Seleccionar página

DIVINO ORÍGEN DEL SISTEMA DE VIDA HUMANO; EL VERBO DIVINO SE HACE CARNE; EL MAGNETISMO CELESTIAL DECIDE CREAR UNA NUEVA FAMILIA GALÁCTICA; DIVINA HERENCIA QUE VIENE DEL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; esta divina Revelación es la suprema Revelación; el divino principio se inicia en el Reino de los Cielos; exsiste un sólo principio para todo el Universo; el Verbo divino es la Verdad única; la divina verdad sale sólo del Padre; el divino verbo es la vida eterna; un divino principio que viene sucediéndose desde eternidades antes, que surgieran los sistemas de vidas; la materia es posterior al divino verbo; el espíritu es una materia que surgió del mismo verbo; materia y espíritu son criaturas vivientes; ambas retornan al divino verbo; el divino verbo es fuego viviente y es magnetismo viviente; el principio del divino verbo es exclusivo del divino libre albedrío del divino Padre Jehova; las criaturas viven y sienten sus transformaciones; el principio divino del verbo divino, es la conciencia misma; la conciencia de todo espíritu, es también un microscópico fuego viviente; el divino verbo se transforma en toda materia; la que se conoce, desconoce y se conocerá; la materia y el espíritu son de una misma verdad; pero se manifiestan de forma diferentes; la una es contemplativa y el otro sensitiva; ambas forman alianzas en su propio nacer; cada una nacen independiente de la otra; son libres e inocentes; es decir carentes de toda filosofía; desconocen los mundos materiales y las vidas propias de ellos; el divino verbo nace en infinitas evoluciones; es espontánea y expansiva; no cesa de manifestarse en un Universo viviente; que vá dejando su propia herencia; según las ideas emanadas por los espíritus; el divino verbo constituye su propia galaxia de carne; pues exsisten criaturas de carne tan colosales, que la criatura de carne humana, es menos que un microbio; tan chiquitito es, que sencillamente pasa desapercibido; el divino verbo del Reino de los Cielos, es un magnetismo de colosal poder creador; allí se habla de infinito; de eternidades; de poder crear mundos a una velocidad desconocida en la evolución humana; allí la fuerza es poder creador; y no destructor como en el sistema de vida humano; la fuerza destructiva es propia de las tinieblas pues las tinieblas destruyen; y la divina luz construye; una trata de vencer a la otra; la divina intervención del divino verbo, coloca siempre la voluntad del divino Padre; pues en todas partes está; estuvo y estará.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Sí hijito; este dibujo celeste enseña que la Ley divina crea vidas infinitas; no una vida, sino que toda vida dá lugar a otras; la divina herencia está en todos; todos piensan; todos generan ideas; y por lo tanto generan mundos; escrito fué: Hay que ser chiquitito y humilde para ser grande en el Reino de los Cielos; quiere decir que lo más microscópico que posee el hombre, son sus ideas; y de ellas nacen colosales mundos materiales; cuyas criaturas vivientes llevarán las características que poseía la idea original; escrito fué: Cada uno se hace su propio cielo; este cielo está en él; está en sus propias e invisibles ideas; ninguna criatura vé sus propias ideas; sólo las siente; y todo lo que ejecuta la criatura, ha sido primero idea; idea que luego se transforma en hechos materiales; esto demuestra que de la espiritualidad nace la materia; y que el espíritu es a la vez, también materia; puesto que está compuesto también de moléculas; el espíritu no puede ver al espíritu; cuando dicho espíritu pertenece a los llamados mundos de la carne; cuando recién está aprendiendo a conocer lo que es la vida; se nace chiquitito y humilde; para ir ganando poder espíritual; ó poder creador; la fuerza espíritual, no es lo mismo que la fuerza física; la primera es creadora; por ella surgió la Tierra; la segunda es destructora; es contraria a los divinos Mandamientos; por causa de ella, serán juzjados millones y millones de hombres; creando el mayor llorar y crujir de dientes; junto con los que escandalizaron la divina Moral, mostrando sus cuerpos al mundo; el llorar y crujír de dientes en la humanidad entera se deberá al abandono del estudio de mis divinas Escrituras; lo que se tradujo a que la criatura humana viviera una vida de filosofía ilusoria; el tiempo dedicado al dinero, es tiempo perdido; todos aspiran a ser ricos en el menor tiempo; y lo más cómodo posible; esta atracción espíritual hacia lo pasajero, será el mayor dolor moral de la humanidad; ¿No se le enseñó que debería adorar a Dios por sobre todas las cosas? eso incluye también el modo de vida; pues el modo de vida de los hijos terrestres, hace que se olvide del supremo Mandamiento; ciertamente que ningún ingrato entrará en el Reino de los Cielos; ¡¡Y la humanidad terrestre ha caído en ingratitud; empezando por sus gobernantes!! ninguno ordena que todo humilde sea el primero; al contrario; hacen las leyes, sin tomar en cuenta mis divinas Escrituras; escrito está, que los humildes son los primeros en el Reino de los Cielos; sí son los primeros en la vida eterna, también deben serlo en la Tierra; ¡¡Pobres de aquéllos!! que por ambición ó egoísmo, han hecho sufrir a todo humilde; más les vale no haber nacido; la Ciencia Celeste al extenderse por todo el mundo, llevará la divina Justicia a cada uno; no se constituirá en iglesia; eso no es árbol plantado por el divino Padre; las llamadas iglesias son desconocidas en el Reino de los Cielos; como son desconocidos todos los violadores de mi divina Palabra; porque jamás han entrado en ellos; la Ciencia Celeste es Escritura Telepática que brota en uno de los hijos humildes; jamás engrandecido alguno de la Tierra, tendrá este divino poder; para lograrlo, todo soberbio tendrá que nacer de nuevo; la Ciencia Celeste es la única Ciencia que todo lo explica; no tiene término; pues la divina creación del Padre Jehova, no tiene límite; jamás lo ha tenido; ni jamás lo tendrá; todo ha salido del divino Padre; por lo tanto la divina Escritura Telepática de Él sale; por el fruto se conoce el árbol; por los acontecimientos que se avecinan, sabréis sí la Ciencia Celeste es fruto del Creador de la Luz; todo espíritu es probado en la vida humana; como han sido probados muchos hijos que ya han visto la Ciencia Celeste; no se han dado cuenta, que el divino Padre a ellos los eligió; más ellos le dieron las espaldas; el mundo los conocerá; sus nombres serán pronunciados en todos los idiomas; aquí se cumple otra divina profecía; escrito fué: Muchos los llamados y pocos los escogidos; pues nadie es profeta en su propia tierra; la Ciencia Celeste muy pronto estremecerá al mundo; los honorables Dalai Lamas hablarán al mundo materialista; lo harán por primera vez en muchos siglos; escrito fué: Oriente contra Occidente; en la más grande polémica intelectual; una polémica que durará muy poco; pero que estremecerá a todo espíritu; como jamás fué estremecido; y empieza el llorar y crujir de dientes; la presencia del divino Cordero de Dios, provocará la más grande Revolución que ha presenciado la humanidad; así como en el pasado transformó al mundo tirano, así transformará una vez más, a un mundo que se ha olvidado que tiene un Juicio pendiente; la Ciencia Celeste tendrá la divina gloria de iniciar el llamado Milenio de Paz; para lo cual será necesario arrancar todo árbol filosófico, que no plantó el divino Padre; toda doctrina que no tomó en cuenta, la divina Moral de los divinos Mandamientos; toda doctrina que enlodó las enseñanzas de las Sagradas Escrituras; entre ellas están las llamadas iglesias terrestres; sectas comerciales que osaron dividir al rebaño, por un pasajero reinado; acusados serán por el Cordero de Dios de enseñar la adoración material; la misma que tenía el mundo antiguo; pero era otra evolución; que ya cumplió su ley; no adorarás imágen ni semejanza alguna; dice mi Mandamiento; semejanza son los templos; los que se reducirán a polvo; el único y eterno templo es el trabajo; de allí nace el cielo de cada uno; este templo jamás se reduce a polvo; porque del propio esfuerzo del espíritu, nace el propio conocimiento; que se transforma en divino brillo viviente, alrededor del cuerpo de carne; todo conocimiento adquirido con el sudor de la frente, se materializa en el Reino de los Cielos; pues todo es viviente; todo se transforma; hasta los actos diarios de todo espíritu; nada queda al azar en este Universo viviente; todo tiempo dedicado a la propia complacencia, nada valen en el Reino de los Cielos; al contrario; aleja al espíritu del Reino de los Cielos; pues disminuye su propia añadidura; que es el total de puntitos celestiales, por segundo de tiempo, empleado en la vida; todo puntito ó toda idea, lleva en sí misma una intención; que se mide desde lo más mínimo, a lo más grande; en lo que de amor se refiere, a mis divinos Mandamientos; todo puntito celestial, es pesado en la Morada del Padre; y la divina Justicia se vale del mismo mandato; que le fué dado al mundo, hace ya muchos siglos; adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; ¿Qué significa esto? esto significa, que en cada segundo de la vida humana, la intención de todas las ideas, debieron ser dedicadas a su propio Creador; significa que cada acto en la vida, debió ser una alabanza al Creador Eterno; toda criatura sabe que nada se hace sin el permiso del Señor; que nadie se manda sólo; por algo fueron dadas divinas leyes; que han perdurado a través de los siglos; y que no son de concepción humana; todo lo que crea la mente humana, no es eterno; tarde ó temprano pasa al olvido; la criatura humana no cumplió el divino mandato; será juzjada según sus obras; en lo que ha dado en llamar en libertad; que para el divino Padre, es libertinaje; pues es una libertad, que se tomó la libertad de olvidarlo; prefiriendo una forma de vida, cuya filosofía es una ilusión; puesto que la vida humana disfrutada en libertad, nada vale para entrar al Reino de los Cielos; sólo la vida que se guió en disiplina y de acuerdo al divino mandato, entra en el Reino de los Cielos; he aquí otro llorar y crujir de dientes, de un mundo desobediente; esta desobediencia corresponde a la divina parábola que dice: La Tierra pasará; más mi Palabra no pasará; significa que todo árbol desobediente, es arrancado en el Milenio de Paz; todo un mundo con sus costumbres pasa al olvido; un mundo que conoció un fenómeno llamado moral; pero una moral en hipocresía; una moral que sólo servía al césar; sólo servía al dinero; sólo servía al mundo; y no servía a la eternidad; lo del mundo es efímero; por lo tanto la moral del mundo, pasa al olvido; junto con las costumbres, que conoció ese mundo; la Moral eterna sólo emana de la divina Palabra; quien la haya vivido, posee la divina Moral que le permite entrar al Reino de los Cielos; pues en mi Reino sólo se conocen los mandatos divinos; no se conocen las morales de las llamadas iglesias; porque las tales no son árboles del divino Padre Jehova; son morales de concepción humana; hechas según las conveniencias del mundo; es por eso que toda iglesia es desconocida en el Reino de los Cielos; las Sagradas Escrituras unifican al mundo en una sola Moral; no divide al mundo; sólo la desobediencia divide al rebaño; porque el demonio se divide así mismo; así serán miradas las llamadas iglesias, por las generaciones del futuro; toda iglesia será llamada Roca de egoísmo humano; que provocó un atraso de veinte siglos al planeta Tierra; en sus planos moral y espíritual; y serán consideradas, como la principal causa del dolor humano; del llorar y crujir de dientes, que debe enfrentar la humanidad entera; ¡¡Ciegos, guías de ciegos!! quiere decir que se tomaron la libertad de representar al divino Padre en la Tierra; sin comprender su infinito amor; sin saber el futuro; fueron soberbios con sus propios hermanos; pues los han perseguido; los han asustado con la llamada excomulgación; que nada vale en el Reino de los Cielos; porque nada es más falso, que la moral salida de los soberbios; han violado los mismos Mandamientos que han tratado de enseñar; ¿No bendicen acaso las armas, conque se matan mis hijos? olvidando estos violadores de mi Ley, que el divino Mandamiento ordena no matar; más, ningún demonio escapará; lo mismo ya hicieron en otros mundos; pues la desobediencia es una tiniebla que se comporta como una roca; que con el transcurso de la eternidad, se vá gastando; se vá debilitando; a medida que el espíritu vá naciendo en nuevos planetas; pues la soberbia no desaparece con vivir una sola exsistencia; hay que nacer de nuevo; hay que reencarnar de nuevo, para estar limpios y acercarse a Dios; la Ciencia Celeste maravillará al mundo; porque jamás ciencia alguna ha logrado desplazar a las demás; toda nueva Ley, trae consigo una nueva Doctrina; que desplaza viejos conceptos; la ley humana es microscópica para poder transformar un mundo; se necesita el concurso divino; toda ley es también un destino viviente; sí así no fuera, toda la filosofía de la Tierra en todas sus épocas, sería meramente mecánica; la soberbia tiende hacerla mecánica; toda criatura posee una sensibilidad, que no está su causa en las leyes mecánicas; leyes mecánicas según lo interpreta la evolución humana; porque lo que es en la Tierra, no lo es en lejanos mundos; de todo hay en el rebaño del Señor; en el dibujo celeste se trata de explicar que en toda creación, intervienen inteligencias desconocidas por la criatura humana; la principal razón divina de ello, es que esas divinas fuerzas inteligentes, ya exsistían; y la criatura humana no exsistía aún; esto demuestra que todo planeta tiene un principio en tiempo cronológico; hubo un tiempo, que determinado planeta no exsistió; nadie oyó hablar de él, hasta que surgió su chispita original; el destino inicial de cada planeta, tiene su causa en divinos padres galácticos; que son otros tantos hijos vivientes del divino Padre Jehova; el divino Padre tiene hijos en todo el Universo; de todas las jerarquías espírituales; su número es como las estrellas; y en medio de este infinito, están las criaturas de carne; como las del monito humano; que recién está aprendiendo a salir de sus propias tinieblas; sus tinieblas son sus imperfecciones, cuyo gérmen posee todos los poderes en estado latente; poderes que se van desenvolviendo, a medida que la criatura vá viviendo en nuevos y desconocidos mundos; lo de arriba es igual a lo de abajo; significa que todos tuvieron igual principio; todos salieron de una misma causa; causa divina que no ha cesado; ni cesará de crear infinitos mundos; esta divina causa posee la fuerza expansiva de sus propias semillas; lo que las criaturas humanas sabrán sobre las leyes de su propio principio, jamás había sido dado al mundo; estremecerá al conocimiento humano; pues ellas involucran la divina Justicia anunciada al mundo muchos siglos atrás; ella enseña el divino Juicio Final, de una prueba de vida; escogida por los mismos espíritus, allá en los lejanos soles Alfa y Omega; allá, donde todo es gigantesco; en un grado tal, que escapa a la mente humana; el llegar a saber la única historia del propio orígen, es la más grande Revelación en los destinos espírituales; todos sin excepción alguna, querrán saber su pasado; como fué su propio desarrollo; y querrán saber su futuro; nadie quiere la muerte; más, una gran parte de estas interrogantes, le fué enseñada al hombre; los divinos Mandamientos son la Luz para vencer la muerte; no exsiste la muerte definitiva; puesto que todo espíritu es eterno; y toda muerte es relativa con respecto a la propia evolución del espíritu; es relativa con respecto a lo que se cree y se piensa de ella; en infinitos mundos avanzadísimos, morir es una gloria; la partida de esas criaturas, es celebrada, con alegría sin igual; porque ellos saben más de las leyes del Universo; han vivido más; han nacido y reencarnado un mayor número de veces; han vencido a la propia incredulidad; que a nada conduce; todo espíritu incrédulo es un espíritu atrasado y todo espíritu crédulo, es un espíritu avanzado; todo crédulo fué incrédulo en otros mundos; y todo incrédulo será crédulo en futuros mundos; toda sabiduría empieza con la duda; y termina en realidad; a muchos espíritus, les es más fácil, no creer porque son cómodos; no se toman el trabajo de profundisar las leyes de la naturaleza; tal actitud cosecha un llorar y crujir de dientes; pues cuando llega el divino momento de ser pesadas en las divinas Balanzas Solares sus segundos de tiempo vividos, éstos espíritus, se llenan de espanto; pues cada segundo de estudio; de meditación, equivale a visitar un colosal mundo en el Reino de los Cielos; si sumamos todos los segundos de tiempo vividos, llegamos a la conclusión de que todo espíritu viaja eternamente por mundos, según el interés que empleó en cada segundo vivido en su morada planetaria; este divino premio de visitar los mundos del Universo, se denomina divina Añadidura del divino Padre Jehova; y no tiene límite alguno; no exsiste el límite en la creación del divino Padre; exsiste el Universo Expansivo Pensante; en que en cada microscópico de tiempo, nacen en grado infinito nuevas semillas galácticas; nuevas chispitas solares; y que no han cesado de salir; desde el divino instante, en que el divino Padre Jehova dijo: Hágase la Luz y la Luz fué hecha; este divino término significa en otras palabras: Hágase la Sabiduría, en mis propias Leyes eternas; pues todo conocimiento aprendido en los planetas, se transforma en Luz viviente; que le dá al espíritu la divina jerarquía espíritual y que a la vez le indica, a que futuro mundo le corresponde nacer; pues cada reencarnación es según las obras del espíritu; exsiste una íntima relación entre los sentimientos y las intenciones, que el espíritu puso en juego en determinado mundo; y el destino futuro; el espíritu humano no puede estar en todas partes a la vez; como lo está el Padre, ignora más cosas de las que sabe; la ciencia terrestre cree saberlo todo, y no sabe nada; no sabe aún en divinas leyes, como se gestó su propio gérmen; ni sabe cual será su futuro; la Ciencia Celeste le dará la Luz; como la ha dado en infinitos mundos; no exsiste un sólo conocimiento; exsisten infinitos conocimientos, en infinita expansión; y en estas expansiones, surge la incredulidad; pero es aroyada por el propio conocimiento; que no se detiene ante nada; todo lo transforma; hasta los mismos incrédulos son transformados por ella; ningún conocimiento o teoría, sustenta al Universo; todas las ciencias de los mundos conocidos y desconocidos, están eternamente subordinados a las leyes del Creador; pues de sus divinas leyes salieron; esto olvidó el maldito satanás; creyó que con su propio conocimiento alcanzado, vencería a su propio Creador; ¡¡Qué profundo error!! han pasado infinitos siglos; y aún, el maldito espíritu rey, no puede vencer a su Creador; y no hay tiempo que no se cumpla; ni mundo que no sea juzjado; esto significa que toda soberbia cumple las mismas leyes de satanás en grado microscópico; la desobediencia de toda criatura por muy microscópica que sea, esta siempre en la misma ley; y le será descontado el divino puntaje, de su propia añadidura; la explicación de la divina Ciencia Celeste, incluye todo el conocimiento; es por eso que en ella hay ciencia, moral, psicología y justicia divina; pues escrito está que el divino Padre Jehova, está en todo y en todos; está en la ciencia, está en la moral, está en toda psicología y en toda Justicia divina; y no deben olvidar las criaturas humanas, que el divino Padre posee también un divino Libre Albedrío; tal como lo poseen en forma microscópica, todas las criaturas del Universo; y todo lo que poseen las criaturas, lo tiene el Eterno Padre en grado infinito; pues toda herencia ha salido del divino Padre; y vuelve al Padre; por lo tanto el divino Creador, puede expresarse en cualquier e inesperado momento a cualquier mundo; y esto sucede y ha sucedido en grado infinito en toda eternidad; ¿No fué escrito acaso, que la divina y nueva Revelación, vendría al mundo de sorpresa? como la sorpresa que causa un ladrón de noche; la divina Ley procede en los mundos, como una ley más; como una ley común; pues la Divinidad es por sobre todas las cosas, por sobre todas las filosofías, una ley comunista universal; es la suprema actitud de todo libre albedrío; que habiéndose reconocido, vé que la posesión material es temporal; y es más justo é inteligente compartirlo por igual; tal como lo viene enseñando mi divina Palabra; en toda Sagrada Escritura; en el Reino de los Cielos, se desconoce la propiedad privada; está filosofía la escogió el hombre ambicioso en la vida terrestre; imponiéndosela por sí mismo, como una prueba para sí mismo; para su espíritu; en mi divina Morada se desconoce la palabra: Esto es mío; allí reina el divino comunismo amoroso con filosofía de niño; pues ninguna otra filosofía entra en el Reino de los Cielos; sino que la de un niño; es la única filosofía viviente que conserva su alegría y su inocencia; todas las demás, han sido probadas y deben enfrentar el divino Juicio Final; que es el final de un mundo que se explotó a sí mismo; es la caída de un mundo, de su moral y de sus costumbres; no es el fín físico del planeta Tierra; la Tierra aún debe continuar como morada para infinitos espíritus; que formarán el nuevo mundo; un mundo muy semejante al que exsistió de antes de Adán y Eva; y anterior a la llegada de los malditos faraones; que fueron criaturas llegadas de otras galaxias; el nuevo mundo será conocido en sus primeras épocas, como el Milenio de Paz; que empezará a regir después de la resurrección de toda carne; el año 2001; y se aproxima también la total consumación de los siglos; períodos de tiempo material, que formaron divinas alianzas con infinitos espíritus; que pidieron la filosofía de ser probados en sus propios destinos; el eje polar de la Tierra se desviará de su actual desvio; como consecuencia de las señales en los astros y moradas del Universo; pues la alegría de los mundos es una sola; materia y espíritu tienen una divina alegría en común; y pertenecen a un mundo viviente; en que todos se entienden; tal como el Primogénito Solar, entendía la materia terrestre; mandando los vientos y resucitando la carne; el mismo divino principio regirá para toda resurrección de carne; pues las divinas leyes del divino Padre, son las mismas en todas las épocas; variando en forma paralela a la evolución de los espíritus de todas las naturalezas planetarias.- 

Escribe: ALFA Y OMEGA.-