Seleccionar página

DIVINAS PARÁBOLAS; TRADUCIDAS POR TELEPATÍA VIVIENTE; DICTADAS POR EL PADRE JEHOVA; COMO OCURRIÓ EL MOVIMIENTO EN LA MATERIA; COMO SURGIÓ LA VEGETACIÓN PRIMERA; PRIMERA GEOMETRÍA VEGETAL.-

Y dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas; y separe las aguas de las aguas: Quiere decir que las moléculas de las aguas tuvieron crecimiento ó expansión; cada molécula posee un libre albedrío; y son independientes las unas de las otras; y son a la vez conductoras de su propia forma; todas forman alianzas; el Arca de las Alianzas es el símbolo celestial de ellas; toda la naturaleza esta representada en el Arca de las Alianzas; el término Arca significa Armado en Geometría; y es lo más representativo de la materia, en el Reino de los Cielos; exsisten infinitas maneras de expresar la creación del Padre; porque en él, no cuenta límite alguno; para el Padre, una molécula es un universo; él vé, lo que nadie vé; porque él está donde nadie está; las primeras aguas, no eran como las actuales; eran más bién, gases líquidos; que contenían multitudes de seres gaseosos; nunca vistos por ojos humanos; estos seres gaseosos tenían poderes del fuego; porque en esa asombrosa época, todo hervía; todo se transformaba en calor; ese calor está hoy reducido al fuego central del planeta; y todos vosotros quedásteis saturados también de calor; ¿No tiene vuestro cuerpo caloría ó temperatura? muchos se preguntarán el porqué; puesto que aún no nacía el hombre; la verdad es que mientras esto ocurría, del mismo calor y en forma invisible, nacían las primeras criaturas de carne; era el primer nacer; la primera reencarnación; este divino proceso viene sucediéndose, en los mismos elementos cósmicos; el libre albedrío de la materia, hace que nadie se dé cuenta de su propio proceso; el término: Y separe las aguas de las aguas, tiene un significado eterno; la mejor manera de expresar un libre albedrío es con el movimiento de aguas; nunca se sabe que determinación habrá en sus propios movimientos; el libre albedrío es tan fino y delicado en su composición, que sólo el Creador lo toca; y nunca lo hace sin motivo; porque es su propia creación; quiso decir a la vez, libre albedrío libre eres; porque vuestro Creador cuando crea mundos, lo hace conversando con los elementos; y todo esto ocurre, en medio de una alegría desconocida por vosotros; una alegría propia de la psicología de los niños de vuestro planeta; la psicología predilecta del Padre; como que quien no crea y expande su propia alegría, no entra al Reino de los Cielos; jamás los espíritus apáticos han entrado; para gozar de la alegría, hay que cultivarla primero; sólo así podéis reclamar alegría en el Reino de los Cielos; si no la cultivásteis en la Tierra, ¿qué derecho os asiste reclamarla en los cielos?.-

Alfa y Omega, Rollo La Divina Revelación de Dios

Sí hijito; las aguas fueron gases del fuego; hubo separación entre las individualidades de las moléculas de las aguas; pues poseen libre albedrío; las moléculas también nacen de nuevo; reencarnan de nuevo; que es la misma ley; el Universo es Expansivo por determinaciones propias de la materia y el espíritu; todo es viviente en sus propias leyes; los espíritus humanos, no comprenden esto; porque así lo pidieron; y así se les concedió; tienen olvido de sí mismos y de la materia que les rodea; el olvido del pasado es parte de las pruebas de un espíritu; el mandato celestial es en lo material y lo espíritual; es completo; las aguas en su composición como gas, tuvieron infinitas metamorfósis; cada metamorfósis es una exsistencia viviente; tal como la exsistencia humana; es sólo una forma relativa de filosofía viviente; el nuevo conocimiento adquirido por el espíritu en cada forma relativa, le dá en el futuro inmediato, una nueva forma de cuerpo físico; las formas físicas son eternas en la eternidad de los espíritus; esto es lo que significa: Todo espíritu nace de nuevo; y en cada exsistencia el espíritu conoce nuevas leyes; lo que no conoció en determinado mundo, lo conoce en otro; y así sucesivamente por siempre jamás; porque de todo hay en el rebaño del Padre; y lo del Padre es infinito; tan infinito como los granos de arena, que contiene un desierto; las aguas primeras no eran como las actuales; pasaron por infinitos colores; y cada color abarcó un tiempo que jamás podrá calcularlo la ciencia terrestre; Haya expansión en medio de las aguas, significó y aún significa, que todo el Universo tiene jerarquía; hasta las moléculas y microbios de todos los elementos; toda expansión es un desarrollo del fruto mismo; las aguas no han terminado aún ese desarrollo; lo que sucede en el interior de las moléculas, es algo que nadie a sabido; más, ahora se sabrá; la Luz del conocimiento en el Padre, todo lo explica; el demonio de la ignorancia, será aplastado en este mundo, una vez más; sólo a satanás le conviene que las criaturas sean ignorantes; así también lo quieren las clases priviligiadas del mundo materialista; !pobres de aquéllos que por sus causas, hay hijos ignorantes! los tales son los demonios que sirven al demonio; escrito fué que los humildes son los primeros; ellos debieron tener por lo tanto, la mejor de las educaciones; ellos deberían Gobernar el mundo; si así no fué, es porque hubieron espíritus-demonios que cayeron una vez más; porque en lejanos mundos, estos demonios hicieron igual cosa; millones y millones de mis hijos en infinitos mundos, viven en la más completa ignorancia; todo espíritu acaparador del conocimiento de su mundo, pidió una nueva oportunidad; en una nueva forma de vida, llamada vida humana; pidió y se le concedió; y prometió en el Reino de los Cielos, enmendar el daño hecho en otras exsistencias; la moral y la materia se influyen mutuamente; es por eso que el divino Padre al explicar el orígen de las cosas, menciona Ciencia y Moral; la Moral del Padre creó todas las cosas; no exsiste gesto ó determinación en que no esté la moral; cada mundo y sus leyes que lo rigen, tienen moral; cada molécula y cada célula, poseen moral; sí no lo poseyeran, la herencia del Padre no sería igual en los hijos; nadie es desheredado; ni la materia ni el espíritu; en la expansión inicial de la materia terrestre, siguió la transformación; la que aún continúa; y continuará hasta el último soplo de vida del planeta; el gas de las aguas fué producto de transformación del gas del fuego; dos magnetismos con libres albedríos diferentes; y salidos de una misma causa; todos los gérmenes de los elementos, tuvieron por principio el fuego; se puede decir que todo planeta es producto de los restos de un fogón; la ceniza es la tierra; y el agua es la evaporación; tierra y agua salieron de la ebullición de una chispita solar; tierra y agua salieron en estado de fuego, de los soles Alfa y Omega; estos soles aún siguen creando chispitas solares; aún siguen creando futuros planetas; y lo seguirán haciendo por toda la eternidad; cuando los soles crean, los platillos voladores pululan alrededor de ellos; en una cantidad tal, como el número de granos de arena que contiene un desierto; las naves plateadas tienen la misión de guiar por los espacios, a las chispitas de los futuros mundos; es por eso que en toda la nueva Revelación, están los platillos voladores; y no exsiste creación alguna, en que ellos no estén; son el Alfa y la Omega de todo cuanto exsiste y exsistirá; así como ellos participan en el nacimiento de los mundos, también presencian su desarrollo y su agonía; presencian todo cuanto puede suceder en un planeta viviente; es por eso que los habéis visto; ellos no van a los mundos, por mero capricho; van porque tienen leyes y obligaciones; tal como las tenéis vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; siempre es y será así; todo cuesta en la creación; porque el Universo es producto del divino mérito y amor del Padre; mérito y amor, se transmiten a los hijos; tanto arriba como abajo; en todos los principios de los mundos, el pan se gana con el sudor de la frente; porque los mandatos del Padre, no están limitados a un sólo mundo; el límite no cuenta en él; sus mandatos celestiales, abarcan infinitos universos; cuyo número es como el número de granos de arena que contiene un desierto; es tan inmensa la creación del Padre, que todo lo que hacéis en todos los instantes, sucede en otros mundos; y sucede en grado infinito; y son sus protagonistas, otras criaturas; lo de arriba es igual a lo de abajo; el gas primitivo de la Tierra se fué expandiendo en forma geométrica y líneal; su caloría inicial tenía la influencia de las líneas solares; las líneas solares son líneas magnéticas de que está formado el pensamiento de un sol; y son producto de la sal ó conocimiento adquirido por ese sol; las características de la materia-tierra provienen de las lumbreras solares Alfa y Omega; es una saturación de fuego que comenzó como chispita; el desarrollo de esta chispita ocurrió y aún ocurre, en la misma forma como madura un fruto en vuestra naturaleza; en la madurez está el principio del movimiento; la naturaleza se mueve porque su desarrollo fué movimiento; las aguas se mueven porque su movimiento estuvo y está en su enfríamiento; el enfríamiento de las aguas, es como la madurez de un fruto; el movimiento que como sabéis, se manifiesta en infinitas formas, es también viviente; su filosofía es hacerle la guerra a la quietud; estáis pues en presencia de universos con movimiento; y no es todo; exsisten universos de la quietud; donde nada se mueve; son mundos que si los visitárais, os pondría los pelos de punta; el silencio en esos mundos, paraliza el corazón; más aún; exsisten mundos donde el bullicio es el silencio; y el silencio es bullicio; todo exsiste en la creación del Padre; basta pensarlo; y ese pensar, ya fué pensado por otro ser; ó había sido pensado; y así remontáos a vuestros propios gestos y pensamientos; que todos ellos venían constituyéndose en universos, de mucho antes que naciera la Tierra en que estáis; ciertamente la Identidad Universal exsiste; nadie es único; ni por su conocimiento ni por su creación; creerse único, es ir contra todo el Universo; tal fué el error de satanás; se creyó más que el Padre; y nunca lo puede alcanzar; es por eso que también satanás está incluído en el Juicio Final; el satanás conocido por vosotros, es desconocido en el Universo; en el Macrocosmo pasaría a ser como un microbio y nada más; el gas de la Tierra fué también tiniebla; esta divina explicación bién podría llenar de espanto a la humanidad; más, la experiencia siendo parte infinita de la perfección, convierte al espanto en una ley relativa; y todo vuestro pensar es relativo en el respectivo presente; haciéndose eterno en la expansión del futuro; las tinieblas vienen desde más arriba; desde cielos que ya no están; lo microscópico como la Tierra, proviene de lo colosal; la Tierra es producto del coloquio amoroso de los soles Alfa y Omega; muchos de vosotros os preguntáis: ¿De dónde salieron las tinieblas? Las tinieblas fueron pedidas por vosotros los espíritus humanos; y se os concedió el conocerlas; todo cuanto os a tocado sentir, palpar y oler, lo pedísteis y se os concedió; toda la psicología de vuestras individualidades, la pedísteis; el gas primitivo de vuestro planeta, también fué un pedido; no olvidéis que la creación del Padre es viviente; y que los derechos que tienen los espíritus, también lo tiene la materia; ambas son iguales en sus derechos, ante el Creador; ¿No se os enseñó, que Dios es infinito? ¿que todo lo puede? sin lugar a dudas, que todo aquél que proclamando que su Creador es infinito, dudó en la vida de la exsistencia de otros seres, no entra al Reino de los Cielos; porque su proclama es de boca; y no de corazón; los tales son los hipócritas por comodidad; el mundo está lleno de ellos; poco le queda al mundo de los hipócritas; basta un segundo ó menos de hipocresía, y no se entra al Reino de los Cielos; en todo vuestro pensar, no debe exsistir ni una millonésima de segundo de violación en mi Ley; pedísteis en el Reino de los Cielos cumplir en la Tierra, con la más elevada Moral; la única Moral conque se entra al Reino; la Moral enseñada por los Mandamientos; vosotros, espíritus humanos, vísteis por vuestros propios ojos, la Moral viviente del Reino de los Cielos; todo cuanto desáis de lo mejor para vosotros mismos, lo vísteis; vísteis la Moral única; la Reina de los Cielos; la Madre viviente que está en todos; porque toda virtud también posee sexo; la materia y el espíritu lo poseen; nadie es desheredado en la creación del Padre; y es así que el gas primitivo de vuestro mundo, también poseyó sexo; este sexo incluía variedad; masculino y femenino; el orígen de cada sexo se inició en los soles Alfa y Omega; y la creación de cada sexo fué un principio de fuego; los soles vivientes piensan; y al pensar desprenden ideas solares; cada idea contiene una sensibilidad diferente a la otra; tal como vuestras individualidades no son iguales entre vosotros; los sexos son sentires con moral propia; el espíritu es también un sentir; más, el espíritu necesitó de alianzas de virtudes para conocer la vida humana; nadie viene sólo a los mundos; porque nadie es absoluto; si así fuera, no estaría sometido a Juicio alguno; la ley del sexo es ley eterna; por ella, todo espíritu se define; escandalizar con el sexo, es propio de los espíritus condenados; todos los seres humanos que han escandalizado mostrando el cuerpo de carne al mundo, deben considerarse condenados a ir a mundos inmorales; los tales no entran al Reino de los Cielos; así lo pidieron y así se les concedió; toda prueba incluye riesgos en el libre albedrío; el principio de toda vida fue multiplicación espontánea; fuísteis microbios en estado de gases; esa fué la primera reencarnación de vuestros espíritus; este principio es único para todos; porque la ley es igual para todos; la parábola es un mandato viviente; hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; divina verdad que todos habéis cumplido; y cumpliréis por toda eternidad; esta ley la cumple tanto la materia como el espíritu; ambas tienen los mismos derechos; y el punto de partida es igual para todos; dentro de sus propios deseos y leyes; materia y espíritu son una misma cosa; más, poseen diferente libre albedrío; estad seguros que una microscópica molécula posee una individualidad, diferente de las otras; tal como vosotros los humanos; que siendo humanos tenéis diferentes maneras de ser; en lo físico y lo espíritual; esta desigualdad es del destino viviente de cada uno; es producto de un avance desigual, en las exsistencias pasadas; el libre albedrío nace libre y se expande libremente; siendo el espíritu el rector, de una multitud de criaturas vivientes y pensantes, son infinitos y hacen uno solo; son microscópicas trinidades; manifestadas en infinitas virtudes pensantes; de allí nace la variedad en el pensar; las múltiples facetas de la individualidad, siendo cada faceta, una expresión de una psicología diferente de la otra; esta variedad es la cualidad en la idea; y no exsiste cualidad en el mismo ser, que sean gemelas; se puede pensar muchas veces en una misma cosa; y cada vez se emplea diferente tiempo; un tiempo en la más microscópica unidad, no es el mismo en las unidades sucesivas; porque hasta el tiempo posee libre albedrío en su avance como tiempo; el tiempo se hace sentir en el espíritu; afecta a las ideas; porque no hay idea que no necesite tiempo para expandirse; la más microscópica idea, necesita de tiempo; igual como lo necesitó el planeta para crecer y expandirse; y toda transformación por invisible que sea, necesita de tiempo; el tiempo también madura; como madura un fruto cualquiera; de esta madurez nace el movimiento; porque no hay movimiento que no tenga tiempo; como no hay tiempo que no sea movimiento; tiempo y espacio son una misma ley; expresadas en diferente sentir; el tiempo es como una espera; o un ritmo; el espacio es como una cerca que eternamente se busca su límite; son inseparables cuando nacen de nuevo; y cuando vuelven al Reino de los Cielos, toman nuevas determinaciones; nuevos destinos; el único punto de partida de todo universo, es el Reino de los Cielos; lo que sucede en los espacios infinitos, recién lo sabrá la humanidad; porque así lo pidió en el Reino; y se le concedió; toda Justicia salida del Padre, es igual tanto arriba como abajo; es igual para vivos y para muertos; donde se encuentre el espíritu, encuentra Justicia; porque escrito fué que Dios está en todas partes; en lo conocido y lo desconocido; a medida que se nace de nuevo, todo espíritu vá conociendo nuevas formas del Padre; el Concepto Dios se le revela de nuevo; es el único Concepto del Universo que está por sobre todos los conceptos del Universo; está ligado a toda eternidad viviente; la que a nacido y la que nacerá; todo lo nacido vuelve a nacer; porque el perfeccionamiento de todo espíritu, consiste en conocer nuevas formas de vidas; y muchas veces los espíritus vuelven a nacer en mundos en que anteriormente estuvieron; una exsistencia no basta para saberlo todo; nadie lo sabe todo; sólo el Padre que creó la vida; toda vida es una geometría; vuestra vida empezó siendo geometría vegetal; fuísteis todo lo que vuestros ojos ven; vuestra jerarquía se templó en el sudor de frente; vuestra sal de vida, salió de los mismos elementos de la naturaleza; esto es lo que significa: El todo sobre el todo; materia y espíritu hacen de una ley, una misma cosa; y toda cosa es salida de una misma ley; y toda ley constituye una cosa; el universo que os rodea, tiene un principio tan remoto, como decir que salió de la nada; porque hasta la nada tiene principio remoto; estando momentáneamente en la vida humana, vuestros espíritus no pueden concebir el punto de orígen de la creación; hay que nacer de nuevo para ver tal maravilla; más, a todos os fué dado presenciar el principio de las cosas; este hecho ocurrió cuando vuestros espíritus vagaban en los mares de inocencia; contemplásteis el Reino de los Cielos porque todo humilde y microscópico es primero en el; las inocencias entran y salen en el Reino; es más fácil que entre un microbio, que un engrandecido de algún planeta; allí se encuentran en estado viviente, todos los elementos que os tocó conocer en lejanas materias planetarias; hasta la más microscópica molécula que vuestros ojos han contemplado; allí es el encuentro universal; allí están vuestros seres queridos esperando vuestro retorno; cuando se lo merecen; allí están los despreciados; a los que vosotros llamásteis animales domésticos; ¡¡¡Ellos son los más grandes en el Reino de los Cielos!!! ellos son espíritus como vosotros; que pidieron la filosofía viviente de tal ó cual animal; tal como vosotros pedísteis la filosofía de monitos humanos; nadie es menos ante el Padre; ante su presencia nadie es animal; el término animal es propio del mundo; no es del Reino de los Cielos; los espíritus que animaron cuerpos de animales, fueron humanos en otros planetas; y decidieron probar nuevas filosofías en lejanos mundos; porque todo espíritu nace de nuevo; y al nacer de nuevo, acepta todas las consecuencias de la nueva exsistencia; y todos prometen no despreciar a nadie; porque todo desprecio es devuelto en otra exsistencia; y todo daño igual; todo se paga en el mismo grado de la ofensa; ni más, ni menos; la ley de la Justicia está en la misma acción; es simultánea e instantánea; los espíritus pecadores y violadores de mi Ley, no necesitan volver a entrar al Reino; eso sería un premio; estas criaturas pasan sucesivamente de mundo a mundo; y sólo cuando se a pagado hasta la última violación, se puede entrar al Reino; para entrar a mi Morada se necesita estar limpio de corazón; haber cultivado la alegría de un niño durante toda la vida; sin dejar de hacerlo ni un instante; ni un segundo de tiempo; si dejásteis la alegría por ese tiempo, no podéis entrar al Reino de los Cielos; todos los espíritus humanos así lo prometieron y lo pidieron; cualesquiera que fueren las pruebas y circunstancias de la vida; esto fué así, porque partísteis con el propósito de cumplir con mi divina Ley; por sobre todas las cosas; y si así no fué, la culpa recae en la misma humanidad; y no en la Ley divina; los hombres de las generaciones pasadas, cometieron las violaciones y vosotros las heredásteis; porque no hay violación que no tenga una causa; vuestros padres y los padres de vuestros padres, son los que os transmitieron el error y la violación; culpad a ellos, del porqué no entraréis al Reino de los Cielos; son contados los padres que enseñan a sus hijos, que por sobre todas las cosas, está el Creador de la vida; basta un segundo ó menos de tiempo de abandono mental hacia el Padre, y no se entra al Reino de los Cielos; ¿Qué entendéis por sobre todas las cosas? este término fué pedido por vosotros; y se os concedió; y abarca hasta lo más microscópico que vuestra mente pueda imaginar; pues el Creador de lo microscópico, está también en él; en este sólo pedido-mandato, está la condenación de toda la humanidad a no entrar al Reino de los Cielos; sin tomar en cuenta las demás violaciones; esta Revelación os provocará el llorar y crujír de dientes; y ¡como maldeciréis a la ilusión de vuestras vidas! y a sus creadores; maldeciréis a todo un mundo que os dió comodidades al precio más alto que se pueda concebir; y ese precio es no entrar al Reino del Padre; ¡como maldeciréis a los rectores del mundo y sus leyes! nunca este planeta sentirá tanto odio y desprecio, como el que sentiréis vosotros mismos; la violación a mis divinos Mandamientos, se inició en la maldita era faraónica; todo comenzó con la adoración al oro; de allí nació la ambición humana; la falsedad de la historia; la gran ilusión; de allí nació la explotación del hombre por el hombre; la que aún continúa; más, poco le queda; pues los explotados gobernarán al mundo; las llamadas naciones sub-desarrolladas se unirán y formarán una sola Nación; constituyéndose en la más grande Potencia que haya contemplado el mundo, desde su creación; he aquí el complemento de la divina parábola: Los humildes y explotados serán los primeros; todo humilde será ensalzado y todo grande y poderoso, despreciado; así es y así será hasta la consumación de los siglos; las grandes Naciones, lo son por la explotación de las pequeñas; probadas fueron en sus intenciones; sus espíritus que son millones y millones, no recibirán la resurrección de la carne; no podrán volver a ser niños en esta exsistencia; así lo pidieron si cayesen en violación de ley; y cayeron; no se puede vivir en comodidad y abundancia, mientras que el semejante se muere de hambre; eso es inmoralidad viviente; y ningún inmoral entra al Reino de los Cielos; toda inmoralidad es árbol que no plantó el Padre; y de raíz es arrancado en la evolución humana; todo árbol dá fruto; dá herencia; y la inmoralidad crea en otras mentes, vidas inmorales; las criaturas creen disfrutar de un derecho; más, os digo: Todo derecho desaparece, desde el mismo instante en que hay violación hacia mis Mandamientos; nadie viene a la vida con más derechos que otros; pues todos salísteis de un mismo Padre; un sólo Dios nomás; y todos por igual disfrutáis de la vida; sólo el Creador, crea derechos; a los hombres se les enseñó la igualdad; mis Mandamientos no hacen distingos; ni jamás lo harán; ellos no mandan hacerse ricos; menos explotar a sus semejantes; no mandan hacerse rey; ellos enseñan ser humildes; es la única condición para entrar al Reino; lo demás, es ilusión; la comodidad terrenal nada vale en el Cielo; menos vale una comodidad que es producto de la explotación; se puede ser rico, trabajando; eso es otra moral; más, es casi imposible servir a dos señores; a dos filosofías y decir que se sirve a una; ó se sirve a Dios, ó se sirve al oro; no olvidéis que todo es viviente en el Universo; el oro lo es también; y tiene como tal, sus dominios; y su filosofía es la ilusión; reduciendo al espíritu a creer en un sólo presente; anulándolo en las leyes espírituales; es por eso que ningún rico a entrado ni entrará al Reino de los Cielos; millones y millones de terrestres que han vivido en la Tierra, maldicen aún a los creadores de riquezas; pues por culpa de ellos, no pueden entrar al Reino; igual ocurrirá entre los vivos; la Ley del Padre es igual tanto arriba como abajo; los Mandamientos fueron dados al mundo, para que los hombres no se explotaran; porque todo espíritu humano pidió no ser explotado; ni él explotar a otros; más, pidieron estar expuestos a ellos; expuestos a la influencia de los explotadores que habrían de surgir; pidieron riesgos; porque los desconocían desde el punto de vista terrenal; nadie nace sabiendo; todo debe aprenderse; el sudor de frente que corresponde al esfuerzo espíritual de cada uno, es eterno; sólo el mérito cuenta para el Padre; el conocimiento; lo aprendido por el espíritu; porque la sal y el sudor de cada vida, le proporciona al espíritu, su futuro cuerpo físico; he aquí la suprema causa del Trabajo; he aquí la divina verdad del más antiguo de los mandatos: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; porque el propio esfuerzo partiendo desde el microscópico segundo de tiempo, te proporcionará el nuevo cuerpo de carne; he aquí la causa de todas las causas; de esta divina causa, salen causas humanas; el libre albedrío de cada uno, escoge la calidad y cualidad de su propia causa; el conjunto de pensares de una exsistencia, es un todo viviente; que es pesado en el Reino de los Cielos; es pesado por segundo de vida vivido; y aún menos del segundo; contad vuestros segundos de vuestra exsistencia; partid desde los doce años; calculad el número de segundos vividos; cada segundo de vida corresponde a un puntito celestial; y cada puntito a una exsistencia; y a la vez a un mundo; el total de puntitos celestiales, se denomina divina Añadidura del espíritu; porque a la acción hecha en el planeta, se agrega su consecuencia; cada acción salida de cada mente, repercute en el Reino de los Cielos; no exsiste acción alguna que no quede registrada en el Reino; allí está todo lo que a ocurrido y ocurrirá en el Universo Expansivo Pensante; todo lo que a ocurrido en cada planeta del espacio; de los que estuvieron, están y estarán; así es el Universo viviente del Padre Jehova; Jehova de los Ejércitos; Padre Eterno de cuanto exsiste y exsistirá; el mundo Tierra me conocerá en una nueva Dimensión del Conocimiento; una nueva Doctrina cubrirá la Tierra; un nuevo Mandato Celestial se cierne sobre la Tierra; y al extenderse irá provocando en cada criatura, el llorar y crujir de dientes que les fué anunciado con siglos de anticipación; y del cual poco o casi nada de caso le hicieron; más amarga será la sorpresa para los espíritus ilusionados e ingratos; prometieron y no cumplieron; prometieron adorar y estudiar los Mandatos del Creador que les dió el ser, por sobre todas las cosas; por fín la humanidad sabrá el infinito significado de tal promesa-mandato; nadie nace sabiendo; todos nacen obedeciendo; porque el saber es posesión y tiene jerarquía; la responsabilidad es universal; a donde vaya el espíritu, encontrará la misma ley; manifestada de infinitas formas; la multiplicidad es una forma del infinito; el cálculo humano se repite en lejanos mundos; como el número de arenas que contiene un desierto; cada acto que habéis hecho en vuestras exsistencias, constituyen universos; la repetición de los actos, es una de las formas de la expansión universal; nada se detiene; hasta lo desconocido se expande; los sentimientos se materializan; y la materia se vuelve sentimiento; todo exsiste; nada es imposible para el Creador de la vida; la vida humana no es única; como muchos espíritus de conocimiento limitado creen; sus creencias exsisten en lejanos sistemas; nunca deben los espíritus insistir en teorías limitadas; ¿No se les enseñó que Dios es Infinito? ¿qué entienden por infinito? Limitar el poder del Creador, es limitarse así mismo; es cerrarse la eternidad; es negar su propia entrada al Reino de los Cielos; quien niega el Poder del Padre, niega su futura exsistencia; también es negado en cualquier punto del Universo; toda actitud que creásteis en el planeta, repercute a donde se diriga el espíritu; todo el Universo viviente le lee la mente; porque se encuentra con criaturas de todas las categorías evolutivas; su número es como el número de arenas que contiene un desierto; allí el espíritu humano comprueba que es un desconocido; un microbio viviente venido de un microscópico y desconocido planeta llamado Tierra; allí comprueba el real significado de la parábola: Del polvo eres y al polvo volverás; es decir, de lo microscópico eres y a tu dimensión vuelves.-

Escribe: ALFA Y OMEGA.-