el drama de abajo; ven la tristeza y el desaliento que está en el lugar, en donde se hicieron y se hacen las reencarnaciones humanas; ven el drama en el lugar de la causa y en el lugar del desarrollo de la prueba de la vida; ellos ven a los divinos querubínes del Universo; las divinas escencias, sin las cuales, nadie exsistiría; ellos ven en el poder de la humildad que son los divinos querubínes de toda creación; el drama de los que crearon una forma de vida egoísta, constituye una tiniebla que se podría decir que no tiene fín; porque instante por instante del tiempo de reinado del llamado capitalismo, toda idea generada cuyo autor vivió en este sistema de vida extraño, dió lugar a futuros planetas que en su futuro desarrollo expansivo, aparecerá el extraño gérmen de la extraña posesión capitalista; lo malo que contiene una idea generada, se expande en forma infinita; y lo bueno que contiene una idea generada, se expande también, en forma infinita; es decir que se acabarán los actuales mundos y soles, y los culpables de la exsistencia del extraño capitalismo, no habrán terminado aún de pagar, su extraño libertinaje; Divino Padre Jehova, ¿por qué se dice extraño libertinaje? Se dice extraño libertinaje hijo, porque al crear estos demonios al llamado capitalismo, no tomaron en cuenta a Dios, para nada; porque ni ellos pidieron el libertinaje, en ninguna forma imaginable; porque nada que represente la perdición para la propia criatura, nada de ello se pide a Dios; al Eterno se le piden leyes y disciplinas de perfeccionamiento; el extraño libertinaje a nadie perfecciona; a nadie permite el volver a entrar al Reino de los Cielos; y este extraño libertinaje de no considerar a Dios, la bestia lo dió por herencia al mundo de la prueba; y con ello condenó al mundo, a no volver a entrar al Reino de los Cielos; porque ni los violadores de la ley de Dios, ni sus seguidores é imitadores, ninguno vuelve a entrar al Reino de Dios; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un espíritu que habiendo pedido conocer la prueba de la vida humana, no conoció al llamado capitalismo, por su paso por la Tierra; porque tal espíritu no sería acusado de cómplice con el demonio del oro, en su juicio pedido a Dios; los causantes del drama humano, que fué anunciado en el divino Evangelio de Dios, como el llorar y crujir de dientes, se llenarán de pavor cuando sepan de como es la divina ley, en el Juicio Final; y en medio de terremotos, salidas de mar, lluvias de fuego, desaparecerá el extraño mundo que fué producto de la extraña posesión del oro; nunca se vió ni se verá, otro extraño sistema de vida, con tan extraño y desconcertante complejo; la causa viviente se acomplejó y se entretuvo en una efímera causa en forma de ilusión posesiva; se desvirtuó la causa igualitaria pedida en el Reino de los Cielos; el desconcierto que se creó este extraño mundo, provocó la desigualdad viviente; y un extraño y desconocido libertinaje, alimentó por siglos, a un rebaño disperso; la ansiada unificación, propia del Reino de los Cielos, no se realizó nunca; satanás endiosó al libertinaje, disfrazándolo de libertad; por siglos la libertad encerraba violaciones a la ley de Dios; y por siglos a esta extraña libertad, se le legalizó; el que lanzó la primera piedra de la libertad con inclusión de la violación a la ley de Dios, fué el extraño capitalismo; sobre él recae tres cuartas partes del divino Juicio Final; la prueba de la vida consistía, en no dividirse en nada; para que tal hecho ocurriera en la historia de la Tierra, ningún gobernante de los que conoció la Tierra, ninguno debió haber sido gobernante; porque por sus propias extrañas espíritualidades en que no profundizaron lo de Dios, a ellos se les llamará extraños gobernantes; en los platillos voladores tienen identificados a todos los extraños gobernantes, presidentes, reyes, dictadores y a todo individuo que guió a otros, en la prueba de la vida; esta identificación está dividida por antiguedad de reinado; y los más numerosos son los individuos que pertenecieron a las llamadas fuerzas armadas; le siguen los individuos que pertenecieron a las sectas religiosas; en el divino juicio de Dios, el Hijo Primo-génito preguntará a las masas humanas, que daño ó atraso, estos individuos les causaron; porque siempre el Hijo de Dios, preguntará a los que fueron víctima de otros; todo sufrido que fué obligado a serlo, tendrá el sublime derecho de acusar a quienes le hicieron mal; y es más fácil que sea consolado en el divino juicio de Dios, uno que recibió mal; a que lo sea uno que hizo el mal; y todo mal provocado se verá en la television solar; en los platillos voladores el mal y el bién, están identificados por magnetismos; de las mismas ideas generadas a diario por los seres humanos, ellos extraen el magnetismo; este divino proceso lo contemplará el mundo de la prueba, en la television solar; el mundo aprenderá una nueva psicología aprendiendo y comprendiendo los colores que están contenidos en el magnetismo de sus propias acciones mentales; en esta nueva psicología el nuevo mundo que tendrá un nuevo pensar, principiará primero cambiando así mismo; la transformación del mundo de la prueba, principia por lo de adentro de la individualidad; y quien no se determina por sí mismo, nada gana; en el llorar y crujir de dientes, el mundo de la prueba de vida, tomará grandes y desconocidas determinaciones; y será una inmensa lucha de emociones y sensaciones; será toda una batalla entre querubínes de costumbres extrañas y querubínes del Reino de los Cielos; lo antiguo ya vivido se enfrentará con lo por venir; porque con la manera de ser, recibida por extraña influencia de un extraño sistema de vida, nadie entra al Reino de los Cielos; porque al Reino de Dios, se entra con la más elevada moral, que la mente humana pueda imaginar; sólo con la inocencia de niño, se puede volver a entrar al Reino de los Cielos; este requisito sólo se logra cambiando de costumbres; no exsiste otro camino, para poder recuperar lo que se había perdido; todo cambio en la manera de ser, se vé en el magnetismo de la idea generada; se ven sus colores; y todo cambio mental es puntaje de luz ganado; el que no desea cambiar, nada gana; es más fácil que gane, uno que realizó el más microscópico esfuerzo mental; a que gane uno que ningún esfuerzo hizo; en los platillos voladores sus tripulantes ya saben quienes serán los arrepentidos y quienes no lo serán; porque todo lo ven en la television solar del futuro; y ven los dramas de los miembros de la bestia; ven lo que por eternidades están viendo en infinitos planetas de pruebas; ellos están acostumbrados a presenciar extraños hechos, en criaturas que vienen saliendo de las tinieblas; y al presenciarlas, fijan la jerarquía de satanás en el respectivo planeta; el magnetismo de las tinieblas es analizado en los platillos voladores, como quien investiga un extraño gérmen; porque la historia de satanás, se pierde en la eternidad de los tiempos universales; en las infinitas jerarquías del Cosmos, se le recuerda como una remotísima leyenda; porque satanás siempre pierde en los divinos juicios de Dios; la historia de satanás no se recuerda en los mundos perfectos; porque todo tiene su tiempo, su gloria y su fín; a satanás se le recuerda cuando la criatura pensante, no a salido aún de la extraña influencia del mal; mientras exsista mal dentro de sí mismo, exsistirá leyenda de satanás; sólo cambiando en mejores sensaciones, satanás desaparecerá; nuevos conceptos en exsistencias nuevas, hacen de la criatura un espíritu de la luz; en los platillos voladores en sus propias ciencias alcanzadas, ellos explican lo de satanás, como la rebeldía de un padre solar; porque sucede que toda elevada jerarquía, de las que fueron, hay y habrán, tienen infinitas interpretaciones en los planetas de las lejanas galaxias; a ellas se les interpreta según sean las evoluciones de las criaturas; y cada evolución posee sus propios conceptos; es así que en la Tierra se dice que satanás fué un ángel; y ciertamente que lo fué, puesto que estaba en el Reino de los Cielos; en otros planetas tierras, lo llaman de otras maneras; las evoluciones relativas del Universo Expansivo Pensante, interpretan a los más perfectos, y lo hacen según los conceptos alcanzados en sus reencarnaciones; mientras más se aleja el espíritu de las sensaciones primitivas, más y mejor explica lo alcanzado por los perfectos del Cosmos; en la Tierra, el mundo de la prueba, no profundizó lo de Dios, porque una extraña herencia los sumió en el libertinaje; y no hubo una conclusión universal, única, unitaria, de lo enseñado en el divino Evangelio de Dios; y la prueba de la vida consistía en lograrlo; las pruebas son las pruebas; en los platillos voladores observan a cada uno, como una interesante historia viviente; sus tripulantes observan en la television solar, el instante celestial, en que cada uno está pidiendo a Dios, conocer la forma de vida humana; y al mismo tiempo, observan al espíritu en sus quehaceres, en la Tierra viviendo el presente pedido a Dios; y se alegran infinitamente cuando ven que la criatura está cumpliendo, lo pedido y lo prometido en el Reino de los Cielos; y se entristecen cuando ven que la criatura no cumple lo pedido en su prueba de vida; el observar a las criaturas de los mundos, es para ellos cosa de rutina; ellos han observado y aún observan, todos los experimentos atómicos, que envenenan a las criaturas y elementos de la naturaleza; lo que dará lugar a un infinito juicio dentro del propio Juicio; este infinito se debe a que los elementos, molécula por molécula, exijirán un divino juicio al Hijo de Dios, en sus leyes vivientes de elementos; el llorar y crujir de dientes, incluye a los elementos de la naturaleza; el todo sobre el todo participa en el divino juicio de Dios; los llamados científicos del extraño mundo de las extrañas leyes del oro, tienen un divino juicio aparte, dentro del propio Juicio; los envenenadores de la atmósfera, tendrán un terrible llorar y crujir de dientes; porque toda la humanidad que respiró aire con influencia atómica, no les perdonará a ellos, ni una molécula de lo que hicieron; esta ley es para los creadores y perfeccionadores de lo atómico; es para los que se tomaron el extraño libertinaje, de fabricar bombas atómicas; a estos traidores de la ley divina, les espera el fuego solar; no tuvieron misericordia para sus semejantes; los mismos a que estaban condenados, a morir en una posible guerra atómica, los mismos los condenarán a ellos; ninguno escapará al mismo divino Juicio, que ellos mismos pidieron en el Reino de los Cielos; es más fácil que se salve un analfabeto que no se tomó el extraño libertinaje, de atentar contra una humanidad; a que se salve un llamado sabio ó científico, que cayó en tan extraño libertinaje; las generaciones del Nuevo Reino, les llamarán los Destructores de las Creaciones del Padre Jehova; otros les dirán, los Cómplices de Satanás; en los platillos voladores observan a las mareas humanas y al Hijo de Dios, ajusticiando a los que trataron de crear, una ciencia diabólica en la prueba de la vida; en la television solar, el mundo de la prueba, observará aterrorizado, no sólo a las monstruosidades humanas, que dejaron las explosiones atómicas, ideadas por individuos pertenecientes a la bestia, sino, que verá ejércitos de mutilados; estas muchedumbres horrorosamente masacradas, son las moléculas de los elementos, frutas, verduras, aguas, tierras, aire, que recibieron la diabólica transformación, creada por demonios en forma de humanos; una parte del Ejército de Jehova, fué atropellado sin causa alguna; Jehova Padre dará su merecido a los extraños demonios que violaron la ley de amor, que ellos mismos pidieron en el Reino de los Cielos; entre los infinitos Ejércitos de Jehova, están primero por sobre todos, los más pequeñitos y humildes; están los ejércitos de moléculas, microbios, partículas, querubínes; está lo más humilde que la mente pueda imaginar; y como escrito está en el Universo Viviente de Dios, todo humilde es grande y poderoso en el Reino de los Cielos; es decir que las microscópicas moléculas, juzjan primero a los demonios, que en los lejanos planetas de pruebas, se toman extraños libertinajes, desconocidos en el Reino de los Cielos; de las moléculas del planeta, pende el destino de los llamados científicos de la prueba de la vida; porque a ellas envenenaron; a ellas atropellaron en sus leyes naturales; por cada molécula envenenada, los llamados científicos que se tomaron el extraño libertinaje de experimentar con lo prohibido, tienen que volver a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; y muchos de ellos también morirán envenenados, en otras exsistencias en otros mundos; en los platillos voladores se tiene un registro minucioso de todas las moléculas de la naturaleza de la Tierra, que han sufrido horrorosas transformaciones, por culpa de los extraños y diabólicos experimentos de los llamados científicos; estas horrorosas mutilaciones a las moléculas vivientes de Dios, las verá el mundo de la prueba, en la television solar; y no habrá quien no llore, por lo más microscópico que hizo posible la vida humana.-

ALFA Y OMEGA.-

 

CONSTRUCCIÓN DE LOS PLATILLOS VOLADORES… CONT.-

Los Padres Solares Impregnan sus Individualidades Solares, en el Metal de la Nave.- En la impregnación de individualidades, los tripulantes solares dejan una parte de su propio magnetismo individual, en las moléculas del platillo volador; en esta magnetización la cualidad y la calidad de la individualidad de cada uno de ellos, deja su sello de lo que serán las características de la nave; según el poder solar de sus Verbos solares, así será también los poderes de que disponga un platillo volador; la magnetización de los Padres Solares, son colores en forma de rayos que rivalizan amorosamente, en las más infinitas geometrías; lo geométrico se vuelve materia y forma infinitos metales; los metales que crean los Padres Solares, son infinitamente más poderosos, que los metales que produce el hombre; las naves celestiales poseen metal lo suficiente para entrar en lo más profundo de los soles; y sucede que cuando ellos se encuentran con soles desconocidos, que poseen mayor temperatura, que lo que podría resistir el metal del platillo volador, ellos conversan con los divinos querubínes de las temperaturas solares; y llegan a divinos acuerdos ó alianzas; entre infinitas determinaciones, los querubínes de las temperaturas disminuyen su temperatura, para que tal ó cual platillo volador, pueda hacer su entrada al sol; estos acuerdos son instantáneos y se hacen con telepatía solar; las divinas órdenes que se dan dentro de un platillo volador, son órdenes propias de la jerarquía; su número es tan infinito, como infinitos son los mundos y los platillos voladores mismos; la causa de sus propias exsistencias alcanzadas, se organiza en el mando divino; y mientras mayor es la jerarquía solar alcanzada, más silencioso es el mando y sus divinas órdenes; en tales naves la transformación a elementos, es instantánea; es decir que estando en un instante dado como una nave metálica, ellos dan órdenes a los querubínes del metal, y lo que era un todo metálico, se transforma en un todo de elementos; la transformación geométrica de un platillo volador, es infinita; ellos retroceden en sus jerarquías y en sus leyes de creación, y a la vez, también se adelantan; es la jerarquía futurista-solar; esta jerarquía de crear lo que pertenece al futuro, está íntimamente subordinada al poder jerárquico del Padre Solar; las jerarquías menores, no tienen el poder de hacer del futuro, un presente; las últimas necesitan conocer más, de los divinos querubínes del Universo; mientras mayor es el número de querubínes que se conoce, mayor es también, el poder para crear; en las impregnaciones de individualidades, los Padres Solares canalizan en dimensiones, a las moléculas del metal del platillo volador; porque en el Universo, todos viven en una determinada línea evolutiva; es esto una ley universal; el orden cósmico está constituído por infinitas geometrías; es así que el presente de la criatura humana, constituye en todo instante, lo viviente de su línea evolutiva; y toda línea evolutiva, no tiene límites; lo que se es y lo que se siente en lo que se es, son eternamente expansivos; no se detendrá jamás; en la línea evolutiva participa el todo sobre el todo; participa materia y espíritu; criaturas y mundos; cada pensar vive su propio universo según lo que siente; el ser humano pidió conocer una forma de vida que no conocía; y al generar ideas dentro de una forma de vida que no conocía, la criatura humana se proyectó hacia un futuro elegido por ella misma; porque por cada idea generada, dió nacimiento a un futuro planeta; planeta que tendrá, al igual que la ley de los Padres Solares, la impregnación ó magnetismo mental, salida de la propia idea original; esto equivale a decir, que lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que cambia es la jerarquía; en lo humano no está aún el divino Verbo solar; porque ninguna criatura humana, puede crear la vida en forma instantánea; en la impregnación humana, no se cumplen las leyes de conversar con los divinos querubínes de la materia; porque el magnetismo contenido en la criatura humana, es microscópico; el poder humano no alcanza aún a comprender su propia causa mental; porque el propio espíritu pidió a Dios, un olvido del pasado; cuya sensación desconocía; este olvido es un magnetismo proveniente de las galaxias del olvido; el nó recuerdo está constituído por universos, soles, planetas é infinitos cuerpos celestes; tal como están constituídas todas las sensaciones de la individualidad humana; el olvido del pasado, es la más grande prueba pedida por todo espíritu humano; fué tan grande esta prueba, que a todo el que la pidió, no vuelve a entrar al Reino de los Cielos; porque el más microscópico olvido a lo prometido a Dios, es suficiente para no volver a entrar al Reino; una cosa es olvidar a su lugar de orígen, y otra cosa es olvidar lo prometido a Dios; en los platillos voladores, se tiene una cuenta minuciosa de cada individualidad, que olvidó lo que prometió a Dios; el olvido es contrarrestado por el grado de fé y de búsqueda, que cada cual tuvo en la prueba de la vida; el que no cultivó la fé y la búsqueda de Dios, cayó en total olvido a Dios; a este último se le descuentan todos los segundos del tiempo que duró el extraño olvido a Dios; el olvido que se pidió a Dios, no incluía el no cumplir para con Dios; es decir, que todos los humanos, al pedir el olvido del pasado, le prometieron al Padre Jehova, no dejarse sorprender por el olvido, con respecto a las promesas; y le prometieron a Dios, oponer una resistencia mental, a todo lo que fuera violación a la ley pedida; la individualidad con sus sensaciones pedidas, puso el grado de dificultad, que tendría que vencer el espíritu; y es más fácil que gane puntaje de luz, uno que pidió dificultades que vencer, en la prueba de la vida; a que lo gane, uno que no pidió dificultades; las pruebas de vidas planetarias, incluyen esfuerzos mentales; en el esfuerzo en vencer tal ó cual dificultad, está el mérito delante de Dios; es por esto que los trabajadores del mundo, poseen el más elevado puntaje de luz ganado; ellos están primero en la divina añadidura del Padre; mientras más se trabajó en la prueba de la vida, mejor cielo se ganó la criatura; el que no trabajó, se ganó la nada; es el llorar y crujir de dientes, de los que perdieron el tiempo, en la prueba de la vida; ningún segundo de tiempo perdido, queda impune; porque hasta los segundos pedidos, están dentro del divino juicio pedido a Dios; el término que dice: Por sobre todas las cosas, también los incluye a ellos; en la impregnación de los Padres Solares, está el poder total de un platillo volador; este poder se traduce en la influencia que tiene la nave, en los universos, por los cuales viaja; el poder de los platillos voladores es el magnetismo que se ejerce sobre los divinos querubínes del Universo; el todo sobre el todo de cada poder de cada nave, ejerce acción magnética en los elementos y los transforma; dicha transformación ocurre dentro de la comunicación telepática instantánea; los querubínes están acostumbrados a tratar con infinitos Padres Solares; en este entendimiento está una armonía amorosa en que lo microscópico é invisible, se materializa en el presente deseado; en la impregnación de individualidades, los tripulantes de los platillos voladores dejan lo que se llama el sello magnético, en cada molécula del metal de la nave; la magnetización se mide en jerarquías y en términos galácticos; cada poder magnético de cada platillo volador, representa todo un historial vivido en algún lugar del Universo; es el cúmulo de exsistencias, transformadas en magnetismo; allí están todas las áureas que el Padre Solar conoció en infinitas exsistencias; el esfuerzo hecho por eternidades, gana una jerarquía, que le dá al espíritu, potestad sobre los elementos; es como ir introduciéndose en moléculas que a uno mismo lo formaron; exsiste una infinita familiaridad entre un Padre Solar y los querubínes a quienes manda en forma amorosa; es el magnetismo de retorno, que vuelve a hacer alianzas con un espíritu, al que ya había servido en otras formas de magnetismo y en diferentes exsistencias; en el mando de crear a través de los querubínes de la materia, el amor surge en forma instantánea porque los querubínes reconocen y sienten, que el que los manda, es parte de ellos mismos; el querubín sea cual sea su clase a la que pertenece, siempre es de la luz; lo opuesto a esto, son los querubínes de las tinieblas; en esto tienen que cuidarse los poderes de la luz; porque en las leyes del Universo, no se puede ser de ambas; no se puede ser de la luz, y querer ser a la vez, de las tinieblas; esta ley de definición fué expresada en la parábola del divino Evangelio que dice: No se puede servir a dos señores; y decir que se está sirviendo a un sólo Señor; equivale a decir que no se puede vivir dividido, en las propias sensaciones que alimenta cada espíritu; porque toda sensación reducida molecularmente en su escencia, es también juzjada molécula por molécula; el todo sobre el todo de sí mismo, es juzjado de adentro hacia afuera; y toda sensación de división, se juzja también por molécula; es más fácil que no tenga divino juicio, uno que no conoció el extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro; porque no conoció la división, que es la imitación a la obra de satanás; en los platillos voladores, saben de lo que significa el oír ó escuchar el término división, entre las criaturas que piden pruebas planetarias; saben que la más microscópica imitación a lo de satanás, es suficiente para no volver a entrar al Reino de los Cielos; Divino Padre Jehova, ¿Por qué entonces el mundo conoció en su experiencia a la división? La conoció hijo, porque los que crearon el extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro, no consultaron el divino Evangelio de Dios; porque en el divino Evangelio estaba la divina advertencia del peligro, de la extraña psicología de la división; la división practicada por satanás en el Reino de los Cielos, siempre le dá la contra a la divina igualdad, enseñada por el Padre; es decir que los que no pensaron en igualdad, dentro de sus maneras de pensar, en todo instante y segundo por segundo, le dieron la contra a la divina igualdad de Dios; el mundo de la prueba tuvo la lucha mental, de escoger entre la extraña influencia que ejercía el extraño capitalismo sobre sí mismo, y los derechos de Dios; la extraña ilusión del mundo del oro, hicieron olvidar a muchos, sus obligaciones para con Dios; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que opuso resistencia mental, a una extraña ilusión, que ni él mismo pidió a Dios; a que pueda entrar, uno que se dejó influenciar por ella; esta extraña ilusión, se descuenta por segundos, en el divino juicio de Dios; cuando en los lejanos planetas de pruebas, sus criaturas eligen sistemas de vidas, y violan la ley de Dios en tales sistemas, esto incluye a todas las sensaciones, surgidas en tales sistemas de vida; los sistemas de vidas, moldean a la criatura; y ni una molécula de tal molde, ninguna queda fuera del divino juicio de Dios; en los platillos voladores saben de la ley de lo más microscópico; ellos saben que ni una molécula escapa a los juicios de Dios; esto es cuando sus criaturas le piden un divino juicio por sobre todas las cosas; en el pedido de todas las cosas, lo incluyen todo; los tripulantes de los platillos voladores al impregnar sus individualidades en el material de la nave, lo hacen pensando en la geometría que a de tener ésta; este pensar es geométrico y magnético; y constituye la atracción irresistible para los divinos querubínes de la materia; la causa original está en un mandato mental, que se inicia como la geometría primera; en el divino Padre Jehova, esta geometría primera, nació del divino mandato que dice: Hágase la luz, y la luz fué hecha; así el divino Padre Jehova, dió lugar a las infinitas geometrías, de los actuales cuerpos celestes, del Universo Expansivo Pensante; de los universos que hubieron, hay y habrán; en la ley creadora del Padre, se incluyen a todas las geometrías pensantes de sus hijos; es decir que la geometría salió de la geometría; es la herencia manifestada en las determinaciones geométricas del libre albedrío de sus hijos; la primera causa geométrica es la herencia recibida de Dios; las determinaciones de los libres albedríos de sus hijos, son otras tantas geometrías que se suman a la primera; el total de todas las geometrías, incluyendo la del Padre, se denomina el todo sobre el todo geométrico, en el Reino de los Cielos; la impregnación en los tripulantes de los platillos voladores, corresponde a la generación de ideas, en la criatura humana; cada idea es de forma geométrica; y esta geometría en forma de idea, contiene un impulso expansivo; tal como lo contiene el Universo; es decir que lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que contiene el Universo en su conjunto, lo contiene también la idea; lo expansivo geométrico dá lugar a que la idea madure y se transforme en planeta; todo planeta poseyó en su tiempo original, una geometría de idea; todo planeta fué humilde y microscópico, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; y no exsiste grande, que no haya sido microbio en el Reino de los Cielos; en la generación diaria de las ideas humanas, la individualidad humana impregna su propio sello en la idea; la sal de la vida de cada individualidad, se vá en las ideas; la sal de la vida, es un magnetismo salido de las experiencias que tuvo el espíritu, durante la prueba de la vida; la sal de la vida, es un magnetismo que en las ideas, que viajan al espacio, dará lugar a nuevas sensaciones, en las criaturas que nazcan en el futuro planeta; la sal de la vida representa el carácter que tendrán las criaturas de los futuros mundos; la herencia de la individualidad se expande de planeta en planeta y no se detiene jamás; es así que las características que reúnen las actuales criaturas de los actuales mundos habitados, son vestigios de geometrías, de remotísimos y ya desaparecidos planetas; el vehículo que transporta a toda geometría viviente, es la idea; y quien niegue el contenido de sus propias ideas, se niega así mismo y niega a Dios; porque estando Dios en toda individualidad, está también en las ideas, que de ella se desprenden; en la prueba de vida de la Tierra, cada criatura debió de haberse cuidado, de las ideas que a cada instante generaba; porque la más microscópica influencia de mal, se vá dentro de la idea; igual ley cumple la influencia del bién; sea bién ó sea mal, ambos se materializan en el futuro planeta; todo lo que se fué en un instante llamado individualidad, se vuelve realidad en el Universo; y la idea que dará lugar a un futuro planeta, multiplica la temperatura original de la individualidad, de la cual salió; el calor del cuerpo humano está también en la idea generada; es el calor-herencia salido de sí mismo; en el espacio, la idea madura y su temperatura original también; todas las sensibilidades contenidas en la idea, maduran y crecen; tal como madura y crece un fruto en la Tierra; el proceso por el cual brotan ó germinan las semillas en la Tierra, es el mismo que ocurre en la idea generada, y que dará por futuro fruto a un planeta; la ley se cumple tanto arriba como abajo; en los platillos voladores, sus criaturas están acostumbradas, a presenciar el nacimiento de planetas, cuyo principio es la idea mental; porque los principios que dan lugar a los planetas, son infinitos en la creación de Dios; nada tiene límites en lo de Dios; el principio de sí mismo, es uno de los infinitos que exsisten; la idea mental humana es casi desconocida en el Universo; lo humano está recién principiando a conocer la vida universal; lo humano está encerrado aún en un polvo; en los platillos voladores al observar el desarrollo de lo que fué una idea, ven infinitas escenas que fueron los mismos deseos de la idea; es el nacer de nuevos querubínes de la materia; es el principio de lo que hubo ó exsistió dentro de una individualidad; en el interior de la idea en expansión planetaria, los tripulantes solares observan el grado de inocencia de lo que será un futuro mundo; y lo clasifican según sea la influencia del concepto de Dios, contenida en la idea viviente; es aquí en donde nace la categoría de planeta; es el punto de partida de lo que podría ser un paraíso ó un planeta-infierno; lo último sucede cuando en la idea original, prevalece la extraña sensación de no reconocer a Dios; es un futuro planeta que no tiene el sello de Dios; y no teniendo el sello de Dios, tal planeta es clasificado planeta de las tinieblas; por lo tanto el que generó ideas malas, se creó sus futuras tinieblas; y las creó porque quiso; la prueba de la vida, consistía en no generar ideas malas; para seguir permaneciendo en la luz; y el grado de luz y el grado de tinieblas, según la obra realizada, es el grado de cielo ganado; del total de las sensaciones cultivadas por cada uno, sale el cielo ganado; se gana cielo, cuando las criaturas de los planetas, no se dividen; porque en ningún cielo del Reino, en ninguno se conoce la extraña división; el que el hombre haya dividido al planeta en naciones, que nadie pidió a Dios, constituye el más grande drama de todos los tiempos, vividos en el planeta Tierra; porque ninguno que vivió en este extraño período de división planetaria, ninguno vuelve a entrar al Reino de los Cielos; la prueba de la vida consistía en no conocer ni de oídas, el término división; en la vida que se pidió a Dios, ni una molécula de imitación a satanás se pidió; nadie lo quiso imitar, en sus pedidos de vida; porque todos temían no volver a entrar al Reino de los Cielos; en el divino juicio de Dios, el mundo de la prueba verá en la television solar, quien fué el que lanzó la primera piedra de división, sobre el género humano; porque las cosas no se hacen solas; por alguien principian las cosas; Divino Padre Jehova, ¿qué significa lanzar la primera piedra? Lanzar la primera piedra, significa lanzar primero, tal ó cual idea; las ideas son imitadas; y quien imitó a uno que lanzó una idea equivocada ó errónea, en la prueba de la vida, el imitador cae también en error; es por esto es que fué escrito: Ciegos guías de ciegos; es la herencia de los errores y de los desaciertos, de los que se decían poseer la verdad; nunca nadie poseyó la verdad, en este planeta de pruebas; porque todos estaban señalados por un divino juicio, escrito en el divino Evangelio de Dios; los que dijeron poseer ellos la verdad, tendrán un divino juicio por mentir; la última palabra lo constituye el divino juicio de Dios; ninguna individualidad de la Tierra, debió haberse adelantado a su propio juicio, que pidió a Dios; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que no se adelantó a su propio juicio; a que pueda entrar, uno que cayó en tan extraño libertinaje; toda opinión es un lanzar de piedra; y todo el que lanzó su primera piedra de opinión ó de juicio, en tal ó cual cosa, tendrá también juicio de los primeros; al que lanzó la primera piedra, intrigando para apoderarse por la fuerza de gobierno, está primero en el divino juicio de Dios; el que lanzó la primera piedra en traicionar los libres albedríos de los pueblos, encontrará primero la ira de Dios; esto es para todo llamado presidente, rey, dictador, que gobernaron teniendo ellos, la extraña influencia del oro; para gobernar a los hijos de la luz, no había que servir a la bestia del llamado capitalismo; porque el extraño mundo que surgió de las extrañas leyes del oro, nadie lo pidió a Dios; porque nada injusto ni nada desigual, se pide a Dios; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que no fué ni presidente, ni rey, ni dictador, en la prueba de la vida; a que pueda entrar, uno que lo fué; los humildes, los explotados y los desplazados, es más fácil que entren; esto es siempre para los extraños sistemas de vidas, que en sus extrañas leyes, incluyeron la extraña y desconocida desigualdad; los derechos de los humildes nacen de la propia desigualdad, salida de sus semejantes; en los platillos voladores saben la ley de los humildes; y para ellos constituye la mayor gloria después de Dios, el conversar con los humildes y sencillos de corazón; porque ellos saben que los humildes son de la preferencia de Dios; y ellos saben que todos los niños del planeta, son los únicos bienaventurados; son los únicos que no tienen divino juicio; que son los únicos dignos de reinar después del divino juicio de Dios; es el reinado de los niños-genios; y lo serán de tal jerarquía, que el más sabio de entre los sabios, de los de la prueba de la vida, vendría a ser un primitivo; en los platillos voladores se hacen preparativos, para el nuevo Reino que se acerca en lo que está por venir a la Tierra; en tales preparativos, está los que compondrán el Gobierno Planetario del Hijo Primogénito; y ellos son los niños; en la impregnación de un platillo volador, queda magnetizado en sus moléculas, el magnetismo de la alegría; que es una réplica de la alegría del Reino de los Cielos; el Alfa y la Omega de las psicologías de los reinos de la luz, es la alegría; no exsiste otra; en los platillos voladores sus tripulantes se leen la mente, tal como sucede en el Reino de los Cielos; y lo hacen con la mayor naturalidad; el mal es desconocido entre ellos; tal como era en el paraíso de Adán y Eva; al no conocer el mal, la alegría es para ellos la mayor de las felicidades; y no es la alegría fingida, que caracteriza al mundo de la prueba de la Tierra; la de ellos es una alegría propia de ángeles; esta alegría exsistía antes en la Tierra; fué en la era de los cielos abiertos, en los primeros tiempos del planeta; esta alegría no contenía el dolor de la injusticia; la alegría fingida la que su dueño lleva dentro de sí mismo, porque su ambiente es hipócrita é injusto, nació cuando surgió el extraño capitalismo; cuando el hombre se dejó influenciar por lo material-pasajero; cuando los primeros egoístas se ilusionaron con la sensación efímera de la vida; el extraño apego a las cosas materiales, desvirtuó a todas sus virtudes; entre ellas a la alegría; la extraña alegría fingida, que millones y millones conocieron en la prueba de la vida, la pagan los creadores del extraño mundo, salido de las extrañas leyes del oro; a ellos se les descuenta segundo por segundo, del tiempo en que reinaron con inclusión de la desigualdad; a tales demonios con extraños complejos al oro, no se les dará ninguna oportunidad; porque además de preferir lo desigual, lo implantaron recurriendo al uso de la fuerza; si la extraña ilusión de la posesión, es un extraño complejo, el tentarse en el uso de la fuerza, para imponer un determinado sistema de vida, es un primitivismo; cuyos individuos no supieron vencer en la prueba de la vida; los que se valieron del uso de la fuerza, para solucionar las cosas del mundo, se tentaron y cayeron en lo que jamás debieron haber caído; los tales debieron haber pensado en oponer filosofías contra filosofías; ideas contra ideas; si así hubiesen procedido, habrían respetado los tales, los libres albedríos de las filosofías, que todos pidieron en el Reino de los Cielos; la actitud de atropello, en cualesquiera de sus grados, no es del Reino de Dios; y toda actitud de atropello, será llamada en el divino juicio de Dios, extraña actitud; y más vale no haber tenido extrañas actitudes, en la prueba de la vida; de hecho toda costumbre extraña, sale de la propia influencia, que el propio sistema de vida, ejerció ó influyó en el individuo; a esta humanidad en prueba, más le hubiera valido, no haber conocido el extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro; porque de no haberlo conocido, todos entrarían al Reino de los Cielos; porque ni divino Juicio tendrían; si el divino juicio de Dios, le fué anunciado con siglos de anticipación al mundo de la prueba, fué con la divina intención, de que el hombre relacionara sus propias actitudes, salidas de su propio sistema de vida; y una de las claves de lo dicho, estaba en el término: Por sobre todas las cosas; por sobre todas las cosas, incluye al propio sistema de vida; en los platillos voladores, están escritos todos los nombres de los que usaron uniformes, que representaban el uso de la fuerza, durante la prueba de la vida; sobre ellos caerá primero el divino juicio de Dios; de hecho y por derecho, el divino juicio del Padre, principia por los que más se hicieron notar, ó sobresalieron, en un extraño y desconocido sistema de vida, no escrito en el Reino de los Cielos; los que más celosos fueron para con su propio sistema de vida, durante la prueba de la vida, ellos están primero en el divino juicio de Dios; y ellos verán primero, su propia disminución ó división de sus propias recompensas; quien defiende algo que en su manera de ser, incluía a la extraña división, el tal también recibe división, que le afectará a su propia unidad, en el divino juicio de Dios; en la prueba de la vida, había que saber distinguir, a quien se defendía; quien defendió lo igualitario, tendrá en el divino juicio de Dios, también premio igualitario; los que en la prueba de la vida, prefirieron lo dividido, encontrarán también, un juicio dividido; los que por nadie se preocuparon durante la prueba de la vida, ellos también se encontrarán con un divino juicio, que no se preocupará de ellos; los que a otros persiguieron en la prueba de la vida, a ellos también se les perseguirá en el divino juicio; el que fué alegre en la prueba de la vida, encontrará también, un divino juicio alegre; en otras palabras, cada cual encontrará un divino Juicio, según las sensaciones que cada uno tuvo, en la prueba de la vida; los que en sus sensaciones no creyeron que tendrían un divino juicio de parte de Dios, se quedarán sin Dios ni ley; se quedarán con el llorar y crujir de dientes; se quedarán con la peor de las herencias; se quedarán con lo que no tiene destino; se quedarán con la bestia; en los platillos voladores sus tripulantes registran infinitas clasificaciones individuales, que abarcan a todas las generaciones; a las conocidas por el hombre, y a las desconocidas; a las que hubieron de antes que nacieran Adán y Eva; y en tales clasificaciones, se incluyen a los infinitos tamaños de porte, que tuvo la Tierra; desde cuando era del tamaño de una cabecita de alfiler; en los planetas de vidas de prueba, como lo es la Tierra, las manifestaciones de vida, no tienen límite; no exsiste la exclusividad viviente; exsiste el libre albedrío viviente; cuyo principio son las incontables geometrías de carne de sus criaturas; en los planetas, cuyas criaturas incluyeron el olvido del pasado de su propio planeta, entre sus sensaciones, era demasiado audaz y peligroso, el proclamarse único… sobre todo en lo que a inteligencia se refería; la prueba de la vida humana consistía en no proclamarse único; ni de llamarse rey de la creación; porque los que se hicieron llamar reyes de la creación, sufrirán el más tremendo complejo de verguenza, cuando vean la historia de la Tierra, en la television solar; de hecho ninguno de los que escribieron ó hablaron la frase: Rey de la creación, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que fué humilde para con su propia realidad; la prueba de la vida consistía en buscar y no ponerse límite alguno; porque el que voluntariamente se puso límite, se puso también en forma voluntaria, un límite a su propio cielo; para ganarse el infinito en la prueba de la vida, había que creer en el infinito; porque el infinito es viviente; y siendo viviente, se expresa en sus leyes de infinito; tal como el espíritu se expresa en su propio reino de espíritu, en sus propias leyes de espíritu; el llorar y crujir de dientes de todo incrédulo, tiene por causa, de que nunca se preocupó del término viviente; la extraña indiferencia de los incrédulos, tiene por causa única, la más grande ignorancia hacia la escencia de la vida misma; vivieron sólo porque sentían la vida; no la perfeccionaron como se lo prometieron a Dios; los incrédulos hicieron valer en ellos mismos, la divina parábola que dice: No sólo de pan vive el hombre; no sólo hay que vivir, por vivir; la herencia de todo extraño incrédulo, es la de no volver a conocer de nuevo, la vida humana; el que niega la vida, es porque no la quiere; y no queriéndola, no se le otorga más; la incredulidad es una de las plagas de la evolución; es propia de las criaturas imperfectas; cuyos pedidos de vidas, marchan paralelos a su propia imperfección; la prueba de la vida humana consistía en oponer resistencia mental, a la extraña sensación de la incredulidad; se piden formas de vidas a Dios, para superar las sensaciones imperfectas, que hasta ese instante, se posee; en los platillos voladores sus tripulantes saben el número de incrédulos que exsisten en la Tierra; y conocen sus grados demoníacos ó jerarquías demoníacas de incredulidad; en la impregnación de los platillos voladores, el magnetismo mental de los tripulantes solares, está exento del extraño magnetismo llamado incredulidad; porque ellos ya superaron la etapa de la imperfección; Divino Padre Jehova, ¿Qué señal muestra, que ya la etapa de la imperfección, fué superada? La señal que lo demuestra, está en el divino Verbo; es decir cuando la criatura conversa y manda amorosamente, a los divinos querubínes de los elementos; en este reconocimiento ó señal de que se superó la etapa de la imperfección, están infinitas jerarquías de Verbos solares; porque nadie es único en lo que ha alcanzado en mérito; todas las geometrías vivientes llegan en un instante dado, a superar la etapa de la imperfección; esta superación se caracteriza en que sus criaturas, comprenden las causas de las causas; y son creadores de causas; dan y quitan la vida, por divino mandato; son creadores que visitan los planetas de pruebas, del Universo Expansivo Pensante; son los enviados de Dios, a los infinitos planetas de pruebas del Cosmos; en los platillos voladores viajan infinitos de ellos; sus nombres son infinitos; y cada uno de ellos, representa una leyenda divina en tal ó cual planeta; y todos desde estas naves, observan a sus mundos en que en tiempos pasados, dejaron una semilla doctrinaria; en las televisiones solares, ellos observan que es lo que hacen las criaturas con sus enseñanzas; y se entristecen cuando ven que muchos, caen en un extraño fanatismo, que los lleva a perseguir y hasta asesinar a otros, en sus pruebas planetarias; tal como les sucedió a los llamados religiosos, que surgieron durante el extraño reinado del mundo del oro; esta extraña experiencia de extralimitarse, en lo que se cree que es correcto, se paga segundo por segundo en el divino juicio de Dios; todas las escenas de horror que ocurrieron durante el extraño reinado, de una de las más extrañas formas de adoración al Creador, las verá el mundo de la prueba, en la television solar; los mismos que adoraron extrañas imágenes, los mismos se verán; la extraña religión salida del libre albedrío humano, será llamada por el Hijo de Dios, Extraña Forma de Fé; que creó en sus seguidores é imitadores, una extraña moral; pues hacían el bién y hacían el mal; se dividían entre lo bueno y lo malo; el llamado mundo cristiano, se llenará de horror, cuando vea en la television solar, todos los horrores de la ramera religiosa; es el llorar y crujir de dientes, de los que siguieron a los que a otros dividían; es el dolor moral, de los que no se tomaron el trabajo, de profundizar las Escrituras de Dios; pues por allí y por siglos, estaba la divina advertencia, de cuidarse de la extraña división; la misma que practicó satanás, para dividir a los ángeles en el Reino de los Cielos; la misma que muchos practicaron en su propia creencia; porque habiendo pertenecido a las llamadas religiones, los tales perpetuaron la división de una sola creencia habiendo un sólo Dios nomás; esto es que veían la paja en el ojo ajeno, y no veían la viga en el propio; esta extraña ceguera le a costado al mundo, su propia unificación; el mundo se durmió para con lo que más le convenía al mundo; el no exigir una sola interpretación del contenido del divino Evangelio de Dios, fué el más grande de los errores, de todos los que pidieron la prueba de la vida; la ilusión de la vida, contribuyó a que el mundo no diera la importancia debida, al contenido del divino Evangelio de Dios; si las criaturas humanas no hubiesen conocido el mundo de las leyes del oro, no habrían conocido la extraña y efímera ilusión; se habrían preocupado por lo de Dios y el mundo no habría conocido la división de sí mismo; este extraño drama lo pagan los que lo causaron; lo pagan los llamados religiosos y el llamado mundo cristiano; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que no pertenecieron a ninguno de los dos; a que puedan entrar, los que pertenecieron; es más fácil que entre al Reino de Dios, un trabajador que con su filosofía de trabajo a nadie dividió; a que pueda entrar un religioso que a muchos dividió; en los platillos voladores poseen el número de los miembros de la ramera, que comerció con los divinos Sacramentos del Reino; en la television solar, el mundo de la prueba conocerá a los primeros creadores de la roca religiosa; porque son los primeros en ser juzjados por el Hijo de Dios; sobre ellos recaen todos los dramas que se vivieron en la llamada inquisición; como igualmente lo pagarán los llamados Papas, que surgieron dentro de la extraña forma de fé, llamada religión; la roca religiosa encabezará el llorar y crujir de dientes, que le fué anunciado al mundo de la prueba, con muchos siglos de anticipación; los que predicaron la humildad con extraña división, ellos la necesitarán, en lo que está por ocurrir en la Tierra; porque no habrá misericordia para quienes se tomaron el extraño libertinaje, de dividir y confundir a un mundo en prueba de vida.- 

ALFA Y OMEGA.-