Seleccionar página

DIVINA TRICEPTACIÓN DEL UNIVERSO EXPANSIVO PENSANTE; EL DIVINO CORDERO DE DIOS LO EXPLICA; LAS FAMILIAS GALÁCTICAS DE LOS MUNDOS VIVIENTES; LA GALAXIA TRINO; VIDA DE LA CARNE VIVIENTE.-

Sí hijito; te dictaré un nuevo y divino tema celestial; escrito está en el Reino de los Cielos; cada acto de toda vida viviente están escritos en el Reino de Dios; pues todo destino es una escritura viviente; cada gesto; cada insinuación; cada pensamiento, son pesados en el Reino del Macrocosmo; pues la Santísima Trinidad, está en todo; tanto arriba como abajo; este divino tema apasionará a todo estudioso de mi divina Palabra; a todo el que busca la verdad; y buscar la verdad es acercarse al Padre; pues no hay verdad que no haya sido creada por el Padre; Dios está en todas partes del infinito; y todo vuelve al Padre; sea el lugar que sea en el Universo infinito, en que se manifieste un pensar viviente; la divina Triceptación es una nueva Revelación; es un conocimiento más en la evolución humana; es un avance que debió haber sido enseñado al mundo, muchos siglos atrás; me refiero hijito a la civilización faraónica; esos hijos soberbios ocultaron a la criatura humana, su propio orígen galáctico; esos malditos tenían por misión guiar al naciente planeta Tierra; poseían también una telepatía viviente; pero escrito estaba que se iban a sublivar al divino Creador; se hicieron adorar como dioses; enseñaron al mundo terrestre; a codiciar el oro; y esclavizaron a la primera cimiente humana; he aquí hijos terrestres la única causa de vuestros dolores en el diario vivir; esta maldita dinastía es el creador de todo yugo humano; pues toda herencia, se transmite; la divina Ciencia Celeste del Cordero de Dios, viene a iluminar al mundo, de todo lo que sucedió en el pasado de la Tierra; y que ninguna inteligencia humana lo sabe; la verdadera historia de la Tierra está escrita en cada uno; más, a nadie le ha sido dado dar la Luz, sólo aquél que deslumbre al mundo en infinito conocimiento ése es el fruto de Dios, por sus enseñanzas maravillosas conoceréis el fruto; toda doctrina es un fruto del conocimiento; y sólo las Doctrinas salidas del Padre, pueden transformar a los mundos; la Ciencia Celeste es una de ellas; tal como el Cristianismo cambió la actitud humana de su propio espíritu, así también el gran Consolador de las Sagradas Escrituras, cambiará todo el pensar humano; la psicología humana le sale al encuentro a la psicología del infinito; y se acabará para siempre todo antagonismo creado por una psicología, que no es de mis divinos Mandamientos; porque todo árbol filosófico que no plantó el divino Padre Jehova, de raíz serán arrancado; así como fué arrancada de la evolución humana, la maldita psicología faraónica; así como también han sido arrancados, otros muchos árboles; sobre todo aquellas filosofías de predominio; de conquistar el mundo; y que el mundo ya conoce; nadie dominará a nadie; porque todos serán dominados, por las acciones que hicieron en la vida; serán dominados por el llorar y crujir de dientes; porque todos sin excepción alguna, deben enfrentar el divino Juicio Final; según fue escrito hace ya muchos siglos; el Juicio Final es para muertos y vivos; pues el espíritu no muere; y encuéntrese donde se encuentre, le llega la divina Justicia; esto significa que todo Juicio Final a determinado mundo, sobrepasa la dimensión de dicho mundo; esto es porque Dios está en todas partes; la Santísima Trinidad también lo está; y los espíritus en particular, también poseen sus propias Trinidades; pues nadie es desheredado; esta divina ley es la divina Triceptación de todo Universo viviente y pensante; tanto en un microbio, como en un colosal sol ó planeta; la materia y el espíritu son una misma cosa; con diferentes libres albedríos; ambas se vuelven virtudes vivientes en el Reino de los Cielos; donde se desconoce lo oculto; sólo exsiste el amor viviente; donde conviven todas las virtudes que posee todo espíritu; esta divina convivencia es una amorosa alianza; simbolizada en el mundo antiguo en la Arca de las Alianzas; estas alianzas se refieren a las virtudes que se hacen presente en el sentir espíritual humano; no sólo se refiere a las criaturas humanas, sino que también a todo cuanto siente y piensa en la naturaleza; abarca al todo sobre el todo; es decir materia y espíritu; lo de arriba es lo mismo que lo de abajo; concepto divino que se refiere a la evolución geométrica de las criaturas; cuyo conocimiento es infinitamente relativo; el conocimiento necesita nuevas formas vivientes; pues todo posee límites; escrito fué: Mi copa está rebosante; significa que una vida humana llega a un límite; no es la mente ni el espíritu; es la envoltura relativa llamada cuerpo humano; toda envoltura se inicia con un gérmen; mitad espíritu mitad materia; individualizados antes y después de la vida; la vida misma es un instante de alianza viviente; que cuando la envoltura de carne se desprende, todas las virtudes quedan libres; pues poseen libre albedrío como lo posee el espíritu; al cual se unieron para probar una determinada vida.-

Alfa y Omega. El Cordero de Dios

Así es hijito; este dibujo celeste enseña la expansión del magnetismo solar sobre el Universo viviente; todo se inició en el centro del sol Alfa; la microscópica chispita vibró en su viaje inicial; formó un recta que salió de una muchedumbre de criaturas vivientes; que al darle pasó hacia el exterior del espacio infinito, formó un ángulo recto de 90º.- y este ángulo a la vez se fué dividiendo de tres en tres; dando lugar a nuevas dimensiones vivientes; a nuevas chispitas solares; a nuevos futuros planetas; la chispita en este estado de inocencia, era de un color brillante; predominando el blanco; la chispita pasó por infinitos colores; que fueron otros tantos cielos que tuvo la Tierra en su pasado infinito; el sol Alfa aún sigue produciendo chispitas; aún sigue creando mundos; y pasará la Tierra y el sol Alfa seguirá aún creando; seguirá por toda eternidad cumpliéndose el divino mandato viviente que ordenó: Hágase la Luz y la Luz fué hecha; sólo te he mencionado un sólo sol; los que han cumplido este divino proceso, aún lo cumplen; su número no lo puede meter la mente humana; por lo tanto se dice: Exsisten tantas lumbreras creadoras, como la mente pueda imaginar; y éstas se vienen sucediendo de antes de los actuales soles; esto último es para explicar los tiempos transcurridos; en que el siglo terrestre es menos que una gota de agua que se pierde en un océano; los puntitos ó líneas punteadas del sol Alfa explican el magnetismo solar; irradiando hacia un exterior; es decir que de lo microscópico interior nace lo colosal exterior; es por eso que toda criatura lleva su verdad dentro de sí mismo; las ideas humanas nacen desde un microscópico gérmen interior; y se expresan materializándose en un presente exterior; es el mismo proceso que ocurre en los lejanos soles; lo de arriba es igual a lo de abajo; este gérmen es tan microscópico que la criatura sólo siente sus sensaciones; que el mundo conoce por ideas; las zonas de colores del Sol Alfa, demuestra que todo sentimiento es un color determinado; no exsiste pensar alguno que no posea color; ni color que no sea producto de un pensar; de una idea; los colores son y serán las mismas naturalezas planetarias; la microscópica chispita poseía los mismos colores que posee actualmente el sol Alfa; la herencia se transmite; tanto al espíritu como a la materia; la herencia es una misma; pero se manifiesta en infinitos libres albedríos; si la ciencia humana ha descubierto los microbios, esto se debe a que ellos en su propia filosofía de microbios, pidieron a su Creador, ser descubiertos; en determinado instante de la evolución; el sentirse descubierto, es una de las leyes de la filosofía microbiana; el hombre también fue microbio pensante; y los actuales microbios serán mañana criaturas humanas; decir lo contrario es acapararse el progreso; y negar sus propias leyes evolutivas; esto quiso decir la divina parábola; aludiendo al Universo viviente: Hay que ser chiquitito y humilde como lo es un microbio, para ser grande en el Reino de los Cielos; nadie es menos ante el divino Padre; sino aquél que niega sus divinas leyes; simplemente la criatura mala, es un espíritu rebelde; y todo rebelde jamás ha entrado al Reino de los Cielos; las criaturas poseen en sus individualidades, su propia Trinidad; la divina Trinidad es el conocimiento viviente de cada uno; mientras más abnegada y luchadora es una criatura, más poder tiene su Santísima Trinidad; hasta el invisible microbio posee su divina Trinidad; también lo posee todo lo conocido y lo desconocido; materia y espíritu hacen una sola Trinidad; materia y espíritu son un comunismo viviente; en el Cielo y en su paso por la vida; la Trinidad universal es el comunismo celestial; que todo lo unifica; la desunión de los espíritus humanos, se debe a que todo espíritu es probado en la vida; en su propia filosofía; todos los espíritus humanos vienen al mundo, con conocimiento de causa en sus propias pruebas; el olvido de un pasado celestial, le fué impuesto con conocimiento de ello; el olvido no fué total; la divina intuición es una puerta que conduce al pasado de la criatura; y es un poder viviente y relativo; todo es relativo; materia y espíritu; la relatividad también posee su Trinidad; la siguiente y divina ecuación lo explica: Relatividad Universal = a una expansión un principio solar = un destino viviente con prueba de vida; = una posición pensante pasajera = una creación con olvido momentáneo de su orígen; = una vibración con infinitas leyes de sentimientos y hechos materiales, una creación de fuego solar compuesta de un magnetismo viviente = equivale a tres líneas magnéticas en constante evolución; = un microscópico fuego en divina caloría pasional; = un divino querubín de la relatividad; = una filosofía eternamente cambiante; = una evolución del espíritu con infinito de número de nacimientos = nacimientos consecutivos a las ideas ya creadas en una anterior exsistencia; = un divino mandato de infinitos mundos de la relatividad; = una nueva forma de vida con filosofía propia; = una transformación magnética que se efectúa en el Reino de los Cielos; = una saturación de fluídos vivientes llamados virtudes = una criatura con nueva Trinidad; = una jerarquía relativa a su propio libre albedrío = un futuro sol viviente con filosofía propia; = una divina virtud de conocimiento relativo; = un hijo mayor en constante perfeccionamiento relativo; = un futuro primogénito solar = un fruto viviente que materializa mundos; = una fuerza creadora de tercera categoría galáctica, en un todo universal relativo = una divina criatura que penetra tanto al mundo material como al mundo espíritual relativos; = una filosofía con destino relativo; según ideas relativas con un Juicio divino relativo = un Juicio Universal, con repercusiones en espíritus relativos según sus obras = un futuro y cercano llorar y crujir de dientes relativos = un Juicio divino a un planeta de la carne viviente = una futura Revelación que asombrará en forma relativa; tanto al mundo material como al mundo espíritual; tanto arriba como abajo; tanto en los vivos como en los muertos; Sí hijito; así es; esta divina ecuación no tiene término; ni nada tiene término; ni tu divina telepatía viviente; es la forma cumbre y sublime, cuando se expresa el divino Padre Jehova; por el fruto se conoce el árbol; por el conocimiento y su relación con respecto a los divinos Mandamientos, conoce la filosofía viviente del Señor; nada en tu divino Padre tiene término; la Tierra no es más que una motita perdida en el espacio; es casi desconocido en el Universo del Macrocosmos; y no obstante es primera en el Reino de los Cielos; al igual que en la Tierra; en que los niños tienen preferencia; lo de arriba es igual a lo de abajo; esta preferencia no significa que todos entrarán en el Reino de los Cielos; sólo los humildes de corazón podrán hacerlo; los que sólo han vivido por vivir, no entran en el Reino de lo colosal y de lo eterno; estando Dios en todas partes, también está en la más microscópica unidad de tiempo y espacio; por lo tanto es derecho divino del Padre exigir a sus hijos, que el divino mandato de amarás a tu Señor por sobre todas las cosas, haya sido humilde segundo tras segundo a lo largo de toda la vida; el amar al Padre no exige templos materiales; el único templo es una honrada vida de trabajo; y mientras más dificultades tuvo una vida en probar su propio destino, mayor es en el Reino de los Cielos; las llamadas religiones ó iglesias del mundo son; son una forma moral que tratan de comprender mi Palabra; son también probadas en la vida; la roca del egoísmo humano que se conoce por Iglesia Católica, es la primera en violar mis divinos Mandamientos; y se constituye por esto, en uno de los árboles que no plantó el divino Padre Jehova; el divino término árboles significa filosofías; métodos de vida; una tendencia del espíritu a reflejar en su misma forma de exsistencia, la moral sentida por el espíritu; la llamada Iglesia Católica, ha comerciado con mi divina Palabra; y se constituye por esta inmoralidad, en la gran ramera; pues ha hecho alianzas con países que sustentan la ciencia del bién; esa maldita ciencia que se vale del oro que dá un bienestar pasajero; pero que hace que millones y millones de mis hijos, no entren al Reino de los Cielos; toda comodidad en la Tierra, de la Tierra es; nada valen los premios del mundo, en el Reino de los Cielos; al contrario; es el más grande escollo en los espíritus, que aspiran a llegar a mi divina Morada; escrito fué que es más fácil que entre un camello por el ojo de un aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; esta divina Revelación la sabe la humanidad desde que la verdad llegó al mundo; más, ningún rico le ha dado importancia; pues es un divino aviso para ellos; y no para los pobres; llegó el momento en que todo rico maldiga la riqueza; más aún; en un llorar y crujir de dientes maldecirán haber nacido; nadie se sustrae a la divina fascinación de volver a ser un niño; y no un niño mortal; sino que una criatura inmortal; en que el gérmen de toda podrición, estará ausente en sus carnes; Sí hijo; así es; me refiero a la resurrección de toda carne; el año 2001 en la lejana India; todos los que creyeron serán resucitados a niños de doce años de edad; tal fué como lo demostraron los doce apóstoles; doce humildes con diferentes individualidades; los que no creyeron ni creen no serán llamados ni serán resucitados; el desprecio jamás ha sido premiado en el Reino de los Cielos; y los que han despreciado esta divina ley de vida, son los más; llorar y crujir de dientes, sufrirá el mundo; maldecirán a sus propios padres; que a su vez maldecirán a los suyos; maldecirán las costumbres que adquirieron y que no tomaron en cuenta, la divina Moral de mis divinos Mandamientos; maldecirán las escandalosas modas; pues todo lo vivido es juzjado por segundo tras segundo; que cada cual calcule sus propios segundos vividos; partiendo desde el mismo nacimiento; hecho esto estúdiese así mismo; separe los segundos totales que dirigió al Padre; esto se denomina primer tiempo; ¿acaso no fué enseñado que amarás a tu Señor, por sobre todas las cosas? por lo tanto en todas las formas y unidades de tiempo, el tiempo que corresponde al propio Creador, es primero sobre todos los primeros; pues todo tiempo viviente fué creado por el mismo Dios viviente; cada segundo dedicado al Padre, es un cielo viviente ganado; y cada segundo vivido en alguna filosofía ilusoria, es un cielo viviente que se le cierra al espíritu; cada segundo perdido en las vanidades de la vida, aleja a la criatura del Reino de los Cielos; sigue el espíritu naciendo en mundos de la carne; sigue arrastrándose en ellos; pues en el Reino de los Cielos, casi nadie camina; la divina levitación en todos sus grados, es el vihículo común de traslación; y ésta adquiere velocidades superiores a la velocidad del pensamiento humano; y aún al de la luz; allí nadie tiene límite; todos vuelan según sus deseos y según sus jerarquías galácticas; cada segundo de vida humano, será el Alfa y la Omega de las futuras generaciones; será lo más ansiado en el pensamiento humano; escrito fué que los humildes son los primeros en el Reino de los Cielos; y el segundo, es humilde en comparación con las demás unidades de tiempo; los tiempos poseen también jerarquías; según las evoluciones; poseen libre albedrío; poseen sus Trinidades; poseen todo lo que posee un Universo viviente; salido de un Creador viviente; los tiempos son por lo tanto relativos; como lo es todo el Universo Expansivo Pensante y Viviente; la divina Justicia también es viviente; está divinamente encarnada en un Obrerito del Señor; está en forma de Telepatía viviente; siendo esta manifestación, única en la Tierra; todo tiene su principio; alguien surge como primero en todas las virtudes; la divina Telepatía viviente será la maravilla intelectual en la Tierra; abarcará todos los conocimientos; los conocidos y los desconocidos; siendo la Telepatía viviente un divino don del Creador; ésta se expresa en todo; pues en todas partes esta su Creador; esto dará lugar a una polémica efímera entre Oriente y Occidente; es decir que los incrédulos de siempre se harán presente; pero avergonzados serán por el Cordero de Dios; por incrédulos, no entran en el Reino de los Cielos; todo incrédulo es igualmente probado en la vida; como son probadas todas las filosofías de cada criatura; la divina Triceptación del Universo, debe ser considerado como el más grande acontecimiento en la Tierra; pues aquí está el divino principio de todo; es el Alfa y la Omega de todo cuanto exsiste; todas las filosofías exsistentes en la Tierra, desaparecerán; pues la Tierra con sus costumbres pasará; más, mis Palabras no pasarán; es un mundo y su moral lo que se vá; un mundo más que fué probado por el divino Padre Jehova; toda la Escritura Telepática, será llamada Ciencia Celeste; y corresponde a la Doctrina anunciada por el Primogénito Solar: Os enviaré un Consolador; al decir esto, su divino pensamiento estaba en el Universo viviente; estaba en una Doctrina viviente; como lo son también las Sagradas Escrituras; que por ser vivientes, no han perecido en su interpretación a través de los siglos; escrito está que la Palabra de Dios es viviente; en un grado tal, que de ella surgió el Universo infinito; demostrando con esto, que materia y espíritu obedecen a una misma ley; que el divino amor del Padre, no hace distingos; que tanto derecho tiene de exsistir, el espíritu como la materia; ninguno es menos; más aún; dió a cada uno infinitas formas de manifestarse; con infinitos libres albedríos en sus acciones evolutivas; desde la más microscópica molécula ó microbio hasta el más colosal planeta ó sol; el divino Creador ha estado siempre junto a sus creaciones; pues vive el tiempo instantáneo; está en todas partes a la vez; no se deja ver en mundos que son probados; se deja ver en mundos que le han comprendido; y su divina presencia causa siempre infinita alegría; pues es alegre como un niño; siendo el primero en todo; lo es en grado inalcanzable; su divina perfección está en su maravillosa e inaudita sencillez; la máxima sencillez es la alegría; y toda alegría es el Rostro viviente del divino Padre; quien no haya cultivado la alegría, no puede entrar en el Reino de los Cielos; todo enojo por pasajero que sea, es también pesado en mi divina Justicia; son infinitos los segundos sumados en un momento de enojo; el enojo es una expresión viviente de soberbia y egoísmo; no sólo es culpable el espíritu que se enoja; sino que también se le suman los segundos que otros sufrieron por causa del enojo; y esto último es mas severamente castigado, que lo primero; el enojo es tiniebla que acompaña al espíritu; pues cada acto en la vida y en el espíritu, quedan grabados alrededor del cuerpo; y para poder desprenderse de ello, hay que nacer de nuevo; hay que vivir nuevas determinaciones; la más microscópica idea, trae consigo un mundo; un mundo que a su vez dá lugar a otro; y este a otro; y así, hasta donde la mente pueda imaginar; por lo tanto toda relatividad es eterna en su línea evolutiva; lo eterno no es relativo; lo eterno es lo normal; es lo que siempre ha sido; antes que probar cualquier sensación de vida; lo eterno se interrumpe momentáneamente para dar lugar a un nueva sensación de vida relativa; la relatividad que es un destino, está subordinada a la idea viviente; todo lo viviente es idea en expansión; y cada idea que nace, nace junto con ella, su Santísima Trinidad en estado de una infancia relativa; toda idea es un gérmen viviente del Juicio Final; de allí brota todo llorar y crujir de dientes; que también posee su Trinidad; y la propia Trinidad posee a su vez su Trinidad; y más allá está su divino libre albedrío; al que sólo tiene derecho el divino Padre Creador; pero que nunca jamás ha tocado; el libre albedrío de cada criatura, es el mismo libre albedrío del Padre; es por eso es que fué escrito: Amarás a tu Señor y semejantes, como a tí mismo; pues el Dios viviente está en todas las individualidades; el libre albedrío se representa en una línea ondulada; quiere decir que de todo libre albedrío, nacen todas las geometrías; siendo el Universo exsistente, la geometría salida del divino libre albedrío del divino Padre; la geometría salida de un libre albedrío humano, es como una chispita; la del divino Padre es un fuego tan inmenso, que los mundos materiales son su divina ceniza; y esta divina ceniza representa exsistencias ya vividas por el divino Padre; las criaturas del Universo, siguen sus divinos pasos; pero la distancia que los separa es tan inmensa, que hay que nacer de nuevo; en una cantidad tal de exsistencias, como la mente pueda imaginar; tratar de alcanzar el divino perfeccionamiento del Padre, ha sido la lucha eterna de toda evolución; y aún recién se está empezando; pues mientras más cree saberse, menos se sabe; pues la eternidad del Padre posee sus propias dimensiones; que no son de las relatividades conocidas por cada evolución; son tiempos y espacios que están fuera de ellos; la eternidad es como un Universo viviente aparte; no obstante haber tenido el mismo principio que tuvieron y tienen los universos microscópicos de la carne; el Universo es vivo; es decir que la materia se vuelve espíritu; y el espíritu se vuelve materia; esto es según la jerarquía evolutiva y relativa; en un instante se es; y en el siguiente instante se sigue siendo; pero microscópicamente más aventajado; por lo tanto no exsiste lo absoluto en el sentido humano; pues lo hermético es también relativo; no constituye la eternidad; sólo el Padre es lo eterno; y toda ciencia sin excepción alguna, es un divino microbio en eterno proceso; la divina Triceptación del Universo no tiene ni tendrá jamás fin; pues el Universo no tiene límites; en ningún instante, en cualquier cálculo que sea; provenga del mundo que provenga; las mismas ideas del cálculo, están ya produciendo en el mismo instante, futuros mundos; cuya filosofía serán las matemáticas vivientes; por lo tanto el universo está dentro de las mismas criaturas; el cuerpo humano y su espíritu, es un constructor de ideas; de las que nacen sus futuros planetas; escrito fué que cada criatura se hace su propio cielo; esto no es utopía; es una divina Revelación; en que el divino Padre demuestra, de como se expande la divina herencia; no exsiste herencia mayor, que aquélla que construye mundos vivientes; es el Alfa y la Omega de como se puede llegar al Padre; que partiendo de invisible microbio, se llega a ser un Hijo Primogénito; un hijo mayor; un hijo más adelantado; un hijo constructor de mundos; una lumbrera solar; un hijo brillante de sabiduría; que vuelve a uno de sus mundos; que eternidades aterradoras por su cálculo, nacieron de sus propias ideas vivientes; cumpliendo con la divina ley de toda creación que dice: Hay que ser chiquitito y humilde como lo es un microbio, para ser grande en el Reino de los Cielos; llegar a ser un planeta; o ser constructor de mundos; pues la divina herencia de un padre lo es para sus hijos; así es en la Tierra; y así es en el Reino de los Cielos; lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que cambia es el poder creador; el principio es el mismo; toda criatura gigantesca fué un microbio; fué lo que fueron sus padres; y los padres de los padres; siendo el divino orígen microscópico y humilde, esta última virtud es la suprema en el Reino de los Cielos; pues todas las demás, también fueron microbios; también tuvieron infancia principiante; conocida en el Reino de los Cielos, como Infancia Alfa; todo principio poseyó Infancia Alfa; todos sin excepción alguna; y todos terminarán en Omega; es decir que todo principio por ignorante que sea, tiene su fin; que es la verdad de su propio orígen galáctico; el saber el propio orígen es relativo; y siempre causa revoluciones intelectuales en todos los mundos; al igual que toda nueva doctrina; provoca un impacto en ideas ya probadas por el divino Padre; la llamada historia humana también es viviente y relativa; en lo espíritual y material; en toda historia se expande la Santísima Trinidad; pues en todo aprendizaje también está; se puede decir que sin divina Trinidad nada exsistiría; pues el Padre el Hijo y la Madre, todo lo unifican; todo espíritu posee el divino sello de su Creador; y todos son creadores en sus propios oficios todo conocimiento salido de un oficio, es conocimiento viviente; es el Espíritu Santo; que cumple la divina voluntad de su Creador: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; quiere decir que toda filosofía humana debe vencer una dificultad; que mientras mayor es la dificultad que el espíritu vence, mayor jerarquía galáctica gana su Santísima Trinidad; todo conocimiento se constituye en una Santísima Trinidad; las trinidades son también relativas y expansivas; a medida que la criatura progresa segundo tras segundo, en su propia prueba de vida; los llamados regalones del mundo; los que pidieron tenerlo todo, son los espíritus más atrasados del mundo; no avanzan en sus trinidades; sus virtudes están como paralizadas; están prisioneras a una sola filosofía; a la filosofía del bienestar; pariente de la ciencia del bién; todo bienestar disfrutado en la Tierra, nada vale en el Reino; son recompensas del mundo; y las más de las veces, violan la divina Moral de mis divinos Mandamientos; los pesares de un regalón, dará lugar a una lectura inmortal; así nacen las historias galácticas; que se transmiten de mundo en mundo; la Tierra conoce muchas historias; surgidas en otras moradas planetarias; toda historia es viviente; las ideas siendo microscópicas, son las creadoras materiales y espírituales de todos los mundos; quien niege esta divina Revelación, se niega así mismo; se niega su propia entrada a sus propios mundos; sólo la fé mueve montañas; quiere decir que toda fé está constituída por ideas; y éstas se convierten en mundos; y llegado el espíritu al divino grado de Hijo Primogénito, tiene poder suficiente para obrar sobre los elementos de su propio mundo; el Hijo Solar Cristo lo demostró en la Tierra; pues la divina fé en un Hijo Primogénito, es mayor en grado infinito, con respecto a una criatura terrenal; y no es sólo la fé la que se agiganta; también son mayores todos los poderes de su mente; pues el conocimiento viviente se reencuentra con sus propios gérmenes principiantes; quiere decir que la Tierra en toda su forma de constitución, es una subordinación al magnetismo de su propio futuro; el gérmen viviente reconoce a su Creador; y le entiende; surgen las divinas alianzas del entendimiento silencioso; el supremo acto de la humildad; dentro de la humildad; este entendimiento comienza primero por la divina Telepatía; y es gradual; es como una semilla que principia a germinar; y termina en una manifestación material; he aquí la divina ley de todo poder sobre otro poder; he aquí un microscópico reflejo de lo que sucede en los colosales mundos de que están poblados los Reinos de los Cielos; lo que vosotros llamáis milagros ó sobrenatural, es cosa divina y corriente en la Morada del Padre; más aún; exsiste divina rivalidad en las grandes jerarquías relativas, a quien produce ó crea mayor número de mundos en la más microscópica unidad de tiempo; sólo el Padre posee lo infinito; los colosales soles vivientes, le imitan en medio de un divino concierto, como jamás han visto ojos humanos; y en medio de estas maravillas del conocimiento viviente, están infinitos soles Alfas y Omegas; la divina familia solar; la divina familia que pertenece al lugar del Hijo Solar Cristo; de donde yo soy, ustedes no pueden ir; pues las purezas solares queman; sólo los espíritus humildes pueden resistirlos; eso significa que todo humilde es el primero en el Reino de los Cielos; los lejanos soles son criaturas vivientes y pensantes; como los son los seres humanos; también ellos poseen individualidades; lo de arriba es igual a lo de abajo; y toda lumbrera solar fué también un microbio de carne; fué monito de los mundos de la carne; fué chiquitito y humilde en mundos que ya no están en el espacio; empezaron como está empezando la humanidad terrestre; hay que ser chiquitito y humilde para ser grande en el Reino de los Cielos; toda jerarquía pensante es una dimensión; es un universo en infinita expansión; la Santísima Trinidad está en todo; y en todos; cada criatura se engrandece ó se anula según sus obras; según la calidad y pureza de sus ideas; a mayor pureza en la vida, mayor poder se logra en el Reino de los Cielos; el espíritu viviente aumenta su poder magnético; aumenta su propio brillo; y tiene mayor poder en la creación; de esto se deduce que toda criatura evoluciona dejando tras de ella una imperfección; que es una tiniebla; toda tiniebla es una debilidad espíritual; es una forma de sentir y a la vez no sentir; se es y se ignora; así le ocurre al género humano; sólo la práctica en una vida basada en la rigurosa Moral de los divinos Mandamientos, es la única salvación; no exsiste otra; y si se cree que pueda exsistir otra, estad seguros que esa otra no es de mi Luz; no es de mi divino conocimiento; no es del Reino de los Cielos; toda moral es viviente; y todas poseen jerarquías según las evoluciones vivientes en las criaturas vivientes; y todas son juzjadas por un Dios viviente; la divina Trinidad es en su más suprema expresión, un conocimiento hecho moral viviente; sus divinas ideas vivientes son lo suficientemente grandes, como para producir mundos; cuyo número jamás podrá ser calculado por las criaturas menos evolucionadas; hay que nacer de nuevo para poder sentir en forma microscópica, lo que es una divina Trinidad solar, el Hijo Primogénito es una jerarquía solar; la mayor después del divino Padre; en esta divina jerarquía están incluídas todos los mundos de la carne; la humana y otras infinitas; cada Trinidad posee sus propios poderes; la Trinidad del Padre es única; pues de Él han salido todas las trinidades; y por lo tanto, todo el Universo está subordinado al Padre; todo salió del divino Padre y vuelve al Padre; y nada exsistió antes del Padre; ni nada exsistirá sin salir del Padre; sólo el Padre sabe el destino de cada criatura; lo sabe antes que las criaturas nazcan; no sólo a la vida; sino, antes de ser espíritus; más aún; el Padre sabía eternidades atrás, como sería el actual Universo; desde su microscópica molécula hasta el colosal planeta; nada que exsista, no deja de llevar su divina herencia; y todo lo futuro; hasta las invisibles ideas que crean sus hijos, llevan su divina herencia; quien viole los divinos mandatos, anula por sí mismo la divina herencia; sólo la misericordia y el infinito poder del Eterno Padre, puede salvarlo; las tinieblas al igual que la Luz, son probadas igual; poseen por lo tanto sus propias leyes; sólo el divino Padre puede anular las leyes de las tinieblas; el divino Padre no ha creado las tinieblas ni sus demonios; son los hijos rebeldes los que las crean; hijos de infinitos poderes; que se corrompen; todo poder corrompe; cuando el poseedor se aleja de mi divina Moral; así les ocurrió a los malditos dioses de la sabiduría faraónica; se creyeron únicos; porque en sus malditas evoluciones, llegaron a poseer una Trinidad muy avanzada; podían dominar hasta cierto grado, la naturaleza terrestre; era un poder microscópico en comparación con los poderes que se ven en el Reino de los Cielos; los microscópicos faraones son casi desconocidos en el Reino de los Cielos; como desconocido y aterrador fué para ellos, el divino poder de Moisés; que era el mismo Cristo; era el Hijo Primogénito; que naciendo una vez más, hizo avanzar un mundo salido de sus propios fluídos solares; ninguna criatura en la Tierra, ha poseido tan inmensos poderes; ni nadie los poseerá; mientras no renazca de nuevo; en una cantidad tal de exsistencias, como la propia mente pueda imaginar; en este infinito número de naceres, está la subordinación de todas las Trinidades que fueron gérmenes vivientes; y que crecieron en las moradas planetarias; con el correr de los tiempos galácticos, esos gérmenes formaron nuevas alianzas con nuevas virtudes vivientes; y también nacieron de nuevo en infinitas moléculas de materia; hasta constituirse en colosales mundos; y soles; es decir que materia y espíritu partieron juntos desde el Reino de los Cielos; pero en su evolución adquirieron diferentes libres albedríos; una fué materia y la otra espíritu; he aquí una microscópica determinación viviente de un microscópico gérmen solar; ó chispita solar; la chispita que creo la Tierra, tuvo y aún tiene 318 vibraciones dentro de un libre albedrío; esto es una divina Trinidad hecha carne pensante.-

Escribe: ALFA Y OMEGA.-